Camelot

La senda del olvido

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Qué os parece el relato? Es 100% improvisado sobre la marcha,tal como sale lo escribo.

100% 100% 
[ 1 ]
0% 0% 
[ 0 ]
 
Votos Totales : 1

La senda del olvido

Mensaje  Asno el Miér Jul 27, 2011 8:51 am

En todo reino existe una senda que conduce a un lugar que borra todo vestigio de existencia. A un páramo desierto,donde las almas son condenadas a vagar errantes por toda la eternidad por los siglos de los siglos,envueltas en el manto del anonimato y,donde todo recuerdo es arrancado de la memoria de todo aquel que le ha conocido. Esta senda es conocida como la senda del olvido,un camino como cualquier otro en apariencia, pero de irreversible destino.
Es fácil tomar esta senda. Los actos que tomamos,las decisiones que efectuamos,pueden llevar nuestros pasos a un camino u otro y,sin duda,es una senda común,que puede ser confundida con cualquier otra.
Nadie,al menos por decisión propia,elige tomar este camino. Es el camino el que elige al viandante,como un castigo a los actos que éste haya cometido,donde la memoria se deshace en jirones,donde el recuerdo se funde con el presente,prevaleciendo este último y donde el futuro,a largo plazo,simplemente deja de existir.
Este es el relato de alguien que tomó este camino y regresó del páramo.
La historia de una persona a la que sus acciones condenaron a tomar la senda del olvido,que conoció el páramo,que sufrió lo indecible,cuya memoria se negó a ser erradicada y separada de su alma.
Pero para conocer el porqué del castigo,antes hemos de conocer su origen,y a su vez,para conocer éste,debemos conocer a la persona.
Onsa,era un joven de carácter impetuoso.De cabellos castaños,cayendo en bucles sobre sus hombros,cuerpo fuerte y ojos profundamente azules,mentón ancho,cejas pobladas y sonrisa casi perenne,vivía en una aldea de apenas cien habitantes.
La aldea se situaba a escasos doscientos metros de un espeso y prolífico bosque y al amparo del pie de la falda de una cordillera montañosa. El bosque proporcionaba caza y alimento,madera y la vida de un río cercano que lo atravesaba.
Onsa vivía en una de las pocas edificaciones de piedra de la aldea,donde las mayoria de las casas eran de maderas,chamizo y barro. Pertenecía a una familia de buena posición, hijo de uno de los hombres de negocios más poderoso y respetado.
Onsa era de la costumbre de aventurarse sólo en el bosque,le encantaban las armas y la caza y,a pesar de las reiteradas advertencias de su padre respecto a traspasar ciertos límites del bosque,éste hacía caso omiso y en cada internada,exploraba un poco más de territorio prohibido.
Aquella mañana el cielo tenía un color plomizo y un aire pesado,preludio de tormenta.
El joven,como de costumbre,se levantó temprano. Se vistió y preparó un pequeño hatillo con los útiles que consideraba necesarios para su acostumbrada excursión. Pan de centeno,tiras de carne desecadas,un pellejo de agua fresca,diversos ungüentos para curar posibles heridas... Y por supuesto,un pequeño cuchillo de hoja semicurvada oculta en el tobillo derecho y su inseparable espada colgada de su cinto de piel de cuero.
Onsa se adentró en el bosque por el camino tantas veces recorrido hasta llegar a los límites supuestamente permitidos. La última vez,se adentró mas o menos un kilómetro mas allá de dichos límites. Hoy,pensaba llegar hasta donde nunca nadie en la aldea había llegado jamás.
No tardó en dejar atrás los parajes que ya conocía y adentrarse en otros completamentes desconocidos.
Los árboles,arbustos y plantas,pasaban paulatinamente de un color verde vivo a un color verde mas parduzco,apagado. Por doquier iban apareciendo mas malas hierbas,enredaderas de espinos... Los troncos de los árboles iban tornándose mas retorcidos,mas lúgubres...
Poco a poco,la luminosidad del dia iba disminuyendo ya que las copas de los árboles se iban haciendo mas frondosas,mas tupidas y a cada paso que avanzaba,mas le costaba a los rayos del sol penetrar a través de sus oscuras copas.
En determinados momentos,Onsa sentía temor ante lo desconocido,pero al instante,la excitación por descubrir qué había más allá sustituían esos pensamientos.


Última edición por Asno el Jue Jul 28, 2011 2:55 pm, editado 2 veces
avatar
Asno
Esclavo
Esclavo

Cantidad de envíos : 2
Localización : Asnópolis
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: La senda del olvido

Mensaje  Peonio de Éfeso el Miér Jul 27, 2011 8:58 am

Este mensaje es más adecuado para censo. No se trata de un hilo para confeccionar un personaje, solo para hacer una petición de adhesión a la hermandad. Indique la petición, deje un enlace a esta ficha en censo y pase a miembros. esta hermandad no tiene pruebas de acceso a ser hermano.

Peonio de Efeso.
avatar
Peonio de Éfeso
Organización
Organización

Cantidad de envíos : 298
Fecha de inscripción : 29/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.