Camelot

Segundo acto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Segundo acto

Mensaje  Lord_Helven el Vie Abr 10, 2009 10:45 am

Lord Helven camina por las calles de Camelot aparentemente distraido. Sin embargo tiene un objetivo en mente y no es otro que el de conseguir el último fragmento para volver a su antiguo yo. Al menos momentaneamente. Las carretas llenas de paja o animales de cuadra, se suceden por la calla, al igual que los viandantes.
El "Trabajo" de hoy será algo mas complicado que el de la anterior vez, puesto que se halla a la luz del día. Sin embargo espera que con un poco de rapidez y limpieza no le suponga ningún problema.
Poco a poco se va acercando a los puertos del reino, tan llenos de vida a estas horas de la mañana. Hay barcos que ya vuelven de faenar, así como otros se hacen a la mar. Muchos mercaderes anuncian su mercancía, pero solo hay uno que atrae su atención.
-¡Pescado de todo tipo señoras y señores!-anuncia con tono alto una mujer, al final de la calle.
Lord Helven sonríe para sus adentros y se dirige sin pensarselo dos veces hacia allá al tiempo que se retira la capucha de la cabeza.
-Buenos días mi señora-anuncia con una voz que no deja escapar ni una sola emoción. Su rostro parece esculpido en piedra.
-¡Tengo todo tipo de pescado señor! ¿Qué desea?-la vendedora no alza la vista de su mostrador, mientras arranca las tripas de los peces ahí mismo, sin ningún tipo de pudor. Lord Helven sonríe.
-Quiero un pargo de fuego-anuncia, y entonces ella alza la vista para encontrarse con unos ojos ambarinos.
-Me temo señor, que los pargos de fuego son una especie protegida, incluso custodiada. Nos meteríamos en problemas si faenasemos en aguas de ese tipo de peces.
Lord Helven saca una bolsa de cuero del tamaño de un puño y la deja sobre el sucio y maloliente mostrador.
-Disculpad entonces, creo que quien me habló de vuestra labor se equivocó con vos y los vuestros. Una lástima, espero que no me hayais malinterpretado-Hace ademán de volver a llevarse la bolsa de cuero consigo y darse la vuelta, cuando la mujer habla esta vez en voz mas queda.
-Perdonad, señor, no sabía que veniais de parte de él-Lord Helven se gira con una amplia sonrisa que no se refleja en sus ambarinos ojos y ella le indica que pase. Justo detrás del mostrador hay una puerta a lo que supone serán los almacenes.
Todo esta bastante oscuro cuando entra así que le cuesta darse cuenta de que esta rodeado por unos matones armados con espadas. La mujer se ha hecho a un lado y les grita que lo despojasen hasta de la capa.
-No hagamos las cosas más difíciles-dice Lord Helven en un tono mediático. Sin embargo todos se lanzan contra él enarbolando las espadas en cuanto acaba de hablar.
Todo vuelve a suceder en un momento. Desenfunda una daga curva y lanza cortes a diestro y siniestro, esquiva un golpe mortal que le llega de la izquierda y cuando el hombre que ha hecho el movimiento lo intenta de nuevo se ve con la daga clavada en el ojo con lo que retrocede llevandose las manos a la cara al tiempo que grita lastimeramente.
Lord Helven aprovecha el momento de confusión para recoger la espada del suelo y empezar una danza a muerte. Se lleva un tajo en la pierna y otro en el torso, pero no puede evitar reirse con locura mientras lanza estocadas a diestro y siniestro.
Parece que han pasado segundos, cuando se da cuenta de que todos estan en el suelo gimiendo de dolor. Todos excepto la mujer, que mira horrorizada cómo los ojos de Lord Helven la miran rabiosos e inyectados en sangre.Este, toma la daga clavada en el ojo del hombre-que hace rato que ha dejado de moverse- y se acerca con lentitud calculada a la mujer, que está pidiendo ayuda. Ella intenta correr hacia la única via de salida, pero Lord Helven la toma del brazo y sin perder un segundo desliza la daga por su hermoso cuello. Acto seguido la deja caer al suelo.
Se arrodilla junto a ella y saca un vial que coloca al lado de la herida mortal para llenarlo con su sangre.

-¡Alto ahí en nombre de la Guardia Real!-dice alguien a su espalda. Lord Helven se gira y mirando por encima del hombro a su interlocutor, sonríe con una expresión triunfal en su rostro. Tras lo cual, simplemente desaparecie.

Lord_Helven
Esclavo
Esclavo

Cantidad de envíos : 5
Edad : 106
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Segundo acto

Mensaje  Invitado el Vie Abr 10, 2009 4:02 pm

Que arte en el suspense.

Lord Misterio llama seguidamente a TVE y trata de venderles la serie para sustituir al aguilucho colorao en la parrilla

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.