Camelot

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Mayo 23, 2013 7:31 pm

Off-Rol

Se procede a compartir la edición escrita de las Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : Temporada 3º. De ésta forma esperamos facilitar a quienes estén interesados pero no coincidan en los horarios en que se representa el poder seguir la historia aunque sea en diferido.

A diferencia de la Temporada 2º ésta se desarrolla única y exclusivamente en la sala, en riguroso directo y sin guión preestablecido, por lo que se ruega no se hagan aportaciones en éste hilo evitando así incongruencias, bifurcaciones y/o duplicidades.

Si alguien desea participar, es bienvenido, pero que se lo curre en la sala como hacemos los demás Razz

Y por descontado, nuestro agradecimiento a todos los que nos sigan y en especial a quienes nos han transmitido su ánimo y apoyo para con el proyecto.

-----------------------------------------------------------

(Narrador)

Dhunna había regresado de nuevo al Reino. De nuevo había pasado casi un año y de nuevo había podido volver, aunque sabía que tarde o temprano debería volver a marchar. Pero algo la impulsaba siempre a regresar, siempre había algo o alguien a quien tenía necesidad de ver, y ésta vez no era una excepción.

Recordaba el día que se marchó a finales del verano anterior. Shanae, Dayanna y ella habían conseguido encontrar a Io- gracias a la ayuda de Danna. Esa mujer les había guiado a través del bosque (con su escuadrón de mofetas) hasta la cueva donde el paje vivía como podía. Y como le dolió verle en ese estado, no entendía cómo había llegado a ese extremo pero estaba segura que de no haber sido por Danna, Io- habría muerto, así que le estaba tremendamente agradecida a la mujer por ayudarle del modo en que ella no había podido.

Lo llevaron de regreso al Reino donde entre los cuidados de Dhunna y unos curanderos libraron a Io- del mal que el aquejaba. Mientras los curanderos deshicieron la negra nube que nublaba la mente de Io- Dhunna cuidó de su cuerpo, le dio de comer cuando él no podía, le despertaba para medicarle a las horas que fuesen y le veló todo el tiempo que pudo.

Se habría quedado con él, cuidándole, quizá para siempre (aunque no entendía aún el porque de querer quedarse a su lado, pero el tiempo pasaba y su gente se impacientaba, así que la drow tuvo que volver a marcharse, no sin antes asegurarse de que Io- sobreviviría y seguiría adelante.

Casi un año había estado entregada a su tarea como drow en su ciudad pero siempre con sus pensamientos en otra parte, recordándose y diciéndose a si misma las palabras que en su día le dijo Esthia: “No dejes que te cambien, tú eres tú”.

Pasaron los meses, lentos, pesados pero con un objetivo, poder volver a salir de allí y regresar junto a los que eran más preciados para ella que los de su propia raza.

Y así llego el día en que volvió a cruzar las puertas de Camelot, con los últimos rayos de sol de la tarde se encaminó a esa plaza donde sabía que encontraría esa Higuera y al paje, perfectamente bien.

No pudo evitar sonreír y suspirar aliviada, todo volvía a estar como debía. Y aunque esta vez no reencontró a sus amigas allí, sí tenia delante la razón principal de su regreso, pues aunque se lo negase a si misma, Io- era quien era, y era su razón para volver.



<Io-> (sentado al pie de la Higuera, entretenido observando el devenir de los habitantes del Reino mientras entrelaza juncos para hacer cestas. En una de las veces que alza la cabeza …) ¿Dhunna ?
<Dhunna> siiiiii? (parpadea mirado a Io- como si nada pasase)
<Io-> por Tutatis !! ... verano agitado preveo Razz
<Dhunna> saludos, por cierto (dice hola con la manita n.n)
<Io-> saludos … toda flor revive en algún momento ... supongo que ha florecido usted con la primavera, y de ahí el visitarnos
<Dhunna> en realidad Io- la curiosidad me trae por aquí cuando empieza el buen tiempo y esas cosas....(sonríe al paje y le guiña el ojo)
<Io-> (se sonroja, como si fuese ayer la ultima vez que recibió ese gesto de la dama)
<Dhunna> (sonríe mirando el sonrojo de Io-, como si solo hubiese recibido de ella un guiño hace un tiempo)
<Io-> (aprovecha que Dhunna parece distraerse con otros habitantes del reino que se acercan para saludarla a su vuelta para volver a sus cosas)
<Dhunna> (le tira una piedrita a Io- que no se piense que se le ha olvidado que está)
<Io-> (la esquiva a tiempo y mirando al cielo, decide que es hora de subirse a la Higuera y recogerse)
<Dhunna> (saca un pañuelito y despide a Io- con un pucherín en los morrillos)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Mayo 23, 2013 7:32 pm


<Dhunna> saludos Io- (le sonríe al paje de forma sesgada)
<Io-> saludos Dhunna ... (apoyado en la Higuera y sin fijarse demasiado)
<Dhunna> (alza un poco las cejas al ver cierta indiferencia en Io-)
<Io-> (está dispuesto a no dejarse engatusar una vez más por la sensual y cruel drow)
<Dhunna> (no tiene idea de qué piensa Io- pero la molesta un poco esa actitud, aunque no se le acerca)
<Io-> (vigila de reojo y disimuladamente mientras va entrelazando juncos con los que hace pequeños cestos)
<Dhunna> (suspira casi en silencio y deja de mirar a Io-, si eso es lo que quiere ... pues bien, ella también sabe ignorar)
<Io-> (sentado al pié de la Higuera, entrelazando juncos y observando ... suspira cuando percibe que no corre peligro de que la drow le interrogue)

<Dhunna> esa es una lección que tengo bien aprendida Devil-Inside (y ríe levantándose) disculpa un momento (y se encamina a donde está Io-, quedándose de pie junto a él y luego acuclillandose) si queréis hacer como que no existo que menos que me expliquéis que he hecho para molestaros, paje
<Io-> O_O ... (poniendo autentica cara de sorprendido) ... ¿perdón?
<Dhunna> (está a la altura de los ojos de Io- y está claro que ella no está bromeando) no juegues conmigo paje ... (susurra)
<Io-> no se que moscardón os habrá picado, yo he correspondido al saludo educadamente ... (inventa rápidamente una excusa creíble) ... me pareció que estabais ocupada con "ese", yo no soy persona de interrumpir conversaciones ajenas
<Dhunna> (entrecierra los ojos mirándole de cerca, con semblante serio) bien, entonces lo dejaremos todo en saludos educados....(dice levantándose y mirándole desde arriba) aunque cualquiera diría que estáis celoso ... en fin, cuidaos
<Io-> gracias, usted también Dhunna, cuídese ... mucho ... (procurando mantener la compostura impasible y que no se le note el nerviosismo)
<Dhunna> (mira a Io- un instante más sin saber que diablos le ocurre, pero su orgullo le impide hacer más de lo que ha hecho.) bien ... (musita antes de darle la espalda)
<Io-> si, muy bien ... (alzando un poco la voz para que le escuche bien ... y no pudiendo evitar quedarse embobado mirando ese cuerpo escultural, sus espaldas firmes, sus caderas sensuales, su ... )
<Dhunna> (frunce el ceño pero se obliga a no volverse hacia Io- de nuevo. Si eso es lo que quiere eso hará y se aleja de la Higuera y del paje, aunque le reconcome no saber a que se debe su actitud)
<Io-> (aprovecha que no es observado para secarse el sudor de la frente ... airearse la camisola ... despegarse las perneras ... y centrar su atención en los juncos, continuando con su entrelazar concentrado para evitar pensar en otras cosas)
<Dhunna> (se dedica a caminar, frustrada y algo furiosa. Repasa mentalmente si ha hecho algo para molestar al paje y no tiene idea de que puede ser. ¿Quizá es que ya ha encontrado al fin una dama? Bueno, pues que le vaya bien)
<Io-> (por mas que intenta no pensar en la drow Dhunna, no puede evitar rememorar todos los buenos ratos que ha vivido con ella, lo que hace que se enfurruñe más aún consigo mismo y se obceque más en evitar caer nuevamente en las redes de su encanto)
<Dhunna> (se dice que se deje de tonterías, que ella también puede mantenerse indiferente ante la actitud de Io-. Aprieta los puños y reniega en voz baja, no será ella la que vuelva a atosigarle y a provocarle, a partir de ese momento si quiere algo que se mueva él)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Mayo 23, 2013 7:33 pm


<Dhunna> (de camino a la taberna pasa junto a la Higuera de Io- pero no se molesta en mirar si está) uhm!
<Io-> (precavidamente no se encuentra al pié de la Higuera como suele estar, se fue junto a la fuente desde donde observa quién pasa mientras está entrelanzando juncos formando cestas)
<Dhunna> (y así acaba por entrar a la taberna y no se encuentra con Io-, como él quiere)
<Io-> (una vez pasado el peligro al ver que la drow se mete en la taberna, recoge sus bártulos y se va junto a su Higuera)
<Dhunna> (recuerda que se le ha olvidado algo en alguna parte y sale de la taberna, casualidades de la vida pasa junto a la Higuera)
<Io-> O_o ... usted ... buenas noches
<Dhunna> buenas, paje ... ¿a qué esa cara de susto?
<Io-> creo que me ha picado un abejorro ... Smile (sonrisa radiante)
<Dhunna> (le irrita esa actitud, creerá que es idiota o algo) ya ... pues cuidado no os de alergia
<Io-> gracias por su ... preocupación, miraré si me queda algo de ungüento para venenos
<Dhunna> (suspira negando con la cabeza) en serio Io- ¿qué os pasa? ¿qué he hecho? (intentando razonar pero sin acercarse a él)
<Io-> ¿pasarme? ... ¿por qué ha de pasarme nada? ... (encabezonado en no flaquear) ... ya me cuido yo de que no me pase nada nunca más
<Dhunna> (entrecierra los ojos pues se siente algo aludida con lo último que ha dicho) ya veo ... ¿es lo que queréis?
<Io-> (se levanta en un pronto de genio) ... lo que yo quiera o deje de querer, carece de valor. Las cosas fueron como fueron, y no queda más que aguantarse el tiempo que a uno aún le quede por vivir
<Dhunna> (le sorprende el arranque de Io- y frunce el ceño) ¿pero qué te pasa, eh? (perdiendo las formalidades)
<Io-> (mira a Dhunna y si las miradas quemasen, habría rico asado de Dhunna esa noche ... pero se retiene y vuelve a sentarse) ... no me pasa nada, yo siempre estoy aquí, en mi nada
<Dhunna> (alucina con la expresión de Io- sin podérselo creer) claro, no te pasa nada y por eso casi me cueces con la mirada. (da un paso hacia él y le mira desde arriba) ¿me lo vas a decir?
<Io-> no, ve a la taberna, diviértete ... perdón ... diviértase ... seguro que encuentra algún compañero de aventuras con quien emborracharse
<Dhunna> ¡¿que?! ¡¿pero qué dices?! (alzando la voz, no cree haber visto a Io- nunca tan cabreado ... excepción de cuando casi corta su Higuera, claro) oh, por favor ... (se pasa las manos por el pelo algo exasperada)
<Io-> (decide que es mejor retirarse o puede que acabe ganándose un buen cachiporrazo de la drow, y puestos a enzarzarse está claro que Dhunna le daría una buena tunda) ... lo siento, tengo que recoger más juncos, estos ya se han secado y así no se les puede entrelazar ... (recoge sus cosas, se levanta y se encamina hacia la Laguna ... tras tres pasos se gira y dice en voz baja) ... me alegro de que sigáis viva, cuidaos

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Vie Mayo 24, 2013 3:47 pm


<Dhunna> saludos Io-...
<Io-> saludos Dhunna (dirigiéndose apresuradamente hacia la Higuera donde recupera sus enseres de entrelazar juncos)
<Dhunna> (reniega entre dientes cuando el paje se va corriendo a la Higuera a por los puñeteros juncos) bah...
<Io-> (se acomoda al pie de la Higuera ... pero en el lado oculto a la plaza)
<Dhunna> (piensa que cuando quiera hablar ya lo hará, así que se va a la taberna)
<Io-> (viendo como Dhunna se dirige hacia la taberna) comenta a viva voz) superkaikan emborrache a Dhunna ... se le da bien el deporte de inclinar el codo
<superkaikan> (recibe a Dhunna) ¿qué te pongo querida? Tengo unos vinos que te van a venir de perlas, también hay licor de importación especialidad de la casa
<Dhunna> superkaikan no hagáis caso al paje, está fatal ... aún así sí, ponedme una copa de vino
<Alvaro_de_camelot> (comenta a Dhunna) y digo yo ¿qué hace un paje aquí Dhunna?
<Dhunna> (señala hacia donde está Io-) preguntadle a él, Alvaro_de_camelot
<Io-> (coge uno de los cestos hechos con juncos ya terminado y lo alza de espaldas y sin mirar .... pensando para si mismo ... parece que alguien va ya ciego sin necesitar de beber)
<Dhunna> (sabe de alguien que tendrá un gran ajuar, hecho de juncos eso sí.)
<Io-> (hace caso omiso, las cestas no son para si él, sino para poner en ellas las trufas que usa como trueque para subsistir. En cualquier caso Io- si sabe quién no desaparecerá sin despedirse siquiera)
<Dhunna> (toma aire y se acerca a la Higuera, hasta ahora a nadie le había importado demasiado sus idas y venidas pero al parecer la cosa ha cambiado. Se arrodilla junto a Io- a algo de distancia) bien ... ¿queréis una disculpa?
<Io-> O_o ... ¿yo? ... ¿una disculpa? ... ¿de quien? ... ¿acaso yo le importo algo a alguien como para que deba disculparse? ... ¿acaso merezco yo algo así? ... (mirando a los ojos a Dhunna con cara de insecto palo)
<Dhunna> (cuenta hasta diez para serenarse un poco, baja la mirada hasta sus manos) pues tal y como os comportáis así lo parece ... así que os pido perdón (supone que por desaparecer, pero tampoco lo tiene claro, pues no le ha dicho nada)
<Io-> jummmm ... (rumiando su enojo) ... si, está bien ... (tragándose una buena dosis de orgullo agriado) ... olvidémoslo; lo hecho, hecho está.
<Dhunna> (se pasa las manos por el pelo, está claro que no está bien para nada. Vuelve a mirar a Io- mordiéndose un poco el labio) vamos Io- , ¿que quieres que haga? (dice calmada)
<Io-> (no puede evitar que una de sus manos acaricie el mentón de Dhunna ... (nada, ya esta hecho, solo que me concedáis un poco de tiempo)
<Dhunna> (mira a Io- con algo de sorpresa ante su caricia y su expresión aun se suaviza más) está bien ... todo el que queráis, pero hablad conmigo. Lo siento, de verás, es sólo que no sabia que os podía sentar así (y es absolutamente sincera)
<Io-> (se rinde al fin por completo y suaviza su gesto por completo) ... está bien, de verdad, podéis ir tranquila que os hablaré ... hablaremos ... (comenzando a recoger sus enseres, pues se le ha hecho tarde)
<Dhunna> (al verle recoger se incorpora y le dedica a Io- una media sonrisa y asiente con un solo cabeceo) eso espero, eso ... quiero
<Io-> me comprometo a ello, ya sabéis que no soy ningún caballero, pero tengo en valía mi palabra; así que no la doy en falso
<Dhunna> lo sé, entonces no os molesto más ... a más ver y que descanséis, paje
<Io-> igualmente guerrera

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Vie Mayo 24, 2013 3:48 pm


(ayer)

<Io-> (se acerca hasta la taberna y deja encargo de que entreguen a Dhunna un cesto de juncos entrelazados por él mismo, lleno de trufas y una flor de nenúfar encima del todo junto a una nota donde se lee ... para esto necesitaba los juncos Smile )

(hoy)

<Io-> (al pie de la Higuera ve venir a Dhunna y se pone a recoger presurosamente los juncos pero con las prisas es coger uno y caérsele dos)
<Dhunna> gracias a vos ahora tengo trufas para una temporadita (dice plantándose junto a Io- jugueteando con la nota que le dejó ayer)
<Io-> no fue nada Dhunna, solo, un detalle
<Dhunna> (asiente intentando pasar por alto las prisas repentinas del paje) os vais ya?
<Io-> si ... no ... bueno ... es que aquí ya se fue el sol, iba a cambiar de sitio a alguno donde aún de algo
<Dhunna> entiendo ... no os molesto entonces
<Io-> no sois ninguna molestia Dhunna ... oh ... (viendo llegar a Lady Kathleen) ...
<Kathleen> Saludos Io- :****
<Dhunna> saludos Kathleen
<Kathleen> Dhunna, Saludos, cuanto tiempo
<Dhunna> (dirigiéndose a Kathleen) si, eso parece. No importa Io- ... (y se aleja)
<Io-> saludos Lady Kathleen ... (sonrojado ... entregándole una cesta de juncos entrelazados llena de trufas)
<Kathleen> Dios trufas ... mi debilidad Io- (le da un besazo)
<Kathleen> (pensando en llevarse la cesta de juncos a quien sabe donde para deleitarse enguarrándose los dedos con las trufas, que nadie la vea. Que ella es muy curiosita)
<Io-> (vuelve a colocar sus cosas ... en una esquina donde aún da algo de sol
<Kathleen> (tapa el sol)
<Io-> no sois tan grande como Morght ... ni tenéis el escote de ladyamal ... eso ha sido una bravuconada (sigue sintiendo el sol)
<ladyamal> ¿ein?
<Kathleen> Grrr … (se mira y si ... ciertamente no puede rivalizar en escote con ladyamal. Ella es Miss Escote bonito. Y claro, emular al Gran Mogtrh o como se diga, difícil lo veo si)
<Dhunna> (se termina sentando en el suelo pensativa)
<Io-> (con la distracción de Kathleen, se queda mirando desde lejos a Dhunna pensando ... ella si que taparía el sol, la luna y lo que se proponga)
<ladyamal> (se mira el escote)
<Gallia> (se mira ...)
<Kathleen> (se va junto a Gallia, que como le han dicho chiquitina. Y Gallia es más o menos, hacen buena pareja) Toma come trufas, con dulces las penas son menos
<Io-> (no se mira nada, pero se alegra de que el Sr. Borondongo esté dormidito)
<Dhunna> (apoya la espalda en la fachada de una casa y cierra los ojos sumida en sus cavilaciones sin notar la mirada del paje)
<Gallia> Kathleen, las dos hacemos por una grande, trufas a parte
<Io-> (deja de mirar a Dhunna o el Sr. Borondongo si que acabará despertando ... intenta concentrase en el entrelazado de juncos, pero le cuesta y pierde el hilo de por donde iba constantemente)
<Dhunna> (con las manos se tapa los ojos. No debería pensar en lo que está por venir pues eso le hace recapacitar que a lo mejor volver no había sido tan buena idea. Se levanta y desde donde está mira por un momento a Io-. ¿Y si ese fue el único motivo de su regreso? Chasquea la lengua)
<Io-> (desiste de sus intenciones de concentrase en sus cosas, las recoge ... se acerca a la Higuera y las deja allí ... luego se arma de valor y se va directo hacia donde está Dhunna, se sienta junto a ella y le suelta de sopetón) ... os fuisteis sin decir adiós, sin decir donde, sin decir por cuanto ... sin tener noticia alguna en todo este tiempo ... sin saber si os había pasado algo ... sin .... (nudo en la garganta) ... si habías desaparecido
<Dhunna> (le ve acercarse y sentarse por lo que prudentemente se sienta también y le mira. A medida que habla tiene que dejar de mirarle sintiéndose algo avergonzada, pues es cierto todo lo que dice) ni siquiera lo pensé Io-, perdonad (dice a media voz.) realmente nunca he dado explicaciones y ... (se encoge de hombros)
<Io-> perdonadme vos a mi ... (también bajando la voz y con la mirada perdida, concentrado en que no le entren motas de polvo en los ojos) ... tampoco tengo ningún derecho a pediros nada
<Dhunna> al parecer sí, debería haberme despedido al menos (se pasa las manos por el pelo mientras sonríe algo nerviosa incluso) no estoy acostumbrada a ... (se humedece los labios) a dejar a nadie atrás
<Io-> (no puede evitar que se le contagie la sonrisa de Dhunna) ... si, un adiós habría estado bien ... muy bien en realidad (recordando algunos momentos en aquella cueva los dos empapados de agua)
<Dhunna> (ante ese comentario no puede evitar sonreír de forma más firme y mirarle un instante) sí, buenos momentos desde luego ... me despediré la próxima vez, no quisiera volver a veros como estos días atrás
<Io-> (sonríe ya abiertamente, todo rencor olvidado, nuevamente rendido a los encantos de la drow Dhunna ... le toma una mano y tras besarle la palma le dice risueño) ... le estaré profundamente agradecido ... (acto seguido se levanta y se va ... a mitad de camino se vuelve y dice en voz alta a Dhunna) ... y así tendré el mejor recuerdo para aguantar hasta que volváis ... (se da la vuelta y se despide agitando la mano)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Dom Mayo 26, 2013 12:44 pm


<Io-> (aparece por la plaza con evidentes signos de problemas de equilibrio, portando lo que parece una botella envuelta en un lienzo, que se lleva periódicamente a la boca pese a que ya no sale nada) .... grrr, ¿¡ya se ha roto otra vez el culo!? ... hip
<Dhunna> (pasa por la plaza cuando aparece un Io- un tanto tambaleante, cosa que le extraña. Se acerca a él) os encontráis ... (iba a decir bien pero ya de no tan lejos detecta el aroma a licor que rodea al paje) Io- ... ¿sabéis que esto no es agua, no?
<Io-> (sigue nedio andando a tumbos medio conncentrado en mirar por el ojo de la botella, a ver si encuentra dónde está la rotura y así llega a encontrarse con Dhunna) ... O_O ¡¡gula!!, si aún estáis aquí ... hip ... siii, yo se qué es lo que es (sonrisa radiante)
<Dhunna> ufff (aparta un poco la cara por que el aliento de Io-) ... bueno, en fin (huele que tumba. Luego vuelve a mirarle y quiere coger la botella que tiene el paje en la mano) ¿os encontráis bien? me parece que no estáis muy hecho a beber ... (no le toca pero está atenta por si tiene que sostenerle) sí, sí, estoy aquí
<Io-> hip ... ¿yo bien? ... claro ... hip ... (imitando a su pesar un paso de baile mientras trata de permanecer quieto y de pie) ... sigo vivo ... y aún consigo olvidar las cosas importantes ... hip
<Dhunna> (acaba posando una mano en el antebrazo de Io- temiéndose una caída, pues lo que para él es baile en realidad son un traspiés tras otro) sí, sí y si seguís bebiendo más cosas vais a olvidar que quizás no queráis
<Io-> oh ... nu nu ... hip ... yo se beber, no hay que mezclar ... hip ... (malinterpretando el gesto de Dhunna al posar su mano sobre su antebrazo) ... eyyy, ¿¡queréis bailar!? ... hip ... (pasando su mano por la cintura de la drow y comenzando un imposible baile a son de una música que sólo el escucha en su cabeza)
<Dhunna> (un tanto sorprendida se ve arrastrada por Io- en un algo parecido a un baile, menos mal que en la plaza apenas hay gente y más que abrazarle para bailar lo hace para equilibrarle) sí, sí, sí, no hay que mezclar, pero tampoco hay que beberse una botella sin estar acostumbrado (y aún así) ... ¿pero qué os ha pasado? hace un rato estabais perfectamente haciendo cestos ...
<Io-> nu nu ... hip ... si yo no me la he bebido entera ... (poniendo la botella boca abajo) ... ¿veis? ... está rota y se ha salido por ahí
<Dhunna> me da a mi que no Io-, que os la habéis bebido todita ... (ahora si coge la botella y le enseña que no está rota en absoluto) ¿veis? os habéis pasado ... vamos, mejor sentémonos (y lo encamina sin soltarle hacia un banco cercano, aún preguntándose el por qué de ese cambio en el paje)
<Io-> (se deja llevar por Dhunna convencido de que en realidad le esta concediendo el deseo de bailar juntos) ... ¿si? ... hip... bueno, os creo porque me fío de vos ... hip ... ¿sabéis que me fío de vos, verdad? ... hip ... os confiaría mi vida ... hip ... (llevándose la botella a la boca como si aún tuviese algo dentro) ... pero yo diría que se ha salido casi todo el licor por ese agujero, si si si, yo diría eso ... hip
<Dhunna> (le ayuda a sentarse y luego se sienta a su lado) ¡venga ya! Dadme la botella, ya no podéis beber más (y se la quita sin más dejándola a su lado, fuera del alcance de Io-. Luego le mira un tanto preocupada) sí, lo se ... no se por qué, pero se que es así (es sincera, nada más, y pasa una mano por la frente de Io-, algo así como una caricia) ¿qué os pasa? (susurra frunciendo un poco el ceño)
<Io-> (concentra su mirada en el otro lado de la plaza ... a mi no mucho... hip ... pero aquella torre creo que se va a desplomar ... hip ... creo que las nueces que me dieron con esta estupendo licor ... hip ... de cardo borriquero, estaban en mal estado ... hip ... no os fiéis nunca de una posadera canija
<Dhunna> (escucha esa sarta de tonterías que suelta Io- de repente mirando esa maldita torre) ¡miradme a mi! (dice de forma un tanto brusca tomando la barbilla de Io- para girarle el rostro, pero sin fuerza, tampoco quiere hacerle daño) dejaos de tonterías ... y hablad conmigo (sus ambarinos ojos se clavan en los de Io- y luego suspira soltándole) no estáis en condiciones de ... nada ... (chasquea la lengua y se calla, pero se queda junto a él, en el banco guardando silencio)
<Io-> ¡¡¡pues creo que os equivocáis!!! (en un arrebato de ímpetu) ... estoy perfectamente cualificado y preparado ... hip ... para caer redondo (teniendo una idea de repente que se le antoja tremendamente divertida) ... ¿queréis ver como ruedo como un bolondro? ... hip
<Dhunna> (se arrellana en el banco mirando a Io- de reojo) de eso no me cabe duda, si vais a caer redondo avisadme para sosteneros, no me gustaría tener que cogeros en brazos para llevaros al curandero ... (hace un leve encogimiento de hombros) pero adelante, si os hace feliz rodar por el suelo ... (mostrando una indiferencia que no siente, pero aparta la mirada de él)
<Io-> hummm ... hip ... creo que ahora me tomáis el pelo ... hip ... (sin darse cuenta empieza a sufrir las consecuencias del bajón etílico) ... si, me tomáis el pelo y en realidad no queréis que ruede ... no no no ... hip ... no queréis, no importa, no lo haré ... hip ... éste paje siempre hace lo que le piden la dama de sus sueños, si si si ... hip ... éste paje siempre ... (apoyando la cabeza sobre el hombro de Dhunna)
<Dhunna> (nota como se va relajando, al fin empieza el bajón y suspira de forma profunda al notar la cabeza de Io- apoyándose en su hombros) ya ... la dama de vuestros sueños ... (susurra para morderse el labio después. De nuevo alza una mano para acariciar un instante la mejilla de Io-) ¿por qué os habéis emborrachado? (susurra de nuevo, aunque es casi más una pregunta para si misma que para él)
<Io-> (comienza a divagar sin ser consciente de lo que dice) ... ella vino, y él no quiso verla, pero la vio, y ella fue amable y cariñosa, y él se rindió, y ella le preguntó, y el no quería responder, pero ella insisitió y él se lo dijo, le dijo que se fue, le dijo que tuvo mucho miedo, le dijo que sufrió, y ella sintió pena por él, y ella volvió a ser cariñosa con él aunque él no se lo mereciese, si, ella siempre esa comprensiva y cariñosa y luego él pregunto algo, pero sin saber qué fue lo que pregunto que la asustó, y ella se fue, y él pensó que ya no volvería, y tuvo miedo otra vez, y pensó que ésta vez ya no la volvería a ver, y él no quería pasar ese sufrimiento otra vez, no, él no quería sufrir eso otra vez ... (acabando la disertación en un casi inaudible susurro, sin ser consciente de todo lo que dijo)
<Dhunna> (guarda silencio escuchando con atención el divagar de Io- , y pese a no saberse en absoluto cariñosa, esta casi segura de que habla de ella y de él ... sí definitivamente sí. Traga saliva cuando él calla y ella se siente miserable por haberse marchado como ha hecho) lo siento, lo siento Io-, siempre os pido que habléis conmigo y yo a la primera de cambio me marcho sin hablar con vos ... (gira un poco el rostro y besa la frente del paje que aun tiene la cabeza descansando en su hombro) no volveré a irme sin despedirme, ya os lo dije, no lo haré (le parece increíble que pueda haber sido la causante del estado de Io-) lo siento, no se como manejar esto ... (vuelve a besarle la frente con la mano sobre su mejilla)
<Io-> (queda en silencio ... y pasado un momento ... comienza a roncar)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Dom Mayo 26, 2013 12:45 pm

<Io-> (baja de la Higuera, con mala cara y la cabeza atonlondrá, el licor de cardo borriquero es malo ... muy malo)
<Dhunna> (se acerca a Io- en cuanto le ve aparecer y con expresión bastante divertida le mira) ¿como os encontráis?
<Io-> (mira a Dhunna sin ganas ni fuerzas para inventarse alguna excusa creíble) ... hecho un ajko, uno ya no tiene edad para según que cosas
<Dhunna> desde luego que no ... os metisteis al cuerpo una botella entera de licor… (no alza mucho la voz pues imagina que estará de resaca hasta las orejas)
<fulana_delmentidero> (se acerca, bajándose las telas que cubren sus orondas ubres y arrejuntando las mismas, mientras se ciñe el vestido, prieto, y se coloca justo al lado de Io-, contoneándose, y guiñándole un ojo, le toca el paquete)
<Io-> (coge la mano de fulana_delmentidero y se la mete en el escote) ... las manos quietas guapa, que yo no tengo dinero para pagarte ... ni ganas de cachondeo ... (medita lo que recuerda de los sucesos) ... ¿pero la botella no tenía un orificio por el que perdía contenido? (dirigiéndose a Dhunna nuevamente)
<Dhunna> no, el único lugar al que se precipitaba el licor era por vuestra garganta ... (imagina que no recordará nada de lo hablado la noche antes, pero sonríe de lado intentando pasarlo por alto) deberíais beber agua para hidrataros
<fulana_delmentidero> (se quita el sujetador y enseña sus encantos a Io-, poniéndoselos delante de los ojos) hola marinero, ¿me enseñas tu "velero"?
<Io-> si, es buen consejo Dhunna ... (pensando en como quitarse de en medio a la fulana) ... voy a ir al pozo, ¿queréis acompañarme?
<Dhunna> claro, vamos, os acompaño (y se coloca junto a Io- encaminándose al pozo) ¿os duele mucho la cabeza?
<Io-> (entrelaza su brazo con el de Dhunna sin pensar en lo que hace) ... pues si, bastante, pero creo que más me va a doler la vergüenza de lo que hice ... y dije
<Dhunna> (da unas palmaditas a la mano de Io- que se sostiene de su brazo) oh, no os preocupéis, yo no diré nada (le mira un instante y sonríe antes de volver a mirar hacia adelante. Como imaginaba, no recuerda nada)
<Io-> (se para y mira a Dhunna a los ojos antes de replicar) ... da igual si lo cuenta o no, lo que piensen los demás no me importa ... (volviendo a caminar mirando hacia el frente) ... lo que importa es si algo de lo que dije, os molestó
<Dhunna> no, no realmente (dice cuando emprenden de nuevo el camino un tanto abrumada por como la ha mirado de repente) de hecho, dijisteis cosas muy esclarecedoras que seguramente sin haber bebido no me las hubierais dicho
<Io-> si ... (sonriendo y pelín avergonzado) ... pero quizás sea de las pocas cosas buenas que haya tenido la experiencia ... (volviendo mirarla a los ojos un momento antes de seguir hablando) ... ya me conocéis como para saber que hay cosas, que me cuesta decir
<Dhunna> sí, lo se (le devuelve la mirada cuando él la mira y luego sigue mirando al frente) quizá debiera emborracharos yo la próxima vez que quiera que me contéis algo (dice divertida, quitando hierro al asunto) claro que preferiría saltarme lo del baile en la plaza (dice arrugando un poco la nariz)
<Io-> jajajaja ... (riendo de pronto destensado) ... es lo mejor para la seguridad de sus pies ... (llevándose teatralmente la otra mano a la cintura) ... y para mi cintura
<Dhunna> (ríe con él mirándole mover las manos de forma tan pomposa mientras niega con la cabeza. Ya no está tan segura de si recuerda o no, pero da igual, ¿no?) vamos, ahí está el pozo (dice aun sosteniendo el brazo de Io-)
<Io-> si ... (respetando lo que parece ser deseo por parte de Dhunna de no hablar más sobre el asunto ... andando el resto del camino aún del brazo de la drow, disfrutando de la cercanía de su calido cuerpo)
<Dhunna> (una vez en el pozo ella misma hace girar la manivela para subir el cubo con agua, habiendo dejado a Io- sentado en el borde del mismo) Io-... (dice con voz algo queda sin mirarle acomodando el cubo al borde) os prometí que cuando volviera a marcharme os lo diría, me despediría ... así que no volváis ha hacer lo de anoche, por favor ...
<Io-> (espera hasta que el cubo está arriba y coge dos cuencos) ... ¿queréis vos uno también?
<Dhunna> no, gracias ... (musita sin insistir sentándose ella también en el borde del pozo)
<Io-> (deja uno de los cuencos, llena de fresca agua el otro y le da un sorbo) ... prometo intentar no volver a sacaros a bailar de forma tan impetuosa ... (con una sonrisa y un brillito en los ojos, claro indicador de que sabe que no es eso a lo que Dhunna se refiere)
<Dhunna> (le mira con las manos unidas sobre su regazo y alza una ceja al ver esa sonrisilla) me condenáis Io-, de verdad que me condenáis ... (sonríe a su vez y suspira) ya sabéis a lo que me refiero
<Io-> (sonríe más descaradamente, desliza una de sus manos entre las de Dhunna y le coge un meñique) ... la única condena que se me ocurriría imponeros, es la de no alejaros nunca de mi ... (inspirando profundamente antes de continuar) ... pero se que al igual que un ruiseñor muere de tristeza si se le enjaula, vos necesitáis poder ir y venir con libertad, con la confianza de la reciprocidad y ... (notando como tiene el corazón a cien) ... tenéis mi total confianza, lo sabéis, ¿verdad?
<Dhunna> (alza sus ambarinos ojos hasta los de Io- y sorprendentemente para ella, también siente su corazón a cien ante las palabras del paje. Entrelaza su meñique con el de él y la mano libre la alza hasta la barbilla de Io- y lo atrae hacia ella hasta poder colocar sus labios junto a su oído) gustosa aceptaría la condena, mi tristeza es tener que marchar y solo hay una alegría que me hace volver... (espera que lo entienda) yo también confío en vos, y en que me creáis si os digo que mi mayor deseo sería quedarme ... (le suelta la barbilla pero no se aparta)
<Io-> (aprovecha la cercanía de Dhunna para acometer una de sus debilidades y atrapa entre sus labios el lóbulo de la orejita de Dhunna antes de responder) ... ¿me creéis tan cruel como para sacrificaros, mi lindo ruiseñor? ... antes prefiero sufrir con resignación vuestra lejanía, sabiendo que el reencuentro será nuestro momento de felicidad
<Dhunna> (cierra los ojos sintiendo como se estremece ante ese contacto y que no decir de sus palabras. Suspira casi en silencio, aunque él la oye seguro. Aprieta la mano que tiene Io- sujeta a la vez que apoya su frente en la sien del paje sin abrir los ojos) la cruel seré yo haciendo que me esperéis la mitad de vuestro tiempo ... (susurra)
<Io-> (suelta el vaso que aún tenía en la otra mano y pasándolo por la cintura de Dhunna la atrae hacia si) ... os diré que haré, pensare que estuve una vida esperando hasta conoceros, vos no vais a estar tan lejos en vuestros ... viajes ... así que podré esperar ... (acercando la nariz al cuello de Dhunna para inspirar profundamente) ... y conservaré el recuerdo de vuestro aroma para los momentos de decaimiento
<Dhunna> (se recuesta contra él, con cuidado, como si ese momento se fuese a romper en cualquier momento y pasa un brazo por su costado hasta su espalda, abrazándole despacio, escuchando sus susurros que sólo hacen que confirmar el por qué de su regreso) oh Io-... (dice en un suspiro susurrado en su oído antes de posar un beso largo pero suave en su mejilla)
<Io-> no os apenéis ... (con una mano sujetando el meñique y con la otra acariciando el pelo de Dhunna) ... la felicidad que me aportáis compensa de sobra estos pequeños sacrificios .... además, lo que yo no logro comprender es que podáis ver vos en mi que os reporte ni la mitad de felicidad de la que vos me reportáis a mi
<Dhunna> (apoya su mejilla en el hombro de Io- y sonríe con los ojos cerrados) ¿es algo que se tenga que explicar? (susurra acariciando su espalda a su vez) no entiendo mucho de esto, solo se a quien quiero tener a mi lado y a quien quiero ver cada vez que regreso ... (aparta un poco el rostro para poderle mirar a los ojos) ahora solo veo a quien quiero ver ... no hay más explicación.
<Io-> (sostiene la mirada a Dhunna y decide que es buen momento para aflojar la tensión y bromear tomándole un poco el pelo a la drow) ... veis, acabáis de darme la razón, yo solo doy para vuestro sentido de la vista ... en cambio vos, me los copáis todos ... yo estoy viendo a quien quiero ver, tocando a quien quiero tocar, oliendo a quien quiero oler, escuchando a quien quiero escuchar y saboreando a quien quiero saborear
<Dhunna> (ríe levemente ante las palabras de Io- pero de no tener la piel tan oscura se habría sonrojado) tenéis mejor don de palabras que yo, paje ... (y sin pensárselo mucho alza un poco el rostro y besa los labios de Io- de forma breve, tierna y suave para luego volver a sonreírle) ¿se os ha pasado la resaca? (pero mantiene la cercanía)
<Io-> (saborea el beso recibido) ... y vos sois mejor que yo en las acciones directas, y creo que estoy recibiendo la mejor medicación posible ... (correspondiendo ahora él repitiendo el gesto) ... si, no hay medicina como ésta
<Dhunna> (acaricia la mejilla de Io- sintiendo aún el cosquilleo en sus labios sin poder dejar de sonreír) me alegra oírlo (y aunque le cuesta termina por separarse de él ) lo siento, pero tengo que ausentarme ahora, volveré en un rato (le besa la frente y se aleja de él)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Dom Jun 02, 2013 9:14 am


<ChinoLadinoAmoloso> (llega a la plaza del Reino saludando con aleglía) Oh si si si, Chino Ladino Amoloso estal aquí, y si a alguien no gustal, eso a Chino Ladino Amoloso dal igual
<ladyamal> (se esconde detrás de Dhunna)
<ChinoLadinoAmoloso> ohhh, glande aleglía pala Chino Ladino Amoloso volvel a vel glandes y helmosas bubus de podelosa señola ladyamal
<Dhunna> (extrañada) ladyamal ¿que haces? (al verla tras ella)
<Dhunna> ¿¿glande?? (sorprendida) oh Dios ... (se tapa los oídos con las manos y se balancea a lo autista) tengo la mente demasiado sucia como para hablar con un ChinoLadinoAmoloso
<ladyamal> (asoma por detrás de Dhunna) ... buenos días ChinoLadinoAmoloso
<ChinoLadinoAmoloso> siii, glandes glandes, ¿acaso señola de piel oscula y tlaselo ledondo y dulo no vel con plopios ojos?
<Dhunna> (indignada)
<ladyamal> (no puede evitar mirar el tlaselo de Dhunna)
<Dhunna> ¿es redondo, nena? (dice viendo como ladyamal la mira)
<ladyamal> Dhunna pues si ... bastante redondico
<Dhunna> uhm bien ...
<ladyamal> Dhunna y digo yo ... ¿cómo sabe el ChinoLadinoAmoloso ...?
<Dhunna> ladyamal ... no preguntes cielo
<ladyamal> emmm vale (extrañada)
<ChinoLadinoAmoloso> Chino Ladino Amoloso no entendel pol qué señola de piel oscula y tlaselo ledondo y dulo necesital que podelosa señola ladyamal de glandes bubus le confilme lo que sel evidente a todo el mundo, señola tenel tlaselo glande dulo y ledondo, sel glan y helmoso tlaselo
<Dhunna> ChinoLadinoAmoloso ... os estáis columpiando ya, ¿eh? (mirada de enfado)
<ladyamal> nena ... (mirando a Dhunna) ¿te ha llamado ... culona?
<Dhunna> ladyamal, no lo se, pero no me ha gustado nada (cara de enfado)
<ChinoLadinoAmoloso> Chino Ladino Amoloso pedil disculpa aún no conocel costumbles de Leino de pelsonas de piel blanca y cala de palo, en Glan Impelio Chino pelsonas no tenel que tenel miedo de decil la veldad
<Dhunna> lo está arreglando ... (cruzando los brazos) ¡y tu sal de ahí ya! (le dice a ladyamal aún tras ella) … que me toy llevando yo to los cumplidos
<ladyamal> Dhunna igual el ChinoLadinoAmoloso solo quería ser ... caballeroso ... jajajja … de eso se trata ¿no? (gesto de burla)
<ChinoLadinoAmoloso> (Chino Ladino Amoloso se acelca hasta la señola de piel oscula y, eso otlo que la señola no quiele que le digan aunque sea evidente) tomad éste pañuelo de seda china como oflenda de disculpa, y pol favol, ¿queleis quitalos de en medio que pueda hablal con glan y podelosa señola de glandes y helmosas bubus ladyamal?, hace mucho tiempo que Chino Ladino Amoloso no podel venil pol Leino y echal mucho de menos
<ladyamal> (mira a ChinoLadinoAmoloso sonriendole)
<Dhunna> (mira a ChinoLadinoAmoloso alzando una ceja divertida) yo no estoy en medio, ella se ha escondido detrás de mi, ¿que le voy ha hacer? (aun así toma el pañuelo y da un paso hacia un lado dejando a ladyamal frente al chino) ¡¡¡pasadlo bien!!! (se va corriendo, por no decir que huye)
<ChinoLadinoAmoloso> (Chino Ladino Amoloso disfluta de la glan visión de la sonlisa de ladyamal)
<ladyamal> cuanto tiempo sin verte por el Reino (ahora mirando a ChinoLadinoAmoloso sin dejar de sonreírle y mirando de reojo a Dhunna)
<Dhunna> (silba pirándose con las manos en la espalda, aún le duele de cargar al paje la noche antes)
<ChinoLadinoAmoloso> (Chino Ladino Amoloso susulal al oido de señola de glandes bubus ladyamal milando como cole señola de piel oscula) Chino Ladino Amoloso no entendel pol qué señola no quelel leconocel que tenel glan y helmoso tlaselo, ese tlaselo podel hacel deletil a más de un guelelo
<Dhunna> (se detiene y mira a ChinoLadinoAmoloso a cierta distancia, se lame el dedo índice y se toca con él el trasero) fshhh (como si tocase algo muy caliente y se va tan pancha)
<ladyamal> ChinoLadinoAmoloso no ... si la damita oscura lo reconoce ... pero digamos que ... son detalles que no gustan que se digan en público
<ChinoLadinoAmoloso> ohhh, señolas y señoles con cala de palo y piel blanca sel complicados de entendel, no impoltal enseñal pelo no quelel oil cosas, sel complicado de entendel pala Chino Ladino Amoloso
<ladyamal> (no puede evitar reírse al pensar que han llamado culona a Dhunna)
<ladyamal> ChinoLadinoAmoloso ¿y que os ha tenido apartado del Reino todo este tiempo?
<ChinoLadinoAmoloso> ya sabeis oh podelosa señola de glandes bubus ladyamal, Chino Ladino Amoloso tenel que ganalse vida y aholal dinelo pala podel sobolnal a señoles de inmiglacion y conseguil papeles de lesidencia, ademas, siemple tenel que tenel cuidado con CapitanPikaPika que pletendel captulal y vendel otla vez a malditos coleanos
<ladyamal> ¿aun te persigue el CapitanPikaPika?
<ladyamal> bueno esta mujel de glandes bubus debe paltil
<ChinoLadinoAmoloso> (Chino Ladino Amoloso pleguntalse pol qué ahola de plonto palecel que señolas y señoles con cala de palo empezal a hablal con acento de malditos coleanos

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Dom Jun 02, 2013 9:21 am


<Io-> (al pie de la Higuera observa que ha llegado Dhunna, su estado de ánimo oscila entre la desgana de enfrentarse a la situación que le preocupa y la necesidad de comportarse con honestidad … finalmente recoge los juncos y con caminar apático se dirige hasta donde se encuentra la drow, al llegar procura hacerse notar) ... buenas noches
<Dhunna> (se despereza saliendo a la calle y no puede menos que sonreír al ver a Io- aunque algo en su pose o actitud la hace fruncir un poco el ceño) buenas noches ... ¿va todo bien? (quizá no es el mejor día para hablarle de lo que a ella le preocupa)
<Io-> todo va, si ... (aun sin saber como afrontar la situación, pero decidido a hacerlo, o cuando menos intentarlo) ... ¿y vos?
<Dhunna> por mi parte, todo bien ... (alza una ceja mirándole un tanto suspicaz) no me digáis que la otra noche volvíais a estar sonámbulo ... (no acaba de comprender el por qué de esa actitud)
<Io-> ¿sonámbulo?, no. Ya me habría gustado haber soñado algunas cosas ... (escapándosele una sonrisilla cínica) ... pero, tengo entendido de que he de felicitaros y ... bueno, quiero hacerlo sin demora y de corazón
<Dhunna> ¿felicitarme? ¿por qué? (cada vez entiende menos de que está hablando pero no le gusta nada esa sonrisa que se dibuja en el rostro del paje al decir lo que ha dicho. La hace cruzarse de brazos y alzar el mentón)
<Io-> yo lo entiendo, de verdad, no habéis de preocuparos ... (mirándola por primera vez a la cara directamente y procurando sonreír afablemente, aunque con no mucho éxito) ... es algo que tenía que ocurrir antes o después
<Dhunna> vamos a ver ... (llevándose una mano a la frente con cierto desespero, cuando se pone así la hace perder la paciencia a pasos agigantados) parad y decidme ¿qué he hecho ahora? ¿qué tenia que ocurrir? (se dice a si misma que se calme y respira profundo antes de mirarle de nuevo)
<Io-> (continua su discurso) ... cuando se presenta una ocasión hay que aprovecharla ... (no es que no la escuchara) ... siempre pensé que no podía durar demasiado ... (es como si al decirlo en voz alta se auto convenciese de lo que va diciendo) … y seguro que cumple con todas sus expectativas
<Dhunna> (mueve las manos con desesperación y acaba poniéndolas en los hombros de Io-, porque si no lo abofetea) ¿¿queréis hacer el favor de explicaros?? ¡¡No tengo la más remota idea de lo que estáis hablando!! (no lo zarandea por respeto)
<Io-> (coge las manos de Dhunna entre la suyas y mirándola a los ojos le sonríe, pero una sonrisa que aunque el no lo pretenda refleja una gran tristeza) ... una persona de mundo, capaz de aportar aventuras, con interesantes y excitantes vivencias ... es lógico que se fijara en alguien tan excepcional
<Dhunna> (su mirada va a sus manos y luego de nuevo al rostro de Io- y de nuevo a las manos y viceversa, y así se tira unos segundos. Al fin parpadea y se muerde el labio contando hasta diez) perdonad ... ¿qué?
<Io-> (se lleva las manos de Dhunna a los labios y le besa a la altura de los nudillos) ... no hay nada que perdonar, espero y deseo que seáis feliz en las nuevas aventura que tengáis, os echaré de menos y espero que me recordéis allá donde las aventuras os lleven, y si el destino os trae de vuelta por el Reino ... aquí siempre tendréis un amigo que os recibirá con afecto
<Dhunna> (aparta las manos con brusquedad mirando a Io- casi asustada, incluso da un paso atrás) ¿un ... amigo? (su voz destila cierta amargura, mientras sus ojos se pasean por el rostro del paje mientras niega con la cabeza) es decir, os arrepentís de lo que me dijisteis ... ¿es eso? (carraspea y traga saliva apretando los puños)
<Io-> no tenéis que disimular para protegerme ... (dejando caer los brazos) ... yo mejor que nadie se que han visto en su persona, su valía, su gracia, su belleza ... (escapándosele la voz hasta quedar en un murmullo) ... y entiendo que lo que se os ofrece, sea mas atrayente que éste viejo y aburrido paje
<Dhunna> pero ¿¿quién disimula?? ¿Qué está pasando Io-? ¡¡¡no os estoy entendiendo y lo que me parece entender no me gusta nada en absoluto!!! (se pasa las manos por la cara y toma aire) ¿¿de qué estáis hablando?? (aprieta los dientes un momento y se humedece los labios) ¿ésta es la confianza ciega que me tenéis? (empieza a enfurecerse)
<Io-> (mira enternecido a Dhunna convencido de que ella actúa así para no herir sus sentimientos) ... se lo escuche decir esta mañana en la plaza, siento que me enterase antes de lo que tuvieseis pensado. Y entiendo perfectamente que se fijase en sus encantos (escapándosele ahora si una risa sincera ) jajaja, vaya que si lo entiendo
<Dhunna> esto es absurdo ... (y su risa aun le sienta peor. ¿Se ríe de ella? Le mira absolutamente descolocada y desconcertada a la par que furiosa) mirad, no se de que os habéis enterado y como al parecer no estáis por la labor de hablar de ello a las claras ... pues ahí os quedáis. Cuando dejéis de reír me avisáis ... (y le da la espalda dispuesta a marcharse)
<Io-> (coge a Dhunna por la cintura para retenerla) ... ¿me preguntáis que si confío en vos? ¡si pudierais veros con mis ojos! entenderíais por qué os quiero y deseo. Pero sois joven y guerrera, con inquietudes propias de vuestra condición. Y claro, aparece alguien como ChinoLadinoAmoloso, adulando vuestras, ya sabéis, vuestras virtudes, y claro, ¿cómo voy a pretender reteneros?
<Dhunna> (se detiene claro, cuando él la para y en esa posición y cercanía él puede notar claramente como ella se relaja y se destensa, tapándose el rostro con las manos un instante y soltando el aire) ¿de verdad creéis que lo que diga el Chino es importante? Que adule lo que quiera ... (se da la vuelta entre los brazos de Io- y al fin quita las manos de la cara) lo importante es lo que acabáis de decir vos.
<Io-> ¿que dije? ... (repasando rápidamente lo que dijo) ... que sois una guerrera joven con sus inquietudes propias ... (pasando a recordar lo que escuchó o creyó escuchar al chino) ... ¿queréis decir que os da igual que se fije en vuestro ... (sonriéndole ahora picarón) ya sabes a qué me refiero
<Dhunna> (le mira a los ojos y suspira alzando la mano y acariciándole sutilmente la mejilla. Él no tiene idea del peso que se ha quitado de encima después de toda la conversación) en efecto, me da igual (dice convencida y sincera) pero no me refería a eso ... (se humedece los labios sintiéndose extrañamente nerviosa y carraspea) volved a decírmelo ... (imagina que él sabe a que se refiere)
<Io-> ¿eso os haría feliz?
<Dhunna> (toma aire pero en vez de hablar solo asiente levemente una sola vez)
<Io-> sois una joven guerrera con inquietudes propias ... (repitiendo lo dicho para complacer a la guerrera aunque sin entender demasiado el por qué, pero todo sea por hacerla feliz)
<Dhunna> (entrecierra los ojos y suspira para luego chasquear la lengua) bueno, no vamos a forzar las cosas no? (dice posando las manos en el pecho de Io- sonriendo al fin después de la tensión)
<Io-> entonces ... (aun un tanto dubitativo) ... ¿no os vais a ir con ChinoLadinoAmoloso, no os vais a desposar con él y emprender nuevas aventuras lejos del Reino?
<Dhunna> (le mira un momento, luego parpadea y al fin se echa a reír. Que otra cosa podría hacer) ¡no, claro que no! (le abraza ahora sin dejar de medio reír)
<Io-> (siente que de pronto tiene el estomago que parece un horno, que necesita dar saltos para liberar una energía y un ímpetu que le desborda) ... ¡¡¡eso es fabuloso!!! ... (alzando a Dhunna en un abrazo y dando un par de vueltas sobre si mismo mientras le dice en un medio grito) ... ¡¡nos os vais!! ¡¡que le den a ChinoLadinoAmoloso!! jajjajaja ¡¡¡no os vais!!! ... (la baja con suavidad al suelo y arrimándose todo lo que se pueden arrimar dos personas que aún están vestidas y acercando su boca al oído le susurra) ... me habéis hecho enormemente feliz, y espero poder corresponderos debidamente ... (y le besa en el cuello bajo la orejilla)
<Dhunna> (no puede menos que seguir riendo cuando se ve alzada y empiezan a dar vueltas aferrada al cuello de Io-) no me voy, no me voy ... (le susurra al oído antes de parar y que la baje al suelo de nuevo. Se estremece con sus palabras y su suave beso) me haréis feliz si dejáis de imaginar cosas que no son ... (deja un suave beso en la punta de su nariz, divertida)
<ChinoLadinoAmoloso> (pasa por el lugar sin fijarse en ellos sumido en sus preocupaciones) hummmm ... ¿no estal podelosa dama de glandes bubus ladyamal? ... poble ChinoLadinoAmoloso necesital de sabio consejo de señola con cuenco de hacel luido ... hummmm ... ChinoLadinoAmoloso seguil buscando, deseal buen descanso a señolas y señoles con cala de palo y piel pálida
<Io-> si no imaginase cosas que no son, no habría imaginado hace tiempo que un día os tendría entre mis brazos ... (le replica dejándose llevar por la alegría del momento)
<Dhunna> ¿y eso lo habíais imaginado ya? (dice mirándole a los ojos divertida y enternecida volviendo a pasar la mano por su mejilla hasta su pelo)
<Io-> imaginado y soñado, si, muchas veces ... (perdido el miedo a confesar sus sentimientos, por el momento)
<Dhunna> (su sonrisa se acentúa pese a lo mucho que aún tienen que hablar, pero no va a dejar que eso le pese ahora) así que esto es lo que se siente ... (susurra acercando su rostro al de él pero sin llegar a rozarle)
<Io-> ¿lo que se siente? ... (sin estar seguro de a qué se refiere Dhunna) ... ¿a que os referís?
<Dhunna> (alza ambas cejas y le observa como si fuese una obviedad a lo que ella se refiere) pues a amar, claro … (dice con su habitual sinceridad y parquedad en palabras)
<Io-> si vuestra sonrisa y vuestras palabras indican lo que parecen, si, esto es lo que se siente al amar y ser correspondido de igual forma ... (mirándola directamente con toda intención)
<Dhunna> ¿y qué otra cosa van a parecer? (más claro no lo ha podido decir. Aun así sigue sonriendo y recreándose en esa mirada y su significado) me gusta ... (susurra de nuevo acercando su rostro al de él)
<Io-> a mi también me gusta ... y mucho ... ( hundiendo su rostro entre el cuello y el hombro de la drow) ... y no quiero que cambie nunca
<Dhunna> (acaricia la nuca de Io- para luego posar levemente sus labios en los del paje. Al separarse baja las manos por sus brazos hasta tomarle las manos y andar unos pasos atrás tirando de él siempre sin dejar de mirarle a los ojos) ven conmigo ... (susurra con la mirada brillante y una casi tímida sonrisa en los labios)
<Io-> (se siente como si pudiese volar, en realidad es que le tiemblan las piernas y va hecho un flan, se deja llevar por Dhunna sin plantearse donde le lleva)
<Dhunna> (mordiéndose el labio al ver que la sigue le toma de una sola mano y se encamina a la taberna, pues sigue siendo donde vive. Y sin detenerse para que se lo repiense entra y sigue caminando hacia las escaleras para seguir hacia la primera planta. Siempre mirándole por si le ve torcer el gesto)
<Io-> (percibe que se acercan a la taberna ... ese lugar de tan ingrato recuerdo, tanto en el pasado como más recientemente ... pero es consciente de que la guerrera tiene ahí su habitación, y bueno ... la situación no parece que sea que de pronto a la drow le hayan entrado ganas de beber, además ... ya antes estuvo allí, cuando cuidó de Dhunna de unas heridas, así que se deja conducir, procurando no pensar quienes habrá y quienes le verán)
<Dhunna> (casi suspira de puro alivio al ver que no se detiene ni pone demasiada mala cara y así acaban entrando en la habitación de la drow. A diferencia de él no le importa quien les haya visto. Y después de que él haya entrado cierra la puerta, aislándose del resto, quedando solos ellos dos ... al fin)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Jun 06, 2013 11:23 am


<Io-> (se encuentra en el lecho de Dhunna, junto a ella ... ha disfrutado plenamente con la drow y espera haberla hecho disfrutar a ella también ... cree que ella está dormida, pero no se atreve a comprobarlo no sea que la despierte .... pero se encuentra incomodo y se revuelve en la cama procurando hacer el menor ruido posible)
<Dhunna> (por primera vez en tiempo duerme a pierna suelta, de lado, vuelta hacia Io-, relajada. Llevan allí desde anoche y han dormido a ratos. Aun así en cuanto él se remueve un poco, la drow parpadea y toma aire. Se siente algo desubicada, pero en cuanto ve a quien tiene al lado sonríe levemente aún con los ojos entrecerrados) buenos días ... (no sabe ni que hora es)
<Io-> ays, ¿te he despertado? ... (regañándose a sí mismo por su poca delicadeza) ... lo siento. La verdad es que no se si es día o noche ... con el ventanal cerrado ... Smile
<Dhunna> no te preocupes ... (se incorpora y pasa por encima de él antes de bajar de la cama, no sin dejar un besito en la nariz de Io-. Se encamina al ventanal sin cubrirse en absoluto. Al abrir ve que es de noche y vuelve hacia Io-) ¿será posible que llevamos aquí 24 horas? (divertida)
<Io-> ¡¡por Tutatis!! ... (se le escapa decir como si fuese un suplicio) ... ¿entonces tenemos que volver a la cama? bueno, volver vos, yo aún no he salido (pasando una mano por bajo la sabana para comprobar si lleva aunque sea los calzones)
<Dhunna> la verdad es que estoy extremadamente despejada, ¿queréis que baje a por algo de comer? (dice aún junto a la ventana abierta y como su madre la trajo al mundo. Pero no puede evitar reír mirándole) Io- ¿aun lo conserváis todo? (divertida al verle remover la mano bajo la colcha)
<Io-> ¿¡eh!? ... (distraído) ... ah, je, si si ... (aliviado al asegurarse que si conserva los calzones) ... bueno, como gustéis, yo no tengo hambre, aunque si que me apetece un poco de agua fría
<Dhunna> (se acerca a la cama y se sienta en el borde junto a Io-, que aún sigue tumbado y le acaricia levemente la mejilla) vamos, mejor salgamos a que nos de un poco el aire. Daremos un paseo hasta el pozo (susurra inclinándose hasta dejar sus labios sobre los del paje)
<Io-> (corresponde al beso de Dhunna, en principio con suavidad y poco a poco con más ímpetu, incorporándose para pasarle la mano tras la nuca y hacerla que se recline más, envolviéndola, abrazándola ... y cuando ya cree que podrá realizar el movimiento final rápidamente ... se destapa raudo y en el mismo movimiento cubre a Dhunna con la sabana y la envuelve de forma que tarde un momento en destaparse, aprovechando esos segundos para vestirse rápidamente con su jergón) ... vamos... yo ya estoy listo (sonríe cual niño travieso)
<Dhunna> (de besada y abrazada se ve hecha un lío con la sábana y cuando consigue al fin sacar la cabeza, que no desenredarse del todo, en efecto, ya lo ve vestido y resopla) como si no os hubiera visto ya desnudo ... (chasquea la lengua y al fin se desarropa, se levanta y se viste sin demasiada prisa) a buenas horas os da la timidez, paje ... (aun así le guiña un ojo y abre la puerta risueña)
<Io-> (hace como que no escuchó nada de la provocación de Dhunna y se deleita observando su cuerpo y sus movimientos al vestirse) ... ¿ya? bien ... (y se encamina hacia la puerta, al pasar junto a la drow le ofrece la mano para ir cogidos)
<Dhunna> (toma la mano de Io- cuando éste se la ofrece antes de salir y cerrar la puerta tras ellos. Se despereza sin soltarle antes de empezar a bajar con él la escalera antes de encaminarse a la salida de la taberna. Ya comería cuando volviera o volvieran) al pozo a por agua fresca ¿no?
<Io-> si, pero si tenéis hambre, sería mejor ir primero a por algo para vos, y luego ya vamos al pozo ... (ya sin prisas una vez está claro que no van a volver a la cama, de momento)
<Dhunna> no hay problema, ya como después ... (y le hace un levantamiento de cejas y otro guiño antes de salir al frescor de la noche. Piensa mal y acertarás)
<Io-> como prefieras ... (inspirando profundamente, sintiendo como el frescor del aire le invade por dentro y le tonifica) ... parece que vamos a tener buena noche
<Dhunna> (aprieta un poco la mano de Io- y le mira mientras ya se encaminan hacia el pozo con paso tranquilo) estás bien, ¿no? (solo quiere asegurarse, no le gustaría meter la pata con Io-, además de que nunca puede dar nada por sentado con él)
<Io-> ¡eh! ... (pillado por sorpresa) ... si claro ... (situándose detrás de ella, abrazándola con sus manos sobre el vientre) ... ¿acaso no se nota? ... (susurrado al oído y besándola en la nuca)
<Dhunna> (sonríe bajando un poco la cabeza ofreciéndole la nuca, cosa que para ella es algo que la hace sentir muy vulnerable, y se estremece por el beso. Posa sus manos sobre las de él ) solo quería estar segura ... (y así caminan, bien pegados hasta llegar al pozo)
<Io-> (una vez llegados al pozo se separa de Dhunna y lanza al pozo el cubo para sacar agua fresca ) ... ¿tú quieres, o también desayunas con vino? ... (le suelta bromeando)
<Dhunna> ñeñeñe (dice arrugando la nariz mientras se sienta en el borde del pozo mirándole) ¡claro que quiero! (le saca la lengua y mira el cielo estrellado) buena hora para desayunar, desde luego ... (suspira profundamente pasando luego las manos por su pelo sintiéndose tremendamente a gusto)
<Io-> (saca el cubo y llena dos cuencos de agua, le ofrece uno a Dhunna y se toma de un trago el otro, lo vuelve a llenar y se toma medio mas) ... ahhhhh ... (exclama satisfecho; sonríe y mira a Dhunna) ... para desayunar no se, para ver el reflejo de la luna en tus ojos, estupenda (sonriéndole)
<Dhunna> (baja sus ojos hasta Io- mientras toma el cuenco que le ofrece y sigue mirándole mientras bebe, tomándose su tiempo, con los ojos clavados en los del paje risueños) que halagador ... (tiende la mano hasta agarrar sus ropas del pecho y tirando de él con suavidad para que se agache y pueda besarle de nuevo)
<Io-> (se deja arrastras y corresponde con gran placer ... cuidado, que tenia sed, pero no tengo ganas de acabar dándome un baño en el fondo del poco
<Dhunna> (acaba por soltarle claro, no se vayan a caer al pozo y sin dejar de mirarle se humedece los labios de forma sutil casi relamiéndose antes de volver a tomar el cuenco y terminarse el agua que aún contiene)
<Io-> bueno ... (sentándose junto a Dhunna) ... ¿y tú? ... ¿hay algo que te preocupe?
<Dhunna> (casi se atraganta con el agua cuando le pregunta así de repente y se tiene que llevar una mano al pecho en un acceso de tos. Al fin puede tomar aire y mira a Io- de reojo un instante recobrándose y tomándole la mano) está noche no ... (y besa la palma de la mano de Io- sin dejar de mirarle. Sabe que es injusto pero no quiere estropear el día. Todo llegará y egoístamente quiere que tarde en llegar)
<Io-> (le da unos golpecitos en la espalada con cuidado, en realidad no sirven para nada, con la musculosa espalda de la drow tendría que haberle dado con una fuerza que él no se atreve a usar) ... Dhunna ... ( cogiéndole de nuevo una mano ) ... si no tiene que ser mañana, no pasa nada ... si no tiene que ser pasado mañana, no pasa nada ... si no tiene que ser dentro de un año, no pasa nada
<Dhunna> (suspira mitad por poder respirar al fin, mitad por lo que Io- acaba de decir. Aprieta de nuevo la mano del paje y le sonríe levemente) será pronto ... hay mucho que hablar y mucho por decidir, pero ya habrá tiempo de ello, ahora solo quiero disfrutar ... disfrutarte.
<Io-> muy bien ... y yo ... ¿puedo disfrutar también ? (le pregunta con cara de póquer)
<Dhunna> (alza ambas cejas al mirarle y parpadea varias veces ladeando la cabeza sin acabar de entenderle) pues ... claro, si quieres ...
<Io-> (coge de improviso el cubo, se arrima y vierte por encima de la cabeza de ambos lo que queda de agua antes de que ella pueda detenerle) ... no es como en la cueva tras la cascada, pero es lo más parecido que puedo proporcionar ahora ... (y vuelve a abrazarla y besarla en el cuello)
<Dhunna> (toma aire con fuerza en cuanto se da cuenta de lo que va ha hacer pero no puede detenerle y se ve empapada junto con él. Pero termina por sonreír cuando éste la abraza y le habla de la cueva) siempre podemos ir a la cueva a visitarla, hace mucho que no voy ... (susurra con la mejilla apoyada en su hombro mientras él le besa el cuello)
<Io-> supongo que si ... (con cierta reticencia el recordar las ultimas experiencias con el bosque, las setas venenosas y los hongos alucinógenos) ... pero mejor de día, cuando haya menos riesgo de perdernos
<Dhunna> claro, cuando tú quieras (le dice apoyando las manos en el torso del paje sonriéndole. Se ha propuesto que no va a pensar en lo que está por venir, como ha dicho quiere disfrutar y eso hará) y ahora ... ¿que tal si volvemos para ponernos ropa seca?
<Io-> bueno, me temo que las tenemos en lugares distintos ... vuelve tú si quieres (haciéndose el remolón para no volver al dormitorio de Dhunna)
<Dhunna> (frunce un poco el ceño separándose de él lo justo) si no te conociera diría que no quieres volver conmigo ...
<Io-> estooo, no (incomodo por no saber como decir con suavidad lo que le preocupa) si te soy sincero, creo que tengo, no, que debo serte sincero .... (pero callándose sin llegar a decir nada)
<Dhunna> adelante ... (pero tuerce el gesto un poco contrariada a la espera de lo que tenga que decir Io-. Miedo le da cuando se pone así)
<Io-> yo ... (lanzándose como equilibrista sin red) ... no quiero volver a tu cama
<Dhunna> (toma aire despacio y se humedece los labios) ya ... eso es definitivo o que ahora no quieres (remarcando el ahora. Puede que esté malinterpretándole así que le da el beneficio de la duda manteniendo pose altiva para que no se le note que le ha dolido)
<Io-> pues, me temo que en las circunstancias actuales, es más bien definitivo (sorprendido de la calma con la que ha respondido, sospechando que debe haber truco encerrado)
<Dhunna> (asiente despacio mordiéndose el labio dejando de mirarle) está bien ... como quieras ... (musita pasándose un momento las manos por el pelo empapado intentando evitar que le tiemblen) entonces ya nos veremos ... (y se come su orgullo y le da la espalda dispuesta a irse por donde han venido)
<Io-> si ... (en voz baja, sabiendo que algo no va bien, pero sin lograr concretar qué exactamente) vamos ... (y le ofrece nuevamente su mano)
<Dhunna> (mira la mano que le ofrece y luego a él deteniendo sus pasos con el ceño fruncido) no te entiendo ... ¿vamos? yo me voy a la habitación ... tú haz lo que te plazca ... (y no le toma la mano continuando caminando)
<Io-> ¿y ya no quieres mi compañía? (con claro tono de acojonamiento en la voz) lo llevas claro si crees que voy a dejarte ir sola a éstas horas de la noche (situándose junto a ella y acomodando su paso al ritmo de la drow)
<Dhunna> como quieras ... (aún conserva algo de orgullo y no va a destilar lo que siente en la voz, aunque seguro que algo se le nota. Se abraza a si misma sin haber pasado por alto el tono de voz de Io-)
<Io-> claro que quiero, vamos, faltaría más (pasando de forma evidente a un tono de voz de indignación y luego bajando a un susurro típico del que habla para si mismo ) ¿quien me mandaría a mi enamorarme a estas alturas de mi vida?
<Dhunna> (se detiene de nuevo y mira la espalda de Io- pues éste seguro da al menos unos pasos más) de verdad, de verdad que no te entiendo ... (musita pues no puede evitar que su corazón aletee ante esas palabras) explícame a que venia lo de antes ....
<Io-> si me das alguna pista sobre a que te refieres, igual consigo explicarme (procurando contenerse y hablar en un tono de voz calmado)
<Dhunna> (aun mirando la espalda del paje chasquea la lengua para luego mirar al cielo y suspirar) me refiero a que no quieres volver conmigo ... a que no quieres ir conmigo a la habitación (se estremece un tanto pues aún empapada corre brisilla y ya se sabe)
<Io-> ¿como? (sorprendido) ¿pero que he hecho para merecer esto? (elevando la voz y empezando a andar en círculos) ¿es que nunca puede prestar atención a lo que se le dice? (continuando el monólogo) ¿acaso dije yo que no quería su compañía , no verdad? ¿acaso he dicho yo que no quería ir a su habitación, no verdad? ... ¡¡¡por Tutatis, si estoy hiendo con ella a su habitación!!! (se para de pronto y la mira ocurriéndosele una idea que jamás antes pensó) ... ¿eres sorda o tienes algún problema de oído?
<Dhunna> (frunce el ceño y aprieta los puños) ¡eh que estoy aquí, campeón! (dice molesta de verle hablar de ella consigo mismo, pero ya ante su pregunta abre mucho los ojos) perdona, ¿como dices? (y no puede menos que soltar una carcajada amarga antes de hacer un gesto despectivo con las manos) no, no estoy sorda, será que tú (le señala) ¡no hablas claro, paje! ¡¡oh!! ¡¡¡Por favor!!! (reniega llevándole las manos a la cabeza) loca ... un día me vas a volver loca ...
<Io-> ¿yo a ti? ¿¿loca?? JA (a un trís de perder la compostura) ¡¡¡tú si que me vas a volver loco!!! (si tuviese pelos en la cabeza se tiraba de ellos, pero como no los tiene, se tira de las orejas ) ¿qué tendrá que ver que no quiera volver a una cama que es excesivamente blanda con un colchón todo mullido, que me ha matado la espalda, a mi, acostumbrado a dormir en una rama de árbol, o en el suelo?, a ver explíqueme vuestra merced, ¿qué tiene que ver eso con no querer estar con usted, con no quererla y desearla?, venga, explíqueme, le escucho A-TEN-TO
<Dhunna> ¿¿pero es que no puedes completar las oraciones de primeras?? ¡¡¡tenías que dejarlo a medias y hacerme pensar lo que al parecer no era!!! (da una vuelta sobre si misma, alterada aún pero a la vez aliviada, ahora sabe a qué se refería) ¡¡¡podrías haberlo dicho antes, maldita sea!!! ¡¡¡y nos hubiéramos ahorrado todo el mal rato!!! (ella si se pasa las manos por el pelo) ¡definitivamente atacas mi cordura como nadie, paje! (le mira soltando aire de golpe llevándose las manos a la cara intentando no reír de puro alivio) haré que cambien el colchón, ¡por eso no se preocupe vuestra merced! (con el mismo retintín)
<Io-> ¿que complete las frases ... me dices? ¿que complete las frases? ... esa si que es buena (ya menos tenso, pero aun no queriendo dar su brazo a torcer de que puede ser tan culpable él como culpa a ella) tu te jactas de ser directa, me preguntaste y te respondí directamente. Ya podrías hacer las preguntas correctas a lo que realmente te preocupa, no crees (ya en un tono de voz totalmente suave) ... y no cambies el colchón, no serviróa de nada ... buscaré algún tablón que poner bajo el colchón, así será como dormir en el suelo, pero sin la humedad
<Dhunna> entonces quizás deberías hacerme una lista de qué preguntas son las adecuadas y en qué momentos ... (reniega entre dientes al fin dando los pocos pasos que la separan de Io- y sin tocarle únicamente apoya la frente en el pecho del paje para luego suspirar) disculpa si he sacado las cosas de quicio ... (murmura dándose por vencida)
<Io-> perdóname también tu a mi, cariño, espero con el tiempo aprender a comunicarme mejor (abrazándola un momento y luego separándose para ofrecerle nuevamente la mano) anda vamos, no quiero que te me resfríes
<Dhunna> claro ... cariño (dice alzando un momento las cejas divertida ante la palabra, no cree que nadie se la haya dicho nunca y menos en ese contexto. Toma la mano de Io- y asiente) tranquilo, ahora nos daremos un baño caliente ... (y le guiña el ojo con total intención encaminándose ya a la taberna)
<Io-> vale ... pero el colchón ésta noche lo echamos al suelo, ¿si?, ¿eh? porfaaaa (haciendo el payaso de forma ostensible)
<Dhunna> (no puede menos que soltar una carcajada, mientras rodea la mano de Io- con las suyas) de acuerdo, de acuerdo (y no puede menos que estar contenta de saber que el paje vuelve con ella esa noche)

(Narrador)

Y así, tonta ella tonto él, se encaminan ambos cogidos de la mano hacia la habitación de ... ¿reposo? ... ¡juas!

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Lun Jun 10, 2013 8:11 pm


<Dhunna> ¿hoy has dormido mejor? (aún retozones en el colchón que la noche antes dejaron en el suelo, rodando por ahí uno en brazos del otro)
<Io-> siii ... hoy no me duele la espalda nada de nada ¿y tú? ... ¿ha sido muy duro para ti?
<Dhunna> para nada (se queda sentada sobre él y se despereza la mar de bien)
<Io-> (enlaza las manos alrededor de la cintura de Dhunna) ... bueno, habrá que ir pensando en cumplir con las responsabilidades ... hace dos días que no limpio las porquerizas ... ni voy a ver que tal están los nenúfares ... ni recolecto juncos y trufas ...
<Dhunna> (se echa adelante dejando las manos a cada lado de la cabeza de Io- y suspira teatrera) si es menester hacerlo ... (aunque ella no tiene ninguna responsabilidad ni nada que hacer, aún así termina por levantarse de encima del paje y se dispone a vestirse)
<Io-> (observa nuevamente con deleite el cuerpo y los movimientos de Dhunna ... y aprovecha para vestirse, hoy sin artimañas ni prisas)
<Dhunna> (una vez vestida se acerca a él y le besa levemente en los labios) buenos días ... (y así se separa de Io- para salir de la habitación recogiéndose el pelo con una cola alta)
<Io-> (se pregunta a dónde habrá ido Dhunna, supone que a pedirse algo de desayunar, pero como no le dijo nada no sabe si esperar a que regrese o si da por sentado que se iría a sus tareas)
<Dhunna> (al ver que no la sigue se asoma de nuevo a la puerta aún abierta y le mira) ¿tan embobado te has quedado con el beso? (dice divertida alzando las cejas) anda vamos, encarguemos algo para comer y te acompaño a hacer lo que sea que quieras hacer (dice antes de tender la mano hacia Io-)
<Io-> (sonríe saliendo de su aturdimiento) voy (al llegar junto a ella) que si tienes cosas que hacer ... o no te apetece, no hace falta que vengas, ¡¡pero que yo encantado, eh!! (anticipándose a que pueda pensar algo equivocado como suele ser habitual)
<Dhunna> (se encoge de hombros risueña) no tengo nada mejor que hacer que acompañarte, prometo no molestarte ... demasiado (dice la mar de tranquila, de hecho pocas veces se ha sentido tan relajada)
<Io-> bien (sonriendo e iluminándosele la cara de alegría, realmente está contento con todo lo que está pasando) ... ¿qué ponen en este antro para desayunar? (bajando las escaleras delante de Dhunna)
<Dhunna> bfff, no pensaba desayunar sino ir a algún otro sitio a comer pero un poco más tarde, ¿conoces algún lugar que esté bien? (se agarra a su brazo mientras bajan la escalera)
<Io-> puess ... la verdad es que no (un tanto avergonzado) ... yo ... (se para y se vuelve cariacontecido) ... esto no lo había previsto, yo ... me las he apañado siempre con lo que recogía del bosque ... o trocando a cambio de las trufas y los nenúfares ( frotándose las manos en gesto de nerviosismo)
<Dhunna> entiendo ... muy bien (le sonríe llena de energía y para nada decepcionada por sus palabras) hagamos una cosa, dime donde vas a estar y yo me encargo de encontrar qué comer en el bosque, de acuerdo?
<Io-> puesssss ... primero voy a las porquerizas ... luego recorro un poco el bosque, sin adentrarme mucho, a buscar trufas ... y termino en la laguna que hay junto al Camino del Norte ... allí limpio y recolecto los nenúfares y los juncos ... (comenta orgulloso de todos los quehaceres que lleva a cabo)
<Dhunna> bien, entonces te esperaré en la laguna y podrás limpiar y recolectar nenúfares y juncos después de comer ... (le planta un sonoro beso en los labios antes de darse la vuelta y salir corriendo hacia el bosque, dispuesta a cazar algo para la comida y prepararlo todo junto a la laguna)
<Io-> (se queda mirando una vez más el esbelto cuerpo de Dhunna alejarse, se acuerda del maldito ChinoLadinoAmoloso) ... joete, no catarás ese trasero ... (se da cuenta de que está perdiendo el tiempo ensimismado y se apresta a ir hacia las porquerizas, allí limpia la paja del suelo, los comederos y bebederos vacíos los rellena con agua limpia y comida nueva (antes de irse se queda mirando pensativo a cerdas y cerdos. Después se encamina hacia la laguna del Camino del Norte, pero va en paralelo al camino por el bosque, rebuscando aquí y allá buscando trufas, por el camino observa diversas parejas de animalitos; palomas y palomos, conejas y conejos, moscas y moscos, tras haber recogido unas cuentas trufas aligera el paso hasta la laguna. Una vez allí comienza a limpiar los juncos y los nenúfares de malas hiervas, corta algunos juncos que ya están suficientemente largos y algunas flores que ya han abierto del todo, allí también observa animalitos, sapas y sapos, pezas y peces, saltamontas y saltamontes ... cuando termina sus tareas se desviste, conservando los calzones y se mete en la laguna a refrescarse el sudor de todo el trabajo mientras espera la llegada de Dhunna)
<Dhunna> (ella llega a la laguna con un par de conejos colgados del hombro y sonríe al ver a Io- bañándose. Cerca de la orilla empieza a disponer algo de leña para preparar una pequeña hoguera. Prepara los conejos hasta clavarlos en espeto y colocarlos en la hoguera. Se ha entretenido también buscando hierbas aromáticas que ahora va echando sobre los conejos. Cuando todo está preparado se sienta junto a la orilla extendiendo las piernas. Ahora solo falta que se haga la comida. En silencio se dedica a observar al paje sin perder la sonrisa)
<Io-> (observa remoloneando en el agua los quehaceres con los conejos de Dhunna, frotándose la piel con hojas de nenúfar para eliminar el olor de las porquerizas y el sudor, cuando queda satisfechos juega un poco a zambullirse)
<Dhunna> (ella no se mete en el agua pues está pendiente de que no se churrusquen demasiado los conejos, aún así se relaja viéndole a él. Quizá después de comer se bañe ella. Se levanta y da la vuelta a los conejos trinchados para volver junto al agua)
<Io-> (se acerca nadando hasta la orilla y sale del agua ... se acerca hasta el juego, se coloca el jergón seco, se saca los calzones ... a los que tampoco les ha venido mal el baño ... y los extiende junto al fuego para que se sequen) ... ¿te ha costado mucho dar con las piezas ?
<Dhunna> (se acerca al fuego junto a él) no, ha sido fácil (está bastante acostumbrada a buscarse la vida y la caza es una de las cosas que no le quedó otra que aprender) esto casi está (dice echando las últimas especias sobre la carne) ¿está buena el agua? me bañaré luego...
<Io-> si, fresquita, aún queda para que el verano caliente el agua para todo el día (mirando las piezas) eso huele que alimenta, me está entrando hambre canina ... no se si podré aguantar mucho más, no, creo que no ... (se abalanza juguetón sobre Dhunna y comienza a comérsela ... a besos)
<Dhunna> (cae de lado con Io- encima riendo ante el ímpetu del paje y se deja comer a besos, ¡como no! incluso devuelve algunos de esos besos como puede, riendo y abrazándole) vamos ... va-mos … que se quema ... (le interrumpen más besos y risas pero tampoco le detiene)
<Io-> estáaaa bien ... (recomponiéndose y soltando a Dhunna ) no hay que desperdiciar los manjares que Madre Naturaleza nos permite coger
<Dhunna> si, claro ... (al cabo de un segundo se incorpora y se acerca al fuego. Con cuidado toma uno de los espetos y se lo tiende a Io-, para luego coger el otro para ella) bueno, lo he hecho a mi gusto, espero que también esté al tuyo (dice a modo de medio disculpas)
<Io-> seguro que está riquísimo, algo que huele tan bien no puede estar malo ... además, me dice el instinto que cocinas muy bien (sonriéndole)
<Dhunna> hago lo que puedo ... para mis necesidades es más que suficiente (dice hincándole el diente a su comida. Para ella está sabrosa y se sorprende esperando a ver que opina realmente el paje)
<Io-> (no es muy ducho en esto de comer piezas de caza entera, así que no sabe por donde empezar, remolonea hasta ver como lo hace la drow y trata de imitarla sin que se le vea excesivamente patoso, tras un par de intentos fallidos disimulados soplando para enfriar un poco al fin consigue llevarse un buen bocado) ... hummm, esto está (masticando rápidamente porque en verdad la carne está bastante caliente ) muy muy bueno, me tienes que enseñar
<Dhunna> (espera a que el paje de un bocado, pues parece que no sabe por donde atinar, pero al fin lo consigue mientras ella se lleva a la boca otro pedazo que ha desmenuzado con los dedos, soplando después) claro, cuando quieras, no tiene nada especial más que las hierbas
<Io-> (prosigue observando como se desenvuelve Dhunna, va pellizcando trozos de carne a partir del bocado inicial y tras soplarlos un momento se los lleva a la boca, donde realmente los saborea y come con placer ... si, está riquísimos, enhorabuena. ¿Así comes tu todos los días? (interesado en saber como se desenvuelve ella en el día a día)
<Dhunna> (niega con la cabeza acabando de tragar el bocado que estaba masticando) no siempre, a veces me conformo con los guisos de la taberna o algo más de vegetales, depende de lo que me apetece (vuelve a pellizcar otro trozo de carne y se lo lleva a la boca) ¿y tú? ¿no sueles comer carne? ¿o cazas y no me lo hubiera imaginado? (a modo de pulla, sólo para picarle un poquito)
<Io-> no, no cazo ... es a lo que me refería con enseñarme .... soy muy patoso (sin vergüenza ni pudor por sincerarse a la drow) ... no suelo tomar mucha carne, solo cuando consigo trocar con algún cazador que ha tenido suerte y le apetezca aliñar sus guisos con trufas
<Dhunna> no te veo corriendo tras una liebre o conejo ... (le mira y remira mientras mastica) quizás podría enseñarte a tirar con arco, así podrías cazar incluso aves ... (habla en serio, y además no se mofa de que él se denomine patoso, es algo que no le importa, y si quiere aprender ella le enseñará)
<Io-> bueno, algún conejo si que he saboreado (sonriendo picarón) liebres no, eso es cierto jajajajajaja (no pudiendo contener la risa) pero si, me gustaría aprender a cazar medianamente un arco ... y si me enseñas a construirlos más aún (realmente interesado)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Miér Jun 12, 2013 7:49 pm

<Adenae> (se acerca a Io- disimuladamente y por detrás dándole un susto le saluda) ¡Holaaa! (sonriendo)
<Io-> ¡¡aish!! ... jo Lady Adenae que susto ... casi prefiero la muerte
<Adenae> (le da un callejón) tampoco soy tan fea (torciendo el gesto)
<Io-> ¡¡aish!! … jooo ... ¡¡que no es eso!! ... pero me ha pillado por sorpresa … y no ... no es usted nada fea (cuidándose de no ser demasiado explicito, no sea que le lleguen comentarios a la drow)
<Adenae> (sonríe a Io- pero no muy convencida) gracias pelusín, te traía unas trufas que me encontré el otro día y como se que te encantan pues ...
<Io-> ¡oh! ... muchas gracias ... (regalar trufas a alguien que negocia con ellas, es un poco ... extraño, pero lo que cuenta es la intención)
<Adenae> (sonríe al ver la cara de sorpresa de Io-) solo te quería pedir un pequeño favor a cambio
<Io-> ¿en qué puedo ayudaros Lady Adenae ?
<Adenae> (se mira las manos nerviosa y comienza a tartamudear) esssttooo yooo, tetete quequequería peedir que me ayudaraas en laa tiendaa de labores
<Io-> (pone cara de extrañeza) … ¿que me ponga un delantal y me ponga a vender hilos?
<Adenae> ¡¡noooo!! no es en la venta, es que los muebles son muy grandes y las cajas también y yo sola no puedo, necesitaría alguien que me ayudara cada día a mover las cajas para descargar el material y los muebles (le mira tímidamente) y había pensado que tú me podrías ayudar
<Io-> bueeeno (dubitativo) ... una ayuda es algo que se hace un día ... pero si es asiduamente ... eso mas bien es un compromiso, un acuerdo, un Quid Pro Quo
<Adenae> (sonríe, ésta vez sabe como compensar al paje) he pensado que si tu trabajas para mi yo podría conseguirte mas trufas y de mayor calidad
<Io-> le propongo yo otra cosa Lady Adenae ... yo le "ayudo" con esas cargas y descargas ... y usted a cambio vende por mi las trufas que yo le traiga ... y si ve que la ganancia es excesiva, pues me da solo una parte de ella
<Adenae> (indignada) ¡¡ganarías muy poco!!! ¡¡no!! ¡¡de eso nada!!
<Io-> menos ganaría si tengo muchas trufas, pero no consigo trocarlas por nada, que además ... lo que trueque ... normalmente son cosas perecederas ... ¿de qué me sirve conseguir 3 conejos ésta semana y la semana que viene no tener nada que llevarme a la boca?
<Adenae> ¡¡comértelas!! ¿te parece poco? (meditando el argumento de Io-)  bueno pues si quieres te pagaré un sueldo y de vez en cuando te daré trufas, ¿que te parece?
<Io-> (nunca antes ha sentido interés alguno por el dinero, pero en su nueva situación, piensa que algo debería conseguir, no va a arrastras a Dhunna a su habitual indigencia, ni a depender siempre de lo que ella pueda aportar) ejkeeeee ... no se ... yo estoy siempre de acá para allá .... tengo mi tarea en las porquerizas ... los juncos … los nenúfares ... un salario implica una obligación ... yo prefiero colaborar con usted ... le ayudo con las cajas y le traigo trufas ... y usted entre las que les traigo y las que consiga por su cuenta ... pues ya me da lo que usted vea oportuno
<Adenae> (pensando en otro modo de recompensar al paje por la ayuda que va a recibir pero no sabe si el aceptara la oferta) te propongo algo, trabaja para mi y yo a cambio te cedo la parte de arriba de la tienda, mi ático donde podrás vivir y así no tendrás que pagarme alquiler, ¿como lo ves?
<Io-> hummmm ... eso puede ser interesante ... así Dhunna no tendría que pagar por aquella habitación .... pero eso tengo que hablarlo con ella ... ¿cuándo tendría que realizar la tarea?
<Adenae> pues en principio yo abro la tienda por la mañana pero la mercancía me llega por las tardes, me vendría bien al finalizar la tarde
<Io-> hummm ... al final de la tarde y lo que tarde en descargar y colocar la mercancía ... suena bien ... lo hablaré con Dhunna ... ¿que tiempo tengo para darle una respuesta?
<Adenae> el tiempo que necesites pelusín (sonriendo)
<Io-> pues quedamos en eso Lady Adenae ... yo voy a consultarlo con  Dhunna y cuando decidamos algo se lo hago saber
<Adenae> ahhh se me olvidaba una cosa, si Dhunna lo desea podrá tener acceso a mi tienda ella también, si me quiere ayudar, tanto a bordar como a vender o a lo que ella quiera (sonriendo)
<Io-> jajajajaja ... (riendo al imaginar a la guerra bordando) gracias Lady Adenae, pero no me imagino yo a la guerrera de tendera
<Dhunna> (aparece por allí y al ver a Adenae y a Io- hablando se acerca hasta ellos) ¡hola! (sonríe a Adenae rodeando con un brazo la cintura de Io-)
<Adenae> (sonríe) hola querida Dhunna, me alegra verte, Io- tiene algo que explicarte (se aparta un poco de ellos para que puedan hablar en intimidad)
<Dhunna> ¿explicarme qué? (pregunta a Io-)
<Io-> (coge a Dhunna del brazo y se aleja de Lady Adenae sonriéndole y despidiéndose con gesto de la cabeza) ... tengo algo que contarte, pero te lo cuento paseando, ¿quieres?
<Dhunna> ¡claro! (se despide de Adenae antes de caminar con Io- a ese paseo) cuéntame
<Adenae> (se despide de Dhunna e Io- con la mano)
<Io-> (comienza a relatarle a Dhunna la propuesta de Lady Adenae mientras caminan paseando) ... Lady Adenae me ha ofrecido que si me comprometo a descargar y colocar las cajas de mercancías ... nos cede el uso del desván encima de la tienda ... sería al atardecer ... ¿que opinas? ... yo he pensado que así te ahorras el alquiler de la habitación en la taberna ... y tenemos más espacio
<Dhunna> (escucha atentamente lo que le comenta Io- y no le parece un mal trato) pero ... ¿tú estas dispuesto a trabajar descargando cajas? Me refiero a que es más decisión tuya que mía, a mi me parece bien ahorrarme el alquiler de la habitación , claro, pero ... no se, ¿cuándo tendrías que realizar ese trabajo? tendrías que dejar de hacer las cosas que te gustan, los paseos por el bosque, buscar trufas, nenúfares y juncos ...
<Io-> tengo el resto del día para mi, tendría que estar en la trastienda dispuesto al atardecer y lo que tarde en bajar y colocar la mercancía ... no se ... no creo que pueda ser mucho tiempo, también me dijo que te ofrecía a ti trabajar en la tienda ... jajajajajaja (riéndose abiertamente otra vez de imaginar a la guerrera de esa guisa) ... pero ya se yo que eso no lo aceptarías nunca
<Dhunna> solo seria por la tarde entonces ... (piensa que es el rato que tienen para verse pero no tuerce el gesto, es más asiente) entonces adelante, me parece bien ... siempre y cuando yo pueda o bien echarte una mano o al menos hacerte compañía durante ese rato ... (claro que de pronto piensa en otra cosa y detiene sus pasos para mirarle) paje ... ¿vamos a vivir juntos?
<Io-> (se para y mira a Dhunna) ... si, ¿no? ... bueno, no quiero obligarte ... ¿crees que es pronto para un paso así? (repentinamente indeciso y tampoco muy seguro de si es lo que él quiere y lo más conveniente)
<Adenae> (sigue dando vueltas por la plaza a la espera de que Dhunna e Io- aparezcan, está contenta ya que la tienda al fin empieza a funcionar y si tiene ayuda mucho mejor, espera que todo vaya bien a partir de ahora)
<Dhunna> (su sonrisa se ensancha mirando esa carita indecisa que ahora luce Io-) vayamos a buscar a Adenae para decirle que aceptas (con eso ella deja claro que le parece bien) si es lo que tú quieres también.
<Io-> hummm ... si, quiero (sonriendo y haciendo un juego de doble sentido con las palabras) vamos que seguro que está impaciente (volviéndose para desandar el camino)
<Dhunna> (ríe levemente aun agarrada al brazo de Io- mientras dan la vuelta para volver a buscar a Adenae) será una novedad dejar de vivir en la taberna ...
<Adenae> (se sienta en el borde de la fuente que está en la plaza y con las manos alisa su falda, está inquieta, lleva años intentado pasar pagina y le está costando mucho, pero cree que al fin podrá ver un poco de luz en su triste corazón)
<Io-> igual echas de menos tener acceso fácil a comida y vino (le dice para picarla de broma. Ve a Lady Adenae en la fuente de la plaza y se encamina hacia allí, al llegar ) ... Hola Lady Adenae, ya tenemos una respuesta
<Adenae> (se levanta de un brinco) ¡¡¡hola chicos!!! ¿si? pues vosotros me diréis
<Dhunna> si quiero comida o vino ya se dónde ir a por ello, ¡listo! (le da un codazo antes de llegar junto a Adenae a la que sonríe al ver como brinca de la fuente. Se pregunta si se habrá pinchado con algo ...) ¡¡¡Hola!!!
<Io-> aceptamos tu propuesta Lady Adenae, pero de pruebas ... si tú no quedas contenta o nosotros nos sentimos incómodos, lo dejamos, ¿le parece bien así?
<Adenae> (les abraza a los dos sonriendo) ¡¡por supuesto que acepto!! ¡¡¡estoy encantada !!!
<Dhunna> en cuanto a lo de bordar o lo que sea que hacéis aquí ... (se le corta su frase cuando Adenae les abraza quedando un instante sorprendida y algo tensa, debería acostumbrarse a éstas cosas efusivas ...) sí eh ... yo ayudaré de vez en cuando a Io- con las cajas, ¿de acuerdo?
<Adenae> esto ... (mira a Dhunna ) como tú desees, yo era por si me querías ayudar dentro de la tienda a colocar las vitrinas y las telas y demás (sonriendo)  pero si prefieres descargar como quieras yo encantada
<Dhunna> (da unas leves palmaditas en la espalda de Adenae, más que nada para que no parezca demasiado seca y luego se separa de ella sonriendo) ¿sabe? valdré un poco para todo, cuando me necesite para algo en la tienda me lo dice y sino ayudo con las cajas
<Adenae> (mira a Io- y Dhunna) ¿os parece bien si vamos a la tienda y os enseño el ático?
<Dhunna> (mira a Io- para que sea él el que hable, que de pronto ellas dos son unas acaparadoras)
<Io-> si, bueno, más que nada para saber si necesitamos hacernos de algunos enseres (cogiendo a Dhunna de la mano tras haberse separado del abrazo de Lady Adenae, evidenciando así que se siente emocionado)
<Dhunna> pues adelante Adenae, te seguimos (dice indicándole con la mano libre que comience a caminar hacia ese ático y tienda)
<Adenae> (les sonríe a los dos y se encamina a la pequeña calleja que está a la izquierda de la plaza) seguidme por favor
<Dhunna> (y así hace mirando un momento a Io- al apretarle un tanto la mano)
<Adenae> (camina por la callejuela lúgubre y al final aparece una pequeñita placita llena de flores y a la derecha está la tienda de bordados mágicos, al ver el cartel sonríe y mira a Io- y Dhunna) ahí tenéis mi pequeño sueño
<Io-> (sigue a Adenae agarrado de la mano de Dhunna y le sonríe cuando le mira al llegar a la placita ) ... muy coqueto Lady Adenae y supongo que por aquí pasará mucha gente, está bien situada
<Dhunna> (asiente mirando la placita y la entrada a la tienda. El lugar es de paso pero resguardado y le gusta, no hay mucho jaleo en la calle) me gusta ... (dice nada más)
<Adenae> (sonriendo) sólo llevo aquí un mes y la tienda lleva abierta un par de días, por el momento va bien, esperemos que vaya a mejor Smile (saca un manojo de llaves y se encamina a la parte de atrás de la tienda) seguidme
<Io-> (medita lo que ha dicho Dhunna y se alegra de que el lugar no parezca que vaya a ser ruidoso por las noches, cuando vayan a descansar)
<Dhunna> (camina tras Adenae hasta la puerta sin soltar la mano de Io-, pero se ve a la drow contenta, quizá un nuevo paso en su vida ... y rezará cada día para que dure)
<Adenae> (la parte trasera de la tienda esta ocupada por una escalera que va hacia la segunda planta donde hay un pequeño rellano que sirve de descansillo y una puerta, sin pensarlo sube las escaleras y abre la puerta de el ático, sonriente les dice a Dhunna e Io-) pasad a vuestra casa
<Io-> (hace gesto a Dhunna de que entre ella primero y la sigue, expectante)
<Dhunna> (así hace, entrando en ese ático igual de expectante que Io- pero sin separarse demasiado de él, pues realmente el que lo va a "pagar" es él. Una vez dentro espera que Adenae les explique que hay y qué ven)
<Adenae> el interior del ático esta formado por 3 habitaciones y un baño, una de las habitaciones tiene una gran cama y una cómoda de madera más un armario, en la otra habitación encontrareis un hornillo de leña que era de mi abuela y me lo regaló, y en la última habitación hay una gran sala con mesas y sillones y unos grandes ventanales donde entrará mucha luz, espero que sea de vuestro agrado (sonriendo mira a Dhunna e Io- emocionada, para ella es muy importante ver a la gente feliz)
<Io-> (se queda embobado ... comparado eso con dormir en una rama en la Higuera, esto es un castillo de lujos) ... cariño ... (y no le sale decir nada más)
<Dhunna> (se le abren los ojos de par en par y no se le desencaja la mandíbula porque quedaría feo al ver semejante espacio y, para ella, lujo) Adenae, ¿estás segura de que nos lo dejas a cambio de trabajo? (de pronto ahí está la parte femenina de la drow y empieza a corretear por el piso, de habitación en habitación, mirándolo todo. ¡¡¡¡Incluso exclama al ver el baño!!!) ¿si? (dice volviendo junto a Io- con ojos extremadamente brillantes. Pero solo es un momento porque vuelve a pasearse por el piso mirándolo todo todo todo)
<Adenae> si Dhunna, estoy segura de daros el piso a cambio de trabajo, para mi es suficiente con que estéis bien (dice mientras se seca unas lágrimas de alegría)
<Dhunna> (vuelve a plantarse frente a Adenae y pone sus manos en los hombros de la muchacha) es ... es ... ¡¡genial!! (asiente y se vuelve hacia Io-) ya puedes hacer bien tú trabajo ... (pero esta bromeando, claro)
<Io-> (observa a Dhunna ir de un sitio al otro ... reacciona y se va directo a la cama, levanta el colchón ...) cariño, ya no tenemos de buscar ningún tablón ni tirar el colchón al suelo, ésta cama tiene el suyo propio (sonriendo como niño chico)
<Adenae> (los ve correteando por la casa y disfrutando y llora de felicidad)
<Io-> (se acerca a Adenae y le da un pañuelo al verla lagrimear) ... ¿no estará llorando arrepintiéndose del trato?
<Dhunna> (se lleva las manos al pelo, tomando aire pues saber que van a tener un hogar empieza a superarla, así que vuelve junto a Adenae y como la ve llorando le tiende un pañuelo a falta de saber que hacer para animarla) seguro que no hay gato encerrado, ¿no? que lo que vemos es lo que hay, ¿verdad? (empieza a pensar que es demasiado bueno para ser verdad)
<Adenae> (coge los pañuelos y sonríe) no no, para nada me arrepiento, es sólo que hacia muchos años que no veía a nadie tan feliz y lloro de alegría, no os preocupéis, se me pasará
<Dhunna> (suspira y asiente mirando a Adenae para luego volverse hacia Io- tapándose la boca con una mano, realmente emocionada y así de un salto lo abraza rodeando incluso sus caderas con las piernas) gracias ... (susurra)
<Io-> (agarra a Dhunna abrazándola y da una vueltas sobre si mismo) ... si yo no he hecho nada aun, habrá que agradecérselo a Lady Adenae ... (se vuelve y baja a Dhunna para enfrentarse a la dama para hablarle con decoro) ... quedamos así, mañana al atardecer estoy en la puerta del almacén ... ahora iremos a la taberna a recoger las cosas de Dhunna
<Adenae> de acuerdo Io- sea pues (le da las llames de la casa)
<Io-> (coge las llaves y le pasa una a Dhunna) es tontería que lleve yo las dos
<Dhunna> (en un arranque de originalidad a su entender y de efusividad a ojos de los demás abraza un momento a Adenae y le da las gracias de forma torpe. Luego la suelta y toma la llave que le tiende Io-) intentaremos no molestarte cuando estemos por aquí (dice a Adenae)
<Adenae> (agradece el abrazo de Dhunna y le corresponde) no te preocupes, nunca me molestáis
<Dhunna> bueno Io-, ¿vamos? (pocas cosas ha de recoger pero lleva alojada en esa habitación bastante tiempo)
<Io-> si (cogiendo a Dhunna de la mano y dirigiéndose a las escaleras para ir a la taberna a por las cosas de la drow)
<Adenae> (se despide de Io- y Dhunna y se dispone a regresa a la tienda, hay muchos hilos mágicos que ordenar.....
<Dhunna> nos vemos luego Adenae (y al salir del piso cierra con su llave toda contenta ... quien la ha visto y quien la ve). Y así, de la mano de Io- se encamina de nuevo a la taberna a través del callejoncillo por el que han venido)
<Adenae> (antes de que desaparezcan de su vista les grita) ¡¡esperad!! Dhunna, Io-; una cosa antes que se me olvide, los martes no es necesario que me ayudéis, solo llegará una mercancía y la debo recoger yo personalmente, espero que no os importe
<Dhunna> (alza el pulgar hacia Adenae haciéndola entender que la ha oído)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Jun 13, 2013 9:37 pm

<Io-> (asoma la cabeza a la sala de estar buscando a Dhunna) ... ¿que haces ?
<Dhunna> (contra todo pronóstico la drow lleva un pañuelo a la cabeza, recogiéndose el pelo hacia atrás, mientras limpia la mesa con un trapo acabando de recoger lo que estaba de por medio después de la comida y la merienda. Se vuelve hacia Io- y sonríe de lado, segura de que ofrece una estampa la mar de pintoresca) intentando mantener todo esto limpio (llevando ahora un par de tazas a la cocina para dejarlas en la pila. Suspira sin perder la sonrisa y se lava las manos antes de volver a la sala de estar)
<Io-> (se acerca hasta Dhunna por detrás, pasa sus brazos por su cintura y en un cariñoso abrazo le dice) ... deberías tener cuidado con que posturas pones, ¡que uno no es de piedra! ... ( y le atrapa con los labios el lóbulo de la oreja) ... me apetece un te, ¿tú quieres?
<Dhunna> (sonríe y se estremece secándose las manos, cuando Io- la abraza y le da un muerdo en la oreja, sabe que eso ... digamos que la altera) ehem …  vaya, paje, entonces la próxima vez te dejo recoger a ti mientras yo miro, ¿vale? (pero vuelve la cabeza risueña para dejar un leve besito en sus labios) claro, ahora lo preparo ...
<Io-> nu nu, déjame hacer a mi algo también, no lo vas a hacer tu todo, ¿no?  ... (empezando a colocar los enseres necesarios para la infusión) ... aunque entiendo que no resultare igual de sexy ... (meneando ostensiblemente el culo de forma casi ridícula) ... tu descansa ahora que ya lo llevo yo
<Dhunna> (no puede menos que echarse a reír y le da un cachete en el trasero cuando lo menea) me parece una idea fantástica (dice mientras se quita el pañuelo de la cabeza y se acomoda en una de las butacas cerca del balcón que da a la plaza. Empieza el calor y ha dejado ventanas y balcón abiertos y agradece el rumor de la gente que hay en la calle y que llega hasta su salón como un murmullo)
<Io-> (trasteando en la cocina preparándolo todo cuando descubre que no les queda agua fresca) ... cari, bajo al pozo un momento a por agua (asomando la cabeza ) vuelvo enseguida
<Dhunna> claro (dice volviendo la cabeza hacia él cuando se asoma y arruga la nariz) Io- ... (dice con cierto soniquete pero no da señal de enfadarse, a modo de aviso por lo de cari, sabe que no le gusta)
<Io-> ainsss (se reprende a si mismo mientras baja las escaleras, sabe que le pidió que no la llamase así, jodido subconsciente que gusta de chinchar, él nunca ha llamado así a nadie, hasta que ella le pidió que no le llamase así) tonto, tonto, tonto (golpeándose la cabeza con el puño simbólicamente) ¿ya lo quieres fastidiar? (hablándose a si mismo mientras sale a la plaza en dirección al pozo)
<Dhunna> (se acomoda los pies sobre el reposapiés de la butaca. Ni en sus mejores sueños hubiera podido pensarse a si misma en semejante situación, y mucho menos disfrutándola. Parece que su sonrisa ahora es permanente y todo gracias a ese hombre al que oía bajar la escalera llamándose tonto. Cierra los ojos y suspira en la quietud de ese maravilloso piso)
<Io-> (se encamina hacia el pozo pensando en sus cosas, en un momento dado se fija en un gato y una gata que parecen pasarlo bien jugando entre si, va andando casi que automáticamente sin prestar atención ni por donde va ni a las personas con las que se va cruzando)
<Dhunna> (acaba adormecida en la butaca arrullada por los murmullos de la gente que le llegan de la calle)
 
(Narrador)
 
Ha pasado casi una hora, alguien que se haya quedado adormilada igual no se percató de que fuera tanto tiempo, pero Io- no ha vuelto al hogar, si alguien se acercase al pozo buscando a Io- sólo encontraría el cubo lleno de agua al pie de éste, pero ni rastro del paje
 
 
<Dhunna> (sobresaltada despierta de golpe sentándose erguida en la butaca pasándose las manos en la cara. ¿Cuanto rato había pasado?) ¿Io-? (dice levantándose y se encamina a la cocina donde los enseres para el té aún estaban como los dejó. ¿No había vuelto de buscar agua? Vuelve al balcón, desde ahí se ve el pozo y sólo ve el cubo, ni rastro de Io-) maldita sea ... (con las mismas sale corriendo del piso llaves en mano y baja la escalera a saltos hasta la calle, una vez allí corre hasta el pozo y mira alrededor empezando a ponerse nerviosa. Puede oler a Io- pero hace un rato que no está ahí.)
 
 
(Narrador)
 
Va pasando el tiempo ... 15 minutos ... 45 minutos ... hora y media ... un grupo de humanos sale de las porquerizas y rápidamente se dispersa cada uno en una dirección ... dentro ... alguien acabará por llevarse una desagradable sorpresa
 
 
<Dhunna> (entrecierra los ojos cuando caminan hacia ella algunas personas oliendo a las malditas porquerizas) ufff (pero frunce el ceño y hacia allí se encamina cada vez más preocupada, había pasado ya mucho rato y no sabia donde estaba Io-. Al fin llega a las puertas de las porquerizas y se asoma tapándose la nariz debido al olor demasiado fuerte del lugar) ¿Io-? (dando un paso hacia dentro del lugar)
<Io-> (se encuentra al fondo de las porquerizas, hecho un ovillo al pie de una columna de madera a la que se encuentra atado ... tiene su camisola rajada por al espalda y se puede ver como le han azotado repetidamente con saña ... a él sólo se le escucha murmurar una retahíla casi ininteligible) ... no la dejare, ella me quiere y yo la quiero ... no la dejare, ella ... (además de la espalda sangrante por los latigazos tiene las muñecas despellejadas de tratar de deshacerse de las ataduras y la cara visiblemente golpeada)
<Dhunna> (su respiración se acelera en cuanto se percata de lo que está viendo. Le cuesta un segundo echar a correr hacia Io- mientras va murmurando palabras ininteligibles, quizá en su propio idioma mientras acaricia la cabeza de Io- con una mano mientras con la otra, temblorosa le desata las manos para luego hacer que se apoye de frente contra ella para que la espalda herida no toque el suelo) Io-… ¿Quién ...? ¿Por qué ...? (le susurra aferrándole contra ella procurando no tocar sus heridas, ambos de rodillas mientras ella le mece un instante intentando recobrar el aliento y tragarse la angustia y la furia que empieza a invadirla lentamente como un río de lava, arrasando poco a poco su sentido común)
<Io-> (no se percata de que están tratando de ayudarle ni de quién es, tan solo siente que le están tocando y reacciona tratando de encogerse aún más) no ... matadme ... quiere ... quiero (palabras inconexas en su letanía, no inconsciente del todo, pues al verse libre de ataduras y ovillarse aún más, oculta un cartel que le habían colgado del cuello al pecho)
<Dhunna> no Io-, soy yo cielo, tranquilo ... (dice acariciando con mucho cuidado su cabeza al ver como él intenta separarse de ella. Siente un nudo en el estomago, pues no imagina quién o por qué le han hecho esto pero su gente es en los primeros que piensa) Io-... por favor ... mírame ... (dice tomándole el rostro con las manos con total delicadeza y ahora sí se percata del cartel que lleva colgado y frunce el ceño) ¿qué es esto? (musita a media voz intentando leerlo. Primero tenia que poner a salvo y ayudar a Io- y luego se dejaría llevar por sus instintos ... y que se preparase quien había hecho eso)
<Io-> (al fin siente que están tratando de ayudarle y solo hay una persona en el mundo que le llame cielo, se aferra al regazo de Dhunna sollozando, las escasas fuerzas que le quedan las concentra en tratar de ocultar a los ojos de la drow el cartel donde con su propia sangre alguien pintó L.K.P.R.)
<Dhunna> (de rodillas, con Io- en ese estado sollozando en su regazo se siente terriblemente mal, siente que todo es culpa suya de algún modo. Se inclina y besa la cabeza de Io- dejando que se desahogue un tanto antes de obligarle a levantarse y llevarlo a casa. Y pese a que Io- intenta ocultarlo acaba tomando el cartel y se lo quita del cuello para mirarlo y leerlo. No lo entiende, lo que si ve es que está escrito con sangre y eso la enciende cada vez más. Cierra los ojos y cuenta hasta diez mientras acaricia la cabeza de Io- susurrándole palabras tiernas y tranquilizadoras) vamos cariño, tenemos que salir de aquí ... (algunas personas se empezaban a agolpar en la puerta de las porquerizas y eso aún revela más a la drow que los mira y grita) ¡¡largaos!! ¡¡¡¡No hay nada que ver aquí!!!! (la sulfura que miren y que nadie mueva un dedo por ayudar. Así que sin dar opción a nadie a que haga nada hace por cargar a Io- a su espalda para sacarle de ahí. Lo del cartel ya se lo preguntará más adelante)
<Io-> (trata de ayudar a Dhunna a cargarle, pasa un brazo por encima de su hombro y agarrado a ella comienza a andar, cada paso es un suplicio para su espalda pero no quiere ser un peso muerto para ella, al ver el cartel tirado en el suelo siente un dolor en sus entrañas igualable al que siente en la espalda por los latigazos) no hagas caso (de pronto se acuerda del cubo de agua) el cubo lo recogemos mañana, ¿vale?
<Dhunna> olvídate del cubo ... (deja el cartel ahí pero recuerda lo que dice el susodicho y se enterará de lo que significa. Toma la muñeca de Io- con una mano y el otro brazo lo pasa por su cintura para cargar más peso del que él quiere y así poder acelerar el ritmo. Pasan junto a personas que los miran y cuchichean pero a una sola mirada de la drow se callan y empiezan a dispersarse. Y así , no muy deprisa acaban llegando a la puerta de la tienda y con cuidado ayuda a Io- a subir la escalera hasta el piso. Cierra la puerta con el pie y dirige al paje hasta el dormitorio donde le ayuda a tumbarse boca abajo) ya estás en casa ... (musita dejando otro beso en la coronilla de Io- antes de ir a buscar lo necesario para curarle las heridas)
<Io-> (se deja caer sobre la cama, procura retener su sollozo, no porque le avergüence que Dhunna le vea llorar, él sabe que de los dos ella es la fuerte, la guerrera, él es sólo un mísero humano ya mayor que casi al final de sus días ha tenido la tremenda suerte de encontrar a alguien que le profese tanto cariño como el siente por ella, pero sabe que ha de parar si quiere conservar alguna esperanza de que ella no se preocupe aún más, de que centre su preocupación sólo en su estado físico y no en los motivos de éste suceso, Io- tiene que intentar que ella crea que ha sido un acto fortuito y no algo con una causa, por muy irracional que ésta pudiera ser)
<Dhunna> (vuelve a la habitación, con el pelo recogido, y con un balde de agua limpia, toallas, vendas y algunas hierbas que ella misma recolecta. Despacio acaba rompiendo la camisa de Io- para dejar su espalda al descubierto y aprieta los dientes al ver semejantes tajados) shhh, tranquilo, voy limpiarte nada más ... (dice sosegada aunque no se siente así y sus manos tiemblan cuando con una toalla empapada empieza a retirar restos de sangre y desperdicios de las heridas) Io- ... ¿quién te ha hecho esto? (murmura sabiendo que la escucha y sin dejar de atenderle con cuidado)
<Io-> cariño, que tendré que remendar la camisola ... ( buscando frenéticamente algo que decir que le sirva para eludir la pregunta que no quiere responder, respuesta con la que no quiere preocupar aún más a la drow)
<Dhunna> (se la puede oír soltar el aire con fuerza ante semejante estupidez y sin querer aprieta un poco demasiado la toalla en la herida de Io-) perdón ... (musita mientras toma ahora sus hiervas mezclándolas con agua hasta hacer una especie de cataplasma que poco a poco aplica sobre los latigazos. Io- puede sentir que el dolor mengua un tanto sustituido por cierto frescor) ¿que significa L.K.P.R.?
<Io-> (es totalmente consciente de que Dhunna se puede enfadar si la sigue esquivando) ... ¿encima de que me cuidas me vas a pedir perdón? ... (él confía en ella pero teme que si le desvela el significado esto le acarree problemas, él sabe que no puede cuidarla y defenderla como un guerrero, pero piensa que ocultándole esto a su modo también la puede estar protegiendo) no es nada cielo, 4 descerebrados
<Dhunna> (despacio ayuda a Io- a quedar sentado en la cama con las piernas colgando por el borde, así le termina de quitar los jirones de camisa y comienza a vendarle pasando las vendas por su espalda y por su pecho apretando lo justo para que la cataplasma no se mueva. Le escucha pero no le mira a los ojos hasta que termina su tarea con la espalda, y con una toalla limpia empieza a limpiarle la cara en la que ya empiezan a aparecer moratones. Su semblante es serio aunque su tacto es delicado) ¿ahora defiendes a los que te han hecho esto? (dice en voz baja, pero Io- la conoce suficiente para ver que se está conteniendo)
<Io-> (baja la mirada rendido a la evidencia, Dhunna no se merece que la engañe ni le oculte la verdad) no, (dicho en tono bajo de remordimiento) significa Liga de Kamelot por la Pureza Racial, idiotas, no saben ni escribir bien el nombre de su Reino (alza la mirada un poco más animado al verse libre de la carga de conciencia por ocultarle cosas a Dhunna y suelta en una retahíla acelerada) ¿pero tú no les harás caso, verdad? ¿no me dejarás? yo no quiero separarme de ti (volviendo a aferrase al regazo de la drow y comenzando a sollozar de nuevo) se que podemos ser felices juntos
<Dhunna> (con una venda seca, quita los restos de agua del rostro de Io- mientras éste le habla de la Liga esa ... por un lado suspira aliviada al saber que no es cosa de su gente, pero por otro siente como la ira invade su cuerpo .... oh, ¡se van a cagar! Pero la reacción del paje la hace volver a la realidad y le mira aferrarse a ella cosa que hace que su ira quede bajo mínimos. Se arrodilla frente a él que aún está sentado en la cama y le obliga a mirarla secando con los pulgares sus lágrimas) no me voy a ir a ninguna parte, ni lo pienses ... (acaba siendo ella la que recuesta su cabeza en el regazo del paje) pero temo por ti, no quiero que vuelvas a pasar por esto por mi culpa ... (musita con congoja en la voz. Olvida por ahora su venganza)
<Io-> si tú estás conmigo, yo aguantaré (intentando mostrase más valiente de lo que él sabe que realmente es) estos son solo unos descerebrados a los que no hay que dejarles ver que les tienes miedo
<Dhunna> (sigue con la cabeza en su regazo) no les tengo miedo, además creo que lo que querían es que tú te alejases de mi, no al revés ... (alza un poco los brazos hasta la cintura de Io-) aguantaremos los dos ... juntos  (aunque no puede evitar pensar en su gente y sabe que llegados a eso no aguantarán, o no cree que puedan)
<Io-> pues lo llevan claro si creen que me voy a alejar de lo mejor que me ha pasado en la vida (tomando a Dhunna por las manos e indicándole que se tumbe junto a él en la cama, cogidos de las manos) mañana tendremos que cambiar las sabanas, las manché de sangre, pero eso será mañana …  (adormilándose casi sin darse cuenta)
<Dhunna> (se tumba junto a él tomándole la mano y besándosela antes de colocarse de lado, mirándole) descansa, no te preocupes por nada ... estaré aquí cuando despiertes (susurra acariciándole un poco el rostro amoratado. No cree que pueda dormir, pero le velará lo que sea necesario. Pero en su mente empieza a gestarse la venganza)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Mar Jun 18, 2013 12:00 pm

<Dhunna> (como no puede quedarse quieta acaba saliendo de casa y se sienta en un banco de la plaza, inclinada hacia adelante con los codos sobre los muslos y la frente apoyada en sus manos unidas. Tiene mucho sobre lo que pensar y recapacitar, lo de hoy solo ha sido un aviso tonto pero le hierve la sangre, no, la drow no lo dejará todo como está, ya haría sus indagaciones. Empezaría sus pesquisas al día siguiente, eso ha decidido mientras se recuesta en el banco de la plaza apoyando la nuca en el respaldo y estirando las piernas. No hay nada que pueda hacer conforme a lo suyo pero si acabaría con esos estúpidos. Aunque por un momento se cuelan en su mente Lucina y Kazutake y se pregunta cómo les estará yendo. De pronto se le ocurre que quizás Esthia al ser antiguo soldado o incluso su hermano puedan saber algo sobre el tema que la ocupa y preocupa. Quizá en los bajos fondos se hable de ese grupo de gente. Se sienta rígida en el banco pero no sabe por donde empezar a buscar, se  levanta del banco como azuzada por la idea y empieza a caminar buscando a Esthia, no sabe si estará en la taberna ... o ni siquiera sabe si Esthia seguía en el Reino todavía. Se detiene en medio de la calle intentando serenarse pero se le hace muy cuesta arriba)
<Esthia> (está, como cabía esperar, en la taberna, con Clyven. Es su penúltima noche en la villa, a menos que pase algo que le haga retrasar su partida. Al día siguiente recogerá el regalo que había adquirido por la mañana y que había dejado en un orfebre para que grabase una frase en él, y se marcharía hasta los dioses sabían cuándo. No mucho, porque viene de vez en cuando, pero no podía concretar una fecha)
<Dhunna> (no acostumbra a ser presa del pánico, pero es que le han tocado algo que le importa y se descompone. Intenta serenarse de nuevo) Bueno, a la taberna (al menos tendría por donde empezar y cuando al fin entra en el lugar su imagen es marmórea como suele, pero por dentro es un hervidero. Pasea sus ojos ambarinos por el lugar hasta que localiza a Esthia y casi se siente desfallecer, incapaz de acercarse hasta donde está, incluso ni se da cuenta de que está con su hermano)
<Esthia> (deja la jarra en la mesa sin siquiera probarla, pues ha visto a la drow. Le hace un gesto con la mano para que se acerque hasta ellos) ¡¡Ey!! Dhunna. Estamos aquí (empuja el pie de Clyven para liberar la banqueta que quedaba junto a su mesa. Clyv gruñe, pero chasquea la lengua y se reacomoda en la banqueta. La sonrisa que tenía mientras bromeaba con Esthia se borra y vuelve a su habitual semblante taciturno)
<Dhunna> (se pasa la mano por el rostro y se acerca a Esthia y a Clyv acabando por sentarse en el hueco que le han hecho) hola ... (murmura pues al ver el semblante de Clyv no parece ser muy bien recibida. Sonríe a medias a Esthia) siento interrumpir, pero me gustaría preguntaros algo ... (se sostiene las manos y las esconde bajo la mesa ocultando como le tiemblan y cierra los ojos un instante para calmarse, podría dejarse llevar con Esthia, pero no con Clyv ahí, así que aguanta como puede)
<Esthia> (le quita importancia con un ademán) Bah, es un placer tenerte aquí. Para ambos. Aunque sabes que no va a reconocerlo (Clyv bufa, arrancándole una sonrisa al ex-soldado) ¿Ves lo que te digo? (le guiña un ojo a la drow) ¿Qué te pasa? (Clyven se limita a saludarla con un escueto "hola" y espera a que hable)
<Dhunna> (sonríe levemente a ambos y toma aire) me gustaría saber si sabéis de alguna asociación o grupo de gente que destaquen por acciones racistas ... (mira a ambos aunque más específicamente a Esthia) algo en los bajos fondos o ... algo (empieza a notarse que la drow no está bien, que digamos, empieza a desmoronarse aunque ella no quiera, pero mantiene la compostura como puede)
<Esthia> (niega con la cabeza. Clyv ni se inmuta) Ahora mismo no, pero llevo ya varias semanas fuera. ¿Es de antes de que yo me marchara o recientemente? Por andar con más ojos, porque ya sabes tú que no estoy precisamente para pregonar secretos. (El grandullón, en cambio, entrecerró ligeramente los ojos, como si sopesase algo. No sabía de ningún grupo en concreto, pero sí de acciones puntuales. No por nada tomaba tantas precauciones para mantenerse oculto)
<Dhunna> pues ... de hoy mismo ... (traga saliva y se muerde el labio un momento y vuelve los ojos hacia Esthia) han dado una paliza a Io- ... y necesito saber donde encontrarles (de pronto cambiando su congoja por determinación y la rabia que llevaba tratando de mantener bajo control empieza a aflorar. No se da cuenta de la expresión de Clyv)
<Esthia> ¿Una paliza? ¿Dónde? Sabes que puedes contar con nosotros para partir piernas, ¿verdad? (mira a Clyv con cara de "niégate y te arreo". Pero era más que evidente que no iba a negarse. ¿Quién en su sano juicio iba a desperdiciar un poco de acción?) ¿Lo dudas?
<Dhunna> (no puede menos que sonreír y asiente, esa vez no les iba a negar un poco de acción) solo han sido humanos, así que no deberían darnos muchos problemas ... pero antes tengo que encontrarles, tampoco es plan atacar a alguien que no tiene nada que ver ... (mira a uno y a otro) os lo agradezco ...
<Esthia> (sonríe ampliamente. Clyv se limita a asentir, aunque su boca se curva en un leve amago de sonrisa) Tú dinos todo lo que puedas y nosotros trataremos de dar con su rastro. Sabes que tenemos muy buen olfato para éstas cosas (el chiste manido que sólo a él le hacía ya gracia. Pero Esthia lo suelta igual, aunque se gane la caricia de Clyv en la nuca. Contundente)
<Dhunna> (asiente y empieza a relatarles lo ocurrido, la desaparición del paje y como lo encontró en las porquerizas, atado a un pilar, azotado y golpeado y el cartel que tenía en el rostro con las siglas LKPR) algo así como Liga de Kamelot por la Pureza Racial, ni siquiera saben escribir bien ... (resopla) si encontráis algo avisadme, porque les quitaré las ganas de volver ha hacer algo así ...
<Esthia> (resopla) Prfff, ni saben escribir, ni son nada originales. ¿En serio se hacen llamar así? Joder, hay que ser ... gilipollas. (No era eso lo que tenía en mente, pero también. Clyv se encoge de hombros, es todo lo que iba a aportar, de momento. Toma la jarra y bebe un largo trago) Tú tranquila, preciosa, que veremos qué averiguamos y te lo haremos saber.
<Dhunna> (hace gesto de desespero con las manos, como diciendo "para que veas la panda de inútiles, pone los ojos en blanco y suspira. Lo que sabia es que habían dejado a Io- postrado en la cama por unos días) os lo agradezco, chicos, porque no se donde coño se han metido ...
<Esthia> No, no lo saben. Pero se van a enterar pronto. Y no les van a quedar ganas de pasearse por ahí con un nombre tan ridículo. Y encima escrito mal (Esthia priorizando) Tú cuida de Io- hasta que se recupere y nosotros  tocaremos algunas teclas. (Clyv apura la jarra, es hora de irse. Se pone en pie y se dirige a la barra para pagar, poniendo al pasar la mano en el hombro de la drow, dándole un leve apretón) La próxima vez se lo pensarán antes de tocar a alguien
<Dhunna> (sonríe a Clyv algo sorprendida por su gesto pero asiente levantándose después con ellos) entonces nos vemos, ya me diréis si descubrís algo (y se encamina junto a la barra mucho más tranquila, hasta que toma la mano de Esthia y le hace volverse para darle un abrazo) gracias ... (susurra dejando luego un beso en la mejilla) me voy a casa ... hasta pronto, espero.
<Esthia> (abraza firmemente a Dhunna y le da un beso en la mejilla) Para esto están los amigos, preciosa. Y para muchas otras cosas. Nos veremos pronto. Ve y cuida de Io-, espero que se recupere muy pronto.
<Dhunna> lo haré (le sonríe después de devolverle el abrazo. Antes de que se vayan toma del brazo a Clyven y le da un beso en la mejilla) gracias, a los dos (mira a uno y a otro) por cierto, no le comentéis nada de esto a Io-, no creo que le hiciera mucha gracia.
<Esthia> ¿Decirle qué? No tengo ni idea de lo que me estás hablando (le guiña un ojo. Clyv le devuelve el beso en la mejilla y sonríe un poco más) Tranquila.
<Dhunna> (así empieza a caminar por el reino intentando serenarse, no se quiere demorar mucho por si él despertase pero aún así necesita que le de el aire ahora que se siente más tranquila. Se dedica a pasear sin destino fijo, ni siquiera toma atención de los olores a personas conocidas que le llegaban )

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Jun 20, 2013 9:56 am

<Io-> (se encuentra en la salita de estar, mirando por la ventana, cansado de estar descansando, ya han pasado varios días desde que le azotaron los del L.K.P.R. y Dhunna le ha estado cuidando las heridas, pero si sigue encerrado en casa acabará desquiciado ...) cariño, ¿no podríamos salir a dar aunque sólo sea un paseo? (le dice a Dhunna en tono zalamero-suplicante)
<Dhunna> (asoma la cabeza desde la habitación donde ha estado haciendo la cama y le mira un momento con los ojos entrecerrados ante su tono) ¿seguro que estás bien? (se ha vuelto un tanto sobre protectora, aunque no agobiante con el paje. Aun así camina hacia él y le da un besito en la mejilla) ahora sabes como me sentía cuando me hirió el dragón (pero sonríe cariñosa) venga, salgamos a que nos de el aire.
<Io-> ¡¡bien!! (se levanta pausadamente pues aunque está deseando salir a la calle las heridas aún duelen ) pero, anda, quítame el puñal de la espalda (medio volviendo la espalda pero sin dejar de mirar a Dhunna para hacerle burla) prefiero pasar por esto más veces que por el suplicio de verte mal herida
<Dhunna> (ante su último comentario niega con la cabeza sin perder la sonrisa) eres un caso ... (ésta vez el besín se lo da en los labios antes de encaminarse con Io- hacia la puerta de casa. Ella no salía apenas tampoco, solo sus escapadas cortas y nocturnas para sus pesquisas. Aun así pasaba la mayor parte del tiempo con el paje) por cierto, creo que deberíamos buscarte algo más de ropa ... (piensa en cómo quedó su camisa la tarde del ataque)
<Io-> si bueno, creo que esa camisola ya no había forma de remendarla ... aún me quedan un par aprovechables ... cuando Adenae me de las ganancias por las trufas, miraremos algo (sospechando de pronto por ese repentino interés de la drow) ¡¡pero nada ostentoso eh!!
<Dhunna> (le mira alzando las cejas) como si yo fuese una entendida en moda  ... (ya se encaminan escaleras abajo mientras ella habla y señala su ropa. Algo muy sencillo. El mono de siempre, de cuero negro lo tiene guardadito para futuras ocasiones)
<Io-> yo tampoco entiendo mucho, siempre me ha gustado ir con la camisola, es cómoda ... (y sonriendo picaron a Dhunna) y está claro que a mi no me quedaría igual de bien un mono ajustado como el tuyo jajajajaja .... iaish! (parándose un momento para soportar el dolor causado por los movimientos convulsivos de la risa) ya está ... para comprar ropas antes habrá que conseguir dinero, así que cuanto antes he de volver al bosque a por trufas
<Dhunna> (ríe con él ante sus comentarios saliendo al fin a la calle, pero se sobresalta un tanto al ver el gesto de dolor de Io- y le toma del brazo) ¿estás bien? (algo preocupada, a lo mejor era demasiado pronto para salir) ¿seguro que quieres salir, no es mejor que nos quedemos?
<Io-> no no ... lo puedo aguantar ... si sigo encerrado mucho tiempo acabaré buscándome pelos de los que tirar (sonríe afable a Dhunna) ... sólo necesito tomar un poco de aire y pasear, aunque sea despacito (apretándole la mano en gesto de cariño)
<Dhunna> está bien ... (devuelve el apretón a Io- acabando por sonreír también más tranquila, entiende perfectamente a Io- y por eso, sin soltarle y muy muy pendiente de él comienzan a caminar a través de la plaza, pasando junto al pozo. A propósito evitará pasar por delante de las porquerizas)
<Io-> cuando pasen unos días más espero poder empezar a hacer mis tareas habituales ... los juncos, las trufas y los nenúfares no me preocupan demasiado, pero las porquerizas estarán hechas unas ... porquerizas, nunca mejor dicho, menos mal que en estos días no ha llegado mercancía de la tienda
<Dhunna> no te preocupes por nada de eso, cielo, pronto podremos ir al bosque a por trufas y lo que quieras, yo también necesito más de mis hierbas (dice mirándole mientras caminan despacio. Porque los primeros días va listo si piensa que le dejará ir solo a esos lugares, mucho menos antes de solucionar lo que se trae entre manos)
<Io-> claro, habrás gastado muchas por mi culpa (todo inocente él) lo siento
<Dhunna> ¡no seas bobo! si no estuvieras convaleciente te arreaba una colleja (niega con la cabeza pero no pierde la sonrisa) las he gastado con gusto, así que no me digas que lo sientes (aunque hubiera preferido no tener que gastarlas en él)
<Io-> bien, nadie te va a estar más agradecido que yo ... (acercando el rostro al cuello de Dhunna para besarla bajo la oreja) ... y quizás hasta yo consiga localizarte algunas también mientras busco trufas
<Dhunna> (sonríe encogiéndose un poquillo ante ese besito) te enseñaré a reconocerlas (dice con el vello erizado y carraspea mirando a Io- deteniendo sus pasos un momento) y deja de hacer eso o me importará poco que te duela la espalda ... (dice de forma significativa)
<Io-> ¿dejar de hacer que? (volviendo a besarla bajo la oreja) ... ¿o te refieres a esto? (pasando a besarla ahora en la nuca) .. ¡oh no!, ¿será esto? (besándola bajo la otra oreja) ¡ay, ya se! ... (completando el giro alrededor de Dhunna para besarla en la punta de la nariz) ... ¿he acertado? (todo sonriente)
<Dhunna> (entrecierra los ojos estremeciéndose visiblemente pero no pierde para nada la sonrisa) muy bien, tú te lo has buscado, nos vamos a casa ... ¡ahora! (y se da la vuelta y tira de la mano que aún no le ha soltado aunque tiene en cuenta no tirar muy fuerte para no hacerle daño)
<Io-> jajajaja ... ¡¡ a sus ordenes mi general !! ( ya han paseado un rato e Io- ha conseguido deshacerse de la tensión de estar largo tiempo encerrado, y ahora, la propuesta explicita de Dhunna se le antoja de lo más apetitosa) o mejor, si cielo
<Dhunna> (en cuanto llegan a la puerta de la tienda, la abre y hace pasar a Io- y no le da tiempo siquiera a subir la escalera pues le rodea el cuello con los brazos y le besa fogosa durante un buen rato hasta que le suelta y vuelve a tirar de él escaleras arriba sin decir nada más)
<Io-> (cierra la puerta con un empujón del pie justo antes de ser tironeado por Dhunna, conforme va subiendo se va descalzando y no quita ojo de la cintura, la espalda y el trasero de la drow) ... algo me dice que no soy el único que ha echado de menos ciertos jueguecitos ... (al llegar al rellano superior introduce la llave en la cerradura con premura y pasa al interior del hogar arrastrando ahora él a Dhunna) cierra tú … (lleva a Dhunna hasta el dormitorio, donde la desviste pausadamente y le demuestra cuanto la quiera y desea)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Vie Jun 21, 2013 10:28 am

<Dhunna> (se ha quedado dormida en la butaca junto al balcón con el periódico abierto sobre el pecho)
<Io-> (aprovecha que Dhunna se ha dormido para tratar de salir  silenciosamente de casa, está preocupado por los gorrinos de la porqueriza, a él le queda tiempo hasta que las heridas sanen y tiene que buscar a alguien que le sustituya hasta que pueda volver)
<Dhunna> ¿a dónde vas? (dice con voz soñolienta antes de abrir incluso los ojos y de que Io- salga del piso. Resultará que ahora el paje es un rabillo de lagartija)
<Io-> ains, ¿te he despertado? (acercándose hasta Dhunna y dándole un beso en la frente) lo siento. Ya se me ha ocurrido como arreglar el asunto de las porquerizas, voy a buscar a alguien que me puede sustituir. Quédate descansando, vuelvo en un momento (le dice en todo suave)
<Dhunna> (tiene el momento justo para cerrar el periódico y que no vea la portada, dejándolo junto a ella hecho un higo) no te preocupes (sonríe desperezándose ante el besito en la frente) vale, pero no tardes ...
<Io-> (se queda un momento pensativo, apenas un segundo, extrañado de que la drow le deje salir solo, pero decide que es mejor aprovechar la ocasión) ... bien, ¿hace falta que traiga algo? (le pregunta para que todo parezca de lo más normal)
<Dhunna> (no deja de sonreír a Io- preocupada de que se percate del periódico y carraspea pero niega con la cabeza) salí yo ésta mañana a comprar algo al mercado, así que ve tranquilo, pero no tardes ... (repite, pero es que la última vez la cosa salió mal, y no le acompaña en parte para que no la vea paranoica)
<Io-> tranquila (sonriendo le vuelve a besar en la frente) tendré cuidado y miraré para atrás de vez en cuando (hace gesto de despedida con la mano y sale escaleras abajo a la calle, mira alrededor a ver si ve algo extraño, y una vez tranquilizado de que no ve nada raro se dirige hacia las porquerizas)
<Dhunna> (cuando ya se ha ido vuelve a coger el periódico y pierde la sonrisa afable transformada en una acerada y fría mientras relee el artículo de portada. Cuando termina dobla el periódico y lo tira a la basura. Eso es algo que Io- no necesita saber ... y se acoda en el balcón que da a la plaza a la espera de que el paje regrese)
<Io-> (camina sin prisas pero sin pausa, no es que esté atemorizado y vaya corriendo, pero prefiere no correr riesgos aún, al llegar a las porquerizas se dirige a la parte trasera, allí encuentra a quién buscaba, el Golem de Mierda CorrompidoPorLaK) sabía que te encontraría aquí, chico, estás fatal, tengo un trato que proponerte (sonriéndole)
<Dhunna> (entra en casa para servirse un vaso de agua y volver al balcón mientras sigue esperando a que Io- regrese)
<Io-> bien ... (le dice a CorrompidoPorLaK) necesito de alguien que cuide a los gorrinos y limpie las porquerizas mientras yo estoy convaleciente, a cambio, podrás coger todo el excremento que necesites para reponer tus partes desgastadas. ¿te interesa? (sabe que el trato es inmejorable para el Golem, los Golem necesitan servir a alguien o acaban por dejar de existir, por su parte Io- es consciente de haber tenido suerte de que CorrompidoPorLaK no esté siendo utilizado actualmente)
<Dhunna> (la noche antes había sido movidita, gracias a Dios que Io- tenía el sueño bien pesado y no se da cuenta de cuando ella se ausenta, pero eso ya era historia, no volvería a marcharse por las noches. Todo estaba hecho)
<Io-> Y, ya que tienes conocidos en la Guardia Nocturna, quiero que estés atento y me digas si hay noticias respecto de la L.K.P.R. ... también quiero que hagas esto (pasándole una nota donde se pueden leer unas instrucciones muy simples y una imagen)
<Dhunna> (repiquetea los dedos en la barandilla del balcón algo inquieta. Da un sorbo a su vaso de agua. Le da la sensación de que ya está tardando un poco)
<Io-> bien, que disfrutes del trabajo (se despide de CorrompidoPorLaK y se encamina a casa, aunque ésta vez da un rodeo para pasar por la jabonería, allí compra algunas cosillas y vuelve directo a casa)
<Dhunna> (sigue en el balcón y al fin ve aparecer a Io- por la plaza y no puede menos que sonreír aliviada de ver que ya llega. Le saluda con la mano, en caso de que mire hacia ella y se vuelve dentro para abrirle la puerta en cuanto llegue)
<Io-> (sube las escaleras y entra en casa al abrirle Dhunna) ... ves, no ha pasado nada (acercándose para darle otro beso, esta vez en el cuello) … mira, he traído unas cositas, he pensado que ésta noche podemos compartir la tina y ... jugar con la espuma (mostrándole una pieza de jabón oloroso)
<Dhunna> (se estremece un tanto y mira dentro de la bolsa que trae, enseguida le llega el aroma de ese jabón) mmm ... me parece una idea fantástica (ahora le besa ella en los labios brevemente) y sí, ya veo que no ha pasado nada (haciéndole cara de "ñeñeñe")
<Io-> ¡ey! que yo soy el primero que se alegra de que no haya pasado nada (poniendo cara de fingida indignación, pasa hasta la salita y deja las compras sobre la mesa) sabes, cariño, el paseo me ha venido bien para despejarme la cabeza, pero me he cansado un poco, creo que voy a descansar un poco sentado leyendo el periódico (mirando alrededor sin encontrarlo) ¿sabes dónde está?, me pareció vértelo antes
<Dhunna> (se está encaminando al baño para dejar ese jabón que Io- acaba de comprar y se queda parada cuando le pregunta por el periódico) pues era atrasado y lo he tirado (dice entrando al baño mordiéndose el labio un tanto preocupada pues sabe que el periódico sigue en la basura)
<Io-> da igual, era por leer algo, aunque solo fuesen los titulares (viendo el periódico en la papelera) ¡ah! ya lo encontré ... ven acá mamarracho escurridizo (hablándole de broma al periódico, alisándolo y sentándose en la butaca junto a al ventanal)
<Dhunna> (ante sus palabras sale un tanto con prisas del baño pero ya lo ve con el periódico en las manos sentándose en la butaca) ¿no preferirías un baño? (dice como último recurso aunque es imposible que no lea el titular en portada antes de que la drow reclame su atención " ¡Incendio en la compañía de teatro! ". No puede evitar pensar que lo que lea no le va a gustar y que enseguida atará cabos)
<Io-> (lee el titular " ¡Incendio en la compañía de teatro! " pero antes de seguir con el artículo alza la mirada para responder a Dhunna) ... el baño lo prefiero después de cenar, contigo (sonriéndole) sólo déjame descansar un poquito y nos ponemos con la cena
<Dhunna> claro ... (con voz estrangulada cuando Io- vuelve sus ojos al periódico. Bajo el titular se puede leer: La pasada madrugada ardió hasta los cimientos la sede de una pequeña compañía de teatro de los bajos fondos. Testigos afirman haber visto a tres figuras embozadas y cubiertas salir del lugar momentos antes de que el incendio estallase. Se sabe que varias personas han perecido allí pero estaban tan carbonizadas que las autoridades no han sabido decir si han fallecido por el incendio o antes a manos de esos intrusos misteriosos. Aun así fuentes fiables de éste periódico nos aseguran que la compañía de teatro era en realidad una tapadera bajo la que se escondía un grupo xenófobo que causaba estragos en el Reino. Llamándose a sí mismo LKPR, mostraban su desacuerdo sobre los cruces de razas utilizando métodos violentos. Se rumorea que en realidad todo a sido un ajuste de cuentas contra ese grupo por parte de algunos a los que ya habían agredido ellos previamente. Seguiremos informando ..." Poco más decía el artículo y Dhunna mira a Io- preparada y altiva, no cree haber hecho nada malo)
<Io-> (termina de leer el artículo y cierra el periódico suspirando, se levanta y se encuentra a Dhunna mirándolo) ... ¿sabes? creo que es demasiado triste todo, sólo noticias desagradables. Creo que ya descanse lo suficiente … (se levanta fatigado pero disimulando su fatiga, se acerca hasta Dhunna, le da un beso en la frente y la mira directamente a los ojos al hablarle) me apetece un poco de cerdo asado ¿te parece bien?
<Dhunna> (traga saliva y parpadea varias veces un tanto en shock ... al parecer no, Io- no ha atado cabos, ¿o sí? Sea como sea hubiera preferido discutir a éste extraño sin vivir. Recibe el beso y se humedece los labios) sí ... sí claro, me parece bien ... (no, definitivamente no se siente con la situación que de pronto se ha creado)
<Io-> (se encamina a la cocina y se pone a recopilar todo lo necesario para hacer un asado de cerdo, en un momento dado asoma la cabeza por la puerta y con una gran sonrisa le dice a Dhunna) ... éste pobre viejo aceptaría agradecido que le ayudasen y promete recompensar luego en el baño con el jabón (su cara es toda intencionalidad)
<Dhunna> (se obliga a sonreírle aunque le sale más natural en cuanto le promete recompensa. Desde luego, por esa carita haría de nuevo lo que hizo anoche, y ay del que le pusiera de nuevo una mano encima a su paje) por supuesto, pero sólo por la compensación, yo no hago las cosas gratis ... (dice recogiéndose la melena antes de entrar en la cocina dispuesta a ayudar a Io- con la cena)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Dom Jun 23, 2013 4:28 pm

<Dhunna> ¡Clyven!
<Clyven> (arquea la ceja) ...
<Dhunna> (saluda a Clyven con la cabeza, aún no se acostumbra a su carácter, aunque no ha tenido mucha relación con él)
<Deanmaine> (lanza a Clyven una docena de magdalenas de fresas)
<Clyven> (coge las magdalenas al vuelo. A Dhunna sólo le dedica una mirada como saludo. Y mucho es)
<Gallia> Clyven, hola
<Dhunna> (desde luego, diferencia de un hermano a otro había ... abismal. Suspira.)
<Clyven> (mira a Gallia, alzando una ceja. ¿Porqué todas las hembras del reino parecen saberse su nombre? Seguro que es culpa de su jefa, que a saber qué les dice cuando vende ...)
<Dhunna> (se acerca a Clyven recordando algo) por cierto, gracias por lo del otro día (supone que sabrá de qué le habla y pese a que sabe del semblante indiferente de Clyven, ella se lo agradece sinceramente)
<Clyven> (asiente con un seco cabeceo, aceptando sus palabras) No han vuelto a molestaros los pocos que huyeron, ¿verdad? (es casi una afirmación en lugar de una pregunta. Tampoco es que vaya a ir a acabar el trabajo gratis, pero reconoce que fue una buena forma de salir de la rutina. Aunque no lo dirá en voz alta, para eso es mejor quejarse de los berenjenales en los que siempre le mete Esthia)
<Dhunna> no, no hemos vuelto a saber nada de ellos ... (dice la drow sonriendo levemente a Clyven, la verdad es que fue incluso divertido, salieron de la rutina y patearon algunos traseros, como Esthia quería ... bueno, hicieron algo más que patear culos, pero en fin, hicieron lo que se merecían que les hicieran)
<Clyven> Me alegro. ¿Y tu ... ? (no sabe muy bien qué palabra emplear o cómo referirse a Io-, ya que ni lo conoce ni sabe exactamente qué relación tienen)  este ... ¿está bien?
<Dhunna> (sonríe algo más ampliamente a Clyven y asiente) sí, ya está casi recuperado, gracias por preguntar (le resulta divertido ver como titubea a la hora de referirse al paje)
<Clyven> (le quita importancia con un ademán de la mano. Y ahora, ¿qué? ¿Qué se supone que tiene que hacer o decir? Porque las mujeres siempre esperan que uno haga o diga algo)
<Dhunna> (observa a Clyven notándole indeciso por algo y alza las cejas) no os preocupéis, no tenéis ninguna obligación más para conmigo, solo os lo quería agradecer, nada más (supone que así le facilita las cosas al hombre que no ha vuelto a abrir la boca)
<Clyven> Bien (es la escueta respuesta antes de dar un paso para alejarse. Otro paso. Otro. Se detiene, se gira y la mira de nuevo) Si vuelven y Esthia no está, la última casa, junto a la muralla de la puerta oeste, a la izquierda (y continúa su camino hacia la taberna)
<Dhunna> (supone que ya está, que ya le ha dicho todo lo que le tenía que decir hasta que le ve detenerse y ella instintivamente endereza la postura, a saber por qué, le sale solo) gracias ... lo tendremos en cuenta (carraspea un instante y luego parpadea cuando éste se aleja y acaba por sonreír) ¡eh! ¡Clyven! (le dice alzando la voz) ¿te parece bien que te pague una cerveza? (o lo que sea que tome)
<Clyven> (Se detiene al escuchar que le llama y la encara de nuevo. Parece tomarse unos segundos para pensarlo) ¿Tendré que fingir una conversación agradable o podré cagarme en la madre de quién me salga de los cojones? (pregunta por fin. Y por su rostro, lo pregunta en serio)
<Dhunna> (ya camina hacia él levantando las manos enseñándole las palmas) serás libre de cagarte en quien te de la real gana (dice asintiendo pasando junto a él encaminándose a la taberna ahora ella por delante) es más, si no quieres hablar no hará falta que lo hagas.
<Clyven> (Se encoge de hombros) Vamos, pues (Sólo espera que no espere de él que se comporte como Esthia, porque ni loco va a subirse a la mesa, ni ser especialmente cariñoso ni a contarle su vida)
<Dhunna> (no espera nada, es solo que le apetece pagarle de algún modo su ayuda, si estuviera Esthia les invitaría a los dos, pero esperará a verle para invitarle. Así que camina con Clyven hasta la taberna, entrando antes que él, por que sí, ha llegado ella antes) Siéntate donde quieras Clyven que voy a pedir (sonríe, por no decir que ríe por lo bajo)
<Clyven> (Bufa y la sigue con la mirada unos pasos, para luego dirigirse hacia la mesa que ocupa siempre, junto a la ventana. Le gusta ese sitio porque tiene la espalda junto a la pared y controla la plaza, aunque ahora le daría un poco más igual, porque las niñas están en casa con su madre. O eso se supone)
<Dhunna> (acaba pidiendo una cerveza para Clyven y una copa de vino para ella. Espera paciente a que le sirvan y luego, con copa y jarra en cada mano, se vuelve y busca a Clyven hasta localizarle y encaminarse hacia él. Deja la jarra frente a él, sentándose ella en la silla que quede de frente a la ventana) cerveza va bien ¿no? como antes no me llevaste la contraria ...
<Clyven> (Asiente. Siempre pide cerveza y, por eso, a veces lo da un poco por sabido. Coge la jarra y se la lleva a los labios, aunque antes de beber, en su cerebro escucha la voz de una bruja recordándole sus modales) Este ... gracias (murmura escuetamente antes de beber por fin un largo trago y dejar la jarra de nuevo sobre la mesa, limpiándose el bigote manchado de espuma con la lengua)
<Dhunna> (se acomoda recostándose en la silla con su copa en la mano) no hay de que, gracias a ti (dice alzando un poco la copa ante él sonriendo levemente antes de dar un trago y volver sus ambarinos ojos a la ventana. No va a importunar a Clyven con conversación, además las conversaciones por compromiso se le dan mal, no, fatal. Así que guarda silencio, pero relajada sentada con él)
<Clyven> (La mesa que ocupan es una fiesta, se nota a leguas. Uno que habla menos que un gato de porcelana y la otra que no quiere importunar. Clyven mira a Dhunna, a la ventana, a la barra. Tampoco tiene nada que decir)
<Dhunna> (vuelve sus ojos hasta Clyven y le mira por encima de su copa mientras bebe de nuevo. La verdad es que no se siente incomoda con el silencio pero ve que él no deja de mirar para todos lados. Alza las cejas y sonríe, para nada molesta) no hay quien acierte contigo, ¿eh?
<Clyven> (La mira fijamente, arqueando la ceja ¿Qué se supone que tiene que responder él ahora? Se le nota en la expresión que no sabe a qué se refiere)
<Dhunna> (frunce el ceño pero sin perder la sonrisa al ver su desconcierto) pensé que querís estar tranquilo, y ahora parece que te incomoda estar callados
<Clyven> ¿Por qué? Yo estoy bien. Simplemente no soy la típica compañía habladora (e hecho, tanta palabra junta con lo que se conocían era un logro. Cualquiera creería que en confianza podía incluso bromear)
<Dhunna> por tus gestos (dice llanamente a su pregunta, por como miras a todos lados) … ya, bueno, eso lo tengo claro (dice asintiendo dando otro sorbo al vino mirándole. Piensa en cuan diferente es a Esthia, pues es él único que conoce y lo usa de referencia)
<Clyven> (Se encoge de hombros) ¿Entonces? (coge la jarra de nuevo y da otro trago. Está haciendo lo mismo que haría solo. Beber y observar alrededor. En el fondo, echaba de menos las noches de taberna en grupo. tal vez por eso seguía yendo allí, porque era allí donde "todo había empezado")
<Dhunna> déjalo, da igual (dice negando un poco con la cabeza. Al parecer había malinterpretado las señales de Clyven así que igual que él, se encoge de hombros dando otro sorbo) ¿como te dejaste convencer por Esthia para liarla el otro día? (bueno, tenia algo de curiosidad la verdad, y le mira. Dependiendo de que cara pusiera sabia que no debía intentar conversar de nuevo)
<Clyven> ¿Se necesita un motivo para dar un par de hostias? (pregunta con cierto sarcasmo. Él, desde luego, no lo necesita) Me dijo que sería divertido (y además le pidió ayuda, pero eso se lo guardó. Él ayudaría a Esthia a cualquier cosa. O casi)
<Dhunna> (ladea un poco la cabeza divertida. Decir que lo que hicieron fue dar un par de hostias le pareció un eufemismo pero asiente) cierto, a veces una buena pelea es vigorizante y desde luego nos divertimos un rato (el lugar acabo ardiendo hasta los cimientos después de un rato dedicados a "jugar" dentro)
<Clyven> No estuvo mal, como siempre (complaciente/sarcasmo) Al final Esthia va a tener razón y la bruja no está muy bien de la olla para aguantar a un tipo como éste.
<Dhunna> (se pasa la mano por la nuca mirando a Clyven, desde luego nunca hubiera pensado que echase de menos el parloteo de Dayanna, pero es que lo de éste tipo era un poco frustrante. Y no sabe como empezar otra conversación. Además intenta no hablar de los "secretos" de Esthia, pues no sabe si a Clyven le sentará mal que ella lo sepa y no quiere crear problemas a Esthia, claro ... o puede que ya lo sepa y ... ufff. Da un trago más grande a su vino)
<Claven> (observa el gesto de Dhunna) ¿Estás incómoda? Siento no ser tan buena compañía como Esthia, pero él es el guapo y simpático de la familia (no, no lo sentía. Era más bien un "te jodes")
<Dhunna> no, incomoda no, pero sí eres un poco frustrante (dice sincera encogiéndose de hombros, terminándose su copa de vino, dejándola sobre la mesa frente a ella. Acaba cruzando los brazos mirando a Clyven)
<Clyven> (Arquea la ceja, como si mirase a una chiquilla con una pataleta) ¿Yo soy frustrante? Pues vale, pero eres tú la que has elegido tomar algo conmigo, si te aburres, es culpa tuya.
<Dhunna> tienes razón, es culpa mía, pero es no deja de lado que me resultes frustrante, supongo que conociéndote uno se acostumbra, pero tampoco te dejas conocer (se encoge de nuevo de hombros. No habla de forma borde en absoluto, simplemente comenta lo que ve, es tan directa como él)
<Clyven> ¿Que yo no me dejo ...? Prrrfff. Menuda gilipollez. ¿Qué quieres conocer de mí? ¿Mi vida? (porque no piensa contársela)
<Dhunna> (no puede menos que echarse a reír y alza las manos como hizo hacía un rato, mostrándole las palmas) vale vale, relájate, no quiero que me cuentes nada, es solo que si Esthia te aprecia tanto (por no decir que le quiere) pensé que debía darte un voto de confianza y conocerte un poco más. (deja las palmas ahora sobre la mesa y ladea un poco la cabeza) no pretendía molestarte, de verdad que no y siento si te he molestado (y está dispuesta a dejarle tranquilo, si eso es lo que él quiere)
<Clyven> Esthia me quiere porque no le quedan más huevos (espeta) Y tampoco puedes fiarte mucho de su criterio, está como una puta cabra. No puedes fiarte de un tío que suelta 300 palabras por segundo.
<Dhunna> que tontería, Esthia te quiere y punto (dice sonriendo de lado. Ella a Esthia lo ve blanco, cristalino y brillante, tiene sus secretos y sus cosas, claro, pero con esa sonrisa suya todo lo puede) yo me fío de su criterio casi más que del mío, y se que tu también pese a lo que dices.
<Clyven> Yo tampoco tengo otro remedio. La diosa me lo encasquetó y ahora no se quita ni con agua caliente (Y que no se quite)
<Dhunna> no te imagino aguantando a tu lado a alguien a quien no tolerases ... (dice mirando a Clyven volviendo a cruzar los brazos. Parecía que hablando de Esthia era más comunicativo. De todos modos no tenían nada más en común)
<Clyven> Te sorprendería (dice, quizás algo enigmáticamente. Pero está claro que no quiere seguir por ahí. Esthia no es mal tema, no es demasiado personal)  Puede ser muy cansino.
<Dhunna> es un encanto (dice sin pensarlo, y deja pasar el tema anterior, pues no conoce nada de él y está claro que no le es de agrado hablar de nada demasiado personal, cosa del todo normal, ella cree. No es una cotilla ni una metomentodo)
<Clyven> Ja. Dime eso cuando tengas que vivir con él 24 horas al día.
<Dhunna> (sonríe mirando al duro de Clyven) ya será menos (dice divertida solo para provocarle)
<Clyven> Cuando quieras, te lo regalo.
<Dhunna> uy no, él ya es un regalo para alguien. Me conformo con verle y hablar con él de allá para cuando
<Clyven> no sé yo si es un regalo o una condena (menea la cabeza con una media sonrisa)
<Dhunna> no seas cruel (lo dice sonriendo al ver esa media sonrisa en Clyven)
<Clyven> ¿Cruel? ¿Yo? Créeme, tu le has conocido ya muy tranquilito. Imagina cómo era con 15 años.
<Dhunna> (y no le cuesta nada imaginárselo, y no puede evitar echarse a reír. Si a veces parecía un cachorrito, recordándole transformado, cuando lo era realmente debía ser ... ufff estresante cuanto menos para Clyven)
<Clyven> Ríete, sí. Si lo hubieras sufrido, no te reirías tanto (aunque él muestra un muy leve atisbo de sonrisa)
<Dhunna> desde luego, debía ser ... ufff (moviendo las manos muy deprisa) seguramente habría acabado mal de los nervios (y vuelve a reír)
<Clyven> O muerta (dice un instante antes de vaciar su jarra de un último y largo trago)
<Dhunna> (eso le corta un tanto la risa y alza la ceja mirando a Clyven sin saber que decir a eso)
<Clyven> (Deja la jarra en la mesa, con un golpecito, y la mira, serio, fijamente a los ojos, como si acabase de decirle una verdad universal e irrebatible. Pasado un momento, arquea una ceja, esperando su reacción)
<Dhunna> (le devuelve la mirada un tanto estupefacta todavía. ¿Es que se refiere que de joven era un lobo violento? Hablaba en serio o le estaba tomando el pelo. Y no, no sabe que decir, solo le mira debatiéndose pues no le parece sacar el tema de lo que son en realidad)
<Clyven> (Se levanta y se acerca a la drow para decirle al oído) No te fíes de su cara de niño bueno. No es tan dulce como aparenta. Es un lobo con piel de cordero, literalmente. (Y se dirige hacia la puerta, riéndose por dentro por haber dejado a Dhunna tan descolocada)
<Dhunna> (no se levanta pero sí le sigue con la mirada alzando una ceja) entonces me pregunto de cual tipo eres tú (dice lo bastante alto como para que le oiga sin desvelar nada que no sepa de que va la cosa. Le sonríe divertida alzando las cejas una sola vez)
<Clyven> (Se detiene en su camino hacia la puerta y la mira por encima del hombro) Yo soy del tipo "no toques lo que es mío". Gracias por la cerveza (y dando la conversación por terminada, abandona el local)

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Mar Jun 25, 2013 7:29 pm

<Io-> (vuelve a casa después de haber estado ultimando unos asuntos con CorrompidoPorLaK ... viene sobre una carreta y en el cajón trasero transporta una caja de madera y diversas cosas más)
<Dhunna> (había salido hacia una rato a comprar algo de verduras y frutas que ya escaseaban, y hacía escasos cinco minutos que había vuelto a casa y estaba colocando las cosas en la cocina para mantener lo fresco, fresco; y lo que no recogido. Está más tranquila en cuanto a Io- y aunque sale no se altera tanto)
<Io-> (sube las escaleras, tranquilo y decidido a terminar con lo que se trae entre manos, al entrar en casa saluda bromeando para que Dhunna se quede tranquila de que no ha pasado nada mientras estuvo fuera solo ) ¡ya estoy en casa! (recorre las habitaciones buscando a la drow) ¡ah!, estás aquí, ¿qué tal te fue?
<Dhunna> ¡vale! (dice sonriendo aún agachada colocando lo último que faltaba por recoger. Le agrada esa costumbre que ha cogido el paje de anunciar sus llegadas a voces. Se levanta y le mira sacudiendo las manos con palmaditas) pues fue bien, compré unas pocas cosas. ¿Tú que tal?
<Io-> contento ... (confirmándose lo que dice con la sonrisa que muestra en su cara) he pasado por las porquerizas a ver que tal le fue a CorrompidoPorLaK, y quedé satisfecho, es un Golem muy eficiente (ocultando los detalles de su satisfacción)
<Dhunna> (no se imagina en que otra cosa podría ser eficiente el Golem así que asiente) eso es estupendo (le deja un suave besito en los labios antes de salir de la cocina. No han vuelto ha hablar de ese artículo en el periódico pero Io- no ha dado señales de pensar en ello)
<Io-> ¿sabes? (hablando mientras empieza a sacar diferentes enseres) ya apenas me canso, y me apetece salir a dar un paseo por el bosque (mirando brevemente a Dhunna ) además, quiero ultimar una cosa que tengo pendiente, y me preguntaba si te apetecería venir conmigo, y hacemos un picnic (continua preparando las cosas dando a entender que venga Dhunna o no, él se irá al bosque)
<Dhunna> (le mira mientras le escucha, o le escucha mientras le mira, a saber. El caso es que alza ambas cejas conteniendo la sonrisa) ¿seguro? (pero la verdad es que le parece una muy buena idea, no sabe dónde quiere ir pero a lo mejor incluso podrían pasar por la cueva tras la cascada para ver que todo sigue en orden también) me parece muy buena idea, prepararé la cena para llevar (acaba sonriendo abiertamente. La verdad es que le hace ilusión y todo poder salir con Io- al fin)
<Io-> bien bien (no ocultando que se alegra de que Dhunna quiera acompañarle) mientras tu preparas la comida yo voy bajando a la carreta unas mantas y farolillos (va de un lado para otro, en un momento dado asoma la cabeza y pregunta) ¿hay algún sitio al que quieras ir? (la pregunta tiene un poco de trampa, Io- cree adivinar cual será la respuesta de Dhunna)
<Dhunna> (entra de nuevo a la cocina y empieza a preparar unos sandwiches, llena dos cuencos de fruta troceada que tapa y sella de forma bastante eficaz teniendo en cuenta que no es hermético) pues me gustaría pasar por la cueva, Io- (él sabe de que cueva habla, no necesita especificar) pero vayamos donde tu quieras (saca una cesta de juncos made in Io- de un pequeño armario y empieza a colocarlo todo dentro, tapándolo luego con un mantel. Luego se va a la habitación para cambiarse de ropa dejando la cesta cerca de la puerta)
<Io-> (asiente ante la respuesta de Dhunna )... bueno, yo tengo que ir a otra parte del bosque, pero no es necesario quedarnos allí (medita un momento) ¿te parece bien si vamos primero a mi destino, allí tardaremos muy poco, luego seguimos hasta la cueva, donde cenamos y cuando terminemos, regresamos y  pasamos de nuevo por donde empezamos? (realiza la pregunta sin darle importancia)
<Dhunna> (piensa que va a ser un paseo un poco extraño pero si es lo que él quiere por ella bien) claro, sin problemas (dice desde la habitación, para luego salir vistiendo informal pero no de ir por casa. De hecho se ha puesto la ropa que solía llevar cuando vivía junto a la hermandad en la Torre del Recuerdo) pues cuando quieras, Io-
<Io-> (ve salir a Dhunna ataviada de forma diferente a como últimamente hacia) ... jummm (acercándose de forma libidinosa) igual mejor nos quedamos aquí (abrazándola, pasando la mano por la cintura y besándola en el cuello) ... espero no tener que pelearme con una legión de insectos queriendo saborearte (comenta sin dar importancia)
<Dhunna> (ríe dejando las manos en los hombros de Io- cuando éste se le acerca y como no, se estremece como siempre que le besa ahí) desde luego, si no te apartas de aquí no salimos y despídete de tu paseo (sonriendo para luego besarle con suavidad pero con cierta ansia apretándose a él)
<Io-> (corresponde con fogosidad inicialmente y luego va suavizando hasta apartarse lentamente) ... como siempre eres la más juiciosa de los dos, ¡vamos! (dando una palmadita cariñosa en el cachete de Dhunna, luego comienza a recoger mantas, farolillos, cestas y demás cosas para bajarlas a la carreta)
<Dhunna> (se relame un tanto antes de negar con la cabeza y suspirar) sí, mejor vamos (dice cogiendo las cosas que él no puede cargar y cerrando tras ella baja con Io- hasta esa carreta que cargan con todo lo necesario y más para ir de picnic, pero no dice nada. Ver a Io- sano y fuerte ya, y contento, para ella es lo único que importa) ¿de dónde has sacado la carreta, por cierto?
<Io-> forma parte del menaje de las porquerizas (le contesta colocando todo lo bajado en el espacio que queda alrededor de la caja mayor que está en el centro de la parte trasera, luego se dirige a un lado en la parte delantera y hace gesto melodramático de invitación a subir) madám, si me permite que la ayude (alargando un brazo para que Dhunna se apoye al subir al sillón)
<Dhunna> (mira la carreta un momento más antes de asentir) pues cunde que te encargues de las porquerizas (dice divertida mientras se encamina a la parte delantera y sonriendo hace una reverencia a Io- antes de apoyarse en su brazo para subir al asiento del acompañante) mil gracias, milord (sigue la bromita cuando se acomoda y mira de nuevo la parte trasera de la carreta para ver que está todo asegurado) ¿y esa caja? (ha dejado ella también cosas ahí pero no había reparado apenas en la caja. Luego mira a Io- esperando que se siente en su lugar y le responda)
<Io-> hummm, ¿milord? (adoptando falsa pose de ofensa) usted debe confundirme con otra persona (contesta rodeando la carreta para subir por el otro lado) se encuentra usted acompañada por un humilde paje que se gana la vida como buenamente puede, pero libre de servidumbre alguna (le hace burla y le da otro beso en el cuello tras sentarse a su lado) ¿a lo mejor su excelencia se equivoco al escoger pareja? (agita las riendas para que el viejo podenco inicie la marcha) ... allá vamos, que Tutais guíe nuestra senda y nos acompañe en el camino (dice en voz baja)
<Dhunna> (sonríe ante las caras que pone Io- y cuando arrancan acaricia la mejilla del paje) y no podría haber elegido mejor compañía ... (le guiña un ojo pero luego mira hacia la parte trasera de la carreta mirando esa caja. No le ha pasado desapercibida la falta de respuesta a su pregunta y aunque su curiosidad ahora es mayor no insiste. En algún momento lo descubrirá seguro)
<Io-> (se da cuenta de la mirada de Dhunna hacia la caja y decide no intranquilizarla) ... solo es basura, vamos a devolverle a Madre Naturaleza unos desechos inútiles para que los reconvierta en algo mejor (mira a Dhunna sonriéndole)
<Dhunna> entiendo ... (se vuelve a sentar hacia adelante devolviéndole la sonrisa. No desconfía de él, ¿por qué iba a hacerlo? El aire revuelve su melena blanca tras ella mientras van hacia ... ) bueno, ¿me va a decir dónde vamos? (que de preguntas le está haciendo en un momento)
<Io-> pues ... nos vamos a adentrar un poco es Bosque Feliciana, pero no demasiado, lo suficiente para encontrar algún lugar poco transitado por humanos (le contesta manteniendo la mirada al frente y perdiendo un poco la sonrisa, Bosque Feliciana es un lugar con misterios y peligros que le trae tanto recuerdos agradables como tristes)
<Dhunna> (le mira y pone una mano en el hombro de Io- al verle perder un tanto la sonrisa. De algún modo quiere confortarle, como a él le trae buenos y  malos recuerdos. Recuerda las flores áureas pero también recuerda como encontró a Io- en esa cueva destrozado, un cascarón vacío ... pero como se alegró al volver cuando le vio bien, como solía ser ... mira al frente empezando a ver el bosque.) ahora todo va bien ... (susurra aunque supone que el paje la escuchará aunque no sepa a que se refiere y aprieta un poco la mano en su hombro)
<Io-> (coge la mano de Dhunna y entrelaza los dedos con los suyos) ... va estupendamente, te tengo a ti cariño (y le planta otro beso en el cuello) ... ¡¡y vamos en carreta!! ¿quién iba a decirme esto hace unos años? la de calzado que me habría ahorrado jajaja (bromea para aliviar la tensión creada. La carreta se va adentrado en la parte Negra de Bosque Feliciana, con el paso tranquilo pero constante del viejo podenco)
<Dhunna> (a su vez besa los nudillos de Io- sin perder detalle de lo que les rodea. Empieza ya a anochecer también y el bosque comienza a quedar en penumbra, todo son siluetas negras de árboles y fondo azul cobalto, pero su vista se acostumbra rápido al cambio) quién nos lo iba a decir ... (aprieta la mano de Io- sonriendo pero mirando al frente)
<Io-> y que lo digas ... la de quebraderos de cabeza y disgustos que me diste al principio ... jajaja (le dice en tono burlón)
<Dhunna> (le mira abriendo mucho los ojos y con la boca en forma de una perfecta "o", es más le sale un "¡oh!" de lo más indignado) ¡¡serás  sinvergüenza!! (aprovechando que aún le toma la mano le da un bocado en ella. Nunca le ha contado todo lo que sufrió cuando le buscaron pero supone que lo debe saber por otras personas. Aún así le saca la lengua siguiendo la broma)
 
(Narrador)
 
Así prosiguen el camino alejándose del la ciudadela, adentrándose en la parte Negra de Bosque Feliciana, charlando entre ellos y dejando que el viejo podenco camine a su ritmo, ambos parecen intuir que es más que probable que lleguen a casa a altas horas de la madrugada, o incluso mañana. El lugar es raramente transitado tanto por humanos como por cualquier otra criatura inteligente, pues es el camino hacia los Reinos Del Norte.

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Jue Jun 27, 2013 3:30 pm


<Io-> (divisa un claro a la derecha del camino que siguen) ... ahí puede valer (dice en voz alta e indica al podenco para que se desvíe hacia el claro)
<Dhunna> (gira el rostro hacia donde Io- señala contenta de haber llegado al fin a su primer destino después de bastante rato. Claro que así han podido charlar tranquilamente sin interrupciones, de cosas pasadas y quizá de cosas futuras ... Espera a que estacione la carreta para bajar de un salto y desperezarse) entonces ¿aquí quieres tirar lo de la caja? (dice mirando alrededor de ese claro tranquilo)
<Io-> (ahoga una risa internamente pensado que "tirar" es un eufemismo bastante amable para lo que va a hacer con el contenido de la caja) ... sí, más o menos (bajando de la carreta y dirigiéndose hacia el lado de Dhunna con intención de ayudar a bajarla, pero cuando llega ésta ya ha bajado sola)
<Dhunna> ¡¡ b¡en !! pues manos a la obra, ¿no? (da una palmadita en el hombro a Io- y sonríe malota y divertida)
<Io-> (sonríe y disfruta viendo la agilidad y la presteza de Dhunna ... y qué decir de ese cuerpo tan curtido, duro y a la par sensual y más que deseable) ... ayúdame a bajar primero la caja grande (se coloca al final del cajón de transporte y coge las asas de un lado) ten cuidado de que no se te resbale, no se nos debe caer ni romper la caja
<Dhunna> (le lanza un beso sabiéndose observada por él mientras se dirige a la parte trasera de la carreta. Toma el asa de la caja con fuerza) de acuerdo ... (algo sorprendida por las instrucciones tan concisas que le da. Tira con Io- de la caja hasta que queda suspendida entre ambos que la sostienen con cuidado. Si solo es basura, ¿a qué tanto cuidado? Pero bueno, hace lo que le dice)
<Io-> (hace indicaciones con la cabeza hacia donde quiere que se encaminen, al llegar) ... aquí va bien (quizás Dhunna pueda extrañarse pues el punto escogido no es el centro del claro, ni la parte más oculta, ni la más honda, el punto es el que más fácilmente sería visible desde el camino) espera aquí un momento (vuelve a la carreta y coge otra caja de menos tamaño y vuelve junto a Dhunna y la caja mayor) cariño (mirando a Dhunna de pronto con semblante serio) ¿confías en mi, verdad? (y sigue sin esperar a que responda) voy a colocar la tapa de esta caja sobre esa otra (señalando una tapa en uno de los extremos de la caja grande) quiero que la presiones bien hacia abajo, cuando estés preparada me avisas y yo abriré las dos tapas, ¿entendido? (mirando a Dhunna inquisitivamente)
<Dhunna> (camina cargando la caja junto con Io- hasta el lugar indicado por éste. Es cierto que se extraña un poco al ver donde quiere dejarla pero no discute y la deja en el suelo con suavidad. Y le mira alejarse hasta que trae otra caja ... Le sorprende la seriedad de Io- tan de repente pero le escucha con atención) claro que confío en ti. (frunce un poco el ceño empezando a preocuparse un pelín, ¿qué estaban haciendo ahí exactamente? Aun así asiente y pone las manos sobre la caja pequeña haciendo algo de presión) vale, estoy lista (dice mirando al paje con la misma seriedad que él sin saber muy bien que es lo que pretende con las cajas esas)
<Io-> (tras asegurarse de que no queda hueco por el que pueda escaparse el contenido de la caja pequeña, descorre ambas tapas y escucha atentamente, al oír como cae el contenido de la caja chica en la grande cierra ambas tapas y mira a Dhunna sonriendo) ... bien, por ahora aquí ya hemos terminado, ahora ... (cogiendo a Dhunna por el brazo y entrelazándolo con el suyo como si fuesen dos nobles paseando) si su excelencia me hace el favor, volvamos a la carreta y prosigamos nuestro camino, creo que nos espera un lugar bastante más bonito que éste, ¿eh? (mirando a Dhunna con un brillito en los ojos muy significativo)
<Dhunna> (nota que algo cae de la caja pequeña a la grande y cuando Io- cierra la caja grande se retira un poco mirando las cajas y luego al paje alzando una ceja) ¿me vas a contar qué estamos haciendo? (cuando éste le toma el brazo y la acerca de nuevo a la carreta suspira y niega con la cabeza) no, supongo que no ... (acaba por subirse a la carreta echando una última mirada a la caja que dejan ahí abandonada. Pero termina por sonreír a Io- pensando en el lugar al que van, desde luego mucho más agradable y sin sorpresas) ¿estás preparado para mojarte? (dice divertida pensando en cruzar la cascada en poco rato)
<Io-> (vuelve la cabeza para mirar una última vez la caja, creyendo haber oído unos golpes desde el interior de ésta y sonríe pensando para si "ya se ha despertado", a Dhunna le contesta de forma poco aclaratoria) ... sabes, los gusanos comen tierra por un extremo y la expulsan por el otro, en el proceso la airean y enriquecen, así Madre Naturaleza regenera la Tierra, hemos hecho algo parecido, a la escoria de la caja grande le hemos agregado algo que le insuflara ciertas sustancias para ... transformarlo. Pero dejemos que madre Naturaleza siga su curso, y nosotros, pensemos en como rendirle debido tributo, ¡eh! (volviendo a extender su brazo al llegar junto a la carreta para que Dhunna suba al asiento)
<Dhunna> ... ya ... (escuchando la historia de los gusanos que le cuenta sin venir a cuento. Vuelve los ojos hasta la caja pues oye golpes también y chasquea la lengua volviendo a mirar a Io-. Se sienta en su lugar de la carreta y mira a Io- alzando una ceja) no me digas más, porque cada vez entiendo menos ... (pero como confía en él no puede ser nada malo, así que sonríe) oh si, creo que cuando lleguemos a la cueva ... (carraspea y se coloca el pelo tras la oreja) bueno, hoy cenaremos tarde ... (dice mirando al frente pero con una sonrisa maliciosa en los labios)
<Io-> me pregunto qué será la cena y que será el postre jajaja (dirigiéndose hacia su lado, subiendo junto a Dhunna y dándole un pequeño mordisco con los labios en el lóbulo de la oreja. Agita las riendas y dirige al viejo podenco hacia el camino, por donde se encaminan hacia la parte Verde de Bosque Feliciana, donde se encuentra la cueva de las Flores Iridiscentes)
<Dhunna> (se estremece como Io- sabe que le pasa a la drow siempre que le hace eso y le mira de reojo) creo que será al revés ... primero el postre y luego si acaso ya cenaremos ... (dice frunciendo los labios toda tiesa en el asiento de la carreta para no reír) y ahora dale al podenco que ya quiero llegar (dice sin mirarle)
<Io-> (agita las riendas para intentar que el viejo podenco vaya algo más rápido, sabe que no conseguirá gran cosa, el pobre dejó atrás sus mejores años hace tiempo. Después de un rato alejándose del Camino del Norte y adentrándose en el Camino del Oeste empiezan a aparecer algunos animales, en un momento dado vislumbra a un conejo persiguiendo a una coneja, le hace gracia y riendo se lo señala a Dhunna) ... mira
<Dhunna> (ésta vez no hablan apenas, simplemente se limitan a mirar alrededor cuando el paisaje pasa a ser menos oscuro pese a ser ya de noche. Sonríe al ver esa pareja de conejos perseguirse y luego mira a Io- divertida. Se le ve bien, empieza a creerse de verdad que ya está prácticamente recuperado del ataque y acaba apoyando la cabeza en su hombro hasta que llegan a la colina desde donde ya se escucha el sonido de la cascada y toma aire sintiendo el corazón acelerarse. Ese lugar siempre le produce esa sensación de euforia y bienestar)
<Io-> (va pensando en cómo ha cambiado su vida en los últimos tiempos, y se siente agradecido de tener a la drow junto a él, sabe que la tarea que tiene entre manos, quizás no la hubiese tenido que afrontar de seguir solo, y teme que afrontarla pueda acarrearle algún disgusto, pero hay ocasiones y situaciones en las que un hombre ha de hacer lo necesario, y él lo va a hacer hasta las últimas consecuencias. Io- se da cuenta del rumbo de sus pensamientos y decide que ha de alejarse de eso, ahora no toca, ahora es momento de disfrutar de la vida, de disfrutar de Dhunna y de gozar honrando a Madre Naturaleza)
<Dhunna> (no tiene idea de lo que está pensando Io- pero ella sigue pensando en positivo, por ahora no tienen cabida en ella los pensamientos y recuerdos de lo que está por venir. Como Io-, se quiere limitar a vivir por él y para él. ) yo creo que deberías parar aquí y seguimos a pie (dice al tener la cascada a la vista)
<Io-> si, tienes razón (indicando al viejo podenco con las riendas para que se aparte del camino y detenerse junto a unos árboles, baja de la carreta y anuda las riendas alrededor de uno de ellos, luego se dirige una vez más al lado de Dhunna y extiende el brazo) ... señora ... (sonriendo teatralmente)
<Dhunna> (ésta vez espera a que Io- se acerque para ayudarla a bajar, pero no toma su brazo, sino que apoya sus manos en sus hombros y hace que la coja de la cintura para bajarla de la carreta aprovechando para besarle cuando lo tiene a la altura idónea. Luego sonríe y se encamina a la parte trasera de la carreta para cargar la cesta) ¡¡vamos, lentorro!!
<Io-> ¿lentorro? ya me dirás cuando llegues a mi edad (replica riendo, coge el resto de enseres y sigue a Dhunna camino de la cascada) ¿has echado ropa de recambio?
<Dhunna> (ya está caminando hacia el sendero junto a la cascada para empezar a subir pero se detiene y le mira por encima del hombro) no va a ser necesario, la que llevamos la dejaremos a secar en cuanto entremos ... (le guiña un ojo dándole a entender que no durarán mucho con ella puesta y se vuelve para seguir subiendo, empezando a ser salpicada por la cascada)
<Io-> (sigue a Dhunna medio disfrutando de la visión de su trasero contonearse al andar, medio asumiendo que no le va a quedar otra que quedarse tal y como llegó a éste mundo, so pena de arriesgarse a coger un enfriamiento por dejarse los calzones mojados puestos ... ¿qué, te diviertes, eh? ya te diré yo a ti
<Dhunna> me divierto mucho, ¡¡¡claro!!! (dice alzando la voz divertida mirándole un instante antes de volverse y recorrer el final del sendero. Toma el cesto entre sus brazos y encorvándose para taparlo lo más posible antes de cruzar la cortina de agua y quedar empapada dentro de esa cueva que brilla por si sola y que la hace sonreír. Deja espacio para cuando entre Io- mientras se interna entre las flores áureas dejando el cesto en el suelo y se intenta secar la cara con las manos)
<Io-> (sigue a Dhunna, el también divertido y contento de que Dhunna esté disfrutando, sigue su ejemplo y cubre los enseres con su cuerpo para tratar de minimizar las consecuencias de pasar bajo las cascada, consecuencia de ello él que acaba irremediablemente empapado)
<Dhunna> (se lleva la melena, que ahora mojada parece más plateada que blanca, sobre un hombro para escurrirla mientras mira a Io- aparecer como un pollito, empapado y no puede menos que reír) espera que te ayude ... (le coge de las manos lo que él carga y lo deja junto a la cesta)
<Io-> adentrémonos un poco más lejos del agua ... (agradeciendo la ayuda de Dhunna y parándose un momento a disfrutar de la belleza del paisaje) se me había olvidado cuán impresionante es éste sitio
<Dhunna> ¿verdad? (dice estando completamente de acuerdo con Io-, una vez deja las cosas también dedica unos momentos a mirar alrededor, ya les ha empezado a caer encima ese polvillo dorado que desprenden las flores. La mirada de la drow brilla y una placida sonrisa aparece en sus labios) aquí nos besamos por primera vez ... (dice bajando la mirada hasta el paje con la misma expresión plácida)
<Io-> pues habrá que rememorarlo como es debido, ¿no? (acercándose hasta Dhunna, abrazándola y recorriendo su cuello a múltiples besos)
<Dhunna> (le ve acercarse y le recibe entre sus brazos acariciándole la nuca con la cabeza ladeada, ofreciéndole su cuello a placer) me parece una idea estupenda (le susurra apretándose contra él estremecida. No podían tener un marco mejor)
<Io-> (se separa de Dhunna, saca un manta de las que trajeron, la extiende sobre el suelo y coge de la mano a Dhunna atrayéndola hacia la manta, allí se sienta y le susurra al oído) ... déjame hacer a mi (sonriéndole comienza a desvestirla pausadamente, no solo por disfrutar del momento, ni solo por incrementar la excitación retrasando el clímax; es para disimular su torpeza a la hora de desenvolverse con las prendas femeninas y sus maquiavélicos cierres)
<Dhunna> (observa mientras tiende la manta y luego se deja llevar por Io- sentándose junto a él. Asiente ante sus palabras y se limita a alzar los brazos cuando éste le quita la camiseta y se tumba para que le quite el pantalón. La sonrisa se apaga cambiando su expresión por algo más profundo e intimo, dejando ver a Io- todo lo que siente con solo una mirada clavada en él)
<Io-> (da un paso atrás para observa en toda su plenitud las curvas, los dones y la a sus ojos belleza sin igual de la drow, además en un marco incomparable que no hace más que realzar aún más los sentimientos que tiene por ella) ... no tengo palabras ... (y realmente no consigue expresar lo que ve y lo que siente  sin tanta parsimonia se desviste el también, calzón incluido, se acerca nuevamente a Dhunna tal y como Madre Naturaleza le recibió en éste mundo, aunque con menos pelos y más arrugas, aún así con el vigor suficiente para abrazar a Dhunna y tumbados sobre la manta en esa cueva mágica, demostrarle cuáles son los sentimientos que tiene hacia ella y la calidad de estos)
<Dhunna> (no puede menos que sonreír con suavidad tumbada y mirando a Io-. Ella tampoco sabría que decir y no cree que sea necesario. Alza una mano cuando éste se desviste del todo para acercarlo a ella aunque él ya lo hace y sobre esa manta, en esa cueva, nada más importa. Se unen y solo importa la persona que tienen al lado, dentro de cada uno. Se aman y se lo demuestran el uno al otro con afán y pasión)
<Io-> (se siente extasiado y un tanto extenuado tras la demostración recíproca de afecto y placer, empieza a sentir hambre pero aún no quiere romper la magia del momento, aunque el frío en reposo tras el calor de la agitación afectiva si comienza a hacer mella en él, por ello coge otra manta con la que cubre a ambos tras arrimarse a Dhunna y abrazarla, ahora no para iniciar otro fogoso escarceo, si no por el placer de sentir el calor y el contacto de la persona amada)
<Dhunna> (se acurruca junto a Io- bajo la manta sonriéndole, dejándole besitos suaves allí por donde le quedaba a tiro. Ya recobrando el aliento y satisfechos. Mira a Io- a los ojos con esa plácida sonrisa que luce desde que entraron en esa cueva) tienes hambre, ¿verdad? (le susurra dejando ahora un besito en la nariz del paje. Empieza a conocerle y se lo imagina)
<Io-> un poco si, pero puedo aguantar (es sincero en su respuesta, puede más el cansancio que el hambre) ¿tu quieres comer ya?
<Dhunna> yo también puedo aguantar... (le pasa lo mismo, ahora está cansada y además a gusto ahí tumbada junto a él. Se acaba colocando boca arriba y mira las flores que hay por el techo soltando ese polvillo dorado que los baña y casi los hace brillar) esto es maravilloso ... (susurra girando la cabeza para mirarle)
<Io-> y que lo digas ... no se que padecimientos me depara el futuro, para compensar estos momentos de felicidad ... pero los acepto con agrado y multiplicados (hablando casi más para sí mismo que respondiendo a Dhunna)
<Dhunna> (pierde la sonrisa y vuelve a mirar el techo mordiéndose el labio, con una mano sobre su pecho cubierto por la manta. Ante sus palabras siente el peso de lo que está por venir, del momento en que tenga que dejarle atrás de nuevo. Y por primera vez, quizá por el contrapunto de estar tan bien a esos pensamientos, se lleva una mano a la boca ahogando un sollozo incontrolable acabando por taparse la cara con las manos aún tumbada, pues siente que ... llora. Y ésta vez delante de alguien, y ésta vez no lo puede parar)
<Io-> (se da cuenta de las lagrimas de Dhunna y la atrae aún más hacia si en el abrazo, susurrándole con dulzura) ... ¿por qué lloras cariño? ¿es por lo que he dicho? no tienes que preocuparte, soportare lo que sea, ya está cielo, ya está (acariciándole la nuca y besándola en los ojos) soy un imbécil que no se estarme callado, no me hagas caso, ya está cielo, ya está
<Dhunna> (tiembla con cada sollozo ahogado ahora contra el pecho de Io-, dejando que la consuele pero ahora que ha empezado no sabe como parar, y odia sentirse así) no puedo ... (dice con la voz tomada sintiéndose el rostro empapado y contraído. Respira agitada y de verdad que no sabe como controlase, le es imposible)
<Io-> bueno, hay cosas que cuando necesitan salir, es mejor dejarlas salir, no te preocupes y si sientes que tienes que llorar, llora ... yo estoy aquí para lo que necesites (le dice con suavidad y sin dejar de acariciarla, consciente de que cuando los sentimientos se desbordan son como una marejada, nada puede detenerlos)
<Dhunna> (sigue así durante un buen rato, sin poder hablar, aferrada a Io-. ¿Alguna vez había llorado de ese modo? Sólo puede pensar en el mal que le hará al paje, en que no quiere marcharse en ningún momento, ¿pero como había podido dar la espalda a algo que era seguro que iba a pasar? ¿Era todo un error? Quizá no debería haber empezado todo aquello, arrastrando a Io- a una vida de crueles separaciones. ¿Era justo para él? ¿Merecía ella que el paje lo pasara mal por su causa? Estaba claro que la respuesta era que no, pero no quería, no podía separarse de él. Poco a poco se va calmando y sin mirar al paje se seca la cara con las manos, incluso se separa de él y se incorpora dándole la espalda, dejándole tumbado) perdona ... (murmura)
<Io-> (escucha claramente lo que Dhunna dijo) ... no tengo nada que perdonar, todos tenemos nuestros momentos de debilidad, y aunque me preocupe y prefiera verte reír, también me halaga en cierto modo que esas lagrimas no sean de dolor si no de afecto hacia mi (es evidente que Io- equivoca el trasfondo que motiva las lagrimas de Dhunna)
<Dhunna> (de espaldas a él sin que le vea el rostro, cierra los ojos abatida ante sus palabras añadiendo algo más de peso en su pecho. Toma aire profundamente de forma entrecortada debido al llanto que ya remite. Vuelve a pasarse las manos por las mejillas y compone una sonrisa para volverse hacia Io- asintiendo) sí, me he sentido desbordada ... (traga saliva como puede y mantiene la sonrisa, también como puede) creo que ahora si deberíamos cenar. (vuelve a darle la espalda para levantarse de la manta y se encamina a la cesta,  aún con manos temblorosas. No tiene hambre, pero tiene que disimular y dejar que Io- siga pensando lo que dice)
<Io-> si, comamos algo de comida (le dice no muy seguro de si ahora ya podrá  comer algo, pero empeñado en facilitarle a Dhunna todo lo posible para que  restablezca su estado de animo) ¿qué has traído?
<Dhunna> (carraspea un poco sorbiendo un poquito por la nariz y carga la cesta hasta la manta que la deja entre ambos. Supone que debe tener la cara un poco hinchada por la llorera pero intenta mantener la sonrisa y que no importe. Aun no ha osado volver a mirar a Io-, teme que le de otro ataque melodramático si lo hace) pues ... bocadillos y fruta, espero que haya suficiente  (dice dejando las cosas que va sacando de la cesta sobre la manta. Los bocadillos y los cuencos con frutas)
<Io-> seguro que si (le dice tratando de animarla, dándose cuenta de que rehúsa mirarle y decidiendo concederle el tiempo que necesite, no tratando de empujarla con prisas innecesarias)
<Dhunna> (también saca una botella sellada llena de agua, para acompañar el picnic. Deja caer un momento las manos y suspira, luego se pasa las manos por la cara y el pelo) lo siento ... he arruinado la noche ... (al fin alza los ojos hasta Io- y espera estar ocultando bien todo el pesar que siente dentro de ella, pero a saber que verá el paje en sus ojos)
<Io-> (mira fijamente los ojos entristecidos de Dhunna siendo consciente de que no sabe qué pasa realmente por la mente de la drow, pero decidido a no agobiarla con preguntas y a estar ahí dándole el consuelo que esté en su mano darle) ... no digas tonterías, no todo van a ser risas o peleas, comamos un poco y dejemos que el tiempo nos ayude a tranquilizar el animo, ¿te parece? (coge la cesta con los bocadillos y sacando dos le ofrece uno a Dhunna) ... toma, come algo
<Dhunna> (observa a Io-, y le hace un amago de sonrisa tomando uno de los bocadillos que ella misma preparó. Se coloca un mechón de pelo tras la oreja) está bien, será mejor serenarse ... (desenvolviéndolo da un bocadito al bocadillo intentando enterrar de nuevo esos pensamientos que no hacían más que empañar su felicidad. Sintiéndose casi desamparada se acerca a Io- y se acomoda entre sus piernas, sentada apoyando la espalda en su torso, dejándole espacio justo para comer él, pero necesita sentirle bien cerca)
<Io-> (acoge a Dhunna y procura transmitirle su cariño mediante la cercanía y el contacto físico, además de algunas palabras, sean cariñosas o sean bromas que alivien la tensión) ... hummm , ahora no se que prefiero, si hincarle el diente a éste bocadillo (y le da un bar de besos en el cuello bajo la nuca) o saborear este lindo cuello
<Dhunna> (ríe levemente estremeciéndose y girando un poco la cabeza le mira de reojillo) mejor coge fuerzas y primero comete el bocadillo (deja un beso en la barbilla de Io- antes de volver a apoyarse contra él y darle otro bocado a su tentempié. Nota que poco a poco se va calmando gracias al paje)
<Io-> si, no quiero abusar del postre (dando un bocado a su bocadillo) además (masticando y tragado antes de seguir hablando) siempre puedo tener acceso a él en casa
<Dhunna> claro ... siempre que quieras (musita de espaldas a él, sin que Io- le vea la cara. Se obliga a cambiar de actitud, no puede quedarse amargada para lo que le queda de tiempo con él, que aún es bastante. Así que toma aire y dejando lo que queda de bocadillo en la manta se da la vuelta quedando de rodillas ante Io-, sin decir nada solo le mira el rostro, sin perder detalle hasta mirarle intensamente a los ojos. Se humedece los labios y traga saliva) te quiero Io- ... (murmura muy cerca de su rostro sintiéndose vulnerable pero sintiendo también que es algo que él debe saber de su boca)
<Io-> (se sonroja y sonríe a Dhunna por su declaración de afecto) ... y yo a ti cariño, ¿no querrás que te lo demuestre otra vez? (no sabiendo cuando hay que dejar de bromear y ponerse serio) acabas de decirme que me aplique con el bocadillo (habiéndolo soltado también sobre la manta para cogerle a Dhunna ambas manos y besarle las palmas)
<Dhunna> (le sigue mirando pero niega con la cabeza sonriendo suavemente. Ver que se sonroja le dice más que las palabras que le dice. Mira como besa las palmas de sus manos y le parece un gesto tremendamente tierno) gracias ... (dice con voz baja) puedes seguir con el bocadillo ... (hace ademán de volver a sentarse para seguir con el suyo)
<Io-> (vuelve a coger a Dhunna entre sus piernas y brazos y hace caso de su consejo, coge el bocadillo y le da otro bocado, tras masticarlo y tragarlo) ... no tienes que darme las gracias por quererte, soy yo quien tiene que estar agradecido de tenerte junto a mí (anticipándose a lo que pueda replicarle Dhunna) y como me vas a decir justamente lo que yo te dije a ti, le doy las gracias a Madre Naturaleza por haberme permitido llegar hasta aquí con fuerzas y raciocinio, y a Tutatis por cruzarte en mi camino
<Dhunna> (se termina su bocadillo recostada en el paje y en efecto está a punto de replicar, abriendo la boca pero cerrándola después mientras éste sigue hablando. No puede menos que sonreír ante sus palabras mientras se estira un poco y coge la botella, abriéndola y dando un trago de agua. Luego le pasa la botella por si tiene sed) yo solo puedo darte las gracias a ti (encogiéndose de hombros) recuerdo una vez que me llamaste bicho asqueroso, aunque de eso hace mucho (dice divertida)
<Io-> ¿yo dije eso? (haciéndose el desmemoriado) debía estar realmente ofuscado (también se termina su tentenpié y coge la botella que le ofrece Dhunna para beber un poco de agua) teniendo la botella de agua en la mano y viendo el cuello de Dhunna siente la tentación de gastarle una broma más, pero lo medita mejor, ahora no es momento de bromas, le devuelve la botella a Dhunna) gracias. Lo que importa es que estamos aquí y ahora, lo pasado ya no cuenta (obviando que hay algo del pasado que aún no ha sido concluido, pero ese es otro tema que tampoco ahora es su momento)
<Dhunna> oh, yo si lo recuerdo perfectamente y que pensé que mal empezábamos a conocernos (ríe levemente tomando la botella que le devuelve dejándola a un lado) por supuesto, sorprendentemente aquí estamos ... (acaba apoyando la cabeza en el hombro de Io- echándola un poco hacia atrás entrecerrando incluso los ojos)
<Io-> si, eso es lo único que debe importarnos (recostándose para quedar tumbado, arrastrando a Dhunna para que quede también tumbada recostada parcialmente sobre él y cubriendo a ambos con la segunda manta) descansemos un poco y disfrutemos del espectáculo de las Flores Iridiscentes del techo
<Dhunna> (se acomoda cuando él se echa para atrás para no aplastarle demasiado) cierto, por un momento había olvidado donde estábamos ... (murmura mirando esas flores que les rodean acabando adormeciéndose de nuevo. Desde luego estaba resultando una noche intensa)

(Narrador) así quedan nuestros amigos, dormidos y entrelazados tanto físicamente como por sentimientos y recuerdos. Ahí pasan la noche en la más absoluta tranquilidad, bajo los reflejos luminosos procedentes del techo de la cueva y con el arrullar de la cascada en la entrada de la cueva. Y ahí despiertan al día siguiente.

Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Vie Jun 28, 2013 7:01 pm


<Io-> (despierta y abre los ojos lentamente, totalmente relajado y descansado, se encuentra frente al rostro de Dhunna que aún duerme, con un dedo aparta un mechón de pelo que cubre el rostro de la drow, tiene ganas de darle un beso pero no quiere despertarla, así que se queda ahí, tumbado y mirándola, disfrutando de la calma del lugar y de la visión del ser que le ganó y al que entregó su corazón
<Dhunna> (reniega un poco llevándose la mano a la cara , como rascándose de donde se ha retirado el mechón de pelo. Balbucea algo más frotándose ahora un ojo, arrugando la naricilla para luego entreabrir un ojo y toparse con la mirada de Io-. Cierra de nuevo los ojos pero se le escapa una sonrisa al saberse observada) ¿cuánto rato llevas despierto? (murmura)
<Io-> menos del que quisiera para disfrutarte y mas del que necesito para adorarte (le contesta sonriendo y besándole la punta de la nariz) ¿has dormido bien?
<Dhunna> ahá ... (mueve de lado a lado la nariz de forma graciosa cuando éste la besa. Luego abre de nuevo los ojos y le observa risueña, como si lo de anoche solo hubiese sido un mal sueño. Se incorpora lo justo para tener el rostro de Io- frente a ella y le besa, aunque no lo diga de forma explicita sus palabras la hacen estremecer)
<Io-> (se incorpora y piensa en vestirse, pero luego cae en la cuenta de que entonces volverá a mojar las ropas cuando crucen la cascada, así que en vez de vestirse recoge la ropa disponiéndose a guardarla en la cesta donde estaban los bocadillos, lo que hace que le de hambre al acordarse de la comida ... cariño, ¿queda algo de comer? voy a poner la ropa en la cesta para que no se moje cuando salgamos
<Dhunna> (se incorpora también desperezándose, sin importarle ir como Dios la trajo al mundo) sí, quedan los cuencos con frutas y algún bocadillo (le mira alzando ambas cejas un tanto sorprendida. ¿Quería decir que quería salir de la cueva desnudo? Desde luego no le apetecía que se le mojase de nuevo la ropa así que lo da por bueno y empieza a doblar las mantas mientras Io- se come lo que queda) toma (le da las mantas para que las ponga con lo demás y esperará a que termine para cargar parte de los enseres y sacarlos de la cueva)
<Io-> (saca el bocadillo que queda y las frutas, coloca al final de la cesta las mantas y encima la ropa de ambos. Reparte la fruta y parte el bocadillo en dos) ... come tu algo también, no tenemos prisa, al menos yo, ¿tú si?
<Dhunna> no, ninguna ... (aunque se ha acordado de la caja que dejaron en ese claro la noche antes y la verdad es que ahora que lo ha recordado la curiosidad la mueve. Aun así toma la mitad del bocadillo y su cuenco de frutas y se lo va comiendo con calma, pues no tiene mucha hambre)
<Io-> (da buena cuenta de su parte del bocadillo y de la frutas, luego busca alrededor) ... ¿has visto la botella de agua? ¡ah! está aquí (la destapa y da un trago, cuidando que quede suficiente para Dhunna, dejando la botella junto a la drow, recogiendo los enseres y mirando alrededor cuidando que no quede basura ni desperdicios en el suelo de la cueva) cuando quieras marchamos
<Dhunna> (por su parte ella también se termina esa especie de desayuno y termina también el agua metiendo la botella vacía en la cesta) bien, pues vamos (ella también mira que no se dejen nada en la cueva, dejándola tal como estaba cuando llegaron. Acaba tomando parte de los enseres y se encamina hacia la cascada) ¡¡así nos despertamos seguro!! (y de un salto cruza la cascada esperando que lo haga Io- y así poderse vestir, pues él lleva la cesta)
<Io-> (sale de la cueva tras Dhunna, aunque con menos ímpetu, no quiere resbalar con alguna piedra mojada) ... ten cuidado loocaa (una vez fuera saca las ropas y las mantas, deja las ropas sobre la cesta y entrega una manta a Dhunna para que se seque) toma, no cojas frío (seguidamente se aplica a secarse con la otra manta y a vestirse, calzón, pantalón y camisola)
<Dhunna> (se envuelve en la manta mientras escurre su melena como puede. Luego sin quitarse de encima la manta se viste también con ese pantalón y esa camiseta blancos) desde luego es un gusto que no se te mojen las ropas (dice risueña mientras dobla la manta ya empapada y la coloca en la cesta) ahora esperemos que el podenco y la carreta sigan en su sitio ... (vuelve a cargar con los enseres y cuando Io- está listo empieza a descender por ese sendero hacia la base de la cascada donde dejaron su transporte la noche antes)
<Io-> dudo mucho que alguien pueda estar interesado en una carreta que apesta a cochinos y un viejo podenco (contesta pensando que es una suerte que en la zona Verde de Bosque Feliciana no habiten criaturas como las de la zona Negra. Sigue a Dhunna por el sendero y comienza a afrontar los pensamientos sobre lo inevitable que se avecina)
<Dhunna> (ella no tiene idea de que va el asunto de la caja ni se percata de los pensamientos de Io- así que llega al final del sendero donde está carreta y caballo. Deja las cosas en la carreta y se dirige al podenco para darle unas caricias y mimos mientras espera a que el paje descargue también en la carreta) desde luego, tendrías que cuidar más a éste pobre animal ... (dice ofreciéndole algo de pasto para comer)
<Io-> ¿insinúas que no le cuido bien? (soltando los bártulos en el cajón de carga y sacando de una bolsa un par de zanahorias y un poco de pan duro "golosinas para caballos", las cuales ofrece directamente a la boca del viejo podenco) ¿a ver que le gusta más, tus hiervas o mis golosinas? (haciendo burla de broma a la drow) el pobre simplemente está tan mayor como yo (acaricia el cuello del podenco y vacía en un cubo la botella de agua que previamente había vuelto a llenar en la cascada, para que beba cuando termine de comer) dejémosle que termine y después ya reemprendemos el camino
<Dhunna> deja de decir eso ... (dice con cierta sequedad ante el comentario de la edad. Se aparta de él y del podenco encaminándose al estribo y subiéndose al asiento de la carreta donde esperará a que el animal termine de comer y beber. Se cruza de brazos y cruza las piernas y mira alrededor un poco irritada)
<Io-> (observa el enfado de Dhunna y se culpa por no ser más sensible a sus preocupaciones, espera en silencio a que el podenco termine de comer y beber, recoge los enseres y los deja en la parte de carga de la carreta, desata al caballo del árbol y se sube al asiento junto a Dhunna) ... no te enfades cariño, si sólo bromeo conmigo mismo (intentando quitarle hierro al asunto, agita las riendas encauzando al podenco hacia el Camino del oeste, de vuelta buscando el camino del Norte y la zona Negra del Bosque Feliciana, donde le espera el acto final que probara si Dhunna le reprueba o se horroriza de él)
<Dhunna> ya, pero es que no me gusta que te menosprecies de esa manera ... (dice aún enfurruñada cuando Io- se sienta a su lado. Quizá es un poco exagerada su reacción pero realmente la ha molestado esa actitud en ese momento, a saber por qué. Suspira cuando la carreta se pone en marcha de camino a la parte más oscura del bosque. Para que se le pase el mosqueo piensa en la caja misteriosa y acaba por sonreír levemente a Io- descruzado los brazos, demostrando así que ya se le había pasado)
<Io-> (siente alivio al ver que Dhunna parece recuperar poco a poco su estado de ánimo normal, pero empieza a meditar como preparar a Dhunna para lo que va a ver, y lo que eso implica, sin darse cuenta de que ensimismado en sus pensamientos pasa el tiempo sin hablar, quizás demasiado tiempo para que Dhunna no comience a sospechar
<Dhunna> (desde luego pareciera que se habían puesto de acuerdo a la hora de enfurruñarse o ensimismarse. La drow después de un rato largo acaba por mirar a Io- y le ve con semblante serio y pensativo. Ya empiezan a entrar en la parte más oscura de Bosque Feliciana y parece que Io- se ha ensombrecido a la par que el maldito bosque) ¿todo bien? (murmura poniendo una mano en el antebrazo del paje)
<Io-> si (saliendo de su ensimismamiento y mirando a Dhunna) cariño ... ¿has visto alguna vez lo que pasa en un terreno con malas hiervas, si sólo las siegas?
<Dhunna> ¿que vuelven a crecer? (le mira un poco suspicaz ante ese cambio de actitud del paje y de esa pregunta un tanto extraña, le parece a ella)
<Io-> eso es ... (guarda un rato más de silencio antes de volver a hablar) ... ¿y has visto lo que pasa cuando entra en una manada de cochinos uno infectado de pulgas y garrapatas?
<Dhunna> (no tiene idea de lo que está hablando Io- y le sigue mirando mientras éste mira al frente dirigiendo la carreta) ¿que se infectan todos ... ?
<Io-> eso es ... (vuelve a decir antes de caer en un nuevo momento de silencio finalmente roto con una nueva pregunta) ¿y has visto lo que hay que hacer cuando un perro es infectado con la rabia?
<Dhunna> (sabe perfectamente que hay que hacer con un perro con rabia pero las preguntas cada vez le dan más mala espina. Mira a Io- con seriedad aún sin entender, pero responde) se le sacrifica ...
<Io-> eso es (repite una vez más y ahora si mira a Dhunna a la cara) hay situaciones en las que un hombre ha de hacer lo que ha de hacer, tiene que cuidarse de malas hiervas, de infecciones y de peligros para proteger a su familia y sus seres queridos (entre charlas y silencios han llegado a donde dejaron la caja, baja de la carreta y de la cesta vuelve a sacar las dos mantas y coge una palanca de hierro del cajón de la carreta, vuelve junto a Dhunna y le tiende una de las mantas) ... puedes quedarte aquí arriba o bajar, pero prefiero que no te acerques hasta que haya pasado el peligro, tapate con la manta y cuando salgan los bichos volando cúbrete entera hasta que te avise) ¿de acuerdo?
<Dhunna> (baja de la carreta no asustada pero si un tanto nerviosa sin saber que se propone Io-. Toma la manta y se cubre con ella mirándole sin decir nada, le extraña verle tan solemne y serio ... pero termina por asentir y confiando en el paje se cubre la cabeza también con la manta) está bien ... terminemos con esto (y así se cubre por completo sin ver nada, sólo sus pies bajo la manta) cuando quieras ...
<Io-> (se cubre con la otra manta y se dirige hasta la caja, allí presta atención con el oído y no escucha nada, entonces golpea varias veces la caja y vuelve a prestar atención, ahora se escucha un zumbido. Satisfecho comienza a aflojar la tapa de la caja pero sin que se desclave del todo, separándola lo mínimo de forma que no pueda salir aun nada pero preparándola para poder arrancarla de un solo golpe final. Cuando está todo listo y dispuesto, arrea un golpe final con la barra a la tapa de la caja de forma que ésta cae a un lado y deja la caja al descubierto, en ese momento él se hace un ovillo y se cubre por completo, de la caja se alza una nube despavorida de insectos que revolotean alrededor de la caja, al poco todos ellos cual enjambre, incomodados por la luz, se dirigen al bosque, a la oscuridad de su hábitat natural
<Dhunna> (da unos pasitos hacia adelante casi sin querer, cubierta del todo por la manta intentando escuchar todo lo que hace Io- unos pasos delante de ella, con la caja. Escucha el golpe que le da a la caja y se agacha un tanto al escuchar el zumbido de los insectos que al parecer salen de la caja.) pero que ... ¿¿Io-?? (pero como no le avisa no se descubre y escucha como el enjambre se va alejando)
<Io-> (asoma la cabeza con precaución al oír como se aleja el enjambre, cuando se siente relativamente seguro de que ya no corren peligro, da aviso a Dhunna) ... cariño, creo que ya puedes descubrirte, pero no te quites la manta del todo por si acaso ha quedado alguno despistado (conforme va hablando va dando algunos golpes más a la caja para cerciorarse de que no quedan bichos, también introduce la barra dentro de la caja y alza un poco aquí y allá el contenido de la caja, por si ha quedado algún bicho atrapado debajo de la carga, no sale nada afortunadamente. Respira hondo y se prepara para afrontar el momento crucial en el que Dhunna vea el contenido de la caja)
<Dhunna> (descubre su cabeza y mira la caja y a Io- parpadeando. Como él dice no se quita de encima la manta mientras se acerca al paje y a la caja viendo como con la barra revuelve el contenido) ¿qué ha sido eso? (mira un momento alrededor pero ya no hay ni rastro de los insectos. Luego se acerca a la caja y como no puede ser de otra manera se asoma para ver el interior sin ninguna idea preconcebida de lo que debe haber dentro)
<Io-> (observa como Dhunna se acerca con precaución y curiosidad a la caja) ... los bichos eran abejas negras del bosque, muy venenosas y eminentemente nocturnas ... (se queda callado y mira qué cara pone Dhunna cuando al asomarse a la caja vea una masa de carne hinchada y deforme, los restos de lo que fuera un ser humano, atado de pies y manos, amordazada la boca y vendados los ojos)
<Dhunna> (su reacción no se hace esperar y lo atribuye a lo poco que ha comido, o a la intensidad de lo vivido en la cueva, pero solo con ser golpeada por el hedor que sale de la caja sin casi ni mirar ese cuerpo en putrefacción se da la vuelta y vomita de forma violenta de rodillas en el suelo. Con la mano en el pecho alza los ojos vidriosos hacia Io-) ¿¿qué es?? ¿¿quién es?? (siente un profundo asco, pero aún no entiende por qué le enseña eso)
<Io-> (corre hacia Dhunna preocupado al verla vomitar) ... ¿estás bien? espera que te traigo un poco de agua (sale corriendo hacia la carreta, se lía con la manta y cae de bruces) ¿serás imbécil? (se dice a sí mismo, echando la manta a un lado y levantándose para volver a correr hacia la carreta, allí recoge la botella con lo que queda de agua y vuelve corriendo hasta Dhunna) toma cielo, bebe un poco que te quite el mal sabor de boca
<Dhunna> (bebe aun de rodillas sin dejar de mirar a Io-, ni siquiera se inmuta cuando lo ve caer tropezando. Tiene lo ojos ambarinos muy abiertos mirando al paje) ¿me lo vas a contar? ¿¿quién es ese?? (señala la caja pero no mira hacia allí, pues aún le llega el olor y le revuelve las tripas.)
<Io-> si cielo, pero alejémonos de éste hedor (cogiendo a Dhunna del brazo y ayudándola a caminar de regreso a la carreta) Tu quisiste protegerme y segaste la hierva, pero no arrancaste las raíces. Esa escoria es, era, el instigador del L.K.P.R. y yo sabia que volvería a reclutar adeptos, la mala hierva volvería a crecer, las garrapatas se propagarían y la rabia no tenia cura. Asi que hice lo que tenia que hacer, cuidar de que mi familia no corriese peligro, ni ahora ni en el futuro.(una vez que termina de contarle todo agacha la cabeza temeroso de cuál será la reacción de Dhunna ante sus actos, no solo por lo que hizo sino cómo lo hizo)
<Dhunna> (se recuesta en la carreta cuando Io- la ayuda a llegar ahí quitándose de encima la manta pues ahora está entre sudada y le da calor. Se pasa la mano por la boca asimilando lo que Io- le está contando. Vuelve los ojos un instante hacia la caja y luego de nuevo a Io-. Le mira horrorizada, pero no por lo que ha hecho sino por como lo ha hecho. Nunca hubiera creído capaz a Io- de semejante violencia y ensañamiento. Le mira de arriba a abajo, pasándose luego las manos por el pelo tomando aire dándole la espalda un momento. Tenia que asimilarlo, entendía lo que había hecho pero le revuelve la conciencia pensar que no lo habría hecho de no ser por ella. Se vuelve hacia el paje e intenta suavizar la mirada) has hecho bien ... yo no lo había pensado siquiera ... (¿será posible que sienta su orgullo algo herido?)
<Io-> no lo creo, nunca debería estar bien tener que hacer cosas así, no me enorgullece, salvo en un aspecto, haré lo que sea por protegerte mientras pueda y me dejes hacerlo (le dice cogiéndole las manos y con los ojos humedecidos, aún temeroso de que ella sienta una total repulsión hacia él por sus actos) me queda una ultima cosa por hacer, espérame aquí, no tardo mucho
<Dhunna> (suspira calmando su estomago revuelto y su malestar por haber obligado de algún modo a Io- a hacer algo que a él le repugna. Aprieta las manos de Io- un momento antes de que éste se aleje para terminar lo que sea que quiera hacer. Le mira desde la carreta apretando un poco los puños. Las dudas de la noche anterior vuelven a ella pero intenta mantenerlas a raya, no quiere hacer sentir peor a Io-)
<Io-> (vuelve a la parte de atrás de la carreta y saca de una bolsa de cuero lo que parecen enseres personales; adornos, colgante de oro, anillo con piedra preciosa. Vuelve junto a la caja y con ayuda de la barra de hierro la vuelca y saca el cuerpo fuera y aguantando el asco que siente por el olor y el contacto de ese cuerpo hinchado y maloliente lo arrastra hasta colocarlo al pie de un árbol, a la vista desde el Camino del Norte, deja finalmente junto al cadáver las joyas de éste, se vuelve hasta la carreta y se limpia en la manta, coloca todo en la parte de atrás y vuelve junto a Dhunna) ... ¿nos vamos ya cariño?, aquí ya no hay nada más que hacer
<Dhunna> (aparta la mirada de Io- mientras trajina el cuerpo descompuesto del tipo pues siente de nuevo otro vuelco en el estomago. Se lleva la mano a la frente y toma aire profundamente. ¡¡¡Como si fuese la primera vez que veía un cadáver descompuesto!!! Se sobresalta cuando Io- se coloca a su lado después de haber recogido todo) sí, vamos lejos de aquí (pero antes de que se aleje de ella le toma la muñeca para retenerle y darle un beso en la mejilla ... porque acaba de vomitar, claro ... demostrándole que todo va bien y está bien, que no ha cambiado su opinión de él) vamos ... (le suelta y se sube a la carreta aún un tanto mareada pero bien) vamos a casa ... (musita sentada con las manos en el regazo. Se siente agotada, demasiadas emociones y sentimientos juntos y de golpe para lo que es su costumbre, además del sentimiento de culpa por ... ¡¡todo!! ¿Es que tiene que cargar con todo y hacerlo un lastre? Se queda en silencio con la cabeza algo gacha mientras su estomago va asentándose)
<Io-> (agita las riendas para que el podenco inicie su habitual caminar parsimonioso, aparte de no tener prisas no quiere que la agitación impida que Dhunna se calme y se libre de su malestar, permanece un tiempo callado, pero la preocupación aún ronda su cabeza y acaba por aflorar) ... cariño, ¿hay algo que te preocupe?
<Dhunna> si no me conocieras no habrías hecho algo así, y de haberlo hecho no habrías sido tan cruel ... (dice mirándose las manos con voz queda y convencida de lo que dice. Aprieta los puños pues todo daba cada vez más señales de que ella no era conveniente para el paje, y eso la asusta) con tu Higuera, con tus trufas, nenúfares y juncos ... (quiere llegar a casa ya, pues estaba soltando cosas que quizás en otro momento no lo haría)
<Io-> no cielo, no te culpes, si no te conociera no seria todo lo feliz que soy. (contesta mirando alternativamente al camino y a Dhunna a la cara) si he hecho algo así, es porque he sido capaz de hacerlo, te conociese o no. Igual que yo no se muchas cosas de ti, de tu pasado, de cuando marchas lejos (lo dice sin darse cuenta de que esto puede herir a Dhunna) tu no sabes de mi vida antes de conocernos. Tu eres guerrera es estoy seguro de que habrás visto o incluso tenido que hacer cosas peores, y sabes que cuando hay que acabar con un enemigo, hay que hacerlo de forma definitiva, que no pueda revolverse contra ti. Eso hice yo, por eso dejé el cadáver donde se viera, antes o después lo descubrirán y correrá la noticia. Todos los que le conocieron y pudieran compartir sus ideas recibirán la señal.
<Dhunna> no se de tu vida antes de conocerte ni tu de la mía, y por ahora así seguirá, siempre hay cosas que es mejor no saber (dice con voz un tanto dura de repente) es imposible que seas feliz conmigo ... que tengas una vida tranquila
<Io-> ¿mi vida tranquila? ... ja ... (suelta una sonrisa irónica) ... no querrás decir mi vida aburrida, insulsa, solitaria .... ¿ya no recuerdas cómo era cuando me conociste? ... siempre arisco, agriado .... (calla un momento para intentar calmarse, pero está lanzado y vuelve a hablar) ¿llamas un imposible a lo que hemos vivido ésta noche? ¿o pretendes hacerme creer que no has sido feliz? porque te aseguro que yo he sido muy feliz, más feliz que nunca (se da cuenta de que está a un trís de gritar y se calla para reprimirse) coge la mano de Dhunna y se la besa, yo soy feliz y quiero hacerte feliz a ti también, se que llegará el día que tengas que volver a dejarme aquí, pero por Tutatis ( con los ojos húmedos a punto de llorar y la voz a pique de quebrársele) que no sea porque creas que no puedo ser feliz junto a ti, que no pienses que no te merezco o no quiero estar contigo, si de verdad me quieres, prométeme que no me dejarás por eso, prométeme que cuando partas, será por aquello que sea que te obliga a alejarte de mi y del Reino, ¡prométemelo! (ya en tono de suplica total)
<Dhunna> (acaba por volver el rostro hacia Io- cuando éste le besa la mano y parpadea un tanto. Nunca se hubiera imaginado lo mucho que podría doler ver la desdicha y la tristeza en la persona que más le importaba. Aprieta su mano y siente que casi se le rompe el corazón ante su suplica) claro que he sido feliz, ésta noche y desde la noche que estuvimos en el pozo ... es sólo que no quiero hacerte desgraciado (y sabe que en parte ambos lo serán el día que tenga que alejarse de nuevo del Reino y de Io-) pero te lo prometo, creo que estamos locos pero te prometo que sólo te dejaré cuando tenga que hacerlo y que sólo me separaré de ti si algún día decides que no puedes aguantar mantenerme a tu lado ...
<Io-> eso me vale (secándose los ojos con el dorso de la mano) yo te prometo lo mismo, no dejarte mientras tu quieras que esté junto a ti (mantiene la vista perdida al frente, sin mirar nada en especial) y el día que tengamos que separarnos cuando tengas que partir, ya afrontaremos ese día cuando llegue (volviendo a besarle la mano antes de liberarla de su presión, de su prisión)
<Dhunna> (siente un nudo muy pesado en el pecho pensando en el momento en que tengan que despedirse. Nunca ha sufrido por marcharse y ahora ... y aunque él quiere soltarle la mano ella se la coge con algo más de fuerza para que no la suelte y le mira) nos preocuparemos cuando llegue el momento ... por ahora quiero que lo olvidemos (si algo así es posible, e intenta sosegarse)
<Io-> (mira a Dhunna y sonríe) ... nunca me han pedido un deseo más fácil de realizar (bromeando tras la crisis emocional aparentemente superada) se me da estupendamente olvidarme de cosas
<Dhunna> (sonríe a Io- no de forma muy abierta pero si sincera. Duda que sea todo tan fácil, pero por ahora pueden cerrar los ojos al futuro y vivir el día a día como se vaya presentando. Entre unas cosas y otras han entrado ya en la ciudadela encaminando la carreta a la plaza donde está el piso) Al fin en casa, ha sido un fin de semana movidito ... (al fin suelta su mano y se bajará de la carreta cuando la detenga Io-)


Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Sáb Jun 29, 2013 8:14 pm


<Dhunna> (ésta vez había sido ella la que había decidido salir a dar un paseo. Habían pasado varios días desde lo de la caja y el tipo descompuesto y pese haber prometido no dejarle, cosa que no haría, no podía dejar de recriminarse cierta cosas. También llevaba unos días sin sentirse bien, no era preocupante en absoluto pero le preocupaban algunas de sus propias reacciones a cosas banales y tontas. Poco a poco va volviendo a casa, desde que volvieron necesita pasar algún momento sola, un paseo o quedarse en casa cuando él salía ... pero no era distante, sólo necesitaba un poco de espacio para no alterarse con cosas nimias)
<Io-> (está en el almacén de la tienda, descargando el último cargamento de los hilos de Adenae. Io- sintiendo algo de pena con CorrompidoPorLaK prorrogó su acuerdo con él, así el Golem de Mierda tendrá materia base suficiente para reponer sus partes desgastadas e Io- se descarga un poco de esa tarea, no es que le pese seguir atendiendo la porqueriza, pero así no traslada el tufo a cochino al hogar, donde está seguro que Dhunna lo sufría en silencio)
<Dhunna> (al llegar a la plaza comprueba que la puerta del almacén está abierta y supone que Io- sigue trabajando en el último pedido de mercancías que ha llegado para la tienda. Con las manos a la espalda se asoma por la puerta y en efecto ve al paje cargando bultos de acá para allá) hola chico guapo (dice entrando al fin y se acerca a él sonriendo) ¿como lo llevas? ¿te ayudo?
<Io-> ¿ein? ¿quién hay ahí? (alzando la voz hacia el fondo del almacén) a ver, el guapo que esté ahí, que salga ahora mismo o llamo a la Guardia Nocturna (bromea parodiando preocupación ante las palabras de Dhunna, mientras se seca el sudor del rostro antes de acercarse a Dhunna y darle un beso en la punta de la nariz) ten cuidado cielo, si hay un guapo pueden haber más acechando (lleva a Dhunna hacia un lado y se coloca delante como cubriéndola, teatralmente, pero mirándola sonriente)
<Dhunna> (pone los ojos en blanco ante las palabras de Io- pero no pierde la sonrisa. Arruga un poco la nariz ante su besito pero ella, antes de que se separe se lo devuelve en los labios para acabar riendo divertida ante sus gestos teatreros) anda, anda ... (le da un pellizco en el trasero antes de ver lo que le queda de trabajo) ¿te falta mucho? porque si acaso voy a casa, te preparo un baño y hago la cena (dice volviéndose de nuevo hacia él risueña y de buen humor. Él conseguía que su humor cambiase con solo mirarla) ¿te parece?
<Io-> si (correspondiendo al beso de Dhunna) me parece ... (dándole uno más cortito) ... buena idea, pero antes ... (y otro beso más) ... esto me renovará las fuerzas ( y otro más) ... no se si voy ( y otro más ) ... poder parar, es como (y otro más ) ... me hubiesen embrujado ( y otro más, y finalmente tras uno más largo, calido y tierno, se separa de Dhunna) me queda poco, en cuanto que termine subo
<Dhunna> (desde luego está más que encantada, hoy el paje tenia un buen día y ahora si que ya, por ahora, es incapaz de perder la sonrisa) de acuerdo, pues te espero arriba (sube y baja las cejas sugerente, mordiéndose el labio para luego echarse a reír) no tardes demasiado (le guiña el ojo y se aleja hacia la puerta para salir y subir al piso y preparar todo lo que le había dicho a Io-)
<Io-> (permanece un momento sonriendo embobado viendo la esbelta figura de Dhunna marchar, para cuando ella ha llegado a la puerta él se ha vuelto hacia la faena que le queda pendiente y alzando la voz para que Dhunna pueda oírle) ... bien, si ningún guapo ha salido, tiempo ha tenido (se aplica con renovadas energías en colocar las cajas de las mercancías, soñando despierto mientras trabaja con la insinuante promesa de Dhunna respecto de ese baño, acordándose de que aún debe quedar algo de la pieza de jabón perfumado que compro días atrás)
<Dhunna> (llega a casa riendo casi pues ha oído perfectamente a Io- y se entrega a la tarea de calentar agua para el baño, sin olvidar el jabón, claro. Lo coloca todo en el baño y luego a la cocina a empezar a hacer la cena. Esto era ser ama de casa y pensarlo le hace reír a ella sola en medio de la cocina, y sorprendentemente para ella estar en esa situación le sienta divinamente)
<Io-> (después de algo menos de una hora termina su tarea en el almacén, cierra el acceso a la tienda y cierra el almacén, durante todo el tiempo su mente ha estado libre de problemas, libre de preocupaciones, libre de recuerdos penosos, libre de preocupaciones sobre el futuro, su mente sólo piensa en el hoy, en lo feliz que es junto a Dhunna ... y en un baño jabonoso ¿acompañado quizás?)
<Dhunna> (ya casi lo tiene todo listo en la cocina así que en cuanto escucha a Io- subir va al baño y llena la bañera con agua caliente dejando dentro lo que quedaba de ese jabón aromático. Sonriendo vuelve a la cocina y apaga el fuego. Vuelve a la puerta y la deja entreabierta para que Io- entre sin problemas y se va al dormitorio para quitarse la ropa que lleva. Ella también se merece un baño, ¿no?)
<Io-> (llega a la puerta de casa y entra) ... ya estoy en caasaaaa (dice de forma que Dhunna pueda escucharle, la escucha en el dormitorio y se dirige hacia allí, al llegar la encuentra ya desnuda y permanece un momento deleitándose con la visión, está claro que ella piensa acompañarle en el baño y su cuerpo reacciona con alergia ante la confirmación de sus esperanzas, se desnuda dejando la ropa sucia en el suelo y se acerca hasta Dhunna cogiendola en brazos, y de tal guisa la lleva a la bañera) ... la cena pueda esperar (le dice antes de darle un beso e introducirse en la bañera con ella)
<Dhunna> (desde luego que podía esperar, de echo ya había pensado en ello y había dejado la cena en el horno para mantenerla caliente. Y así, risueña y sorprendida de la reacción descarada de Io- se encamina con él al baño metiéndose en la bañera. Empezaba a ser casi una costumbre compartir el baño, y le encanta ... y como lo echará de menos ...)


Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Lun Jul 01, 2013 7:25 pm


<Dhunna> (después de la cena y de una baño rápido acaba acomodada en la cama, no para dormir, sino sentada, con la espalda contra el cabecero. En la mano derecha un libro cualquiera, casi que lee sólo para no perder el hábito, y en la otra mano una copa de vino. En la mesilla de noche luce una vela que la alumbra lo justo pero lo suficiente como para poder leer. Supone que Io- debe estar dándose también un baño rápido, pues le escucha trastear por la casa después que hoy también haya estado trabajando en el almacén)
<Io-> (anda trasteando en el aseo, dándose un agua rápida tras la jornada de trabajo, se le escucha trastear abriendo y cerrando cajones, ir a la cocina y volver al aseo) ... ¡¡aish!! ¡¡maldita sea!! (se le escucha refunfuñar)
<Dhunna> (alza la mirada del libro hacia la puerta del dormitorio) ¿Io-? ¿todo bien? (dispuesta a levantarse si es necesario, claro. Mucho trajín escucha, a saber que anda haciendo el paje dando tantos paseos)
<Io-> ¡No! ... (casi gritando) ... Si ... (en tono más calmado) ... No pasa nada, salvo que soy un idiota ... (en voz baja más para sí mismo que contestando a Dhunna) desisto por hoy (se le escucha nuevamente salir del baño, volver a la cocina y finalmente ir al dormitorio, donde entra con semblante de estar cansado, se dirige hacia su lado del lecho y comienza a desvestirse)
<Dhunna> (deja el libro abierto sobre sus muslos, tapados con una colcha fina mientras mira a Io- entrar en el dormitorio. Da un último trago a su copa de vino y sonríe levemente al paje palmeando a su lado el colchón) anda, ven, ¿qué estabas haciendo? (dice con cierta curiosidad)
<Io-> son estos pelos (señalándose la barba) pensé que ya va siendo hora de afeitarme, pero no encontré la cuchilla de afeitar (explicándole a Dhunna un tanto agitado) así que pensé que podía usar algún cuchillo de la cocina (bajando la voz de pura vergüenza al escucharse a sí mismo y darse cuenta de la idiotez de sus actos) y cogí el del pescado, pero no he conseguido nada, bueno, algo si, un pequeño corte, menos mal que empecé por la patilla (mira a Dhunna con cara de niño que sabe que ha hecho algo malo y teme una reprimenda) ... soy un idiota, ¿verdad?
<Dhunna> (con la explicación de Io- alza las cejas y se muerde los mofletes por dentro para no reír, pero al final con esa carita avergonzada no puede menos que estallar en carcajadas, pasando un brazo por los hombros del paje y atrayéndole hacia ella hasta besarle la frente sin dejar de reír del todo) ay Io-, la próxima vez, ve a ese tipo de la plaza que te afeita por una moneda (aunque tiene entendido que también saca muelas, pero bueno, menos da una piedra. Acaba soltándole para que se enderece, ahora ambos a la luz de esa vela que hay en su mesilla) lo único que tienes que tener es un poquito más de sentido común (ella no se acercaría a la cara en la vida, un cuchillo jamonero)
<Io-> a ver ... ¿me vas a decir que no tiene lógica mi idea? (todo serio una vez superada la vergüenza de sus actos) ¿de qué está hecha la cuchilla de afeitar? de acero, ¿verdad? ¿y de qué está hecho el cuchillo? ¡oh! ¡pero si resulta que también está hecho de acero! (explica con mucha gesticulación) vale, que uno está más afilado que el otro, pero, aprietas un poquito más fuerte y ya está ¿no? debería ser así, ¡pero no! ¡no es así! (concluye su argumentación abatido, mira a Dhunna y le da un beso en la frente) ... menos mal que te tengo a ti para proporcionarme sentido común (sonríe)
<Dhunna> (suspira divertida mirando a Io- negando con la cabeza) claro que tiene cierta lógica pero una mesa y una silla están hechas de madera pero no sirven para lo mismo ¿no? (sonríe ante el besico para luego escurrirse un poco y acabar tumbada atravesada en la cama con la cabeza sobre las piernas del paje y con las suyas recogidas. Le mira desde abajo, claro y una idea empieza a dar vueltas en su cabeza, pero no sabe si está bien preguntarle. Le preocupa volver a abrir alguna herida así que acaba apartando la mirada mordiéndose un poco el labio)
<Io-> pues mal ejemplo me pones (replica rápidamente) porque tanto la silla como la mesa si son de madera, sirven estupendamente para hacer una fogata (y rompe a reír creyéndose sumamente ingenioso. Se inclina y vuelve a besar a Dhunna en la frente, gracias a la charla con ella se le ha pasado el enfado)
<Dhunna> (alza de nuevo los ojos hacia él y le sonríe ante su ocurrencia, pero de nuevo pierde la sonrisa y si tuviera la costumbre se mordería una uña un tanto inquieta. Acaba soltando el aire por la nariz y decidida) oye Io- ... (piensa como plantearle la pregunta, esperando que no se lo tome a mal o le duela pensar en ello) ¿que pasó después de que me fuese el año pasado? (sus ojos miran fijamente al paje. Ella sabe hasta donde vio, no más)
<Io-> (pierde la sonrisa y mira a Dhunna, serio, pero no enfadado, solo como quien recuerda algo triste y doloroso, extiende la mano para coger la de Dhunna, permanece un momento en silencio y suspira antes de contestar) ... te odié y te amé por igual, te odié por salvarme la vida y te amé por no dejarme marchar y morir, te amé por no quedarte viéndome en tan lamentable estado y te odié por abandonarnos a mi y al Reino sin siquiera despedirte. Vuelve a permanecer en silencio, pero se le nota que no ha terminado de hablar) ... al principio no recordaba nada, ni tan siquiera sabia quienes me trajeron del Bosque Feliciana ni cómo sobreviví allí, luego poco a poco fui recuperando la memoria, y también me fueron contando todo. Se que os debo la vida a todas, a Danna en el Bosque y a Shanae, Dayanna y tú en el Reino en especial a ti y a tus cuidados siguiendo las indicaciones de los curanderos (sonríe a Dhunna pero es una sonrisa sin alegría y con la mirada perdida) nunca os lo podré agradecer suficientemente. Aunque durante un tiempo te odié, ese tiempo pasó y ahora agradezco como no puedo expresar que lo hicieras
<Dhunna> (aprieta esa mano que le toma Io- mientras éste habla y siente un nudo en el estomago cuando le dice cuanto la ha odiado por marcharse, aunque siempre amándola. Besa la mano que sostiene la suya mirándole con intensidad) lo siento tanto ... (ahora sabe perfectamente por qué no quería marcharse hacía un año) gracias por seguir aquí cuando volví (dice sonriéndole con suavidad, ahora más tranquila llenando ese vacío. Acaba incorporándose y esta vez se arrodilla junto a Io- y en un gesto muy tierno, que quizá sorprende en alguien como ella, rodea el cuello del paje con los brazos abrazándole, cerrando los ojos)
<Io-> ya paso cielo, ya paso (hablando lo más tiernamente que es capaz, y hablándole tanto a ella como a sí mismo) lo que cuenta es que ahora estamos aquí y somos felices (acariciándole la cabeza) descansemos, ha sido un día largo (le besa una vez mas y se recuesta sin dejar de abrazar a Dhunna disponiéndose a dormir)
<Dhunna> (y así hace, mucho más serena y habiéndose quitado un peso de encima que ni siquiera sabia que tuviera, se acaba acostando junto al paje. Ella misma arropa a Io- y a si misma, dejando la cabeza apoyada contra su torso) que descanses Io-, buenas noches (alza un segundo la cabeza para besarle el cuello y volver a colocarse cómodamente para descansar)


Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Mar Jul 02, 2013 5:50 pm


<Dhunna> (en una de esas salidas suyas a solas, se había llevado ropa de recambio y se había ido a dar un baño al lago, para refrescarse. No podía evitar que a cada día que pasaba contaba con un día menos a la hora de irse y en ello pensaba siempre que se sabía sola, no quería que el paje pensara también en ello. Ahora envuelta en una toalla que se había llevado con ella, está sentada junto al agua rodeando sus rodillas con los brazos y las piernas pegadas al pecho. Había otra cosa que la turbaba un tanto, pero intentaba no tenerlo demasiado en cuenta)
<Io-> (está bastante acostumbrado a las salidas en solitario de Dhunna, entiende que la drow necesita meditar tranquilamente sus problemas y él no quiere agobiarla, además así aprovecha para realizar aquellas tareas que a la drow le resultan más penosas, dado su fino olfato, así que se encuentra en las porquerizas donde estuvo trabajando con la ayuda de CorrompidoPorLaK)
<Dhunna> (esos ratos a solas eran como el momento de quitarse la máscara y dejar ver como se sentía. Era todo un tanto penoso pero así podía seguir adelante sin pensar demasiado en las consecuencias de sus actos. Llevando ya un rato decide volver, se viste y aunque el pelo aún lo tiene mojado se encamina a la ciudadela. Imagina que Io- debe de estar trabajando, siempre lo hace cuando ella sale sola, y supone que el paje también tendrá cosas en que pensar)
<Io-> (una vez terminada la tarea se dedica a remolonear por las porquerizas, aún no ha pasado tiempo suficiente como para ir a revisar los juncos y los nenúfares, y a Adenae aún le quedan trufas de la última remesa que le trajo para vender. Aún no le apetece volver a casa, está sentado en el suelo junto a las puertas de la porquerizas, entretenido con una pequeña vara)
<Dhunna> (llega a la plaza donde está la tienda pero ve que el almacén está cerrado y la intuición le dice que aún no está en casa, así que con la toalla colgada del cuello y la ropa que se ha cambiado en un brazo se va al único sitio en el que cree que puede estar. Camina por el callejón lateral hasta la vía principal y tuerce a la derecha, a las porquerizas como no. Ya desde allí le viene el "aroma" a cochino) no se como lo aguanta ... (murmura para sí, pero sonríe al ver a Io- sentado en la puerta. Y aunque aún no ha llegado si él la mira, alzará la mano a modo de saludo a distancia)
<Io-> (está ensimismado en sus pensamientos y no ve venir a Dhunna, sentado en el suelo con una vara, entretenido en molestar a un par de escarabajos peloteros, bueno, para ser más exactos, a una escarabaja y un escarabajo. Su semblante es mas bien serio, como quien está preocupado por algo que no tiene aun bien definido qué es)
<Dhunna> (camina hacia él sin alzar la mano, claro está, pues ni siquiera la mira. Acaba deteniéndose de pie a su lado y ve a esos dos escarabajos a los que está "torturando") que te habrán hecho los pobres bichos ... (dice sonriendo de lado, por un lado evita poner cara de asco ante el olor a las porquerizas, de todos modos, en breve, dejará de olerlo, y por otro ella solo ve dos escarabajos y le importa poco el sexo de los bichos)
<Io-> ¿ein? (mira hacia arriba sorprendido) ¡ey! ¿ya has vuelto, cielo? Si, es evidente que has vuelto ... tontoooo que soy (tirando la vara a un lado, levantándose y sonriendo a la par que se da unos golpes simbólicos en la cabeza) se me ha ido el santo al cielo, perdóname, has tenido que venir hasta aquí con lo que sufres con éste olor (aún así se arrima y le da un beso en la sien) ... hummm, que bien hueles, a fresquito y no yo, hecho un cochino, nunca mejor dicho ... (riéndose él mismo de su chiste fácil)
<Dhunna> (le sigue con la mirada mientras se levanta risueña por toda la palabrería que dice el paje en solo un instante, cosa que acaba haciéndola reír negando con la cabeza) no te preocupes, yo he vuelto antes de ... (recibe el beso en la sien y se lo devuelve en los labios) antes de hora (se echa el pelo mojado sobre uno de los hombros mirándole) ¿has terminado aquí? quizás deberías ir tú ahora al lago a darte un baño (arrugando la naricilla de forma graciosa)
<Io-> seguro que si, había pensado coger agua del pozo y asearme en casa, pero entonces metería el olor en casa ¿verdad? si, otra pregunta tonta mía, si, iré corriendo al lago y me quitare ésta peste de encima
<Dhunna> anda anda, tira para casa, bobo (le dice negando con la cabeza) mañana vamos los dos al lago, por hoy te bañas en casa (si se cree que le va a dejar ir solo al lago iba listo, en ambos sentidos, solo y solo sin ella, en fin, ella se entiende así que sin importarle el olor le toma de la mano para empezar a ir para casa) por cierto, ¿qué les hacías a los escarabajos?
<Io-> nada en especial ... los separaba ... les colocaba cosas entremedias ... en realidad no prestaba demasiada atención a lo que hacia (pese a que sus respuestas parecen vagas, en realidad es lo que hacía, divagar en sus pensamientos sin prestar atención a lo que hacían sus manos) Así que para casa, bueno, tú mandas (sonriendo y entrelazando su brazo con el de ella y poniéndose en marcha hacia el hogar que comparten)
<Dhunna> ahm ... (mira un momento hacia atrás, donde estaban los escarabajos y luego de nuevo a Io-. Como pensaba, él también aprovechaba su trabajo para pensar en sus cosas y no iba a ser ella la que invadiera esa parcela que cree que es bueno para ambos tener, su rinconcito privado dentro de cada uno) ya hay agua arriba, solo faltará calentarla para tu baño (por la mañana había rellenado sus reservas de agua)
<Io-> me daré un baño frio, hoy hace calor y me apetece refrescarme (poco a poco cae de nuevo en el silencio, al darse cuenta mira a Dhunna y le sonríe) y tú, ¿que tal ha ido el día? (esforzándose en escapar de esos pensamientos taciturnos que le tenían ensimismado)
<Dhunna> (no es tonta y nota como a Io- le cuesta mantener la conversación y la sonrisa y eso la preocupa un poco más) claro, como prefieras ... (llegan a la plaza donde se ubica la tienda y se encamina del brazo del paje hacia la puerta) bueno, tranquilo, mercado, reponer agua y baño, todo muy doméstico (sonríe levemente abriendo la puerta y empezando a subir la escalera sabiendo a Io- detrás de ella)
<Io-> (en efecto sigue a Dhunna, y por muy taciturnos que sean los pensamientos, la visión de ese trasero contonearse escaleras arriba, hace que su mente se centre en ella exclusivamente, coloca las dos manos sobre Dhunna, un poco más abajo de donde la espalda pierde su nombre) ... parece que éste lindo trasero, no ha parado
<Dhunna> (da un respingo pues tal como pensaba que estaban los ánimos no lo esperaba y vuelve la cabeza ya en la puerta de la casa, unos escalones más arriba que Io-) nunca se queda parado demasiado tiempo ... (le guiña el ojo mientras saca la llave y abre la puerta. Mueve un momento las caderas de lado a lado, provocando ahora de forma consciente, antes de entrar al fin en casa sonriendo)
<Io-> (responde a la provocación de Dhunna mordiéndose teatralmente los labios a la par que pone los ojos en blanco) ... ainssss, no me provoques, que no respondo ... (dándole un toque con el dedo índice en la punta de la nariz) voy a quitarme éste olor antes que nada, luego ... ya veremos (pasando rápidamente al baño, abriendo la ventana para que no se concentre el olor de las porquerizas y preparando los enseres para darse un baño frío)
<Dhunna> (le saca la lengua divertida arrugando la nariz) sí, ya veremos ... (dice alzando las cejas un par de veces antes de que Io- se pierda en el baño. Ella se dedica a abrir las ventanas de la casa y el balcón, pues aunque no hace aspavientos no soporta el olor de las porquerizas, y así ventila el piso. Luego va al dormitorio y deja ahí la ropa que se ha cambiado después del baño en el lago y con un cepillo se peina el pelo ya casi seco)
<Io-> (vierte agua en la cuba que hace de bañera, se desviste, coge un resto de jabón, no de ese aromatizado con el que gusta bañar a la drow, sino jabón verde de ese que se usa para limpiar la ropa sucia, se frota el cuerpo con vigor, durante todo éste tiempo ha estado tarareando, poco a poco y sin darse cuenta va alzando el volumen hasta el punto de hacerse oír más allá del cuarto de aseo) trolo-lol-lo ... lo-lol-lo ... lo-lol-lo .... trolo-lol-lo ... lo-lol-lo ... lo-lol-lo
<Dhunna> (por un momento le da la sensación que Io- se está quejando, que algo le duele aunque no ha oído golpe alguno, y corre descalza hasta la puerta del baño abriendo de golpe con le cepillo aún en la mano) ¿¿estás bien?? (parpadea al verle tan tranquilo disfrutando de su baño) oh ... vaya ... ¿y esos ruidos lastimeros? (mira alrededor sin caer en que estaba cantando)
<Io-> (se da cuenta de pronto de que se le ha ido la pinza y trata de escurrir el bulto como buena mente puede, totalmente avergonzado) ... creo que los críos del barrio le están gastando una mala pasada a algún perro callejero, y se ha colado el ruido por la ventana ... (señalando la ventana abierta para dar mayor peso a su argumentación) ... pobre perro
<Dhunna> (alzando una ceja se encamina a la ventana del baño, sin importarle interrumpir el baño del paje) pues no hay ningún niño ... ni perro ... (pero no une lo que para ella han sido berridos con el canto de Io- así que se vuelve hacia él) bueno, tu estás bien ¿no? (y se encamina para salir del baño volviéndose a cepillar el pelo, quizás si ha sido sonido de la calle que se ha colado por la ventana)
<Io-> si si, perfectamente (dándose cuanta por la reacción de Dhunna de que una vez más le ha causado una preocupación innecesaria, está seguro de que la reacción de Dhunna tiene mucho que ver con el incidente de la L.K.P.R. y su miedo a que vuelva a ocurrir algo parecido, o peor aún) ya estoy casi listo (enjuagándose los restos de jabón y saliendo de la bañera ) ¿me pasas la toalla cielo?
<Dhunna> claro (y coge la toalla pero se queda junto a la puerta, sonriendo con cierta picardía y cepillándose el pelo con la otra mano. Extiende el brazo que sujeta la toalla pero no se la acerca) toma ... (dice de forma despreocupada, pero está claro que sí él no se acerca a ella como Dios le trajo al mundo no tendrá toalla. Mientras la drow no deja de mirarle de arriba a abajo, con descaro)
<Io-> (acepta el envite y se acerca hasta Dhunna, extiende la mano y coge la toalla con la que se envuelve, seguidamente coge a Dhunna por la muñeca y la atrae hacia así en un giro envolvente con el que acaba abrazándola por la espalda, apartando con un mano el pelo del cuello de Dhunna para darle un beso a la par que con la otra mano toma el peine que tenia la drow) ¿me dejas? (da un paso atrás para tener espacio de maniobra y comienza a peinar con parsimonia y delicadeza a su amada, tras un momento de silencio le habla suavemente) ... no pasa nada, cielo, no pasará de nuevo, ya nos encargamos de eso ... no pasa nada ... (esperando transmitir calma y seguridad a Dhunna)
<Dhunna> (sus ambarinos ojos siguen todos los movimientos del paje hasta que llega a la toalla y se envuelve en ella. Claro que lo siguiente no se lo espera, rápidamente se ve dada la vuelta aferrada por Io- y estremecida como siempre cada vez que el paje ataca su cuello. Está a punto de mirarle cuando le quita el cepillo) claro, claro que puedes ... (sorprendida aún más se deja peinar con él hasta que escucha sus susurros que le hacen cerrar los ojos dándose cuenta ahora de lo desmesurado de su reacción. No es la primera vez que le pasa y le empieza a escamar, aunque piensa que es por lo que siente por él) está bien Io-, no te preocupes, perdóname tu a mi ...
<Io-> no digas tonterías, ¿qué voy a tener que perdonar? ¿qué te preocupes por mi? ¿acaso no hago yo lo mismo? (continua hablándole con mucha suavidad y mucha calma a la par que le peina) lo superaremos juntos (continuando con la labor, mitad peinado mitad caricia) lo superaremos todo (ya casi un susurro con destino compartido, ella y él mismo)
<Dhunna> (alza una mano para detener la mano de Io- y le quita el cepillo a la vez que se vuelve de cara a él para mirarle a los ojos con un punto de tristeza que rápido transforma en ternura. Aún mantiene ese medio paso de distancia que les separa, pues con solo mirarle, en ese momento tiene bastante. Y espera y reza para que realmente, realmente puedan superarlo todo juntos)
<Io-> (sostiene la mirada de Dhunna un momento, acaba suprimiendo la distancia que los separa y rodea la cintura de Dhunna con sus brazos, cadera con cadera acerca su boca al oído de Dhunna a la par que sus manos vuelven a posarse en ese punto crucial al final de la espalda de la drow, y le susurra) ... y ahora, ¿que quiere hacer éste lindo trasero?
<Dhunna> (chasquea un momento la lengua e ignorando las palabras de Io- acaba por rodear el cuello del paje para abrazarle, sin importarle que la toalla caiga de donde está. Suspira hundiendo el rostro en el hueco del cuello de Io- cerrando un momento los ojos. Hay tantas cosas que podrían salir mal que no se atreve ni a planteárselo. Pasado el momento de debilidad le deja un beso en la mejilla y se separa de él) vístete no cojas frío ... (en efecto no hace caso de las palabras del paje)
<Io-> (hace lo que Dhunna le aconseja) ... si, mejor vestirse (se acerca hasta la ventana para cerrarla, aunque antes se asoma y dice en voz lo suficientemente alta para que Dhunna le escuche ) igual se llevaron al perro a algún sitio donde nadie les vea (cierra la ventana y se dirige al dormitorio, donde coge ropas limpias y se viste, luego sale en busca de Dhunna) es un poco tarde para tomar alguna infusión y pronto para la cena ¿verdad?
<Dhunna> (sale del baño sin saber muy bien que hacer a continuación pero escucha lo que dice Io- y sonríe levemente encogiéndose de hombros) puede ser... (se queda de pie en medio del salón pasándose las manos por la cara, ¿quizás había sido demasiado dura con él ignorando su proposición? Suspira de nuevo y se vuelve en cuanto él sale de dormitorio) si te apetece una infusión tómatela, con cenar un poco más tarde es suficiente (y sin esperar se encamina a la cocina para preparar el agua caliente para la infusión, al menos así hace algo)
<Io-> (sigue a Dhunna hasta la cocina, para nada se ha tomado a mal la reacción de Dhunna, su intención era más de jugar que verdadero interés en acometer el acto carnal, además, no se puede decir que sean pocas las veces que han disfrutado del goce reciproco, y más las que llegarán, así que no hay prisas ni preocupaciones, al menos por su parte) ... ¿te apetece acompañarme? (cogiendo dos tazas mientras Dhunna prepara el agua y las hierbas)
<Dhunna> perfecto (dice mirándole un instante recobrando la sonrisa mientras el agua se calienta. Luego apoya las manos en la encimera) oye Io-, nunca te he agradecido que me eligieras la Voz del Martillo ... ya se que han pasado un par de años pero nunca te lo había dicho ... gracias a eso me impliqué en algo ajeno a mi y conocí personas especiales (recuerda esa época con cariño y, aunque es raro en ella evocar esos recuerdos la enternecen, claro que también recuerda la angustia por no encontrar al paje en esos días y sonríe casi para sí sabiendo que ya entonces le quería con ella. Le mira alzando las cejas, toda tontina y tierna sintiéndose incluso algo tímida)
<Io-> (no mira a Dhunna y parece que medite un momento antes de responder) ... no estoy seguro de si en verdad merezco que se me de gracias alguna ... (vuelve a callar un momento más) en cualquier caso está claro que lo hice por mi total confianza en ti, y que no me equivoqué ... (no desea entrar en demasiados detalles sobre todo lo que ocurrió después. Ahora si mira a Dhunna y hasta le sonríe un poco antes de continuar) Supongo que si me das las gracias es que no te enfadaste conmigo por cargar sobre ti esa responsabilidad ... y me alegro mucho de que resultase una experiencia gratificante para ti (esperando haber satisfecho cualquiera que sea la motivación que hizo a Dhunna sacar el tema, y dar por zanjado el tema)
<Dhunna> (ella si observa a Io- durante todo el rato mientras éste habla, para luego ponerse a preparar las infusiones cuando el agua ya está caliente) al principio no me lo podía creer, nunca había sido digna de la confianza de nadie (ahora es ella la que habla sin mirarle) y no se que tal hice lo que me encomendaste como Voz, pero me sorprendió también que los demás lo aceptasen sin reservas (se humedece los labios acabando de preparar las bebidas) me diste amigos, Io- ... (murmura) y yo aprendí a quererles y defenderles (traga saliva, es como si le costase poner en palabras lo que piensa) y también aprendí lo que era echar de menos a alguien (ahora sí que le mira, pues no tiene idea de si Io- sabe de sus peripecias por buscarle)
<Io-> (sonríe y mira a Dhunna) ... me alegra saber que acerté aún más de lo que pretendía (pasando a guardar silencio un momento mientras acerca las jarras a Dhunna para que las llene) y fuisteis muy valiente adentrándoos en el Bosque Feliciana a buscarme, vamos a la salita (tomando las jarras y dirigiéndose a la salita dando por sentado que Dhunna le seguirá, colocando las tazas sobre la mesa y sentándose en una de las butacas junto al ventanal) Un día podríamos invitar a alguna de tus amistades a cenar, ¿eh? ... tengo entendido que Shanae ha vuelto al Reino, ¿qué te parece?
<Dhunna> (por supuesto que le sigue hasta la sala y se acomoda en la butaca que queda frente a la que ha elegido Io-. Se encoge de hombros, pues no fue consciente de riesgo alguno, aún así no cree que el paje llegue a entender la magnitud de lo que hizo por ella, ni de como llego a revolver los cimientos de su vida ni hasta que extremos. Acaba tomando su jarra y sopla un poco para no quemarse) es buena idea, me parece estupendo, ¡claro! (dice sincera y risueña. Mejor dejar sus dramas personales aparcados, que no sabe por qué pero últimamente le gusta demasiado recrearse) se lo diré en cuanto la vea ... ¿de verdad que no te importa? (alza la ceja recordando a Shanae embadurnando a Io- con ungüentos raros, y vestida de Sebastián cantándoles canciones)
<Io-> (mira sorprendido a Dhunna) ... ¿Importarme? Claro que no, es tu amiga y se que tú no das tu amistad a cualquiera, así que está claro que es alguien importante para ti, y eso es lo único que me importa a mi (Io- es consciente de que se está pegando el moco y tratando de quedar bien, tiene bien presente algunas de las lindezas que le hizo la amazona ... y que hay determinadas amistades de la drow que no le inspiran sentimientos fraternales)
<Dhunna> (le cree, claro, ni se imagina lo que piensa en realidad el paje y su sonrisa se afianza pensando en la suerte que tiene de tener junto a ella a un hombre tan bueno) sí, Shanae es muy importante para mi (dice asintiendo con sinceridad dando al fin un trago a su infusión ahora que se ha enfriado un poquito)
<Io-> pues decidido ... cuando quieras un día invítala a venir a casa ... pero avísame no aparezca yo sin saber nada oliendo a cochino (dice sonriendo)
<Dhunna> tranquilo, te avisaré con tiempo (le dice divertida por encima de su jarra mientras da otro trago a su infusión. Deja la jarra y se muerde el labio y se acaba levantando acercándose despacio y algo sinuosa hacia Io-)
<Io-> (suelta su jara sobre la mesa y toma a Dhunna para sentarla sobre sus piernas) ... ¿a dónde vas preciosa? (pasando los brazos por la cintura de Dhunna)
<Dhunna> (se acomoda en el regazo de Io- como hacia antiguamente y le pasa un brazo por los hombros sonriendo levemente) justo aquí, querido (y mueve un poquito las caderas, como acomodándose pero no exactamente)
<Io-> (entrelaza una de sus manos con la mano libre de Dhunna mientras con la otra juega a recorrer el vientre de Dhunna, alrededor del ombligo, subiendo hasta el escote y bajando de nuevo, sus gestos son mas superficiales de lo que son sus pensamientos) ... cariño ... (vuelve a caer en el silencio, de pronto le asaltan con fuerza todos esos pensamientos que le tenían taciturno en las porquerizas)
<Dhunna> (le mira, ahora de muy cerca sintiendo sus caricias que no hacen sino acrecentar el motivo por el cual se ha sentado en su regazo. Se humedece los labios casi apoyando su frente contra de las paje) ... ¿si?...(murmura acariciándole la nuca con la mano que tiene libre mientras aprieta un poco la mano que le sostiene)
<Io-> yo ... (continua dubitativo) he visto que cuando una cochina y un cochino se quieren, con el tiempo, tienen cochinillos .... y cuando una caballa y un caballo se quieren, con el tiempo, tienes caballitos .... (toma aire y mirando a Dhunna con una expresión a mitad de camino entre el amor incondicional y el miedo contenido) ... cuando una hermosa drow y un vie ... (acordándose a tiempo de que la drow se enfada cuando se llama a sí mismo viejo) ... cuando una hermosa y valerosa drow y un humano torpe y tontorrón se quieren ... ¿qué tienen?
<Dhunna> (le mira. Parpadea. Y le dan ciertos sudores fríos) yo ... no se que tendrían ... (balbucea, traga saliva apartando el rostro de la cara de Io- un tanto alterada, quizás más de lo que debería y acaba levantándose de su regazo pasándose las manos por el pelo.) es ... complicado Io- ... (chasquea la lengua enfrentándose a algo que no quería ni pensar. Carraspea colocándose el pelo tras la oreja) ehmmm ... voy preparando la cena....(y se mete en la cocina)
<Io-> (observa la reacción de Dhunna entendiéndola, el tampoco está seguro de qué pasaría ... y no cree que sea lo más adecuado ir tan rápido, se levanta a la par que dice en voz alta) ... ahora voy a ayudarte ... (se dirige hacia el dormitorio y abre el cajón de la mesita, de allí saca una bolsa de piel y con ella se va al cuarto de baño, la abre y vierte el contenido en el agua que había usado para el baño frío) adiós ginseng, de momento prescindiremos de ti ... (dice para sí mismo, no sin cierta tristeza en la voz)
<Dhunna> (lo que no ve Io- es que en cuanto ella llega a la cocina, casi sin pensar se lleva una mano al vientre sintiendo que hasta le tiemblan las piernas. Se endereza cuando escucha al paje moverse por la casa) de acuerdo ... (le dice pero su mente sigue dándole vueltas a algo que es imposible, o más bien impensable ... ¡como había podido ser tan irresponsable! Deja caer un poco la cabeza entendiendo algunas cosas de las que ha sentido hacia unos días, pero no piensa decir nada, no todavía al menos. ¿En qué estaría pensando? Chasquea la lengua y se pone a hacer la cena para no pensar)
<Io-> (coge la cubeta y vierte el agua por la ventana, que deja abierta para terminar de airear el olor de las porquerizas, cuando termina de recoger todo se dirige a la cocina donde se dispone a ayudar a Dhunna, con una idea en mente, ha de hacer una visita a Danna al bosque, una visita en solitario) ... bueno, ¿en qué puedo ayudarte?
<Dhunna> puedes empezar a cortar las verduras (le dice a Io- ya poniendo una sartén al fuego para preparar verduras salteadas) perdona lo de antes ... (dice recobrando la compostura) poco a poco de acuerdo (se ladea para dejarle un besito conciliador en la mejilla y así entre los dos apañar la cena)


Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Miér Jul 03, 2013 10:08 pm


<Io-> (sube corriendo las escaleras y entra en casa como elefante en una cacharrería) ... ya estoy en caaaasaa ... (sin esperar respuesta se pone a buscar a ver dónde anda Dhunna) cariño ... ¿estas?
<Dhunna> (da un respingo y casi se le cae la taza de café que tenía en la mano. Estaba leyendo en la butaca junto al balcón con una mano en el libro y la otra la taza, que ante el respingo salpica el libro) ¡ach! (chasquea la lengua y mira a Io- recién llegado) sí, claro que estoy ... (deja la taza en la mesita y pasa la mano por la página salpicada) ¿pasa algo?
<Io-> ¡ah! estás aquí (entrando en la salita) sii, ¡mira, mira! pon las manos (con gestos apremiantes para que extienda las manos hacia arriba)
<Dhunna> (deja el libro sobre su regazo mirando aún sentada a Io- y como a él no le puede decir que no pues obedece y extiende las manos hacia arriba uniéndolas para hacer algo así como un cuenco) ¿qué tienes ahí?
<Io-> (muestra una bolsita de cuero y trata de abrirla precipitadamente) ... ainsss, espera un segundo ... (tras forcejear con un simple lazo corredizo consigue al fin abrir la bolsa y vuelca su contenido sobre las manos de Dhunna, cayendo unas cuantas moneas) ¡mi primera comisión! (le dice todo ilusionado y nervioso) mi primera aportación de verdad a nuestro hogar (colocando sus manos envolviendo las de Dhunna)
<Dhunna> (baja las manos claro para ver esas monedas y se le ilumina el rostro con una sonrisa al ver a Io- tan ilusionado) ¡¡enhorabuena!! (dice levantándose al fin sin separar las manos de las de él) ahora ... ¡¡ya podemos ir a comprarte ropa nueva!! (dice aún más contenta)
<Io-> (mira a Dhunna sonriente) ... ¿tú crees que habrá suficiente? yo no se cuánto cuestan las cosas ... y ... bueno (ahora notándosele un brillito en los ojos y una sonrisa traviesa) había pensado que también podíamos mirar una cosita para ti (sosteniendo la mirada a Dhunna para ver su reacción)
<Dhunna> (ríe divertida ante su comentario y asiente) me parece bien, pero primero para ti y si queda algo pues ya veremos, y sino esperaremos a la próxima paga (dice resuelta a que Io- deje de usar esos camisotes feúchos y desgastados. Estaba bien una alegría después de la conversación del día antes)
<Io-> bueno, ya veremos hasta dónde nos llega ... venga, levanta ... (entrándole dudas repentinamente) ¿o prefieres dejarlo para mas adelante? ... igual seria más sensato reservarlo para alimentos o cosas más importantes (cayendo en la cuenta de que igual comprar ropas con la primera comisión no es lo más racional. Mira a Dhunna preocupado) ... ¿tú no vas a venir? (se le nota en la cara que eso le desilusionaría bastante, pero tampoco quiere obligarla si no le apetece)
<Dhunna> ¡¡claro que voy!! (dice yendo con él hasta la puerta) ¡no me pierdo tu pase de modelos por nada del mundo! (dice de lo más contenta, incluso riendo y casi estampando a Io- contra la puerta)
<Io-> ¡¡bien!! (dejando desbordar su alegría y dándole un beso a Dhunna en el cuello, guarda la bolsa en uno de los bolsillos de la camisola y abre la puerta de casa teatralmente para que salga ella primero) excelencia ... las damas primero
<Dhunna> (hace una reverencia perfecta a la par que exagerada y acaba por salir de la casa empezando a bajar las escaleras. Deja pasar lo del beso porque sino no salen, y le apetece ver a Io- con ropa nueva. Una vez en la calle espera que salga él también y tomando su mano se encamina a la calle donde mayor concentración de tiendas hay)
<Io-> (baja las escaleras tras cerrar la puerta de casa tras Dhunna, al llegar a la calle también cierra la puerta de acceso a la escalera, toma la mano de Dhunna y se deja guiar hacia donde la drow considere mejor ir) ... debo parecer un idiota con estos nervios (le dice después de un momento) pero, es que es mi primera vez (mirando a Dhunna sin poder evitar seguir sonriendo un tanto bobalicón)
<Dhunna> (acaba cogiendo la mano de Io- con ambas suyas) no estés nervioso, solo es ropa, además, verás como te gusta verte diferente o al menos con indumentaria nueva (dice animada y risueña, mirándole divertida con esa expresión entre nervioso y embobado. Alza sus manos y besa los nudillos del paje encarando ya la calle donde quería ir)
<Io-> (empieza a observar las tiendas y los expositores, ahora indeciso y un tanto cohibido) ... pero cariño, esas cosas ... son muy caras (señalando uno de los expositores) ... y ... ¿con eso como voy a la porqueriza? (señalando otro expositor con ropajes elegantes)
<Dhunna> a ver ... (se pone ella también a mirar escaparates y expositores de las tiendas por las que pasan) bueno, podrías dejarte las ropas más viejitas para trabajar en las porquerizas y comprarte algo más nuevo y un poco más elegante para el día a día, ¿qué te parece? (en una de las tiendas ve algo que le encanta y toma nota mental de ello para luego tirando de Io- entrar en una de las tiendas sin dejarle tiempo a pensar. Enseguida elige varias camisolas de colores distintos y se las va dejando a Io- en los brazos) prueba ésta ... y ésta. ¿A ver esta? (No mira precio, sabe que para un par de camisolas y pantalones les llega. Y ahora va a la zona de pantalones y repite lo mismo, dejando varios sobre los brazos del paje junto a las camisolas) ale, ve y pruébatelo todo (sonríe. El dependiente no ha dicho ni mú, ella impresiona a los que no están acostumbrados a verla. Lo único que hace es mostrar a Io- el cubículo donde se puede probar todo frente a un espejo)
<Io-> (coge todo lo que le entregó Dhunna y mira al dependiente un tanto azorado, no sabe como se ha de comportar y teme estar quedando como un pelele, pero luego cae en la cuenta de que sería un pelele en manos de Dhunna, ¡su Dhunna!, y eso ya le da igual, pasa por delante del dependiente y se adentra en el probador. Se enfrenta ahora a algo totalmente nuevo en su vida, tener que escoger entre distintos colores ... tras un rato meditando pros y contra toma una camisola y un pantalón ... al salir del probador no parece muy convencido del resultado) ... cariño, esto es muy incomodo, me aprieta mucho aquí (señalándose los sobacos) y aquí (tras mirar que el dependiente se ha retirado a atender a otra gente, se señala la entrepierna. Se queda mirando a ver como le mira Dhunna todo vestido de negro)
<Dhunna> (en cuanto sale ve que le queda un poco justo y además todo de negro ... no le convence. Niega con la cabeza) prueba éste pantalón con la camisola blanca, el pantalón marrón también con la blanca y el conjunto verde junto, ¿vale? A ver si eso te va mejor de talla (le da un besín en los labios antes de darle la vuelta y meterle de un empujoncito al probador. Cuando sabe que no la ve se acerca al dependiente que se queda pálido, ella suspira y le señala algo que tiene detrás, el hombre asiente, ella sonríe) pero no diga nada (y el hombrecito, más calmado vuelve a asentir)
<Io-> (se adentra de nuevo en el probador, ahora mas tranquilo pues ya no tiene que elegir, solo seguir las indicaciones de Dhunna, empieza por la camisola verde y el pantalón verde, pero no llega ni a salir del probador, se ve como un guisante gigante y descarta esa combinación, se desviste y prueba la camisola blanca, ésta si le gusta tanto en dimensiones, como hechuras y color, tanto que sale del probador sin haberse puesto ningún pantalón) ... cielo, ésta si me gusta, y es muy cómoda, pero, ¿no se ensuciará muy rápido? (le pregunta a Dhunna sin haberse apercibido de que está en calzones en público)
<Dhunna> (se vuelve en cuanto lo escucha y alza las cejas quedándose muda un momento. El dependiente carraspea y ella se mordisquea los labios para no reír) sí, esa te queda estupenda cielo, y no se manchará si no vas a trabajar con ella ... pero ... em ... ¿los pantalones? (acaba acercándose a él, haciendo de parapeto entre él y los demás que hay en la tienda) vas en calzones ... (susurra cuando está casi pegada a él y le sonríe para que vuelva al probador)
<Io-> (vuelve al probador colorado de vergüenza al darse cuenta de la situación, allí sin quitarse la camisola elegida se prueba el pantalón color marrón que le indicó Dhunna, al sentirse cómodo con él decide quedárselo y para ahorrar tiempo se prueba el negro antes de salir) ... mira cariño, éste me gusta y es cómodo (lleva pantalón negro y camisola blanca) y éste pantalón marrón también ¿qué te parece? ¿habrá para las tres cosas?
<Dhunna> (sonríe al verle, ahora sí que habían acertado y da unas palmaditas incluso la mar de contenta) ¡seguro que sí! Estás muy guapo (tomando la carita de Io- con ambas manos le planta un buen beso importándole poco que les miren) ¿te lo dejas puesto? (ya impaciente por pagar y marcharse a casa con la indumentaria nueva. Está segura que el pantalón marrón de ante le queda perfecto también)
<Io-> bueno, si te hace ilusión (tanto o más contento de ver disfrutar a Dhunna) ¿a donde hay que ir ahora para pagar esto? (mirando en busca del dependiente con cara de perdido)
<Dhunna> claro, estás estupendo (y cogiendo el pantalón que se llevan aparte de lo que se deja puesto se encamina al dependiente tras el mostrador que les atiende y empaqueta el pantalón. El hombre dice lo que cuesta y ella mira a Io- para que pague. No les ha costado mucho, pero si que ha sido más de la mitad de lo que había en la bolsa. Por su parte ella ya había quedado con el dependiente para el día siguiente y el hombre no hace comentario alguno)
<Io-> (paga obedientemente como todo buen, lo que sea que es Io- para Dhunna, y tomándola del brazo salen de la tienda camino de vuelta a casa, nada mas dar dos pasos) ... ¡aish!, ¡será tonto! ahora vuelvo (deja a Dhunna y entra corriendo en la tienda y se dirige directamente al dependiente) ¿es usted bueno en su trabajo, verdad? (con cara y voz de pocos amigos, al asentir éste asustado) ¿a que se ha quedado con las medidas de mi chica? (asiente satisfecho al volver a responderle afirmativamente el dependiente) ... bien, ya nos volveremos a ver (sonríe y se dirige rápidamente dónde había dejado a posta la ropa vieja, la recoge y sale corriendo con Dhunna, al llegar) ... me había dejado la ropa vieja, aún puede ser útil (sonríe a Dhunna y vuelve a ofrecerle el brazo para que se coja) volvamos a casa.


Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Tych- el Vie Jul 05, 2013 7:47 pm


<Dhunna> (esa mañana había salido a la tienda donde compraron la ropa de Io- no hacia mucho y el dependiente le había entregado ya el paquete envuelto. En casa lo guardó hasta tener la oportunidad de podérselo dar al paje. Al fin, la oportunidad se había presentado. Como no estaba en casa aprovecha para sacar el paquete y lo deja en el lado de la cama de Io-. Ahora sólo tenía que esperar a que éste volviese)
<Io-> (dedicó el día a sus tareas habituales, aunque le han quedado unas desagradables cicatrices en la espalda, ya está repuesto tanto física como anímicamente. Primeramente atendió las porquerizas, ayudado por el Golem de Mierda CorrompidoPorLaK, limpiar a las gorrinas, los gorrinos y los gorrinillos, baldear el suelo, reponer los bebederos y los comederos. Después se dirigió a la laguna, andando por la linde del bosque atento a donde pudieran haber trufas, consiguiendo una buena remesa antes de llegar a la laguna. Una vez allí limpió de malas hierbas los juncos y recolectó algunos ya lo suficientemente grandes. Igualmente limpió los nenúfares y recolecto aquellas flores ya listas. Por último y de regreso a casa pasó igualmente por la tienda, a recoger también algo a escondidas, Tutatis quiso que no coincidieran en la tienda, el dependiente sintió un gran alivio pensando que vaya pareja más rara. Antes de subir pasó por la tienda y le dejó a Adenae la recolecta de trufas, para que la vendiera y se repartiesen las ganancias como habían acordado, se interesó por si habían llegado mercancías nuevas y al recibir las instrucciones de Adenae se encarga de bajar y colocar las mercancías, hay que ganarse la casa; y de paso esconde en el almacén el paquete de la tienda de ropas. Una vez finalizadas tooooodas las tareas del día a día, Io- se dirige a su hogar, cansado, pero ilusionado de reencontrase con su amada, Dhunna, sube las escaleras y tras abrir la puerta) ... ¡¡cariiñooo, ya estoy en caaasaaa!!
<Dhunna> (da un brinco en cuanto escucha la voz de Io- en casa. ¡Un día le infarta seguro! Suspira y asiente saliendo del dormitorio, con el pelo recogido y una sonrisa en los labios) ya lo veo ¡y lo oigo! (dice divertida acercándose un tanto a él para dejarle un besico de bienvenida en los labios.) ¿cómo te ha ido el día? (aunque con solo olerle ya sabe que ha estado en las porquerizas y en la laguna rodeado de nenúfares, juncos y trufas) ¿le has dejado a Adenae las trufas? (dice encaminándose a la cocina para preparar un poco de té para los dos)
<Io-> si, (le responde camino del aseo, donde se dispone a terminar de deshacerse del tufo de las porquerizas) ... espero que tengamos suerte y las venda tan bien como las anteriores (me doy una aseo rápido y estoy listo para cuando tengas el te)
<Dhunna> (no tarda mucho en hacer el té y lo sirve en la mesita del salón justo cuando él sale del baño. No le preocupa el regalo, pues en algún momento tendrá que entrar en el dormitorio y lo verá así que se acomoda en una de las butacas echando el té en dos tazas. Hace como que respira profundamente y suspira) ahora sí hueles bien (dice chinchona para provocarle)
<Io-> (se acerca a Dhunna para darle el beso en la frente de haber llegado a casa y que no le dio antes para ir a quitarse lo antes posible el olor de las porquerizas) ... si, ese jabón hace milagros, ¡eh! (le responde burlón, toma un sorbo de la taza de té y se dirige al dormitorio a coger ropa limpia, al sentarse en la cama nota el paquete que allí dejó Dhunna) ... cariño ¿es tuyo esto? (volviendo junto a Dhunna con el paquete en la mano)
<Dhunna> (le mira sin levantarse, sentada en la butaca con su taza de té en los labios) no, es tuyo ... (dice antes de dar un traguito. Sinceramente no sabe qué hacer al dar un regalo, qué se supone que tiene que decir o cómo se tiene que comportar, así que solo le dice eso y le mira alzando las cejas. Está expectante aunque parezca más bien indiferente)
<Io-> ¡¡para mi!! (dice sorprendido) ¿pero? ... ¿a santo de qué? (desconcertado, el nunca ha recibido un regalo ni tiene ninguna fecha señalada que festejar) ¡ains!, ¡¡seré desagradecido!! muchas gracias cielo (levantándose a darle un beso, ésta vez en el cuello, luego vuelve a sentarse y empieza a desenvolver el paquete) ¿que será, que será? (comenta en voz alta, termina de desenvolver el paquete y descubre que son más ropas, éstas de mejor calidad que las que el compró y está claro que para vestir en ocasiones especiales) ... creo que alguien aprovechó el tiempo mientras yo estaba en los probadores (mirando a Dhunna risueño) muchas gracias cielo, no tenias que haberte molestado (ya está claro que el regalo no responde a ningún acontecimiento en especial)
<Dhunna> (no puede evitar sonreír al ver como Io- se alegre sinceramente del regalo. No estaba muy segura de cómo se lo podía tomar pero parece que bien. Se estremece con el beso en cuello, como no) bueno, no se si habrá alguna ocasión especial pero ... con los chalecos irás más elegante (dice casi con timidez) te los puedes poner sobre las camisolas ... (dice encogiéndose un poco de hombros) y no ha sido molestia, me apetecía comprarte algo, así que ... espero que te gusten.
<Io-> me han gustado mucho (mirándola y notándose que es totalmente sincero y agradecido) no tanto como tú, pero mucho (iniciándosele una sonrisita en los labios y un brillito en los ojos)
<Dhunna> me alegro (le sonríe complacida, y un poquito orgullosa de si misma. Lo había hecho bien, había acertado con el regalo y había hecho un poquito más feliz al paje) anda, ahora tomate el té que se te enfría, luego ya te ayudaré a probarte los chalecos (le guiña un ojo con cierta picardía y se relajan ambos con sendas tazas de té mientras el día empieza a dar paso a la noche)


Tych-
Duque
Duque

Cantidad de envíos : 111
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas De Los Encuentros Y Desencuentros Entre Dhunna E Io- : 3ª Temporada

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.