Camelot

CAPÍTULO II: El viaje en busca de Urgy y El Jardín de las Flores Parlantes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CAPÍTULO II: El viaje en busca de Urgy y El Jardín de las Flores Parlantes

Mensaje  Dayanna el Miér Jun 01, 2011 12:20 pm

* Dayanna llega corriendo del bosque emocionada y dando saltitos, con la respiración entrecortada: lo tengo!!! lo tengo!!! ya sé dónde está!! ya sé dónde estáaaa!!! – grita histérica. - se dónde está el jardín de las flores parlantes!!

<Ixchel_>Dayannaaaaa

<Ixchel_>yo siempre he creido en vos

* Glaurung^ abre los ojos para observar a Dayanna chillando como una loca. ¿Que le pasara ahora?

* Dayanna respira agitada, mirando hacia todos los lados, se echa las manos a la cabeza, luego al vestido, luego gira sobre sí misma. Sonrie. Mira a Juan_Diego y a Ixchel_, a HombreDeAlabama y a Glaurung^, a Feanor, a Akasha][. Da un par de saltos: ¡¡¡Lo he encontrado!!!!

<Juan_Diego>....¡POM! (Es como tropezar con una pared pintada de negro. El español nota como algo tropieza contra su espalda y se gira, airado y adusto, cual suele, con encono en el tono de voz.) ¡Más cuidado a ver si me tengo que cagar en los muertos de alguien! (Ve a la chalada de rosa.) Oh, no...

* HombreDeAlabama ronca en la mecedora con un sombrero sobre la cara y el Winchester al hombro. Es la hora.

<Ostric^>Saludos Dayanna,Feanor,Nienna_off)

<Glaurung^>El jabon no sera

<Feanor>Ostric^, Dayanna, buenas Smile

* Dayanna saludaría con cortesía a Ostric^ y a irisazul, pero hoy ha perdido los papeles. Mira a Juan_Diego y sonrie: Juan Dieguito.. Juan Dieguito - le tira de la capa - necesito que alguien me acompañe a ese lugar.. verá usted.. esque.. esque.. está custodiado sabe...

* Ixchel_ Se abalanza sobre el dragoncito y le coge la cabecita entre las manos, la pone sobre su regazo y empieza a colocarle lacitos rosas mechón por mechón

* Dayanna mira hacia los lados, ve a HombreDeAlabama durmiendo en su mecedora, con el revolver con que suele volarle la cabeza, sería un buen acompañante también para la misión: verá... lo custodia un cocodrilo con nombre propio - tuerce la boca

<Juan_Diego>....No me toque...(Le vuelve a tirar de la capa.) Que no me toque...(Le vuelve a tirar de la cama.) ¡Baish, bicho, qué no toque, joé! (Le da un manotazo para que le suelte el embozo. Negro como el pecado y como su alma, y ceñudo, mira a a la pobre loca vestida de....rosa.) Claro, un cocodrilo. Lo custodia un cocodrilo. Y el cocodrilo es amigo de un gamusino llamado Lutero.

<Juan_Diego>....Eh. Esperen. ¿Qué es un cocodrilo? (En el Toledo del S XVII, no abundaban. Así que no ha visto uno nunca.)

* HombreDeAlabama gana en Vietnam en sueños.

* Ixchel_ saca una barra de labios rosa y pinta un poquito de colorete en las suaves mejillas del dragoncito....ahora si esta encantador

* Dayanna frunce el ceño mirando a Juan_Diego. No sabe lo que es un gamusino. Pero no lo preguntará, que luego la llaman tonta. Sí, un cocodrilo. Uno casi tan grande como el mismísimo Glaurung^ - señala a Glaurung^, ronca boca arriba con un moco colgándole del hocico - con fauces feroces y grandes colmillos. Su nombre es Urgy

<Glaurung^>Esta soñando placidamente con Dayanna la autentica , la lagarta de V y no esa burda imitacion vestida de rosa

<Juan_Diego>....Ahá. Ahá. Claro. Un cocodrilo protestante que se llama Urgy. (Él va moificando los datos a su completo antojo. Asiente con la cabeza, cruzado de brazos so del embozo, que se abulta un poco por sendos costados debido a la presión de los cojos.) ¿Y dónde se supone que está todo eso? ¿En su cabecita hueca?

* Dayanna da saltitos tirando de la capa de Juan_Diego, pensando que se está animando a acompañarla. En uno de esos saltos tropieza sin querer con una de las zarpas de Glaurung^ y cae sobre uno de sus ojos mientras dice: en un foso en el bosqueee - al impactar en el ojo de Glaurung^ le clava sin querer una pequeña espinita de mithril en el párpado

<Dayanna> Perdón dragoncito!! - dice levantándose y dándose cuenta que ha roto un poco la capa de Juan_Diego

* Glaurung^ sin queres y presa del dolor y en un acto totalmente fortuito y presa del azar arranca la cabeza de Dayanna, para despues comersela y escupirla por saber a salmonete. Todo esto pasa por un instante en la mente de Glau que solo gruñe y se acuerda de sus ascentros

<Juan_Diego>....¡Rash! (Adiós a un trozo de capa. Diego se lleva el puño cerrado y se lo muerde para contenerse y no arrearle a la dichosa mujer.) No toqueee no estireee. (Camina con pereza a su lado.) Mi religión me prohibe hacer nada físico a la hora de la sieeesta.

* Dayanna abre la boca sorprendida al ver que ha arrancado sin querer un cacho de capa del español. La esconde rápidamente detrás de la espalda como si Juan_Diego no se hubiera dado cuenta ya de que se la ha fastidiado. Ups! - piensa- luego esboza una amplia sonrisa al español mientras camina a su lado: ¿le he hablado de las flores que hablan, Juan Dieguito?

* Dayanna sonrie y hace un gesto levantando las dos manos: ¡¡este es el momento!!!

<Juan_Diego>....Errrr.....sí, un par de veces. ¿Uced se golpeó de pequeña la cabecita, no? (Hace como que cuela el embuste de la dichosa hembra y suspira. Por un momento la mano baja al pomo de la daga de caridad, o de concha, tentado de aliviarle la existencia a la pobre loca.)

* Dayanna llama a Cortney chillando al lado del oido de Juan_Diego: ¡¡¡Duquesa!! ¡¡¡Duquesa!!! Ya sé donde se hayan las flores!!! las esta custodiando Urgy!! el cocodrilo.. os acordáis de él!!!

<Juan_Diego>....La que faltaba pal duro...(Se lleva una mano a la cara.) ¡Duquesa, venga, que me la pone tie...! (¡Diego!) ¡Yija!

* Dayanna le da un collejón a Juan_Diego y le mira refunfuñona: cállese por el amor de Jesusito!! vamos a buscar esas flores! a encontrarlas.. a conseguirlas!! a traerlas de vuelta al Reino.. aunque sea lo último que haga!!

<Esthia> Dayanna, cántale algo y verás cómo le convences.

* Dayanna mira a Esthia y sonrie: pues se ha callado solito...

* Esthia sonríe a Dayanna -¿Ves? Si es que no hay nada como pedir las cosas bien.

<Juan_Diego>....Sí, con un poco de amor me calmo. Porque simplemente soy un español falto de cariño....Prfff...(Se dobla un poco, de risa, tía Anacleta, o Felisa.) En fin. Tú, loca. (El tuteo es poco importante, la verdad.) Vámonos a su casa y le ato a la cama, venga, que eso de flores parlantes no se lo cree nadie.

<Esthia>Sr. Alegre, no le diga esas cosas a la niña, que se nos traumatiza.

* Dayanna mira a Juan_Diego y frunce el ceño: le digo que las flores parlantes existieron de verdad!! - lo dice seria y enfadada

<Juan_Diego>....Sí, claaaro que sí. Flores parlanchinas. Y la tierra es redonda. ¿No? Venga, por faaavor. Prf.

<Esthia> La tierra redonda?? anda ya.

<Dayanna> Yo también llegué a dudar de su existencia.. de veras.. pregunté a Io-[ido], a ladyamal.. a Kathleen... pregunté a muchas personas y nadie las había llegado a conocer... todos habían oido hablar de ellas pero nadie había escuchado sus susurros - coge a Juan_Diego por la espetera - pero un día un encapuchado me habló de ellas.. y sabe qué... ¿SABE QUÉEE? - le grita furiosa - EXISTIERON

<Juan_Diego>....................................Me caen por todas partes. ¡No me toque!

* Dayanna mira a Juan_Diego con los ojos llenos de rabia e incluso brillantes. Luego ladea la cabeza y mira un segundo a Esthia: Existieron hace más de diez primaveras, un jardín de flores que susurraban. ¡¡Lo sé!! Estoy segura.. Pero el español no quiere acompañarme a buscarlas

<HombreDeAlabama> Calladla de una santa vez. No puedo dormir.

<_Loreley_>HombreDeAlabama a tu edad no te duermas ya,que seguro que no te despiertas.

* Dayanna se gira y mira a HombreDeAlabama con el ceño fruncido: ¡¡¡eran tan espectaculares que incluso a ti te conmoverían!!!

<HombreDeAlabama> ¿Conmoverme qué?

<HombreDeAlabama> ¿De qué carajo hablas, niña?

<Juan_Diego>....¿Hace diez primaveras? (Hace cuentas con los dedos.) ¡Yo no había ni nacido, oiga! ¡Pero que todo eso son mentiras, embustes, engaños!

* Esthia mira a Dayanna y sonríe con indulgencia. -Pues claro que han existido, los pegasos se las comían. Pero si el español no quiere ir a verlas, tienes que dejarle. él se lo perderá.

* Dayanna se gira mirando a Juan_Diego y le señala con el dedo: ni mentiras ni embustes ni engaños!! Puede que sólo los ancianos de este Reino queden sapientes de esas leyendas.. puede que sus susurros ya solo se escuchen en los vientos lejanos. Puede que intentar encontrarlas traiga enfrentamientos con los trolls más feos y analfabetos de todo el planeta... pero demostraré que existen.. Venid conmigo - mira suplicante a Esthia y a Juan_Diego

<Juan_Diego> ....(Se frota la frente con la mano de un lado a otro.) Está bien. Iré. Veremos que es todo MEEEENTIRA, y luego la llevaré a su casa, la encerraré y no saldrá en un año. ¿Estamos?

* Esthia mira a Juan_Diego, arqueando la ceja. ¿Ahora cómo salían de esa? Porque si decian que no, iba a ser todavía peor. Al final habría que ir. ¡Que remedio!

<Juan_Diego>....(Se queda mirando a Esthia.) ¿Su merced es ahembraó, o es el otro? Da igual. (Gesto con la mano.) Vamos a acompañarla. Luego uced si le place la viola, a mí no me interesa.

* Dayanna frunce el ceño algo angustiada. ¿¿un año?? Jolinchines, no esque crea que sea todo mentira... pero y si no las encuentran porque no sabe el camino. Tendrá que estar en su casita un año???... en fin.. jolines.. todo sea por las flores parlantes y su promesa a la duquesa!! Mira a Juan_Diego con el mentón alzado y estoica (en realidad parece una niña orgullosa) Luego mira a Esthia y asiente: ¡¡¡Que así sea, Jolinchines!!!

<Dayanna> HombreDeAlabama vigile ustéd la retaguardia!! - dice colocándose un cacerolo en la cabeza a modo de yelmo por si encuentran trolls por el camino

<Esthia> No, gracias, toda para usted, que a mí las niñas no me llaman. Ya pasé la época de cambiar pañales. -se encogió de hombros y se dispuso, con resignación, a acompañar a Dayanna.

<HombreDeAlabama> ¿Que vigile...? Niña, esto no es Vietnam.

<HombreDeAlabama> Y, si lo fuera, estariáis todos muertos.

* Dayanna no sabe lo que es Vietcum,.. o ese sitio del que siempre hablaba HombreDeAlabama. Quizá era otro lugar con flores parlantes, en fin, nunca lo sabría. Comienza a caminar seguida de Juan_Diego y Esthia, en busca de las flores que susurran, dispuesta a encontrarlas y no dejar que vuelvan a desaparecer. Vamos escuadrón!! Adelante mis valientes!!!

<6Juan_Diego>....¿Cuánto nos pagan por eso? (Nada.) Uh...(Mira al suelo, apenado y compungido. Cabizbajo, camina con las manos en las filosas, emitiendo su habitual sonido.) Chklín....Chklín-chklín....Flores parlantes. Pché....Qué será lo siguiente.

<Juan_Diego>....¿Qué las mujeres se pongan encima en la cama? Bah.

<Esthia> Se lo cobrará usted en especie, que le dejará en paz un tiempo. -se metió las manos en los bolsillos y siguió a Dayanna, con paso tranquilo, sin darle importancia, porque no seria más que un paseo.

* Dayanna camina airosa, con su cesta de mimbre llena de flores imaginándola como si un escudo fuera y la cacerola en la cabeza como un yelmo, que le quedaba algo grande de tamaño: Saludos Iracebeth!!!! - dice masculinizando su voz - Vamos en busca de las flores parlantes de Camelot... guardadas por un cocodrilo que habla con nombre propio Urgy!!!

<Iracebeth>Uh, Dayanna, y todo eso por donde anda?

* Dayanna señala al bosque

<Dayanna>Venís?

* Iracebeth se asoma al bosque y mira su butaca - Hmmmm... Venga, va. se levanta, y coge el hacha de verdugo

<Iracebeth>¡A por esas flores parlantes!

* Esthia se aguantó la risa. ¿Un cocodrilo que habla? ¿Que se llama Urgy? Dayanna era muy cruel eligiendo nombres.

* Dayanna da saltitos entusiasmada: genial!! cuantos más seamos.. más facilmente encontraremos las flores!! - dice y por culpa de los saltos la cacerola se cae cubriéndole la cabeza entera - Lo primero es conocer la leyenda de las flores parlantes.. la conoceis?? - dice y se choca contra Juan_Diego porque no ve nada

<Iracebeth>Nop! Así que... empieza a contar!

<Dayanna> Me he quedado ciegaaa!! - da saltos asustada pisando más y más a Juan_Diego

* Iracebeth se atusa las faldas

<Dayanna>La leyenda de las flores parlantes... guardad atención

<Dayanna>no había magos, guerrero, o demonios o vampiros o exploradores, como los conocemos ahora... Eran otros tiempos

<Juan_Diego>.....................................Yo la mato. En serio. (Le agarra del brazo y la aleja un poco, con firmeza. Con la otra mano agarra la cacerola y se la saca de la cabeza, y con ella, le arrea en el culo.) ¡PLOM! ¡Tirando millas de una vez, que me canso de andar!

* Iracebeth levanta las cejas, mirando a Dayanna

* Dayanna se echa las manos al trasero, que escuece por el cacerolazo que le ha dado Juan_Diego y le mira refunfuñona, aunque aliviada porque no se ha quedado ciega. Sigue contando la leyenda a Esthia, Juan_Diego, Iracebeth y todo aquel que quiera ir en busca de las flores: había un jardín de flores parlantes, y un foso con un cocodrilo con nombre propio

<Dayanna>también había nubes de algodón de azucar donde se podía caminar sobre ellas...había ratas de laboratorio que eran precisamente eso, ratas que ayudaban y trabajaban en un laboratorio...

<Iracebeth>Si quieres que esas flores sigan hablando mientras las cortas, Dayanna, necesitarás mi hacha que corta pero no mata...

<Dayanna>que gran idea Iracebeth!!! vamos, vamos.. el jadín ahora lo custodia el cocodrilo con nombre propio. Por cierto.. se llamaba Urgy

* Dayanna sonrie y sigue caminando recolocándose la enorme cacerola a modo de yelmo

* Iracebeth sigue a Dayanna, con paso alegre

<Iracebeth>Dayanna, deberias haber pedido al herrero que te hiciera agujeros en la cacerola, para los ojos

* Dayanna asiente y tuerce el morro, no se le había ocurrido a ella.

<Juan_Diego>....Vamos a ver. no hay nubes de algodón. Ni ratas de labo....eso, lo que sea. Ni flores parlantes. Es todo mentira, ni tampoco hay un cocodrillo llamado Lutero en un foso. ¡Ni siquiera existe ningún foso! ¡WEEPAAA POLOM! (Desaparece de la vista, yendo de bruces a un par de metros más abajo, cayendo precisamente a un foso.) ¡Mecaído en un foso!

* Esthia mira a Juan_Diego en el fondo del foso. -Cuando vea al cocodrilo, dele recuerdos.

<Juan_Diego>.............¿Cuando vea el coco qué?.........

<Esthia> No sé, la cosa esa que dice Dayanna que cuida las flores que cantan.

* Dayanna se para en seco. De pronto Juan_Diego ha desaparecido de su vista. Mira a Esthia asustada: ¿¿Y Juan_Diego??? - corretea hasta el foso y se asoma: ¿¿Juan Dieguitoooo??? Señor Juan Dieguitoooooo - grita con su voz de pito agudizada

<Iracebeth>cocodrilismo

* Dayanna grita histérica, su voz pondría de los nervios al mismísimo Urgy. Esthia, Iracebeth hay que sacar a Juan_Diego Jolinchiiiiineeeees!!!

<Juan_Diego> ....¡Estoy bien, estoy bien! ¡Está todo controlado! ¡Tomo la posesión de este foso en nombre del Rey Felipe IV de Las Españas! (Dice, más chulo que el Dios que lo ciscó, mientras se sube a una piedra que hay dentro del susodicho, con las manos en las caderas.) ¡Y no pienso dejar que nadie más conquiste para las demas nasiones este lugar! <<GrrrRRRrrrrRRrrrRR..........¿Quién ha dicho eso? GrrrRRrrrRRrr... ... El inicio de una historia de amor fue eso....

<Iracebeth> Dayanna, no blasfemes! Juan_Diego es todo un caballero español y sabe salir solo

<Juan_Diego>....(Se gira y ve algo...alargado, de tono verdoso oscuro y totalmente escamoso que se intuye más abajo.)..............Eh.................SOCORRO.

<Esthia> Vale, vale, pero no grites-en esos momentos odiaba tener un oído fino. -Anda, Dayanna, ve a buscar una cuerda a la villa.

<Iracebeth>Juan_Diego, ahora le echamos un cable!

<Juan_Diego>....¡Qué cable ni qué ocho cuartos! ¡Échenme una mano! (Da saltos sobre la roca intentando alcanzar el borde superior. En vano. La figura laaarga y verdosa se acerca despacio, emitiendo un fuerte sonido de fricción contra el suelo.) ¡Cocodrilo bueno! ¡No comerá españoles, no?

* Dayanna sonrie primero al ver que Juan_Diego está bien y asiente a Esthia, negando ante las palabras esas que siempre dice Juan_Diego tan raras.. pero luego ella también empieza a escuchar: Grrrrrggggrrrrr...grrrrFFFfffffggrrrr ... se gira y ve que se aproxima a la roca en la que Juan_Diego está subido un enorme cocodrilo y le señala asustada: Es URGYYYY!!!

<Juan_Diego>....¡Vale, y yo Diego! ¡Echas las presentaciones...SOCORRO!

* Esthia se tira al suelo, alargando la mano hacia el fondo del foso, estirando todo lo que podía, que no era demasiado, pero caerse él no mejoraria la situación.-cogedme lo pies, que pueda bajar un poco más.

<Juan_Diego>....(Eso sí. Se gira, se quita el sombrero mirando al bicharraco, se lo pone, y sigue intentando salir. Las formas son las formas.)

<Dayanna> Esthia por Jesusito ayude a Juan Dieguitooooo que se lo va a comeeeer!!! por Jesusitoooo!! - grita histerica lo cual despista por un momento a Urgy e incluso al mismísimo Io-[ido]

* Dayanna coge a Esthia de los pies: Iracebeth ayúdame

* Iracebeth coge a Dayanna de los pies

<Iracebeth>Ya

<Juan_Diego>....¡Soy muy español muy joven y muy guapo para morir, socorro!

<Dayanna> no noooo los de Esthia!!!!!!! - le grita a Iracebeth señalando los pies de Esthia que intenta ayudar a salir a Juan_Diego del foso donde está el gigante cocodrilo que le va a comer vivo

* Esthia se arrastró por el borde, hasta poder doblarse por la cintura y bajar un poco más. Así le dolían las piernas, pero tendría una oportunidad de sacar al español. El uniforme se manchó de marrón y verde, barro y hierba, pero no le prestó atención en ese momento. -Vamos, Sr. Alegre, deme la mano.

* Iracebeth ayuda como puede. Aunque sea dando ánimos

<Juan_Diego> ....(Se cruza de brazos mirando a Esthia un momento.) ¿La mano? ¿Quiere casarse conmigo?.......(Le mira con mal aire, no sea que el otro tenga malas intenciones para con su Honra trasera.) GrrrRRrr. ¡Carallo! (Le da la mano, el codo, el pie. Todo.)

* Dayanna tira fuerte de los pies de Esthia cuando ve que Juan_Diego ha cogido la mano de él. Vamos Iracebeth ayúdame a tirar de ellos!! - dice justo cuando el Gran cocodrilo Urgy salta sobre el español para devorarlo

* Iracebeth tira de todos, se pisa las faldas y se cae

<Iracebeth>Waaa!

<Esthia> Quiero sacarle del foso, ¿o prefiere quedarse a retozar con el lagarto aplastado ése. -Cogió la mano de Diego y tiró de él a ver si podía sacarle del foso-Tirad de nosotros hacia atrás, que escalar de culo no puedo.

* Dayanna también suelta un grito tirando con todas sus fuerzas de Esthia: lo intentoooooo

* Iracebeth vuelve a cogerse a Dayanna y vuelve a tirar Vamos arribaaaaaaaa!

* Dayanna tira de nuevo fuerte ayudada por Iracebeth, esta vez consiguen sacar a Esthia, que a su vez saca a Juan_Diego, y ambos caen sobre Iracebeth y ella, que caen para atrás enseñando las enaguas y los pololos

<Limnátide> En ese preciso momento, algo silbó justo al lado del oído de Esthia y, por ende, de Juan_Diego. Aquel objeto no era otra cosa que una daga que iba directa hacia la cabeza del cocodrilo. Si acertaba, atontaría o lo mataría. Según la energía que había sido lanzada. ¿De dónde procedía? ¿Quién había sido?

<Dayanna>Aaaaaaaaaaaaaaai

<Iracebeth>AAAAAy!

<Iracebeth>...duele, quitáos de encima todos!

* Dayanna mira impresionada como una daga llega volando hasta las escamas del cocodrilo Urgy, que suelta un gruñido cuando le alcanza el filo de una daga: Grrorrraaarggg grrroaargg ... Si no hubiera sido por que el impacto hizo retroceder al animal, el español se hubiera llevado un buen bocado

* Esthia miró la daga clavada en el cocodrilo, o al lado de éste, tampoco se fijó demasiado bien, que tenía cosas más importantes entre manos, como salir de allí y sacar al español. ¿De dónde había salido aquello? Buscó con los ojos el origen, mientras sujetaba a Juan_Diego con una mano y trataba de impulsarse hacia atras con la otra para acabar de salir del dichoso foso.

<Juan_Diego>....(El español es pesado, pero pesa poco. Ya me entienden. Él mismo agarra con la otra mano el borde y en cuanto logra subir una pierna sale de allí dentro.) Arf, por los pelos. (Se gira un momento y mira abajo, se quita el sombrero-) ¡Hasta luego cocodrilo!

* Dayanna respira agitada, mira a Iracebeth, luego a Juan_Diego, luego a Esthia. Luego mira al foso, asustada, pero algo dentro de ella le hace esbozar una sonrisa... Si Urgy existe las flores parlantes también. ¿¿Qué os decía?? ¿¿Qué os decía??? Lo habéis visto?????

<Iracebeth>No he visto nada, yo tiraba de ti!

< Limnátide > Una figura apareció entre la maleza con una sonrisa dibujada en sus labios .- ¿Os divertís y no me llamáis? .- esa voz sería reconocida por todos. O, al menos, por dos de ellos. Debería bajar a por la daga, ya que, era un recuerdo de su difunto padre.

* Dayanna mira a la figura que acaba de aparecer y entrecierra los ojos sonriendo: Limnita!!!! estamos buscando unas flores que hablan!! Las flores parlantes!! Ven, ven con nosotros!!

* Esthia se levantó y se sacudió el uniforme. Estaba hecho un asco. ¿A quién se le había ocurrido poner los uniformes claros? Cada vez tenía más ganas de arrancarle la cabeza a ese tipo. Miró alternativamente a cada uno de sus acompañantes, acabando en Dayanna. -Sí, lo hemos visto, sobre todo el español. -se giró hacia Limnátide. -Y tú que haces aquí?

< Limnátide > La loba sonrió a Esthia, acercándose hasta él y dejando un beso sobre sus labios .- Venir a divertirme. Hace mucho que no me sacas de paseo y tengo ganas de patear culos .- desvió su mirada hacia Dayanna .- Primero quiero recuperar esa daga. O, sino, acabaré tirando uno por uno hasta conseguirla.

* Iracebeth se recoloca las faldas Limnatide Very Happy

<Juan_Diego>....(Lo bueno de ir de negro e ir hecho un asco, es que no te puedes afear más. Diego se incorpora recolocándose el sombrero, y se palmea un poco, por cumplir.) Ahívá...se ha manchado, pincel. (Dice a Esthia, con algo de sorna.) Gracias, y tal. Ehem.

* Dayanna sonrie a Esthia y luego mira a Limnita algo perturbada, esa lúpida dependía del día podía estar de un humor o de otro: ehmmm... bueno.. lo único que sé.. es que.. bueno - mira a Juan_Diego y hace un gesto de "ves como tenía razón" cómo vamos a pasar este foso estando ese cocodrilito ahí dentro?

* Esthia se encogió de hombros. -Me falta la sangre para ser un cuadro completo, ¿gusta? -respondió con una sonrisa. -A mandar. -miró a Dayanna. -Pues podemos matar al cocodrilo, o construir un puente, o darnos media vuelta y volver a casa.

< Limnátide > Hermano quiero recuperar mi daga, cojones. Sino me ayudas, ya lo haré yo solita .- Esthia sabia muy bien que podría encargarse sola de ese cocodrilo. Con alguna herida de por medio pero que terminaría desapareciendo. Se dirigió hacia el borde del foso. Solo sería un pequeño salto.

* Dayanna niega con la cabeza a Esthia, ahora que por fin habían encontrado el foso.... no, no podía ser. Se echa el dedo índice sobre el labio superior.... ¿y si negociamos con él?

<Dayanna>no.. no.. pero esque no creo que matarle sea buena idea

<Dayanna> Al fin y al cabo.. no deja de ser otra leyenda, Esthia - dice apenada

<Esthia> Venga, negociemos. -se acerca al borde del foso.- a ver, señor cocodrilo... como se llame. Le ofrecemos a esta tarta de fresa -señala a Dayanna -a cambio de que nos deje pasar su foso.

<Iracebeth>¡Prometemos no matar a las flores parlantes! ¡Solo cortarlas!

* Dayanna mira a Esthia y abre los ojos de par en par: ¿¿¿ a mi??? - le da un codazo a Esthia - se llama Urgy... Urgy!! - susurra

< Limnátide > Al ver que nadie le hacia caso, se tiro al foso .- Ven bonito. Ven a por tu cena .- comentó con cierto aire divertido. Se estaba exponiendo a un peligro pero, ella, adoraba sentir la adrenalina por su cuerpo. La daga estaba clavada en la tierra. Con darle matarile al cocodrilo, podría llegar.

<Juan_Diego>....Yo debería volver a casa. Mi mujer y mis doce hijos me esperan allí. Y no puede poner en peligro, otra vez, mi vida. Qué sería de ellos sin mí. Los diez pequeños Diegos...(¿No eran doce?) Eso. Doce. (Tú lo que pasa es que tienes miedo. No hay huevos.)¿ ¡Qué no qué no!? ¡Por mí seguimos adelante, pazguatos.!

* Dayanna mira a Limnátide nadando en el foso y reza a Jesusito porque no mate a Urgy, mientras aferra el brazo de Juan_Diego recordando que no sabe nadar: Limnita no lo mates!! solo dejalo.. un poco...

<Esthia> Eso, Urgy. Pues eso, señor Urgy, que le damos la tarta de fresa y nos vamos por donde hemos venido. -le entraron ganas de pegarle a limnátide una paliza. -Átide, ven aquí, pedazo de cafre.

* Dayanna da un salto: ¡¡¡¡Flores!!! Si custodia flores igual con flores nos deja pasar!!!!!! - mira a Esthia y a Juan_Diego ilusionada

<Juan_Diego>.........................¿Esta mujer es tonta, o le falta un agua? Qué dice de flores....

< Limnátide > ¡Quiero mi jodida daga!.- exclamó con cierto aire déspota hacia Esthia. Sabía el cariño que le tenía y, aún así, le decía que saliera. Y un cuerno. Se acercó con total normalidad hacia el cocodrilo. Solo quería su arma y ya está. Asunto zanjado.

* Esthia la dio por imposible y la dejó hacer, si se la comían, era cosa suya. Miró a Juan_Diego son resignación. -¿Quién las entiende?

<Juan_Diego>....Los mismos que las quieren. Así que yo, no. (Arruga la naricilla, en gesto de asco. Al menos el otro maromo parecía un tío decente.)

* Dayanna cogio un puñado de Azahar y se las tira a Urgi: estas flores son símbolo de la Pureza y la Antigüedad!! sólo queremos rescatar eso!! Lo antiguo y puro de este Reino, señor Cocodrilo, por favor, déjenos pasar, señor Urgy!! - dice y se inclina ante el foso, esperando la respuesta del cocodrilo

<Juan_Diego>......................................................(mira un momento a Esthia.) ¿Ha dicho antigüedad y pureza....?

* Esthia sonrió.-Ni yo, ni yo. Para un ratito están bien, pero ya más, es ansia. -se quedó tan perplejo como el español con las palabras de Dayanna. -Sí, eso ha dicho, pero esta mujer no sabe que de eso ya no queda, ¿no?

< Limnátide > Ante la entrada de Dayanna, vio la oportunidad de coger su daga. No había problemas. Tenía el camino despejado. Claro que sí. No obstante, por el rabillo del ojo, controlaba al animal. Siempre estaba en alerta. Alargó la mano para alcanzar la daga. Solo uno poco más y ya estaba en su posición.

* Dayanna continuaba arrodillada justo en la orilla del foso, rogando al cocodrilo porque permitiera el paso al jardín de las flores parlantes

<Juan_Diego>....(Mira a un lado. Luego al otro. No le mira nadie, casualmente.)........Creo que sé como solucionar esto...¡POM! ¡Uy! (Patada en el culo a Dayanna, para que caiga al foso.) ¡Muerto el perro se acabó el catarro!

< Limnátide > La daga ya estaba en su posesión. Por fin. Ya podía salir de ahí. Espera un momento. ¿Como salía de ahí sin llamar la atención? ¡Joder! No había pensado en eso. Se acercó hasta el borde .- Hermano, ayudame.- se pusó de puntillas, alargando la mano.

* Esthia puso los ojos en blanco. Otra vez al suelo. Se tumbó de nuevo boca abajo, tendiéndole la mano a Lim. -Anda, venga, dame la mano. Aunque debería dejarte ahí, por cabezona.

* Dayanna grita mientras cae al agua del foso con su aguda y ensordecedora voz de pito: no se nadaaaaaaaaar!!!!!! - PLOOOFFF - cae al agua. El cocodrilo se acerca, dejando a Limnatide el tiempo requerido para salir del agua con su preciada daga. Dayanna chapoteaba tragando agua, histérica medio hundiendose y Urgy se acercaba a por ella...

<Juan_Diego>....¿Seguro que quiere sacarla de ahí? Piénseselo..........

< Limnátide >La loba resopló .- Espera .- le pidió unos minutos a Esthia para acercarse hasta Dayanna, viendo como el cocodrilo la acechaba. Alarga la mano .- Cógela o te dejo ahí, hostía.

* Dayanna lloraba, por la angustia del agua, la falta de aire en sus pulmones, las fauces del cocodrilo acercandose. Abría la boca más y más, Sus colmillos eran enormes. Pero casi ya no los veía, sentía que se ahogaba. Pero.. al llegar a su altura.. el cocodrilo comenzó a olisquear y con su morro la saco del agua, llevándola hasta la otra orilla, mientras ella tosía

* Iracebeth hace rato que se ha quedado dormida sobre una piedra

<Dayanna> Iracebeth!!! - le grita para que se despierte dando saltos desde el morro del gran cocodrilo Urgy

* Iracebeth abre un ojo y mira a Dayanna ...Si, si, te veo, muy bonito... ¿Queeeeeeeee?

< Limnátide > Observó como Dayanna la ignoró. La próxima vez, la dejaría ahí y que el cocodrilo le mordiera el trasero. Resopló. Esto le pasaba por ser buena. A tomar por saco. Ya no ayudaba a nadie más. Nadó hasta Esthia y cogió su mano. Con impulso llegó al borde y salió del foso .- Y luego quieres que sea buena, hermano. Tócate los cojones

* Esthia se levantó y se sacudió de nuevo, como si eso sirviese de algo. -¿Ahora es cuando nos vamos a por la cerveza o hay algo más? -miró alternativamente al resto.

* Dayanna llegó a la otra orilla del foso y trepo el pequeño terraplén, mirando desde el otro lado a los demás, pero sin girarse para ver lo que había en la otra orilla

<Dayanna>Ve.. venis??

<Limnátide> ¿Cerveza? .- los ojos de la loba brillaron .- Yo me apunto. ¿Vamos a la taberna? Tengo ganas de un buen trago. Me aburro como una ostra. Quiero sangre pero no hay motivo.

<Esthia> Entonces... ¿ya hemos acabado la "aventura" esta de las flores cantantes? -se cruzó de brazos. No había sido para tanto. Y encima no las habían encontrado. Aunque eso ya se lo esperaba, por supuesto.

* Dayanna frunció el ceño mirando Esthia, a Limnatide, y a Juan_Diego desde la otra orilla del foso. Habían llegado tan lejos para nada?? - No son flores cantantes!! - gritó desde el otro lado - son flores parlantes!! - da igual.. si no, seguría ella sóla, pensó y se giró, abirendo los ojos de par en par ante la visión que le esperaba..
.
< Limnátide > Sino hay más aventura, me piro a la taberna. ¿Vienes o te quedas con las nenazas, hermano? .- refiriéndose a Juan_Diego y Dayanna. Iracebeth estaba por ahí durmiendo y no se empanaba de nada.

<Juan_Diego>....(Se frota la barbilla, pensativo. Se encoge de hombros. Se gira hacia Esthia. Le mira.) Hm....mire.

<Juan_Diego>....No sé como serán las cosas en esta apestada isla. Pero en mi país, un hombre vale tanto como su palabra. Y yo he cometido el error de dársela a esa loca. (Señala con el pulgar por encima del hombro.) Así que me temo que he de hacer valer mi palabra. Uced puede ir

<Juan_Diego>....a sacar a la perra (Gesto de barbilla hacia Kozma.) a pasear. Yo miraré que no le den el paseo a la otra.

< Limnátide > Cállate rata o vuelves al foso .- amenazó con una sonrisa irónica. Que le tocara mucho la moral que vería dónde acabaría ese gusano.

* Dayanna da pasos hacia adelante, sin escuchar nada, hipnotizada por el paisaje que hay bajando un pequeño montículo. Una vasta llanada se extiende cubierta por flores de distintas tonalidades, formas que jamás había visto, parecen brillar, parecen transmitir mitos con su sola presencia, son miles y a la vez una sola. El astro rey se refleja en ellas.

* Esthia sostuvo la mirada de Juan_Diego y, tras echar un rápido vistazo a Limnátide, le respondió. -En mi tierra, la palabra de un hombre es tan importante como en la suya. Y ambos la hemos empeñado, así que me temo que tendrá que soportarme un poquito más. -Se dirigió a Lim ahora -Princesa, lo siento, pero hay que seguir adelante.

<Juan_Diego>....Jódase. (Le dice a Limnátide haciéndole un corte de mangas.) Que el maromo se viene conmigo. ¡Juas! (Todo puñetero.) Bueno, a ver. ¿Cómo ha cruzado la candid soul ésta?

* Dayanna frunce el ceño. Una brisa de viento llega desde el horizonte y las flores se agitan con ella, al balancearse, escucha múltiples sonidos de voces singulares y dulces, de todas partes y ninguna parte que dicen su nombre: Dayaaanna.. Dayannaa - se gira y corre de nuevo al foso, tan rápido que casi se tropieza y cae

<Dayanna>Hablaaaaan

<Dayanna> las flores hablaaaaaaaaaan!!!!! - grita histérica a Juan_Diego, a Esthia y a Limnatide

<Dayanna>Venid veniiiiiid!!!!!

< Limnátide > Resopló .- Esta bien. Sabes que lo hago solo por ti, cariño.- dejó un beso sobre su mejilla antes de mirar foribunda a Juan_Diego .- ¿Contigo? No tiene tan mal gusto .- miró a Esthia .- ¿O sí? .- ella ya sabía por dónde iban los tiros. Escuchó los gritos de Dayanna .- ¿Que le pasa a ésta?

<Esthia> A saber. Lo mismo hay un puente o algo y no nos lo ha dicho, que de ella no me extrañaría -miró a ambos lados, por si acaso se les había pasado por alto. -Si no, me temo que habrá que mojarse, porque no creo que sea momento de ponerse a construir un puente y ni usted ni yo tenemos herramientas para ello.

* Dayanna da saltos, tan eufórica que está a punto de caer al foso de nuevo un par de veces, haciendo señales, tan eufórica que sus gritos son ensordecedóres. Urgy ya no está en el foso

<Juan_Diego>....Pues...habremos de mojarnos. (Deja chapeo, embozo y guantes allí. Las armas no. Y se acerca al borde del foso.).................(Mete la punta de la bota en el agua.) ¡Ay, está fría!

* Esthia se coloca detrás de Juan_Diego y lo empuja un poco, no lo suficiente para hacerlo caer, sólo amagando. -vamos, valiente.

< Limnátide > La loba se tiró sin pensarlo dos veces .- Marica .- eso va para el español. Con Esthia no usa esos terminos. No hace ningún comentario déspota con él. Empieza a nadar hacia el otro lado.

* Dayanna mira a los tres, entusiasmada por ver que se acercan.

* Dayanna mira el reloj ficticio en su muñeca y luego a Limnatide a Esthia y a Juan_Diego: venga, chicos, jolinchines.. que es solo un foooosoooo

* Esthia empujó un poco más fuerte a Juan_Diego. -Venga, hombre, mójese de una vez.

Pero Juan Diego desapareció en las aguas del foso…… y no llegó a cruzarlo. Entre tanta emoción nadie notó su ausencia...

< Limnátide > Sigue así que te pateo el trasero .- eso iba para Dayanna. Nadó con más rapidez hasta alcanzar el otro lado. Cuando subió, se acercó a la vendedora de flores con cara de pocos amigos .- ¿Vas a decir algo más?

* Dayanna nego a Limnatide con cara asustada y esbozó una sonrisa dulce de esas que son forzadas. Luego, giró el rostro hacia la hermosa vista del jardín de las flores parlantes, y la sonrisa se volvió sincera: mira Limn...

< Limnátide > ¿Que coño quieres que mire? .- dirigió su mirada hacia el jardín, encogiéndose de hombros .- ¿No me jodas que hemos hecho todo el puto trayecto por unas mierdas flores? ¿A quién tengo que matar? .- escupió las palabras, malhumorada.

* Esthia observó las flores, poniendo ojitos *_*. No podía evitar tener sus momentos. Cojeaba, qué le íbamos a hacer? -Ohhhhhhhhh, que cosas más bonitas.

< Limnátide > Madre mía.. ¿Te hago un favor y te quito la tontería de encima? .- se pasó una mano por la cara. Porque le tenía mucho cariño que, sino, le espabilaba a hostias. Como echaba de menos esos momentos con Clyven. Al menos, con él, habría sangre. Esthia parecía rehuír de pelear con ella. ¿Por qué?

<Dayanna> No son unas flores cualquiera - le dijo a Limnátide con el rostro algo entristecido- Escúchalas, escucha el silencio. Estas.. estas flores, estas flores hablan, Limnita. Estas flores, existen en el Reino desde hace más de diez años. Este jardín es una leyenda olvidada aquí. Es algo que ha estado siempre, antes de nosotras, antes del dragón Glaurung^, antes del mismisimo castillo...

<Limnatide> ¿Y a mi que cojones me importa que hablen? ¿O que transmitan? No me he pateado medio bosque para venir a por unas putas plantas. Eso es para señoritas. No para mí .- resopló. Y ella que creía que iban a patear traseros.. Ay que joderse.

* Esthia acercó la oreja a las flores, a ver si de verdad hablaban. a veces pecaba de inocente, sí. No oía nada, pero eran bonitas. Cogió una y se la ofreció a Limnatide. -Mira, princesa. Es casi tan bonita como tú.

* Dayanna frunció el ceño al ver que Esthia no escuchaba a las flores. ¿Por qué no las escuchaba? Se sentó en el jardín y resopló. Jolin.. yo pensé que las oiríais.. -dijo triste

< Limnátide > ¿Tu también? .- que ganas de coger esa flor y estrujarla. Pero, siendo un regalo de Esthia, no podía rechazarlo. Esos ojos azules, por mucho que se negará, seguían siendo el punto débil de la loba. Resopló, cogiéndola con todo el cuidado que podía .- Me miras con buenos ojos, tontín.

* Esthia le dio un beso en la mejilla a Limnatide -Los que tengo, encanto. Ay, si es que te cogía y no sé lo que te hacía.

< Limnátide > Algo que estoy esperando pero no me vas a dar, granuja .- le dedicó una sonrisa. Una de tantas que le tenía reservadas. Se sentó a su lado, apoyando su cabeza en el hombro, mirando a Dayanna .- Yo tampoco escucho nada.

* Dayanna esbozo media sonrisa a Limnátide, algo melancólica: entonces quizá esque realmente el jardín murió de verdad

<Limnatide> O nunca existió .- comentó sin saber muy bien del tema. Al menos estaba en muy buena compañía: Su queridisimo hermano. Ese el cuál adoraba por encima de todo.

* Dayanna se levantó e inclinó el rostro a Esthia sonrojada. Luego sonrio a Limnatide, que aunque tenía mal genio, era una lúpida a la que tenía mucho afecto. El jardín sí había existido, eso seguro. Pero definitivamente, estaba muerto, sus flores ya no hablaban. Cogió una flor púrpura del jardín, de recuerdo, y comenzó el camino de vuelta.
avatar
Dayanna
Pink Vader
Pink Vader

Cantidad de envíos : 314
Edad : 31
Localización : Camelot
Fecha de inscripción : 07/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.