Camelot

LA NOCHE

Ir abajo

LA NOCHE

Mensaje  Morwyn el Miér Mayo 30, 2012 6:24 pm

Este es un rol entre Nyw y Ladyliss, amén de otros que van surgiendo en la historia....Que lo disfruteis....

"Una alegre cancion provinente de la cocina me ¨despierta¨de mi breve meditacion. Es Elissabeth,metida en la cocina,seguro que haciendo sus medicinas (por que cocinar lo tiene prohibido,es mi invitada),y no puedo evitar una pequeña sonrisa. De estar sola,he pasado a tener una buena compañia,la de mi Elissabeth,con la que mantengo buenas conversacoones y de la que aprendo muchisimo.
Es algo especial,lo que tengo con ella,una amistad fuera de lo comun...dificil de explicar,
Me cura las heridas con paciencia y...me riñe,pero lo hace por mi bien,lo sé,,,
Mi socio,ya no eres el unico que me esbronca!
Ug,eso,no lo habia pensado...
A falta de uno...
DOS
Me resisto a abrir los ojos aun.Su cancion inunda la casa entera,y me dejo llevar por ella...Mi meditacion no ha sido todo lo buena que yo queria...No se que he visto esta vez,pero no me ha dejado un buen sabor de boca.
Me levanto del suelo,donde estaba sentada,con las piernas cruzadas,y,jolines,las tengo dormidas...Como soy asi de imbecil, voy caminando como si no las tuviera a la cocina. De repente,necesito algo de beber...la boca seca es poco.
Y alli esta ella,de espaldas a mi,su pelo largo,castaño oscuro,cayendole por la espalda en bonitos bucles, removiendo algo en el fuego...
- Si es algo dulce y reconstituyente,me pones una taza?"

Mientras Nyw se encuentra meditando, Liss salió al bosque un momento para recoger algunas hierbas. Se ve que el encargo que le hizo antes de su partida, no le hizo gracia, asi que ha decidido prepararle la crema ella misma. No era tan difícil, pero entiende que a la alocada de la Drow, no le apeteciese ni pizca. Asi que, una vez reunidos los ingredientes, se dirigió a la cocina para comenzar la preparación. Despacito, sin hacer ruido. No quería molestarla y, aunque estuviese en su casa, de invitada, como suele llamarlo Nyw, pronto marcharía a la suya propia. No le hacía ni pizca de gracia estar mucho tiempo lejos de su hogar, ni de sus....pacientes. Ya que de ellos dependía su sustento.
Una vez en la cocina, dispuso todas las cosas en la encimera y entremezclando unas, derritiendo otras e hirviendo el resto, se dejó llevar y comenzó a tararear una canción de su niñez, sin darse cuenta de que aquello, podría entorpecer la meditación de Nyw. Tan concentrada estaba, que no la sintió llegar, pero, cuando oyó su voz a la espalda, se sobresaltó y se giró.
-Me has asustado, pequeña drow...te he...interrumpido? Lo siento. Te estoy haciendo la crema...esa que te dejé encargada y que no has hecho - le sonríe - Pero si también quieres algo reconstituyente, te lo preparo en un instante.
En un momento dado, después de la explicación y el ofrecimiento, Liss se fija en ella frunciendo el ceño.
- Nyw, estás muy pálida....ocurre algo?"

"Sentandose en una silla,no, dejandose caer,estirando los brazos sobre la mesa y enterrando la cara entre ellos, Nyw resopló.
-Creo que durante la meditacion he tenido algo de fiebre- dijo la drow, alzando el rostro. El pelo blanco le caia en los ojos, y ella se los apartó.,resoplando de nuevo...-Esta maldita herida de la espalda, me esta matando...
Volvió a enterrar la cara entre los brazos. como si estuviera muy cansada.
Pero no lo estaba.
Normalmente, sus meditaciones la llenaban de paz y relax, pero algo habia pasado en esa, que le habia transtornado sobremanera,aunque por suerte, no era la damita que la miraba, cruzada de brazos, seria, la protagonista.
De hecho, no sabia quien lo era....No lo habia tenido muy claro, y hacia tiempo que no tenia premoniciones...Tendira que esperar a la siguiente para saber algo mas...Eso si, aparecian las Ruinas donde noches antes habia tenido el encontronazo con los norteños...
Suspiró y volvió a mirarrla, pero esta vez de reojo.
Liss se habia vuelto, a seguir con la crema...
No es que no lo hubiera querido hacer...simplemente, habira esperado un poco a sentirse mejor...pero el dolor no la dejaba meditar por la noche..y si no meditaba, no descansaba...y no se sentia con fuerzas..
-Creo que, aparte de la fiebre...la meditacion no ha salido como esperaba-dijo la drow,acercandose a ella y poniendose a su lado...apoyando las manos en una de las encimeras y impulsandose para sentarse en ella-pero no te preocupes, a veces me pasa....
Sabia que eso no la tranquilizaria.
Se preocupaba por ella, y a Nyw eso le sabia mal...aunque a veces no podia remediarlo. Era asi, impulsiva, algo suicida...pero tambien era verdad que a veces se jugaba la vida por los demas....Tenia que hacerlo, para sentirse viva...
Pero no podia contarle lo que habia visto.
No sin antes verlo con sus propios ojos..
Y no le diria nada a ella, que seguro que no la dejaba ir....
Ademas, si se volvía a su casa...no lo sabria....
Sonrió traviesa, pensando que no la veria...."

"Liss meneó la cabeza mientras removía la mezcla en la cazuela...ya casi estaba lista, solo quedaba, echarla en los botes.
- No me gusta eso que me dices. No es normal que tengas fiebre. Asi que en cuanto acabe con esto, le echaré un vistazo a la herida.
La miró seria atisbando un ápice de sonrisa.
- No es cosa de risa, Nyw.
Tomando la cazuela con unos trapos y con sumo cuidado para no quemarse, fue vertiendo el contenido en unos botes que tenía dispuestos en la encimera. Una vez llenos, depositó la cazuela en la pila llenándola de agua para que se enfriase. Se lavó las manos minuciosamente y se dirigió a Nyw tomándola del brazo.
- Vamos, veamos qué es lo que te produce esa fiebre.
La condujo hacia el salón, y la hizo tumbar en el suelo boca abajo, no sin antes disponer varios cojines para que estuviese cómoda. Tomó su bolsa de trabajo y se acercó arrodillándose a su lado. Le levantó las prendas que la cubrían de cintura para arriba y suspiró. No dijo nada para no alarmarla, pero...la herida presentaba algo de infección.
- Has estado haciendo ejercicio, Nyw?
Mientras esperaba la respuesta y, deseando que le contase algo más sobre lo que la preocupaba, Liss apretó la herida con la yema de los dedos y esta supuró un poco de pus que limpió con una gasa limpia. Oia la respiración contenida de su amiga, señal de que le estaba doliendo y, que pronto empezaría a quejarse. Sonrió y, tomando un bote, aplicó una crema alrededor de la herida para anestesiar la piel, ya que debía sajar la herida para limpiarla. Una vez la crema hizo efecto y con sumo cuidado, abrió la herida y la limpió con agua y algo que, en teoría debería escocer muchísimo...Liss observó una vez más el corte y retiró algo de piel muerta y carne infectada. Aplicó otro ungüento y procedió a coser la herida de nuevo. Una vez hecho, aplicó otra crema de aspecto amarillento y cubrió la herida con una gasa limpia. Recogió las cosas y las llevó a la pila para limpiarlas meticulosamente y luego guardarlas. Su amiga había estado muy silenciosa mientras ella trabajaba. Asi que se sentó al lado de ella y le acarició el pelo.
- Tenías algo de infección. Nada serio. Pero...has de cuidártela para que no vuelva a pasar. En cuanto la herida se ensucie lo más mínimo, volverá a pasar. Prométeme que al menos durante cuatro días te estarás quietecita, si?
Liss se inclinó para ver el rostro de Nyw.
- Y ahora dime qué es lo que ronda por esa cabecita y que no tiene buena pinta...planeando nuevas travesuras, pequeña drow?"

"¿Yo? ¿Travesuras?
La miró de reojo y negó con la cabeza, esperando a que se le pasara el dolor de la espalda, que a pesar de haber sido anestesiada, le dolia un poco. Decidió quedarse un rato mas estirada, con ella a su lado.
-Digamos que la herida se ha infectado porque si, porque a lo mejor me he movido un poco mas de la cuenta…Ya me conoces, princesa…Sabes que no me puedo estar quieta…Si, lo sé. Tengo que estarlo, o no me curaré…No, no no, no lo hago por que te quedes. Nada me hace mas feliz que tenerte aquí, pero soy consciente de que tienes que irte, y que te vas a hacer un viaje muy largo…pero si yo te prometo que me estaré quieta…¿tu me prometerás que tendrás mucho cuidado?
Moviéndose con cuidado, apoyó la cabeza en sus piernas. El vestido de Liss era tan suave…estaba tan cansada, que cerraría los ojos de nuevo para sumirse en el trance de nuevo, y así a lo mejor ver mas de lo que la había intranquilizado anteriormente.
-No se lo que he visto, pero no es seguro que vayas sola por esos caminos solitarios…he visto sangre, Liss… ¡Sangre! Y eso no es buena señal…Que bueno, a lo mejor no será tuya. A lo mejor será del pobre desgraciado que se cruce en tu camino. Me vas a replicar, lo sé, pero quiero que lleves escolta, al menos hasta donde te esperaran tus amigos.
Se relajó, se dejó acariciar el pelo, cosa que le encantaba, y Liss lo sabia, y dejó ir un ronroneo de satisfacción, antes de volver a mirarla y, seria, hacérselo prometer.
-Si te pasara algo…
La abrazó, muy fuerte, por las piernas.
Sin saberlo, habían creado un vinculo…"

"Liss dejó escapar un suspiro mientras acariciaba su suave pelo mechón a mechón. Notaba cómo Nyw se relajaba poco a poco. Eso era bueno, cuanto más descansase, mejor. Notaba también cómo la presión de los brazos que abrazaban sus piernas se aflojaba. Sonrió y le habló muy bajito.
- Ay trastito...qué voy a hacer contigo...eso que me cuentas es...muy intrigante, pero ese viaje que dices que he de hacer, lo he hecho ya unas cuantas veces. Sola. Y nunca me ha pasado nada. Como bien dices...esa....sangre, no tiene porqué ser la mía. No te preocupes, estaré bien. Y mejor estaré cuando vuelva.
Al decir eso un escalofrío le recorre la espalda. Se estremece, pero lo disimula y le sigue hablando.
- En cuanto a la escolta, ya te he dicho que no. He de ir sola y....no eres la primera que se ofrece a acompañarme. Pero ese fue mi juramento. Una parte del camino sola y, otra a ciegas.
Liss tira un poco de ella sujetándola de los brazos y, a la vez que acomoda la espalda en el bajo del sofá, la acomoda a ella en su regazo, acariciándole ahora la parte de la espalda que no está herida, para aliviar la tensión, mientras con otra mano le sigue separando mechones. Poco a poco escucha su respiración volverse cadente y contínua, señal de que se estaba durmiendo. Volvió a sonreir y se inclinó para darle un beso en la mejilla.
- Duerme pequeña Drow, descansa y, ojalá que esta vez, tus meditaciones te revelen algo más.
Liss se quedó mirando las llamas que ardían en el hogar, mientras una extraña sensación le rondaba la mente...no, este viaje no iba a ser como los demás. No....sabía porqué, pero la intuición...pocas veces le fallaba..."

"“Un bosque oscuro… ¿quizás sea de noche y por eso no se ven mas que sombras y no se oye ningún sonido que no sean los búhos? Me viene un olor, me hace parar en seco. Es el olor de la sangre, un olor que reconozco bien, que he derramado mucha….
Veo un cuerpo en el suelo. Un hombre, joven, yace tumbado boca arriba, gravemente herido. Tiene un tajo muy grande y muy feo en el vientre, que lo cruza de derecha a izquierda y varios cortes en brazos y piernas. La cara, la tiene hinchada a moratones, sin duda producidas por patadas y golpes hechos con saña. El cabello, manchado de sangre y barro, es rubio, y uno de los ojos que abre como puede, para pedir ayuda débilmente, es azul como el cielo que ahora se sume bajo el yugo de la luna.
Una luna que lo ilumina como si quisieran que todos lo vieran.
Su mano derecha se alza hacia mi, como pidiéndome ayuda, con un gran esfuerzo y un gran dolor…agarrándome de la camisa, tirando de mi hacia él…
-Nyw...a…ayu…ayúdame….”

Como si algo la impulsara, Nyw se despertó de golpe, sentándose, respirando agitadamente. Ya no le dolía la espalda, y si lo hacia, en aquellos momentos no le importaba. Se llevó una mano al pecho, como queriendo aguantar el corazón dentro, que no se le escapara.
-Bosque, ahora-balbuceó, intentando levantarse-muerte"

"Al final, Liss sucumbió al sueño observando las llamas del hogar y escuchando la rítmica respiración de Nyw. Hasta que su sobresalto la sacó del sueño. Abrió los ojos cuando Nyw se incorporó y, mirándola preocupada, se acercó a ella tomándola por los hombros.
- Nyw, por dios, si me haces esto de nuevo, el próximo vestido que me regales, va a ser uno de pino...Se puede saber qué has visto..qué??? Bosque? Ahora? No, no, no, no, ni hablar...en este estado tú no vas a ningún sitio...
Liss la ayudó a sentarse en el sofá, mirándola, con los ojos perdidos y temblando. Le echó una manta por encima y le habló un poco más calmada.
- Voy a prepararte una tila y me lo cuentas, si?
Dándole un leve beso en la frente, Liss se encaminó a la cocina...."

"-¡No hay tiempo para tilas!! ¿Es que no me escuchas?-Nyw intentó levantarse de nuevo, del sofá, pero las fuerzas le abandonaron y un gran dolor le recorrió la espalda, haciendo que una mueca asomara por su rostro....aun así, seguía empeñada en levantarse.
-¡¡Hay que ir al bosque, Liss, hay que ir!!
¿Como le explicaba que el moribundo era Barald, au ayudante? ¿Como se lo decia? Rabiando por la obstinacion, explicable, pues estaba herida,de su amiga, consiguió agarrarla de la mano, fuerte, y la llevó hacia donde tenia el caballo.
-Ayudame a montar, ¡vamos!-la empujaba para que se montara de una vez y la ayudara a ella, apremiante, enfebrecida, jadeante por el esfuerzo que habia tenido que hacer para superar lo que la espalda le provocaba-¡luego me cortas, me sajas, me haces el daño que quieras, como castigo a mi tozudez, me atas a la cama, lo que quieras, pero tenemos que ir!! ¡¡Bary se esta muriendo!!"

"Liss se había visto en un momento, empujada, apremiada, y los gritos y la impaciencia de Nyw la estaban poniendo de los nervios. No sabía aún en qué momento había llegado hasta Silencio, su caballo. Aturdida y resistiéndose a los tirones que Nyw daba a su brazo, no sabía qué narices estaba pasando. Cansada del ritmo que había adquirido el despertar de la drow, se paró en seco.
- ¡¡No me grites!! ¿Te puedes parar un segundo quieta? Me vas a arrancar el br...
La frase se quedó a medias en cuanto escuchó el nombre de Barald. Unas cuantas imágenes de su joven y silencioso ayudante (regalo navideño de la drow ¬¬ y posible, pero NO, pretendiente) pasaron por su mente.
- Ba...¿Bary? ¿Muerte? ¿Qué? ¿Cómo? No puede ser, lo dejé en casa al cuidado de...o no...
Liss miró a su amiga sintiendo cómo la respiración se le aceleraba, clavándole la mirada y entendiendo que iba en serio. Se fijó en que Nyw se encogía por el dolor.
- ¿Estás...? No, es evidente que no estás bien, pero.... ¿Es eso lo que has visto en tu meditación? Dios santo...
Liss se llevó una mano a la frente sin saber qué hacer, lo que le ha dicho es grave. Su pensamiento es rápido y sus acciones también, asi que con la mente un poco aturdida, se giró sobre sus talones y entró en la casa lo más rápido que pudo para recoger su bolsa de trabajo. Si en verdad el muchacho agonizaba...le iba a hacer falta eso.....Dios y ayuda.
Cuando llegó junto al caballo, enganchó la bolsa a la montura, y mirando a Nyw, ahora con el rostro serio, montó sobre Silencio y tendió una mano para ayudar a la drow a subir.
- Te va a doler...
Sin darle tiempo a pensarlo, en cuanto sintió la mano sobre la suya, tiró de su amiga para ayudarla a montar detrás de ella. Nyw contuvo la respiración, señal de que le había dolido poco no.....algo más. Sujetó las riendas con firmeza y, girando el rostro preguntó:
- ¿Hacia dónde?"

"Un dolor lacerante, desde la rabadilla a la nuca hizo cerrar con fuerza los dientes y los ojos a Nyw cuando subió al caballo...pero, una vez sentada en la silla, pareció calmarse, aunque sudaba en abundancia. Temblorosa, alzó una mano, indicandole a Liss el bosque, y luego, cuando su amiga espoleó, se agarró fuerte a ella.
Los caballos y todo lo que se moviera mas deprisa que ella corriendo, le daban pánico.
Mientras cabalgaban, una idea pasó por su mente. Habia visto las heridas del Barald...con cierto detalle, como si ella hubiera estado alli...¿Habia mirado la luna? ¿Se habia fijado en que ciclo estaba? ¿Porque tenia el presentimiento de que iban a una trampa?
¿Y porque le parecia que conocia al asesino?
Por un momento, el dolor la cruza. Otra vez tiene que agarrarse el pecho...
Viejos recuerdos la asaltaban y la hacian llorar en silencio, pues no queria que Liss la viera de aquella manera.
No podia ser cierto...
No podia ser..."

"Liss clavó los talones un poco más en los ijares del caballo y éste, con un relincho apresuró un poco más el galope. Siempre le había gustado correr al límite encima de su animal, pero no para una urgencia como aquella. En un momento dado sintió los sollozos de Nyw a su espalda. De sobra sabía el temor que el caballo le inspiraba a la drow, pero no había más remedio. No podían perder tiempo. El aire de la noche era frío, y el cielo estaba muy despejado dejando ver una bonita y gran luna llena. Con la respiración entrecortada a causa de la carrera, y queriendo obtener más información, Liss apretó la mano de Nyw que se aferraba con fuerza a su cintura y preguntó:
- ¿Qué pasa Nyw, porqué lloras? Se que no te gusta ir a caballo, pero a pie nunca llegaríamos a tiempo...Algo más pasa...¿Qué me ocultas? Necesito saberlo todo, para saber qué me voy a encontrar...Dime lo que hás visto, la maginitud de las heridas...dónde está herido...todo, Nyw, todo!!!. Asi que me da igual que te ahogues con las lágrimas, empieza a contarme qué has visto aparte de a Bary medio muerto. Te conozco demasiado para saber que hay algo más....
Antes de llegar a una bifurcación del camino, Liss tiró un poco de las riendas para aminorar la carrera.
- Antes de que empieces a hablar...¿derecha o izquierda?"

"Respirando con fuerza, agradeciendo que el caballo se detuviera, Nyw miró alrededor para orientarse. Sudaba mucho, un sudor frio, que le recorria la espalda, que la hacia mirar febril a todos lados, cogerse a su amiga. Temblando, alzó un dedo y señaló que a la derecha. Si, el camimo bonito, bien iluminado por la luna, liso, llano, sin niebla...
-¿Llevas la ballesta, verdad?- le preguntó, intentando ponerse bien, secandose las lagrimas con el dorso de la mano.-Dime que la llevas...No sabemos si quien atacó a Barald lo hizo por que se lo encontró por el bosque o lo esta usando de señuelo para atraernos...Sé usarla. Mientras tu lo curas, o lo intentas, yo os cubriré. No me mires así, sé que puedo hacerlo. Tu arma es ligera y ahora mismo es mejor que una espada, que esa si que no la podria ni alzar, ahora mismo.
¿Tenia miedo? No, pero no las tenia todas consigo.
Si Barald era un cebo para caer en una trampa, ¿iban a caer de lleno?Sin duda, en su meditación, el muchacho estaba en medio de un claro del bosque. El que lo puso alli sabia que si, se quedaban en el lugar, lo tendria facil para rodearlas....
Tenian que llevarse a Barald a un lugar apartado, donde poder Liss por un lado curarlo y ella, con la ballesta, abarcar el claro para poder cubrirlos....En otras circunstancias no hubiera habido ningun problema. Saltar ella del caballo, ir a por el chico, cargarlo en la espalda y apartarlo de alli, pero ahora....ja....
Su mente iba a toda mecha. Iban a tener que bajar las dos del caballo a toda prisa...El dolor de las heridas...bueno, primero era él..Ella iba a sobrevivir,aunque tuviera que estarse luego dias y dias encerrada en casa, con Liss cortando infecciones...
Coger a Barald como pudieran, llevarlo, apartarlo del centro del claro y ponerse manos a la obra.
Ahora llegaba el momento de la confesion...Le dijo a Liss que se lo contaria por el camino, que no habia tiempo que perder.
-Cabellos rojos, como el fuego....Ojos negros como la noche.....Barald puede morir por una simple herida en el pecho, niña, y ya veremos si no hay nada mas...Las otras heridas son para atraer la atencion...para despistar...Se ha vuelto lista....-se vuelve pálida, porque ahora lo ve claramente...-maldita sea....¡Maldita sea!"

"Tirando de la rienda hacia la derecha, Liss tomó el sendero que Nyw le indicaba. La notaba temblorosa, como aterrada, le apretó de nuevo la mano para infundirle algo de tranquilidad, cosa que, dado el caso, era imposible.
- Nyw, llevo la ballesta, si, y algunas saetas en el carcaj. Pero sabes de sobra que no es suficiente, solo cuentas con un disparo, no te va a dar tiempo a más...no es un arco, cargar la ballesta para un nuevo disparo, conlleva algo más de tiempo, justo lo que no tenemos. A eso añádele que no dispongo de más luz que la que la luna me ofrece...y no es suficiente si Barald está tan mal como dices.
Liss clavó un poco más los talones, la sola idea de pensar que la vida de Barald se escapaba, la ponía de los nervios, haría lo que pudiese, pero dadas las circunstancias...no cree que sirve de...mucho. Un escalofrío repentino la sacude y una náusea atenaza su garganta al oir la descripción que Nyw casi susurra....cabellos rojos?
- M...Mor...Morwyn?? Dime que no...Nyw!! Dime que ella nada tiene que ver con esto, por favor, nena, dime que no. Si ella está de por medio, podemos darnos por muertos los tres...
Otra náusea, esta vez más fuerte, que hace que el estómago se le encoja del sumo terror que le inspira esa mujer. Recuerda perfectamente los "trabajos" de la elfa. Los había visto en alguna ocasión, verdaderas "obras de arte" con los entresijos del pobre humano que se había cruzado en su camino....y encima esa maldita luna llena...
- Mierda Nyw!! Estamos muertos...y Bary el primero..."

"Ay
¡Pero que lista era su amiga del alma! pero...
¿Y se si equivocaba? Estaba con fiebre cuandp la meditacion, a lo mejor eso afectó algo, haciendo ver, mezclando recuerdos, cosas, para confundirla...O tal vez no. Tal vez si que era la elfa...¿con que proposito? ¿A quien iba a querer hacer daño?
"Recuerda, Nyw" se dijo" conoces los puntos debiles de ese monstruo, la conoces casi tan bien como a ti misma, pues has compartido sus recuerdos, su vida, durante un tiempo, mientras esa cosa que lleva dentro se aclimataba a ti, a tu cuerpo, a tu cerebro., por eso Val te consideraba una copia, un vivo reflejo de la elfa...Quizas puedes llevar eso a tu favor....Vamos drow de pacotilla, piensa rapido...Liss tiene razon, un disparo y un tiempo para cargar otra vez el arma....por eso hay que ser rapidas...Sin duda, la elfa estara en plena forma, ansiosa de mas sangre..."
-Tu ocupate de Bary, vida-la drow se irguio el en caballo, como si de repente no le doliera nada, dejando de llorar, de temblar....No era propio de una semidrow como ella. No le habita temido a la muerte, ¿ahora si?
-Si es ella, me la dejas a mi.Para nada de este mundo te metas...Tienes un paciente que te espera, y que tienes que salvar. Si algo pasara, no quiero que mires atras, lo coges, lo montas en el caballo y os largais asi tenga que reventar el caballo....¿ESTAMOS?"

"


avatar
Morwyn
Su Elfa
Su Elfa

Cantidad de envíos : 276
Edad : 42
Localización : depende de donde sople el viento
Fecha de inscripción : 06/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE

Mensaje  Morwyn el Miér Mayo 30, 2012 6:36 pm

"Mirando al frente y frunciendo el ceño, Liss sintió que se le enervaba la espalda al oir cómo Nyw levantaba la voz. Estaba sumida en sus pensamientos acerca de Morwyn y de lo bien que se lo iba a pasar descorazonándola...Giró un poco el rostro algo molesta.
- ¡No levantes la voz, no soy sorda! No vuelvas a hacerlo, bastante tengo con pensar en mil cosas, como para que vengas tú a gritarme, no hay cosa que más odie, Nyw. Sé que la situación no pinta bien precisamente, pero...vamos a intentar...¿calmarnos? Y por favor, deja de decir tonterías. No voy a poder curar a Bary, ni vas a poder con ella tal y como estás, ni pienso reventar al caballo en una loca carrera por ganar a...la muerte.
Al volver la vista al frente divisó lo que parecía ser el claro y un bulto en el suelo, en el medio, que debía de ser Barald. Tiró de las riendas poco a poco hasta hacer que Silencio se detuviese al lado del bulto. Porque en verdad era eso. Un bulto que no se movía y que gemía levemente. Liss miró hacia todos lados, nerviosa, ahora era ella la que estaba por demás de asustada. Soltó la ballesta del lugar donde pendía de la montura y se la pasó a la drow mientras la ayudaba a bajar. Por mucho que quisiese hacerse la fuerte, sabía de sobra dónde y cómo le dolía.
- Ten...tú primero.
Después desmontó ella, mientras no dejaba de mirar en derredor y echaba algún vistazo de pasada a Bary, intentando evaluar las heridas, pero como estaba tumbado de lado no lograba ver nada. Tomó su bolsa y se arrodilló junto al muchacho, lo giró y se llevó una mano a la boca para ahogar un grito.
- Mierda, Nyw, esto es peor de lo que imaginaba...La luz es insuficiente, no dispongo de agua, ¿cómo narices voy a....?
Liss miró a Barald y se acercó a su rostro.
- Bary...Bary...soy Liss, ¿me oyes? No hables, solo asiente...¿si?
El muchacho asintió lévemente, Liss medio sonrió aunque no era cosa ni para sonrisas ni para medias sonrisas...
- Al menos aún vive.
Miró a su amiga preocupada...
- Pero no puedo...así no puedo...no veo nada, Nyw, carguémoslo en el caballo y llevemoslo a casa, si sucede algo por el camino, que Dios nos pille confesados...Pero por favor, vámonos de aquí. No me gusta este sitio, no quiero que te pase nada...y no hay tiempo que perder....¡Vamonos!!!"

"Nyw mira alrededor. Si. Bary esta al borde de la muerte,pero tres en un caballo no pueden subir. Apoyandose en la ballesta, la espalda la esta matando, mira a su amiga junto a su compañero y niega con la cabeza.
-Quiero que os vayais de aqui, los dos-levanta un dedo, para advertir a Liss que no admitirá replicas ni discusiones- Si es la elfa, yo podré con ella, tranquila, no me pasará nada...sabe muy bien que puedo y no puedo hacerle...Si es otro, pelearé, en ambos casos, hasta la muerte. Detodas maneras, no hay salvación si es quien yo creo que es...Asi que-se acerca a ellos, mira triste a Bary, que poco a poco se va poniendo mas palido y luego a Liss, a la que pone una mano en el hombro, escondiendo un gesto de dolor- si no salgo de esta, sé feliz, amiga mia. ¡Idos! ¡No dejes que muera Bary!-La empuja, en direccion al caballo-¡no pierdas mas el tiempo! ¡hazme caso de una puta vez!"

"Liss dió un respingo al sentir el empujón y la voz alzada de su amiga. Frunció lévemente el ceño.
- No me grites, y no hace falta que me empujes ni que emplees ese lenguaje conmigo. No soy tu enemiga.
En un momento pasó de tener ganas de pegarle a tener los ojos humedecidos por las lágrimas. Le dolía que ella le tratase asi. El debate interior que estaba librando la tenía aturdida, cansada y confundida. Por una parte, no quería dejar morir a Barald, no al menos sin intentar salvarlo. Y por otra parte, estaba la drow, en su afán de quedarse sola, en su estado, para enfrentarse a quien quiera que le haya hecho eso al muchacho. No....de eso nada... Liss levantó la vista entornando los ojos.
- No. No me voy...
Su voz suena serena, mira a Nyw a los ojos, manteniéndole la mirada. Se podría decir que un pequeño atisbo de amenaza y rebeldía cruza por sus verdes ojos...(no lo hagas...ni se te ocurra decirme lo que debo o no debo hacer...) piensa para sí.
- De hecho me vas a ayudar, por lo pronto, a mover a Barald hacia donde sea que haya un poco más de luz o claridad. Y si te duele, me da igual, te aguantas, porque para hacerte la valiente quedándote sola ante...eso, no te duele nada. La verdad es que sabes disimular bastante bien, nena. Luego, si quieres ponerte a vigilar o mantenerte alerta, hazlo. Yo intentaré, al menos, cerrar la herida principal, que es la que más me preocupa y si....sobrevive, ya terminaré las curas en casa, en mejores condiciones. Pero eso si, en cuanto vea u oiga el menor movimiento que no sea el tuyo, dejo a Bary y me tienes pegada a ti. Aqui, o morimos todos, o no muere nadie. ¿Estamos?
Emulando la frase que ella le había soltado hacía unos instantes, Liss alzó la barbilla, soberbia, se plantó delante de ella tendiéndole la mano, como quien sella un macabro trato que podía acabar con la vida de los tres. En realidad, no sabía de dónde narices había sacado el valor para decir todo eso, pero ya estaba hecho, asi que se quedó esperando a que la drow aceptase, o por el contrario desatase su ira contra ella. Sea lo que fuese, lo soportaría...o no.
En todo caso, si quería que la galena se fuese, tendría que obligarla a la fuerza."

"Nyw mira a su amiga a los ojos, primero, y luego a su mano, y bufa. ¿Es que no esta viendo que se esta metiendo en un....?Que coño, ya se han metido de lleno...Las dos. Estaba claro que el que habia atacado a Barald sabia que iban a ir las dos...porque ambas, ella porque se lo "entregó" y Liss porque...bueno, lo ha enseñado en sus artes de galena y el muchacho algo tiene que valer, aparte de que no es muy macarra...
Si, el que atacó a Barald sabia que hacia...
-De acuerdo, tu ganas- dice, estrechandole la mano, porque sabe que no la hará cambiar de opinión, es mas, seguro que si la enfada será peor....Quiere sus muñecas demasiado como para tenerlas rotas unos dias....(XD)-pero....-¿pero que, Nyw, si tiene razon, que te duele un horror la espalda, que estas sintiendo que, si no es porque eres una cabeza dura, estarias en el suelo, llorando como una niña pequeña, incapaz de moverte, que cuando cure a Barald te va a estar dias cortando infecciones?-pero nada, nena, Vamos, llevemos a Barald donde creas que te veras mejor y empieza a curarlo...hasta que nos ataquen quien queria hacernos esto....
Con un tirón de la mano de Liss, se la acerca a su cuerpo y la abraza, como si fuera una despedida....
Quien sabe.
Una sombra, en lo alto de un arbol, las contempla, y rabia, y odia.."

"La frialdad de su abrazo le heló hasta los huesos...Un escalofrío le recorrió la espalda..ella nunca la había abrazado asi, tan fría, tan distante...algo...algo fallaba. Reteniéndola contra sí, le susurró al oido:
- Ni se te ocurra cometer ninguna locura llegado el momento, ¿vale?. Te conozco Nyw, sé lo temeraria que puedes llegar a ser...pero ésta vez no. Prométeme que antes de hacer nada, usarás esto...
Liss se separó y le dió unos toquecitos con el índice en la cabeza. Luego miró a Barald, estaba muy quieto, pareciese como si se hubiese desmayado. Exhaló un suspiro y negó con la cabeza.
- Hay que aprovechar ahora, vamos.
Soltandose de Nyw, se dirigió hacia el caballo y desató la bolsa de sus enseres, quizá...quizá le sirviese. También cogió un odre de agua que llevaba en la montura. No era suficiente, pero no había más y el lago quedaba algo lejos.
- Cógele de las piernas, yo cargaré con el resto.
Al moverlo, Bary emitió un quejido sordo.
- Shhhttt, tranquilo, solo será un momento.
Lo llevaron hacia una zona un poco más iluminada por la luna, y más desprotegida también. Tanto que Liss sentía como mil ojos obervándoles...comenzó por inspeccionar un poco más a fondo las heridas, también encontró algún que otro hueso roto. Miró a la drow y luego a Barald, suspirando profúndamente.
- Allá voy.
Dicho eso, se puso a limpiar heridas en la medida de lo posible, apurando el agua y los escasos medios, de vez en cuando miraba de reojo a ver dónde andaba Nyw..."

"Nyw dejó a Barald donde Liss dijo y se puso a hacer guardia con la ballesta en la mano. Su vista de drow no dejaba escapar un milimetro del lugar donde estaban...podia ver bien en la oscuridad, y de momento, aparte de un cuervo que no se movia para nada, que las miraba fijamente, no parecia haber mas peligro.
El cuervo en si le mosqueaba. Sabia que la elfa podia utilizar animales para espiar, cuervos principalmente, eran sus aves favoritas, y apuntó al que tenia al frente, observandolas. Si lo mataba, se acababa el vinculo con la elfa, si es que ella habia echo todo eso...Pero si lo hacia, las consecuencias podrian ser desastrosas.
Pero...¿donde andaba ella? ¿Matando en otro lugar, saciandose, despues de dejar a Bary medio muerto? ¿Esperando el momento propicio para aparecer? ¿Las mataria?
Quien lo sabia. ¿Quien sabia los motivos, si era ella, por los que las habia llevado hacia alli?
Nyw no entendia mucho de todo el porque, pero por si acaso, ya habia armado una flecha en la ballesta, lista para atacar a cualquier cosa que se acercara a ellas.
-¿Como lo llevas, nena?-miró a Liss, de reojo.
Alzó la ballesta cuando el cuervo, dejando ir un graznido que rompió la noche, aleteó y salió volando.
Palideció.
Aquello no le gustaba."

"Resopló sobre un mechón de pelo que se le pegaba a la frente pelada en sudor, y eso que la noche era fría. Maldijo unas cuantas veces. No conseguía que Bary se estuviese quieto para poder "mal coser" la herida, las puntadas eran torpes y desiguales, en parte por el movimiento del muchacho, en parte porque no había luz suficiente, y en parte porque no podía controlar el temblor de su pulso. Suspiró y puso una rodilla en el codo de Barald, al menos ese brazo no lo movería. En cuanto volvió a clavar la aguja casi a tientas, otro movimiento involuntario le hizo rasgar la piel.
- Por Dios, Barald, aguanta un poco!! Sé que estás hecho polvo, pero si no me dejas, no podré acabar y será peor...
Liss cambió el tono de enfado por uno de súplica mientras pensaba si, a falta de anestésicos y sedantes, darle un buen mamporrazo y dejarlo inconsciente, sería buena idea. Total...uno más...
- Estate quieto, solo un poco más...
Al oir la voz de Nyw, se volvió un instante.
- Pues nada, aqui, muy bien, tomándo una copa con el amigo....¿Tú que crees? Bary no se está quieto, no tengo luz, está perdiendo mucha sangre y me quiero ir de aqui. No me gusta este sitio.
Volvió a clavar la aguja y el chico gritó al tiempo que se oyó el graznido del cuervo asustando a la galena. El instinto le hizo taparse la cabeza e inclinarse hacia delante en actitud protectora hacia Bary. Cuando el aleteo se distanció, se incorporó mirando al muchacho. Se había desmayado de nuevo. Luego miró a Nyw, aún sin luz se podía apreciar que las facciones de su cara no eran las mismas. Luego se fijó en la ballesta, en alto...
- Qué pasa, Nyw, de dónde ha salido ese bicho?
La cara de la drow lo decía todo...aquello no era bueno. Otro escalofrío le recorrió la espalda sacudiéndola al ver a su amiga con el arma cargada y apuntando al cuervo."

"-Solo es un cuervo-dijo, acercandose a ellos, dejando la ballesta en el suelo,cerquita, a mano, y se arrodilló junto a Barald, que las miraba a ambas,recuperando un poco la conciencia sin duda bajo el efecto de las fiebres. Con cuidado de no hacerle mucho daño, puso las manos en el pecho del chico, para que se pudiera estar quieto y asi poder Liss curarlo de una vez- Sé que duele, que no entiendes que pasa, Barald, pero por favor, no te muevas...
Interiormente contaba los segundos desde que habia desaparecido el cuervo, como si contara cuanto tardaria el sonido de un relampago en romper la harmonia de una tarde de verano...como esperando la aparicion de algo, o de alguien...
"Quizá no vendrá" pensó, respirando para calmarse un poco y centrarse en ayudar a su amiga, en mantener quieto al herido, en estar alerta por si las moscas..."Si ha echo esto, sin duda es por algo, pero...¿el que? ¿Porque Barald? Aun no lo entiendo...."
Cierto, no lo entendia.
Barald la cogía de la mano, apretando debilmente, muerto del dolor...a la par que ella se resentia del suyo, de su espalda...Pobre Liss....No tenia que haberle dicho nada...Ahora estaria ocupada, y le sabia hasta mal, pero Bary era Bary...No lo podia dejar morir. Le habia cogido algo de cariño...se divertia viendolos en casa de Liss, atento a las explicaciones de su amiga, siempre servicial...
Lo de la amenaza era mentira.
Simplemente, lo liberó de un mal futuro....Uno que ahora se escapaba por momentos si no se estaba quieto...
-Por favor, Barald-Su mano le acarició el ensangrentado cabello, suavemente-quieto...ssh"

"- ¿Sólo un cuervo?....
Resopló y volvió a retomar la cura, estaba claro que su amiga le ocultaba algo. Pero no se lo iba a decir...siguió dando puntadas hasta terminar. Una vez acabado, limpió los bordes con agua y cubrió la herida con un ungüento..luego puso un trozo de tela limpio encima de ella.
- Ya está, es todo lo que puedo hacer.
Se quedó arrodillada mirándo a Barald y a Nyw. Vió cómo él sujetaba su mano.
- Y ahora..¿cómo vamos a trasladarlo a casa? No puede moverse ahora, mucho menos erguirse...
Acabó por sentarse con las piernas cruzadas, se frotó la frente. Realmente estaba cansada, muy cansada, pero no solo de esa noche. De todo, de todos... Últimamente todo le sale mal. Liss levantó la mirada a la luna, con los ojos anegados. Estaba harta. En cuanto se asegurase de que esos dos estaban bien, desaparecería....no para siempre, pero sí una temporada. Los hechos que le acontecían en el reino, no la favorecían en nada...en nada... Volvió la mirada hacia ellos. Si, se iría, lejos...quizá con ellos...siempre la habían tratado bien y se sentía agusto, además siempre adquiría nuevos conocimientros. Sonrió lévemente pensando en una temporada de descanso. Cuando alzó la vista un poco, justo detrás de Nyw, algo...o alguien estaba allí. Palideció y con un hilo de voz alertó a la drow.
- N..Nnnyw..... detrás de ti....
De repente, todos sus sueños se vinieron abajo."

"Pero miralas...Las dos juntas.
Que monas, pobrecitas.
¿MONAS? SON PERFECTAS...A NYW LE TIENES GANAS DESDE HACE DIAS, TE HA INTENTADO ROBAR LO QUE MAS QUIERES...LA OTRA, A LO MEJOR NO TENIA QUE ESTAR AQUI...PERO NO SOLEMOS DEJAR TESTIGOS ¿VERDAD?
No,no solemos, pero...
PERO NADA NENA...ES TU OPORTUNIDAD DE ACABAR DE UNA VEZ CON LA COMPETENCIA...ACABANDO CON LA VIDA DE LA DROW, LO TENDRAS TODO PARA TI....
¿Como puedes hablar asi de ella? Fue tu portadora un tiempo....¿no lo recuerdas?"La parte oscura de Morwyn miró a la drow, cuya espalda sangraba. Si, la recordaba...y la echaba de menos...Mucho, porque con ella, las cosas eran...decir y hacer...La elfa se lo pensaba demasiado, era demasiado blanda....Queria volver con la sanguinaria drow...Si, la deseaba....
"¿Vamos a atacarlas ahora? NO..ESPERA UN POCO MAS...TENEMOS COMPAÑIA:...."La sombra que se acercaba por detras de Nyw resultó ser un hombre...acompañado de unos cuantos mas...soldados por sus cotas de mallas y sus capas doradas.
La parte Oscura de Morwyn se relamió los labios....Conociendo a la drow como la conocia...si los soldados se llevaban al chico y a la otra chica con ellos, ella se quedaria...Ella si las habia descubierto...
-¿Señoras? ¿Estan bien?-el que parecia el cabecilla de la patrulla se acercó a ellas"

"Liss se apresuró a tapar por completo la herida de Barald con lo que quedaba de su vestimenta. No podía dejar que esos guardias vieran el destrozo de su pecho. Miró a Nyw. Tenía las manos manchadas de sangre. Con un gesto sutil, le indicó que se las limpiase. Luego le puso la capa encima, las manchas de sangre de su espalda empezaban a llamar la atención por demás. No es que no desease pedir ayuda a gritos a los guardias para salir de ahi cuanto antes...no...la cosa era cómo explicar las heridas de los dos...asi que...procedía la mentira. La puta mentira de siempre.
- Buenas noches mi señor...- Liss sonrió amable.- Si, mi señor, todo bien...¿Por qué? -Liss miró a Barald y a Nyw, especialmete a esta, implorando con la mirada que se quedase callada. - Si os referiis al muchacho..no es nada, unas cuantas magulladuras...estos chicos de hoy en día, que se suben a los árboles y no saben bajar...jajaja. -Su risa no era abierta, era una risa cargada de nervios, de tensión. - De todas formas, soy galena, ya le he curado lo básico, los moratones se irán por si solos. Tiene un ligero golpe en la cabeza y está algo desorientado, asi que, como no quedan muchas horas para el amanecer, le dejaremos descansar un poco y luego lo llevaremos a casa. En las condiciones que está no es muy propicio moverlo. - Volvió a sonreir, una sonrisa que se desdibujaba rápidamente. "Sacadnos de aqui".....
Liss miró una vez más a Nyw.
- ¿Verdad?"

"Nyw ocultó su cara a los soldados. Si veian sus ojos, verian que era una drow y seria prendida inmediatamente. Los humanos no veian con buenos ojos a los de su raza, y tanto daba que no hubiera echo nada. Era lo que era y con eso tenian suficiente para apresarla y encerrarla en una mazmorra hasta el fin de sus dias.
-Ehm si, eso es-dice, ocultando su acento todo lo posible-una partida de caza un poco malograda...Ya se lo dije, galena, que no se subiera...pero no, tenia que hacerse el valiente....
Los nervios, malditos, hacian mella en ella, pero tenia que disimular todo lo posible por Liss. Si no se iban pronto de alli, tendrian problemas, tanto ellas ,como ellos...Un color rojizo sobre una rama un poco más allá de donde estaban...unos ojos que los observaban....
"Si, eso, sacadlos de aqui" deseó, cerrando los ojos"dejadme sola""

"Liss apoyó una mano en el hombro de Nyw. Las dos estaban nerviosas. Por una parte se quería ir, pero por otra no iba a dejar sola a la drow. No, no le había contado todo. Y no sabía porqué, pero no había vuelto a nombrar a la elfa, y de seguro, ella tenía que ver algo con todo esto. Miró a los guardas, que, indecisos dejaban vagar la mirada de unos a otros...
- Bueno...pues ya está todo aclarado...si me permiten, voy a hacer un pequeño fuego, la noche cada vez se hace más fría...
Liss sonrió lévemente e inclinó la cabeza, luego, se alejó un poco para recoger algunas ramas. Quizá si aparentasen absoluta normalidad, ellos se irian..total, ni arre ni só. Tampoco han ofrecido su ayuda...solo han preguntado. Volvió al lado del caballo y sacó el pedernal, luego apiló las ramas cerca de Bary, mirándo de reojo a Nyw, aún con el rostro cubierto.
- Tranquila...
Liss prendió el pedernal y las ramas empezaron a arder."

"No, si tranquila estaba.
No, si no se iba a mover, pero ellos tampoco, por lo que parecia.
-¿Y a ella que le ha ocurrido, mi señora?-otro soldado maruja preguntando lo que no debia.
-Me caí con él- respondió la drow, sin mirarlo-era una carrera a ver quien saltaba mas arboles, por las copas, cosas de crios...que ha salido mal...Tranquilos, la galena ya nos ha echado la reprimenda...
Los soldados rieron y preguntaron quien de los dos habia ganado. Nyw respondió que él, y se quedaron contentos con la respuesta. El que parecia el capitán se adelantó un poco. Habia estado muy callado, observandolas. La drow lo conocía, ya habian tenido un par de encontronazos en las tabernas y sabia de la rabia que le profesaba porque siempre acababa por los suelos y ella con sus botas en su boca..
-Si necesitais ayuda, mi señora-le dijo a Liss, que habia encendido el fuego y se calentaba las manos en él, mirandolo fijamente- no dudeis en hacerlo. Si no necesitan nada mas, nosotros seguimos con la patrulla....
Se cuadraron y se marcharon, desapareciendo en la oscuridad.
La drow respiró tranquilizandose por un momento, pero mirando alrededor. El rastro rojizo habia desaparecido un momento....¿Otra tregua?"

"Liss se levantó en cuanto desaparecieron los guardias, comenzando a echar tierra al fuego para apagarlo. Luego se arrodilló junto a Barald. Estaba empapado en sudor, le tocó la frente, ardía...Si al menos llevase encima algo de corteza de Sauce, podría bajar un poco la temperatura, pero...no, no la llevaba encima y, si seguía subiendo la fiebre...Negó con la cabeza echándole su capa por encima mientras se frotaba los brazos. Esa situación la superaba. Alzó la vista para ver dónde estaba la luna....aún quedaba para el amanecer...maldita sea! Suspiró y abrazándose las rodillas enterró la cara en éstas. Seguía estando cansada, cada vez más...y enfadada....pero con qué?...con quién?.... En un momento dado, levantó la vista y miró a Nyw. Los párpados le pesaban cada vez más...
- ¿Qué le has hecho, pequeña drow...o mejor...qué le hemos hecho para que nos odie tanto...para que nos haga esto?...."

avatar
Morwyn
Su Elfa
Su Elfa

Cantidad de envíos : 276
Edad : 42
Localización : depende de donde sople el viento
Fecha de inscripción : 06/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE

Mensaje  Morwyn el Miér Mayo 30, 2012 6:44 pm

"-¿Que que le he echo?-se encoge de hombros, vete a saber- a lo mejor me odia por haberle devuelto la maldicion...No lo sé...¿que has echo tu?
Nyw la mira y mira alrededor. No la presiente, pero no le gusta el silencio, roto por los gemidos de dolor de Barald o por alguna ave nocturna que anda de caza. Es tenso, es irrespirable...es...
¿Y si no las queria matar? ¿Entonces porque atacar a Barald? ¿Acaso él habia querido hacerle daño y ella se ha tenido que defender?
El dolor de la espalda la mata, casi no la deja pensar con claridad, pero lo que si tiene claro es que, en cuanto puedan ,tienen que calmarse un poco, entonces ella la llamara....y veran que pasa.
Se acerca al febril chico y le da unas tortitas en la cara, para espabilarlo.
-Barald...¿me oyes?-tortita, mira a Liss, que la esta mirando mal por hacerle aquello al herido, a su paciente, a SU regalo...-Barald...¿has querido propasarte con una elfa pelirroja? Necesito saberlo, ya...dimelo...
Quizas es una trampa, no lo sabe, quizas quiere volver a sacarse de encima la maldicion...y darsela de nuevo a ella...Por un momento, mentalmente, sonrie, y se da cuenta de que lo desea, que quiere volver a sentir el Ansia, cual vampiro, de sangre....
Pero ahora seria diferente. No mataria personas...
No, era una Nyw nueva..."

"- ¿Yo? Si no me he acercado a ella ni a tres reinos de distancia...bueno, si, pero no le he hecho nada. Es más siempre he sido muy neutral con ella las pocas veces que hemos coincidido...y la he evitado todo lo que he podido. Esa mujer no es buena, y solo inspira miedo y odio...a mi y a....quien no es a mi.
Liss se quedó mirando cómo Nyw sacudía a Barald. Frunció el ceño. Eso no le haría bien...asi que se echó hacia delante y sujetó la muñeca de la drow, negando con la cabeza después del breve interrogatorio.
- No Nyw. Asi no. No creo que te corra tanta prisa el que te responda. Y no lo va a hacer así le des de palos.¿No ves que está delirando en fiebre? Casi es mejor que te calmes y esperes a ver si entre quejido y gemido suelta algo...
La galena retiró del todo la mano de su amiga y le instó a que se sentase. Nada más se podía hacer....solo esperar que, con la llegada del día, Bary se encontrase mejor y les pudiese aclarar algo, o, al menos dar alguna explicación. Y que cesaran de una vez las sorpresas en esa noche. Mirando a Nyw, repasó mentalmente las hierbas que podrían mejorar las heridas de los dos. Por un lado las del muchacho, recientes y profundas, y por el otro las de Nyw, dos veces cosidas, pero que se empeñaban en infectarse de nuevo...y en no cerrarse...
- ¿Qué tal tu espalda?
Liss le preguntó distraída, más bien por no oir ese horrible silencio, esos ruidos sordos.....mientras, seguía repasando hierbas en su mente..."

"Si, mejor lo dejo, que me emociono y puede acabar peor de lo que ya esta. Miro a Liss y le sonrio, la pobre, que mal lo esta pasando...y todo por, seguro, vamos, pòngo la mano en el fuego, mi.
Estoy al cien por cien segura que Morwyn tiene algo conmigo...
Desde siempre, desde que me encontró aquella noche, siempre la he tenido pegada a mi sombra, vigilandome cuando tenia la maldicion y cuando no...¿porque? Ni idea. Celos supongo. Porque yo soy mas echada palante, mas descarada y los hombres me miran, suspiran por mi....No lo se, a lo mejor tambien deliro.
Mi espalda...esta echa una mierda, siento la sangre como empapa mi ropa, pero no me muevo. Comparado con Bary estoy de puta madre, aunque no pueda ni alzar la ballesta mas arriba de mi cintura...
Sé que cuando acabe todo esto...que se acabara al amanecer...y tendremos tregua hasta quien sabe cuando,porque si no lo ha hecho ya, la elfa no nos podra hacer daño hasta la noche...si es que son sus intenciones....me voy a acordar de ella y de toda su extensa familia de elfos...porque Liss se encabezonara en curarme...y me va a doler....
-Te pondras las botas curandome, pinsesa-le digo, abandonandome a su regazo, viendo como poco a poco va saliendo el sol....-y no me quejare, lo prometo....despues de que hayas curado a Barald, claro..."

"Cuando Nyw se iba a recostar, Liss se apartó, sin brusquedad, poniéndose en pie. No, las cosas no eran asi. La drow le contaba las cosas a medias, o solo lo que ella quería contar. Estaba empezando a hartarse de ser la débil, de que todo el mundo la tratase como a una cría. Si, se estaba empezando a mosquear por demás. Asi que, entre lo cansada que estaba y a la velocidad que iba su mente, lo que más le convenía no eran los mimos y los arrumacos precisamente. Se puso a pasear por el claro, pensando en nada y en todo, sintiendo rabia, mirando cómo la punta de sus zapatillas asomaba por debajo de su vestido a cada paso que daba. De vez en cuando echaba una mirada a Bary, sumido ahora en un profundo sueño. Odiaba la incertidumbre, odiaba las mentiras, odiaba que le gritasen y odiaba que le contasen las cosas a medias aún cuando ni siquiera sabía si le concernían o no a ella, pero sí a la gente cercana. Poniendo las manos a la espalda, se paró y miró hacia arriba, a la luna, ya había descendido bastante. Suspiró.
- Me voy, Nyw. Ya no aguanto más. En este bonito reino solo hay dolor para mi. Dolor, mentiras, angustia y verdades a medias. No es esto a lo que estoy acostumbrada, no logro conocer a nadie lo suficiente, y todos conocen lo suficiente de mi. Quizá sea mi falta de..curiosidad, pero..siempre acabo metida en medio de todo. Cada día me siento más...desconfiada, huraña, tengo miedo.... En cuanto Barald y tú estéis bien, me iré. No me siento agusto. Está decidido.
Dicho eso volvió a suspirar, bajó la mirada y retomó su paseo por el claro pensando que quizá había sido egoista y un poco brusca. Quizá cuando todo esto haya pasado y se encuentre en la paz de su casa lo vea de otra manera, pero solo...quizá."

"Casi me como el suelo.
Mirandola pasearse arriiba y abajo del claro del bosque, sé que esta enfadada, mucho...Sus ojos me lo dicen, que esta harta.
Muy bien...
Me siento a escuchar su discursito, que tiene razon, yo estaria igual que ella, y que todo lo que siente y todo lo que experimenta es normal. Los nervios, las cosas que le pasan, las que le hago pasar yo, irremediablemente, han hecho mella en ella.
Quizás ha llegado el momento de contarselo todo, aunque no me crea, aunque luego me mire con asco, enfado, horror.
-¿Puedes venir un momento, pinsesa?-le digo, con la voz tan calmada como puedo, para que ella tambien se relaje un momento y se siente, a mi lado y me escuche- Si te vas a ir, mejor que lo hagas con un poco mas de luz en tus sonbras, ¿no crees?
Me matará, me dirá de todo, pero me lo mereceré. La quiero proteger de la elfa, porque la elfa va a por mi, y no dudará en dañar a quienes me rodeen y ella considere que, para hacemre mucho daño a mi, para conseguir lo que quiere, que nos enfrentemos, debe eliminar. Esta loca. Creo que la parte oscura de Morwyn se ha descontrolado por alguna razón...
-Por favor, Liss. sientate, cariño-insisto, con ojos implorantes- escuchame, te lo contaré todo"

"Liss siguió con su "paseo hacia ninguna parte", negó con la cabeza. Ahora no. Ahora no quería oir nada. Solo quería que todo esto pasase. Ya. Necesitaba a su gran amiga...la soledad. Siempre sintió gran curiosidad por la historia de Nyw y la elfa. Pero no, no es de eso de lo que estaba harta, sino de su vida, de la vida que llevaba, de que nada le salía bien.
- No, Nyw. Ahora no. Está apunto de amanecer. Solo quiero irme a casa...a casa....
Sin apenas darse cuenta, las lágrimas anegaron sus ojos, y un llanto desconsolado se apoderó de ella. Los recuerdos volvieron a su mente...bueno al menos lo que ella quiso conservar después de su noche de meditación con la drow. Pensó en su madre, en su familia, en el calvario que tuvo que pasar cuando se la "llevaron" a otro país...en...
De repente, se sintió vacía, sola. Quizá tanto tiempo ocultando su pasado con sonrisas y amabilidad para con todos le estaba haciendo mella. Demasiado tiempo ocultándolo, si...por algún sitio tendría que salir toda esa amargura. Su vaso se acababa de colmar. Si, estaba hundida, y lo peor de todo es que nadie más lo sabía, solo ella, su amiga, su pequeña drow...solo ella. La miró, sin verla...con una sola pregunta en sus verdes ojos...¿Por qué? ¿Porqué no puedo ser feliz? Negó de nuevo. Bastante tiene ella con lo suyo para encima tener que hacerse cargo de mis problemas emocionales.
No. Ya no sería una carga para nadie. De pura frustración se secó las lágrimas con el dorso de la mano, con rabia se secó éstas en el vestido. Inspiró aire y le dió una patada a una piedra, impotente. La piedra fué a dar entre unos arbustos. Pero sonó como si..no, ese no era el sonido carácterístico de una piedra al perderse entre los arbustos, no, era como si...hubiese chocado con algo...algo blando, un ruido sordo....
Ladeó el rostro y se acercó un par de pasos, entrecerró los ojos...palideció...
- Nyw....."

"Se encoge de hombros. Si no quiere escucharla, se callará y punto. Ella tambien se quiere ir a casa, tumbarse boca abajo y esperar a Morfeo para que le desapareciera el dolor...Dolor que tambien le provoca verla asi, tan deprimida...pero ¿que mas podia hacerle? Intentaba de todas las maneras ayudarla, pero estaba demasiado nerviosa, alterada, Liss, para insistir. En casa, mas tranquilas, descansando y relajandose, disfriutando de la aparente tregua, hablarian, si queria.
Ve la piedra desaparecer tras el arbusto y el ruido que provoca al darle a algo. Como puede, se levanta, acercandose a Liss con cautela, mirando las dos hacia el matorral.
-Quedate aqui- le dice, tocandole el brazo, como para tranquilizarla, mientras coge un palo, la ballesta esta demasiado lejos....-no hagas ningun ruido...
Poco a poco se acerca al arbusto y, con el palo, rebusca entre el ramaje (?) y,de repente,éste desaparece de las manos de Nyw, como si algo hubiera tirado de él, cansado de que le dieran con él....
-¿Quien hay ahí?-preguntó Nywe, acercandose un poco mas...-¡Sal, da la cara!"

"- ¿Sal? ¿Da la cara?...
A Liss se le acabó de desencajar la cara cuando oyó a Nyw dirigirse a lo que fuera que estuviese oculto en el arbusto. Asi, sin más..ole sus narices...la admiraba...pero dirigirse asi a lo desconocido, como si lo conociese de toda la vida... Negó.
- ¿Estás loca? A lo mejor te responde...
Liss fué dando pasitos hacia atrás, por instinto. Si, seguramente fuese un bichejo nocturno...o no, pero desde pequeña le enseñaron que más vale prevenir que lamentar.
Sin darse cuenta, retrocedió hasta chocar con algo...o mejor dicho con alguien, bastante más alto que ella, el cual la inmovilizó con un brazo desde atrás, y le tapó la boca con la mano libre.
- Mmmmmm....
Forcejeó con su captor sin conseguir soltarse, mientras movía la cabeza intentando que la mano que tapaba su boca se moviese un ápice y poder darle un mordisco para liberarse. Todo sucedió muy deprisa, se inclinó hacia delante y la mano se movió, momento que aprovechó para morder. Se oyeron unos cuantos improperios y tuvo el tiempo justo para gritar:
- Nyyyww!!!!!!!!!!!
Luego...todo se volvió oscuro...demasiado....mucho más de lo que ya estaba"

"Al oir el grito de Liss, Nyw se levantó, girandose hacia la derecha, de donde le vino un puñetazo que le dió en plena cara, haciendola dar la vuelta completa sobre si misma, viendo como cuatro hombres vestidos de negro, se hacian con el caballo, las cosas de Liss, de Barald y de ella, y a la propia Liss inconsciente antes de caer al suelo y verlo tambien todo negro.
Un dolor intenso en la mandibula golpeada la hizoquerer gritar, pero no pudo, porque algo en su boca se lo impedia. ¡Estaba amordazada! Intentó moverse, levantarse, no sabia que,pero hacer algo...
Nada, no pudo hacer nada...Estaba tambien atada de pies y manos a un poste.Miró alrededor, a ver donde estaba, ella y sus amigos.Por lo poco que pudo apreciar, estaban en una especie de jaula de hierro oxidado con el suelo de paja sucio. Hacia calor, pero no pudo ver si era de dia o de noche. Al parecer una tela las cubria.Sentia cerca la respiracion entrecortada de su amiga a su lado y los gemidos de dolor de Barald tumbado en el suelo a sus pies. Liss seguia inconsciente.
Gracias a su sentido auditivo de drow, pudo percibir una conversacion,aparte de los sonidos propios de un carro traqueteando por un camino, los cascos de los caballos de tiro y los pajaros que piaban .
-Buena captura, mi señor- decia uno-son unas chicas muy muy bellas y la que parece exotica, se vendera cara, muy cara, le hara muy rico...
¿Vender? ¡¡¡¿Vender?!!! ¡¡De eso nada!! Tenia que despertar a Liss y salir de alli como fuera, pero...¿cuanto tiempo llevaban inconscientes? ¿Donde estarian?"

"Un intenso martilleo golpeaba las sienes de la galena, empapada en un sudor cálido, pegajoso. Intentó abrir los ojos, pero sentía los párpados como si se los hubiesen pegado. La boca seca, con un ligero sabor a sangre...¿sangre? ¿pero...de qué? ¿de dónde? Se concentró en relajarse y escuchar, sentía movimiento bajo su cuerpo, el suelo se movía, pero no tenía ni idea de dónde estaba, solo recordaba un golpe, en la cabeza y oscuridad. Oyó respiraciones, un lejano murmullo... El dolor no la dejaba concentrarse, es como..si le hubiesen dado una paliza. A duras penas abrió los ojos un momento. De nuevo oscuridad, miró hacia un lado, sin levantar la cabeza del suelo y le pareció distinguir una silueta. Se asustó. Pero la silueta no se movía, respiró hondo para calmarse y se incorporó sujetándose las sienes. Quizá lo hizo demasiado deprisa, porque al hacerlo, la oscuridad empezó a girar de nuevo a su alrededor y tuvo que tumbarse de nuevo antes de que la náusea se hiciese insoportable.Sintió el cuerpo extremadamente pesado y volvía a estar empapada en sudor, esta vez un sudor frío. Se pasó una mano por la frente y respiro varias veces. Oyó un ligero movimiento y giró el rostro hacia donde provenía. Tragó saliva y susurró débilmente:
- Nyw.....eres tú?"

"-SSSht-la drow le hizo guardar silencio-si ,soy yo nena...No alces mucho la voz, no nos conviene que vean que nos hemos despertado.Cuanto mas tiempo pasemos calladas, mas creeran estos vendedores de esclavos que somos sumisas.
La miró. ¡Ella no estaba atada! Sonrió. Algo le decia que ella si porque se habia resistido...seguro.
No era por hacerse la chula, ni la prepotente, pero esperaba que, al pobre desgraciado que le hubiera dado para que la tuvieran amarrada a los barrotes de la jaula, se le pasaran las ganas de volver a tocarla...si podia hacerlo.
Supuso, en la semioscuridad, que Liss estaria sorprendida, mucho, para luego, una vez asimilada la informacion. morirse de miedo. O no.
-¿Estas bien?-le pregunto,en un susurro-me iria contigo, pinsesa, pero me tienen atada a los barrotes de la jaula...-dijo, moviendo un poco, intentando que lo oyera, sus ligaduras en el hierro oxidado de la jaula.
Por otra parte...
¡Su espalda! ¡No le dolia!
Mierda, un mago....
¿Un mago entre las filas de unos sucios y pervertidos vendedores de esclavos?
Aquello se empezaba a poner muuuuy interesante...
Oyó las respiraciones de sus compañeros de jaula, pausadas, y entendió que estaban intentando descansar, recuperar fuerzas...porque si a ella la habian curado, a Barald fijo que tambien...
Los vendedores hablaban de otras cosas, no de ellos, asi que no prestó atencion. Tenia que pensar como salir de alli con su pinsesa y su amigo, sanos y salvos...
-Llegaremos al puerto esta madrugada-comentó uno- ¿estara el Capitan Olient a punto para embarcar?
-Asi quedamos, señor. Si quiere cobrar lo acordado, mejor que lo este...La mercancia que llevamos es de calidad, esta vez, señor...Sabe que si la vendemos a muuuy buen precio, su comision por sus servicios anuales seran muy elevados...
"¡Eh eh!" pensó la drow, abriendo mucho los ojos"¡de ir en barco ni muerta!
Ahora si que tenian que salir de alli pitando.
El mar le daba un panico horrible....
-Liss, mierda, despierta-suplicó, intentando darle con el pie, para que despertara-¡tienes que liberarme!¡¡LISS!"

"Liss estaba despierta. Imposible dormir o descansar mientras intentaba que su tortura mental se acabase, o acabase con ella. Se quedó pensativa al oir lo que Nyw le contaba...vendedores de esclavos...genial! Las cosas mejoraban por momentos.
- Estoy despierta...¿Liss, mierda? Oh, gracias, neni. Yo también te quiero.
El desánimo y la desgana, sumada al mal humor y el dolor volvían a hacer mella en la galena. No es que tuviese muchas ganas de reir en ese momento, y el sarcásmo no se le daba mal en situaciones insólitas como aquella.
- ¿Que te libere? Si, claro, un momentito, ¿si? En cuanto recupere mi cerebro o, decida asentarse te libero. Y em..lo que sea que te mantiene atada a esos barrotes, ¿quieres que lo rompa con los dientes, o...le escupo veneno a ver si se desintegra?
Malo. El mal humor la estaba haciendo eso, escupir veneno. No debería, pero....
Exhaló un largo suspiro. Pensando, dentro de lo que el dolor la dejaba. Era insoportable. Cerró los ojos de nuevo....más dolor....estaba cien por cien segura de que si se incorporaba de nuevo, vomitaría. El movimiento del carro no la ayudaba demasiado. De repente se acordó de Barald...él solía llevar siempre un pequeño puñal escondido en sus botas...quizá con eso...puediese liberar a la pequeña drow.
- ¿Bary?
Se quedó escuchando a ver si el muchacho respondía o si le oía moverse o algo. No lo hizo. Tampoco insistió, tal y como dijo Nyw, casi era mejor permanecer calladitos..."

"Me tengo que calmar yo para poder calmar a mi compañera de viaje...Me tengo que calmar para poder pensar con claridad, pero sin dejar de lado la conversacion que mantienen nuestros captores, esperando a ver si sueltan donde estamos, a donde vamos, cuanto de lejos estamos de Reino.
Me tengo que calmar, asi ella podrá centrarse y cortar la cuerda que me tiene atada a los barrotes,solo asi podremos sorprenderlos y salir corriendo de alli...
Pero con el mago.
Si pudieramos ver algo...no sé. Si hay mas jaulas, mas personas cautivas, cuantos son ellos, los que nos tienen prisioneras...armas, no sé, algo...
Bufo. Esto me supera, la verdad.
Si, me he encontrado muchas veces en lios, pero siempre sola. Ahora no se como tengo que reaccionar....bueno si, Liss y Barald cuentan conmigo para salir con vida de esta...Liss en un momento dado puede ser de ayuda, si hay que romper narices o bocas, peleando es la leche, la niña, pero no se porque Barald no se despierta.
¿Estara bajo un hechizo adormecedor porque tambien lo tienen como una amenaza?
La cortina se abre un poco y entra aire y luz. Un tipo muy feo, sin dientes, tuerto y manco barre la jaula con la mirada.
Bien, genial.
Ahora nos veria despiertas y se lo diria al jefazo.
Dicho y echo. Cerró la cortina de nuevo, dejando ir una risita que no me gustó un pelo., y lo sentimos cabalgar como si le fuera la vida en ello..
-Nena, estate atenta-le digo-creo que antes de embarcar tendremos visita...Al parecer, llamamos mucho la atencion..."

"Otro suspiro. Otro pinchazo en las sienes...
- Si, no te preocupes, estaré todo lo atenta que pueda.
Se giró poniéndose boca abajo, respiró profundamente y se arrodilló sin abrir los ojos. Aún notaba el mareo, pero tenía que llegar hasta Barald, para ver cómo se encontraba y si conservaba su daga. Y si asi era, liberar a su pequeña drow con ayuda de ésta. Gateó por el suelo clavándose un par de astillas en la mano y maldiciendo. Al llegar al cuerpo del muchacho, tanteando le tocó la frente y el cuello. No había rastro de fiebre. Bueno, eso era algo bueno. Luego le abrió la camisa. El vendaje estaba seco. Otra buena señal.
- ¿Barald?...¿me oyes?
Silencio. Pero respiraba, esa era su consolación. Le quitó las botas y algo metálico chocó contra el suelo. Volvió a tantear y encontró la daga. Sonrió para sí y al hacerlo, otro pinchazo le atravesó la cabeza. Después de que remitiese algo el dolor, gateó hacia Nyw.
- Hola...soy tu heroína...
La cosa no estaba para bromas, pero..¿qué más podía hacer salvo conservar el poco buen humor que le quedaba?
- No, en serio, em..Barald no tiene fiebre, y el vendaje está intacto...te he traido un regalito....
Liss le rodeó la cintura y procedió a cortarle las ataduras que le sujetaban las muñecas a los barrotes. Le besó en la frente dejándole la daga en el regazo.
- Continúa tú mientras yo me desmayo otro poco...
Se tumbó a su lado mientras se sujetaba las sienes.
- Por dios, que acabe ya esta tortura...
De repente cayó en la cuenta.
- Nena, gírate, he de revisar tu espalda...hace unas horas te quejabas mucho....
Intentó sentarse, a la par que el carro se detuvo. La miró en la oscuridad...
- Bueno, no creo que me de tiempo...¿alguna sugerencia?"

"Sugerencias tenia muchas,la drow. El beso en la frente y la broma de su amiga la habian hecho sonreir un poco, incluso tenia ya cogida la daga en su mano izquierda para empezar a cortar las ligaduras, pero el paro súbito del carro que las llevaba la hizo desistir.
-Coge la daga y escondetela muy bien en la ropa, Liss-le dijo, intentando que nadie las oyera- por mi espalda no te preocupes, preciosa. Me temo que tanto a Barald como a mi nos han curado con magia...siento que ha sido asi.Si abren la jaula y nos cogen....
No tuvo tiempo de decir nada mas, porque ya abrian la portezuela, chirriante, de la jaula, apartando la cortina, dejando entrar de golpe luz, que las encegó a ambas. El mismo hombre que minutos antes habia echado el vistazo fué el que entró a por Liss, cogiendola bruscamente del brazo.
-¡¡Dejala sarnoso gusano desdentado!!-gritó nyw, intentando darle una patada, que si, que le dió, en toda la espinilla, con toda la fuerza que pudo darle-¡¡Dejala o tus tripas veran la luz del sol!!
El hombre recibió la patada, si, de lleno. Era bastante grande, casi no cabia en la jaula, los cabelos grasientos ya mostraban canas y cicatrices afeaban aun mas su feo rostro,atravesandolo en diferentes puntos.
La patada hizo que se doblara un poco, a punto de caer, pero no fué asi. Gruñendo de la rabia, echó a Liss de la jaula, donde un chico mas joven pero no por ello menos grande, la cogió de la cintura para llevarsela quien sabe los Dioses a donde.
-¡¡Mala puta!!-le gritó el hombretón a Nyw,cogiendola de los pelos-¡¡Nadie toca a Erilk, y menos una zorra como tú!!
El guantazo que le dió con la mano abierta hizo que la cara pálida de la drow fuera a dar a la izquierda de la jaula, contra un barrote, dandose un buen golpe, que le dejó medio atontada. Erilk volvió a alzar la mano, para rematar la faena, darle otro guantazo y dejarla inconsciente del todo, pero una voz lo paró en seco, con la mano alzada, a punto para bajar de nuevo.
-¡¡Dejala, Sarnoso, si quieres conservar las dos manos!!-era una voz de mujer, sibilante, hechizante.
Erilk miró al exterior de la jaula. Subida a un caballo, cubierta de sedas negras que tapaban lo justo de su cuerpo femenino, con los cabellos negros ondeantes al viento que hacia en aquel lugar, los ojos tambien oscuros encendidos por el placer de ver con que violencia le habia pegado a la salvaje, estaba Elara, Bruja de las Tormentas del Norte.-¡¡Estas chicas son muy especiales para el Amo, no les hagais ningun daño!
-Si Elara-Erilk tuvo que bajar la mirada, pero la dirigia a la que estaba atada a la jaula, con la cabeza a un lado, con los ojos entrecerrados, intentando parar un hilo de sangre con la lengua. Otra cosa le daria él para lamer con esa lengua...
-Llevad a la humana a mi tienda-ordeno Elara- creo que me puede ser muy util...Y al chico tambien...Creo que es hora de que lo despieerte de su Sueño...listo para mi...diversion...El Amo quiere acampar aqui esta noche, antes de llegar al puerto.
Giró las riendas de su caballo, que dió media vuelta, y desapareció. El que llevaba a Liss en sus hombros, la siguió, tocando a la muchacha mas de lo que debia. Erilk miró a Nyw, que lo miraba, enfurecida, con esa mirada suya que le decia que no bajara la guardia, que iria a por él, y alzó de nuevo la mano...
-Que te han dicho que no me toques Erilk-se mofó la drow, escupiendole sangre a las botas de piel que llevaba.
-Tranquila, monstruo, tranquila-Erilk la miró, con asco,antes de cargarse a los hombros a Barald-los accidentes ocurren...
Nyw se quedó sola, en la jaula, atada.
Medió sonrió, como pudo, por el golpe en su cara,que le dolía horrores.
Solo medio, porque temia por sus amigos.
¿Para que querria Elara a Liss?"

"

avatar
Morwyn
Su Elfa
Su Elfa

Cantidad de envíos : 276
Edad : 42
Localización : depende de donde sople el viento
Fecha de inscripción : 06/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE

Mensaje  Morwyn el Miér Mayo 30, 2012 6:46 pm

"No me dio tiempo. Simplemente no me dio tiempo a esconder nada, asi que hice lo que pude antes de que el sucio ese me sacara de la jaula a empujones. Acerqué la daga a Nyw y la escondi lo mejor que pude bajo un montón de sucia paja del suelo. Miré elocuéntemente a mi amiga para hacérselo saber. Prefería que ella se liberase, por si las moscas... Volví a estar confusa. No entendía nada de lo que estaba sucediendo. Al tirar el bestia ese de mi, me hizo daño, pero me abstuve de gritar o hacer algún gesto hasta saber de qué iba todo eso. Me seguía doliendo la cabeza, pero ahora me mantenía expectante.
Ya cuando me empujaron fuera de la jaula y el joven me atrapó, lo intuí. Sus manos, fuertes, no solo me sujetaban, estaban ávidas de carne, de toquetear y asi lo hizo. Sonreí para mi..."lo lamentarás durante una temporada, vaya que sí...vamos, disfruta mientras puedas" pensé para mis adentros.
La voz de la mujer me sacó de mi retorcido pensamiento. ¿Y esa? ¿Quién era esa mujer? No me gustó. No me gustó nada. La forma de hablar, su ropa...en parte me recordaba a la drow en la forma de vestir, pero no era lo mismo. Miré a Nyw inquisitivamente, sabía que no le podía decir nada, aparte de por el guantazo que acababa de recibir, porque no estaban solas, ni cerca precisamente. Al oir a la bruja me estremecí ¿A su tienda? ¿Para qué? Volvi a mirar a mi amiga, esta vez con un deje de desesperación en mis ojos esmeralda, hasta que sentí cómo el joven me cargaba en sus hombros y depositaba las manos donde no debía. Volví a mirar a Nyw..¿Qué hago? Le pregunté con la mirada hasta que la perdi de vista.
Mientras me "trasportaban" pensé en Barald, en lo que dijo la mujer, y sentí impotencia. ¿Cómo no me había dado cuenta de que ese sueño no era normal? Tan plácido, tan...tranquilo... Y ella dijo que lo quería para divertirse, pero... Negué con la cabeza.
Al sentir de nuevo el sobeo del hombre, decidí hacerle un regalo, para que se acordase bien de mi, ya que yo me estaba acordando de él y de toda su puta familia. Al pasar cerca de un árbol logré partir una rama, le quité las hojas y me unté bien los dedos con la savia. Por si sola, no es dañina, pero en una herida...puede hacer estragos. Le iba a provocar una buena infección, por lo menos era eso lo que esperaba, que la fiebre lo mantuviese varios dias acordándose de mi. Sin pensarlo, y sintiendo un nuevo pellizco, clavé las uñas en su espalda con todas mis fuerzas y le rasgué la piel desde la cintura hasta donde alcancé, dejándole unos bonitos surcos rojos en la piel y dejando que la savia penetrase en éstos.
- ¡Será zorra!!
Me dejó en el suelo y me cruzó la cara. Cómo no. Bonito gesto que tienen siempre los brutos de su calaña hacia las mujeres que se revelan o se defienden. No me dió muy fuerte, no le convenía presentarme ante la bruja con la cara marcada. Me dió lo justo para que sintiera el latido del corazón en la mejilla. Con las mismas me volví hacia él.
- Si, maldito hijo de perra, asi me llaman algunos....zorra vengativa...eso te pasa por poner las manitas de cerdo donde no debes...
Levantó de nuevo la mano y yo le sonreí.
- Vamos..hazlo...me encantará ver cómo tu "ama" te despelleja vivo...
El bruto resopló y bajó la mano. Luego se puso a intentar ver sobre su hombro la magnitud de los arañazos.
- Y ahora, si no te importa, prefiero seguir a pie...¿me indicas por dónde? ¿S'il vous plait?
Volví a sonreir segura de que no tenía ni idea de qué le había dicho y me froté la mejilla golpeada. Al ver que no se movía, le insté.
- Vamos!! O tu "ama" se va a enfadar y va a ser peor para los dos cuando vea que nos hemos entretenido jugando...
En ese momento, el muchacho pareció reaccionar y, medio arrastrándome me condujo a una tienda. Una tienda revestida totalmente de negro. Sentí que se me erizaba la nuca...presentí magia...y eso...no me gustaba mucho...por no decir nada..."

"Vale. La daga estaba en el suelo...escondida entre la paja...Y ella estaba sola...Atada a los barrotes...
Forcejeó un poco, sintiendo que las ligaduras se habian aflojado un poco. Liss habia empezado a cortar y el golpe que la habia sacudido habian acabado de deshacer mas una parte de las cuerdas...Si frotaba un poco mas contra los barrotes, tirandose hacia delante de manera que las cuerdas quedaran tirantes...al final lo conseguiria.
Tenia que hacerlo, tenia que ir a por sus amigos. A saber para que los queria Elara en su tienda. A saber que hacian ellos ahí, a donde iban a ir a parar.
Su mente iba a mil por hora.
¿No habia sido la elfa la que lo habia montado todo? Entonces...¿Porque habia sentido su presencia? Trató de encontrarle un sentido a todo eso...pero no lo halló. No tenia explicaciones para estar donde estaban, aunque a lo mejor , la bruja si.
Por ello debia...liberarse cuanto antes...
Lo que no sabia era como se lo haria para encontrar a Liss y a Barald sin que la descubrieran...¿De noche? Seria lo mas logico...Agradeció llevar por un dia, aunque sucia, su ropa de cuero negra. Pasaria desapercibida, o eso creia.
Tras unos minutos forcejeando contra los barrotes, consiguió desatarse. Movió las muñecas para que recuperaran el riego sanguineo y agradeció a su Diosa que aquellos catetos no la hubieran engrilletado. Ahora no estaria libre y atenta.
Cogió la daga e hizo una rasgadura en la tela para mirar a traves de ella que pasaba en el exterior.
A simple vista, habia mas carros como el que estaba ella, pero llenos de hombres, de todo tipo y razas. Ellos si que llevaban grilletes en manos y pies.
Los guardias eran la mayoria Hombres del Norte, aunque tambien habia por alli algun que otro troll de las cavernas. Que hacian alli, no lo sabia, pero parecian mercaderes de esclavos, asi que los trolls debian ser los "guardaespaldas"...
Miró la daga. Si se encontraba con uno de esos, se iba a partir de la risa, eso si, antes de ver rebanado su grueso cuello por ella...Tenia que encontrar un arma mas...adecuada....
Su estomago rugió, de hambre...Aquel dia nos les habian dado las sopas nauseabundas que les habian ido dando una vez al dia...Supuso que no comeria nada, como castigo por haber pegado a Erilk...Ya robaria algo de las fogatas que se veian aqui y alla.
Habian montado campamento.
Al puerto no llegarian hasta mañana.
Aquella noche, tenian que salir, los tres, como un rayo de alli."

"La bruja desmontó dejando su corcel el manos de uno de los guardias del campamento y entró en la tienda de tela negra abriendo la cortina con un gesto seco. Las velas que iluminaban la estancia, tilitaron, amenazando con apagarse, pero no pasó nada de eso. La magia lo impedia. Todo lo que rodeaba a la bruja tenia magia.Incluso el pequeño espejo que reposaba en un apoyo de hierro forjado. Un espejo plateado, con filigranas y pequeñas piedrecitas preciosas engastadas en las esquinas redondeadas del articulo. Una cama baja, con sabanas de seda, acogió a Barald cuando lo entraron, aun inconsciente, y una cálida alfombra de estampado felino lo hizo con Liss cuando el hombre que la llevaba, cogida del brazo, la tiró al interior de la tienda, sin entrar.
Elara se despojaba de la capa de pieles que la habia cubierto, dejando ver su espalda descubierta, pues el vestido, o la ropa que la medio cubria, no lo tapaba nada mas que al empezar el trasero, donde caia en una fina tira, que poco tapaba, tampoco. El cabello negro de la bruja se esparramó en su espalda, brillando con brilos azulados a la luz de las velas.
-Siento los modales de mis...compañeros-la fria voz de Elara inundó la tienda, como el viento del invierno-Pocas veces tienen que tratar con...damas como vos.
Se giró para mirarla, para contemplar la mujer que sus "compañeros" como los llamaba, habian cogido en el bosque, de camino a su destino, pensando sacar un buen beneficio de ellas...suspiro, acercandose a la humana de castaños cabellos, y sedosos, al ver que se escurrian por sus dedos cuando tomó un mechon....
-Sé que os preocupa vuestro...¿amante, prometido, hermano, amigo?-sonrió, mirando a Barald estirado en la cama, inerte, inconsciente aun-pero no temais, no le haré daño...Al contrario...Si haceis lo que deseo de vos, será muy bien cuidado, asi como vos...porque me da-sus ojos se clavaron en Liss, frios, intensos, negros como la noche-que no sois una simple campesina y que venderos seria un error....¿me equivoco?"

"¡Madre de las Diosas! ¡Que harton de correr!...
Agazapada entre unos matorrales, Morwyn miraba el improvisado campamento desde que se habian asentado hasta que la que parecia ser la cabecilla del grupo, montada en el caballo, sacó a la amiga de la drow de la jaula, llevandosela y dejando a Nyw sola. Sonrió.
Pobrecitos, no sabian lo que habian echo al hacerlo.
Lo raro es que no hubiera intentado ya algo. Conociendola, estaba tardando demasiado en salir de la jaula y liarla en el campamento, así que,sigilosamente se acercó a donde la tenian prisionera y la vió, acabando de desatarse. La drow no la vió colarse bajo la jaula, donde no la verian, y tuvo que dar un golpe en los maderos que hacian de base para llamar su atencion y que mirara por uno de los agujeros que tenia la madera.
-¡¡Morwyn!!-exclamó ella, arrodillada, mirando a un lado y a otro al ver que quiza habia sido demasiado efusiva-¿que haces aqui?
-Eso me pregunto yo-le dijo la elfa, haciendo un mohín de fastidio con la boca- pero es evidente que estoy aqui para ayudaros...
-Joder, elfa...como te lo agradezco-Nyw sonriò-¿tienes algun plan? No se donde se han llevado a Liss, ni si esta bien o que....La bruja se la ha llevado, con el chico...que por cierto...tengo que hacerte muchas preguntas...
Morwyn resopló. No era el momento ni el lugar, y se lo hizo saber, antes de preguntarle si tenia algun plan. Cuando Nyw le dijo que esperaria a la oscuridad para ir a por ella, la elfa asintió.
-Estate atenta entonces-le dijo-buscaré a tu amiga, tu permanece aqui, como si siguieras atada, que no desconfien de nada pues el factor sorpresa es importante...cuando la tenga localizada y vea que esta bien. la avisare de tus planes, y al anochecer vendré a sacarte de aqui.
-Te deberé una, si tu no tienes nada que ver con las heridas de nuestro amigo-Nyw se puso seria- si tuvieste algo que ver....
-Mañana, cuando estemos lejos de aqui, hablamos-antes de desaparecer de la vista de Nyw, Morwyn sonrió,y a la drow no le gustó esa sonrisa.-¿hasta la noche?
Nyw asintió. No pudo hablar, porque en esos momentos, pasaban un par de aquellos mercenarios, ni mirar a la elfa, pues se habian parado a mirarla, relamiendose los labios....Cuando volvió a mirar por el agujero, la elfa habia desaparecido."
avatar
Morwyn
Su Elfa
Su Elfa

Cantidad de envíos : 276
Edad : 42
Localización : depende de donde sople el viento
Fecha de inscripción : 06/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE

Mensaje  Morwyn el Jue Jul 04, 2013 6:01 am

Liss apartó la cara con un gesto seco. No soportaba a esa mujer, ni su mirada, ni nada de ella. ¿Qué narices quería de ella? Resopló mirando a Barald.
_ No sé si es un error o no venderme, y no, no soy una simple campesina, pero eso supongo que ya lo sabes... Con respecto a tus propósitos, dudo mucho que me preste a ayudarte en nada, puesto que, ni siquiera has tenido la decencia de presentarte, pero viendo tu aspecto, bien podrías ser una meretriz de las que abundan por los bajos fondos de los reinos acabados del que seguramente procedes. Véndeme, si, porque lo que es de mi, no vas a sacar nada.


 Elara la miró, sonriendo. Mientras Liss hablaba, ella se habia acercado a Barald, tendido en la cama de la bruja, delirante, y le acariciaba el cabello rubio, escuchando las palabras de la chica, altiva, segura de si misma. Rio, dejando ir una seductora y corta carcajada y se acercó a ella, acariciando su rostro, mirandola a los ojos.
- No soy una meretriz, niña, aunque tengo a los hombres a mis pies si quiero, pero si te he escogido a ti es por algo, no para venderte-clavó una uña en su cuello,cerca de la yugular, a modo de aviso-y me atenderás en una cosa que por mi sola no logro curar...No tengo corazon, carezco de él, y quiero uno. Sé que tienes el arte para ello, para ponerme uno...Y, por el bien de tus amigos, lo harás.
avatar
Morwyn
Su Elfa
Su Elfa

Cantidad de envíos : 276
Edad : 42
Localización : depende de donde sople el viento
Fecha de inscripción : 06/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.